Nuevamente muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del estado.

Señores integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Muy distinguidas y distinguidos delegados Federales y representantes de las distintas dependencias del Gobierno de la República.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Yo quiero hacer señalamiento puntual a dos temas que me parece, en esta reunión de trabajo, han quedado claramente expuestos en la presentación que ha hecho la Secretaria de Turismo, que fue designada coordinadora de los esfuerzos del Gobierno de la República, junto con dos compañeros de trabajo: el coordinador Nacional de Protección Civil, el Director de Comisión Federal de Electricidad que, junto con los demás representantes de las distintas dependencias y de los propios titulares que en distintos momentos han venido haciendo presencia, con toda nuestra capacidad y nuestra voluntad, y firme decisión de apoyar la rápida reconstrucción del Estado de Baja California Sur, ante los efectos del Huracán Odile.

Y quiero, insisto, hacer puntual señalamiento a dos temas:

Primero. Y lo quiero hacer de manera más amplia en el evento que en un momento más tendremos, con quienes son beneficiarios de los apoyos que se están entregando de parte de distintas dependencias del Gobierno de la República y con servidores públicos de los varios miles de trabajadores de distintas dependencias del Gobierno de la República, que tuvieron presencia permanente aquí, en Baja California Sur.

Secretaria, yo creo que la presentación ha sido verdaderamente muy ilustrativa, muy gráfica.

Quiero, y le he pedido, sería la manera de poder proyectar este video. Este video que ustedes han preparado, todavía de manera parcial y preliminar, entiendo con los testimonios que se han recogido de distintas dependencias, o de distintas áreas de comunicación que han recogido imágenes de los trabajos y de los daños, primero, ocasionados por el Huracán Odile y de los trabajos que ha realizado el Gobierno de la República.

Yo creo que la presentación ha sido más que ilustrativa, gráfica, sistemática y muy objetiva de lo que ha implicado el trabajo articulado y coordinado de las distintas dependencias del Gobierno de la República, para apoyar de manera acelerada, eficaz y oportunamente, la reconstrucción del Estado de Baja California Sur.

Parece que tuviera más tiempo, pero en esta cuarta visita, fue hace apenas 22 días que tuvo impacto el Huracán Odile, que dejó los daños que se aprecian en varias de las imágenes que observamos en el video que hace un momento se presentó, y que sin duda solamente en el recorrido que hemos hecho para llegar al lugar en donde nos encontramos, es hoy otra la imagen y el rostro urbano de la zona más afectada de Baja California Sur, que fue el municipio de Los Cabos.

Sin dejar de reconocer que en los cinco municipios del estado hubo afectaciones, hubo daños, pero, sin duda, las de mayor consideración se dieron justamente aquí, en el municipio de Los Cabos.

Quiero hacer aquí, reconocimiento a todos los servidores públicos. Lo habré de hacer públicamente en el evento que tenemos en un momento más, porque merecen reconocimiento los miles de servidores públicos de las distintas dependencias que han trabajado en este frente común articulado, ordenado; desde hacer un rápido diagnóstico de las afectaciones que en las áreas de responsabilidad de cada dependencia, tuvieran que ver para apoyar su reconstrucción.

Y solamente destacar que se logró aquí, como acabamos de ver en lo que se me ha presentado: 38 mil turistas que fueron evacuados ante el impacto, 27 mil de acuerdo a lo que yo recuerdo de la última reunión, del orden de 27 mil turistas evacuados a través del puente aéreo que se construyó con la participación de nuestras Fuerzas Armadas, de la Policía Federal, de aerolíneas comerciales.

Y decir que al tiempo que evacuábamos, traíamos aquí un número importante de servidores públicos, casi 20 mil servidores públicos: 19 mil 600. Vinieron, precisamente, a apoyar las tareas de reconstrucción.

Y ya hemos iniciado ya el proceso de regresar tanto a Fuerzas Federales, nuestras Fuerzas Armadas y servidores públicos de distintas áreas, a los lugares donde normalmente prestan sus servicios, a partir de que ya hemos pasado, y yo creo que con esta reunión podríamos afirmar que dejamos y cerramos la atención a la emergencia presentada en Baja California Sur, para apoyar de manera también muy rápida y muy eficaz lo que es el proceso de reconstrucción, y de nuevamente reactivar de manera cabal el dinamismo económico del estado.

Aquí ha habido un recuento que no quisiera repasar cada uno de los temas.

Destaca, sin duda, dentro de ellos, el que rápidamente, e insisto, estamos a 22 días del impacto del huracán, he escuchado que el tiempo ha sido un tiempo récord en el que se ha logrado esta reconstrucción; es algo que tendrán que calificar y evaluar los propios ciudadanos.

Pero en 22 días, y a partir de los daños que dejó el huracán Odile, merece reconocimiento que nuevamente se haya logrado el reabastecimiento de agua potable al 100 por ciento y, a partir de ello, quiero dejar instrucciones dadas a Comisión Nacional del Agua para que apoye a los gobiernos local, al del estado y a los locales para que puedan ellos también cumplir a cabalidad con su proceso de reconstrucción de sus redes de distribución de agua, pero hoy hay 100 por ciento de abasto de agua potable.

Otro tema relevante, sin duda, es el reabastecimiento del servicio de energía eléctrica que, como nunca había pasado en la historia reciente de nuestro país, el sistema de abasto de energía eléctrica quedó prácticamente colapsado y que, no obstante se advertía podía tomar varias semanas el reabastecimiento al 100 por ciento del suministro de energía eléctrica, con una presencia de un importante número de trabajadores de Comisión Federal de Electricidad, casi seis mil trabajadores, sumados a los que tienen aquí presencia permanente y que aquí operan, la presencia permanente del propio Director de Comisión Federal de Electricidad ha permitido que a 22 días se tenga nuevamente reconstruido el abasto de energía eléctrica.

No menor, y que fue el primer tema de atención, que fue, sin duda, restablecer el orden que se había quebrantado ante el siniestro. Las imágenes que yo recuerdo los primeros días de rapiña, de vandalismo, que se presentaron en varios lugares, sin justificación, pero sí ante, quizá, el pánico, el miedo, el temor que había.

Y yo aquí, como lo he señalado y lo quiero además hacer públicamente en un momento más, el reconocimiento a las Fuerzas Armadas que movilizaron un gran número de elementos, solamente de la Secretaría de la Defensa Nacional, casi siete mil elementos de nuestras Fuerzas Armadas; casi dos mil elementos de Policía Federal; otro número que no tengo, pero que está en la gráfica, mil 200 de la Secretaría de Marina, para una fuerza del orden desplegada de poco más de nueve mil elementos.

Y que hoy varios de estos elementos ya han regresado a sus lugares de trabajo con una presencia permanente todavía aquí, de varios de ellos, perdón, no permanente, pero sí hoy presentes aquí, en Baja California Sur, y que en la medida que las propias autoridades del Estado vayan asumiendo su responsabilidad pueda irse retirando la fuerza que se desplegó para restablecer aquí el orden.

En tanto esto ocurre, elementos de nuestras Fuerzas Armadas, de la Policía Federal, particularmente de la Gendarmería, seguirán teniendo presencia para garantizar el orden, para garantizar la seguridad a los habitantes del Estado de Baja California Sur.

Otro aspecto relevante es hacer la cuantificación de daños, el apoyo que se ha prestado de parte del Gobierno para que la infraestructura especialmente de servicios turísticos afectada, se reconstruyera, se pudieran cobrar los seguros, se levantaran los peritajes o lo que tendrían que hacer la aseguradoras para que puedan, el monto que daba Claudia, la cifra actualizada de más de mil 500 millones de pesos ya pagados por parte de aseguradoras a prestadores de servicios que tenían asegurada su infraestructura.

Pero no es menor el otro trabajo que se ha venido haciendo para que los pequeños, especialmente pequeños negocios, pudieran reactivarse.

Y a través de la Secretaría de Economía y, particularmente de INADEM, se giraron indicaciones para que se dieran apoyos directos, inmediatos, a fondo perdido a estos pequeños negocios, y se apoyara y se encauzara a otros negocios de mayor tamaño para que tuvieran acceso a un crédito en condiciones preferenciales, y pudiera nuevamente recuperarse la infraestructura dañada.

En materia de vivienda. Creo que hay un balance ya hoy mucho más puntual, más objetivo. Se ha hecho un censo y un barrido importante.

He recogido la petición de no, esto no es cerrado, no queda el registro absolutamente cerrado, pero creo que hay un balance ya bastante objetivo de más de 10 mil viviendas afectadas; menos de dos mil, mil 800 viviendas con daños mayores o totales, la gran mayoría de ellas en zonas irregulares.

De ahí la indicación que hoy nuevamente le refrendo al Secretario, al titular de SEDATU para que se trabaje en coordinación con el gobierno del estado, y no sólo se apoye la redificación, sino la reubicación de estas zonas en lugares irregulares o vulnerables, y que habrá que apoyar el que esta población, estos asentamientos, tengan un mejor espacio en otro lugar y que pueda coordinarse esta labor con las autoridades del gobierno del estado y de los gobiernos municipales.

Creo que importante y relevante es la tarea del Sector Salud, que nos deja saber que afortunadamente la atención inmediata ha permitido evitar que se tengan brotes epidemiológicos, que los 19 hospitales del estado están funcionando plenamente.

Y se hizo un amplio despliegue de personal, éste es otro sector, el segundo sector, o uno de los sectores que mayor número de servidores públicos desplazados para la atención de la salud de los sudcalifornianos se dio. Es el caso de la propia Secretaría de Salud, del Seguro Social, que en su conjunto desplazaron más de dos mil servidores públicos para dar atención a la salud de los sudcalifornianos.

No es menor. Y sólo estoy aquí queriendo hacer recuento de mi memoria. Si soy omiso en alguna de las áreas habré de hacer un señalamiento para todas, pero no es menor el esfuerzo que se ha hecho, de lo que parece no resultar relevante. Sin embargo, es de lo más importante.

Ante una emergencia, ante la afectación que se tuvo, no tener agua, no tener energía eléctrica, no tener tiendas de autoservicio en donde abastecerse de alimentos y de lo necesario para el diario vivir.

No es menor, quizá, de especial relevancia, el apoyo que se dio a través de Protección Civil, en coordinación con Desarrollo Social, para instalar comedores comunitarios, 38 Comedores Comunitarios.

El entregar más de 290 mil, digo, me corregirán, pero son casi 300 mil despensas que se han entregado; otro tanto en litros de agua que se entregó a la población, en entregas directas que se hicieron; o sea, no se ubicaron centros a donde la gente tuviera que ir, y menos se hizo a través de liderazgos constituidos para que ellos entregaran.

Para evitar y asegurar que los víveres, que las despensas llegaran realmente a las personas que lo necesitaban, se desplegó todo un ejército de servidores públicos y de gente que a través de Empleo Temporal apoyó esta labor, para llevar despensas, para llevar víveres, y para atender a mucha de esta población en los distintos albergues que se instalaron.

Y vale la pena destacar, que luego se olvida, pero la atención al fenómeno del Huracán Odile se dio desde antes de su impacto.

Se habilitaron, señor Gobernador, como usted lo tiene presente, en coordinación con Protección Civil, albergues; se hizo desplazamiento de personas que estaban en zonas vulnerables y de riesgo, y eso permitió tener prácticamente un saldo blanco del efecto del Huracán Odile.

Lamentablemente fallecieron algunas personas en algunas partes del estado, no en esta región, pero realmente las personas que se encontraban en los lugares de mayor vulnerabilidad fueron desplazados, fueron llevados a albergues para estar mejor guarecidos y darles la atención correspondiente.

Y hoy podemos decir, a 22 días, que estamos, realmente, como lo ha dicho usted, señor Gobernador, Baja California Sur está de pie y siempre ha estado de pie. Siempre ha estado con un gran ánimo para sobreponerse a la adversidad.

Aquí están las tareas, a lo mejor he sido omiso en alguna de ellas, pero creo que importantes todas.

Algo que no puedo omitir, el tema educativo, y que prácticamente el 99 por ciento, aquí está el Subsecretario, el 99 por ciento de la infraestructura educativa está de pie, está para prestar servicio, y como lo refirió la Secretaría de Turismo, al término de esta semana estará al 100 por ciento nuevamente y particularmente aquí, en Los Cabos, nuevamente prestando servicios toda la infraestructura educativa.

Pero lo que quiero dejar hoy claramente testimoniado es el esfuerzo articulado, coordinado de todas las dependencias del Gobierno de la República, que en coordinación con la autoridad del estado y las autoridades municipales, ha permitido que a 22 días, nuevamente el rostro de Baja California Sur sea otro, se esté levantando la emergencia y estemos dando ya paso mucho más firme en la recuperación económica del Estado de Baja California Sur.

Es alentador saber que para la temporada decembrina y para la temporada alta, que se prevé de fin de año, nuevamente en este destino, importante destino turístico en nuestro país, buena parte de la infraestructura hotelera estará de pie, con una oferta de cuartos y de hoteles amplia para los visitantes nacionales y extranjeros, que son para particularmente, Los Cabos, el motor de la economía de este municipio.

Quiero dejar en adición, queriendo concluir, pero no puedo ser omiso, a SAGARPA que ha hecho, también, un recuento de afectaciones, de daños, de apoyos, que en un momento más entregaremos a las personas que resultaron afectadas de quienes trabajan en el sector agropecuario.

Pero, dónde está Enrique, Enrique. Atender y conocer en un futuro balance de lo que ya se tenga para entonces avanzado de todo esto, recoger la inquietud que hay de este sector, particularmente agroalimentario, que ha tenido afectaciones, que demanda, a lo mejor, un apoyo económico mayor, que es fuente generadora de empleos en la zona, y que no podemos dejar de atender.

Creo que no lo hemos hecho, se ha hecho un balance, se ha hecho un barrido. Se ha hecho un censo de agricultores y pescadores que han resultado afectados por el huracán y hay apoyos que ya se están, se han entregado varios.

Hoy entregamos algunos de ellos y varios más que están en curso.

Pero no dejar de atender la actividad en particular que ha comentado el Gobernador, que tiene que ver con estos lugares enmallados que inclusive nos tocó ver varios de ellos afectados y que habrá que hacer un balance, entiendo lo tienen ya, han hecho un censo ya, y encontrar el mecanismo de apoyo inmediato y rápido para este sector de la economía del Estado de Baja California Sur.

Qué sigue a todo ello.

Varias dependencias del Gobierno de la República que están aquí presentes tienen tarea por concluir, pero ya en esta etapa de reconstrucción y de reactivación de la economía de Baja California Sur.

Como ya lo señalé, creo que la atención a la emergencia puede declararse ya levantada y hoy ocupa respaldar la labor de los propios ciudadanos de Baja California Sur para que regresen a su actividad económica y habitual, de manera normal y ordenada.

El Gobierno de la República, señor Gobernador, seguirá haciendo presencia y tendrá coordinación con su gobierno para que todo esto que tenemos claramente fijado en el objetivo de reactivar la actividad económica, se cumpla lo más pronto posible.

Las personas que tuvieron daños, especialmente en sus viviendas, reciban los apoyos correspondientes, y estando ya de pie Baja California Sur, como siempre lo ha estado, las condiciones de normalidad en su actividad económica, nuevamente estén operando de manera regular.

Creo que esta reunión de evaluación, la cuarta visita que hago al estado en estos 22 días, nos permite testimoniar ante los bajacalifornianos o sudcalifornianos que el Gobierno de la República ha trabajado en un frente común, en equipo.

La presencia de los titulares de distintas dependencias del Gobierno de la República, no de todos, porque varios de los que han estado hoy no lo están, pero aquí están buena parte del Gabinete del Gobierno de la República, de sus titulares y de los delegados de distintas dependencias están aquí para acreditar que hemos trabajado en equipo y hemos estado para responder a la preocupación y a la devastación que dejó el Huracán Odile a los habitantes de Baja California Sur.

Y yo deseo que todo este esfuerzo permita que Baja California Sur siga siendo un gran estado pujante, creciendo, progresando; que estos momentos de adversidad y de crisis siempre son oportunidad para poder crecer, para poder seguir progresando y que en todo este empeño y en ese propósito, el Gobierno de la República será siempre aliado de los habitantes de este estado.

A todos los titulares de las distintas dependencias, mi reconocimiento, como en un momento más quiero hacerlo público ante todos los servidores públicos presentes en el acto que tendremos en un momento más, y a todos los aquí presentes, muchas gracias por su trabajo, por su esfuerzo coordinado y por los resultados que hoy estamos entregando a los habitantes de Baja California Sur.

Muchísimas gracias.