Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

En primer término, quiero saludar al señor Gobernador del Estado de Nayarit, a quien le agradezco su hospitalidad, le agradezco su amistad. Le agradezco las palabras que ha tenido a bien dirigirnos, en un mensaje que, sin duda, encierra la adhesión y el compromiso de su gobierno para que hagamos juntos una tarea de mayor avance, de mayores logros para el Estado de Nayarit. Le reconozco realmente el esfuerzo y el reconocimiento que hay entre los habitantes de su estado.

Y al saludarle, también saludo a los titulares de los otros Poderes, Legislativo y Judicial de la entidad.

Quiero saludar a las distintas autoridades que hoy aquí están presentes, del ámbito Federal, integrantes del Gabinete del Gobierno de la República; del gobierno estatal, de los gobiernos municipales, particularmente del municipio que hoy nos recibe, que es Tepic.

Quiero saludar a los Legisladores, a la Senadora y Senador de la República; Diputados Federales, Diputados locales; Presidentes Municipales.

A todos los hombres del campo, mujeres y hombres del campo: agricultores, ganaderos, pescadores, que están aquí hoy presentes. A todos les saludo con mi mayor respeto.

Y de forma muy señalada quiero agradecer la hospitalidad, las muestras de afecto que invariablemente este gran estado me ha dispensado, siempre de forma cálida, cariñosa y afectuosa.

Quiero saludar a las mujeres, a los jóvenes y a los hombres de esta bella tierra de Nayarit.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Gracias.

Quiero compartir con ustedes algunas reflexiones, pero también hacer algunos anuncios importantes, que quienes me han precedido en el uso de la palabra, tanto autoridades del orden Federal, estatal y quienes han hablado en representación de los productores del campo, de la ganadería y de la pesca; sin duda, todos ellos en una gran coincidencia.

Y el Gobierno de la República quiere demostrar y acreditar que es un Gobierno cercano y sensible a las necesidades del campo mexicano, y que queremos hacer de esta gestión, que ya prácticamente está a un año de haber iniciado, estamos a menos de un mes de cumplir un año al frente del Gobierno. Y lo hemos venido acreditando en distintas acciones.

Acreditando que somos, insisto, un Gobierno que quiere dar respuesta cabal a las necesidades de la gente que vive y depende del campo, de la ganadería y de la pesca.

Que queremos ser un Gobierno que no sólo se ocupe de generar subsidios o apoyos para la subsistencia de este sector de nuestro país. Que es importante y que es muy amplio. En él viven o de él viven, prácticamente el 25 por ciento de la población de nuestro país.

Y sin embargo, mucha gente de este sector vive en condiciones precarias, de rezago y de subsistencia.

Y lo que queremos alcanzar durante esta gestión es lograr hacer de este sector primario, el que se dedica a la producción de alimentos y para quienes viven y dependen de esta actividad, el lograr de ella una actividad mucho más productiva, mucho más rentable, que genere ingresos dignos a las familias que viven y dependen de esta actividad.

Y que también esta actividad se convierta en una palanca muy importante del desarrollo nacional, de la actividad económica de nuestro país. Pero, al mismo tiempo, contribuya a la generación de alimentos que consumen los mexicanos.

Las recomendaciones de los organismos internacionales, particularmente de la FAO, señalan que para la seguridad alimentaria de cualquier país lo importante o será importante, que al menos puedan producir 75 por ciento de lo que consume su población.

Y hoy estamos lejos, realmente, de lograr este objetivo, de tener esta condición, pero además y viendo una realidad que queremos cambiar y transformar.

Esa precisamente, que lleva a mostrar de este sector y a quienes viven de él, el rostro de mayor rezago social, de mayor pobreza, de mejores ingresos y que, sobre todo, esta actividad realmente signifique para las familias que viven de ella, mejores ingresos, insisto, y sobre todo una forma digna de vivir.

Y que al hacerlo, puedan estar ustedes contribuyendo a la generación de los alimentos que el pueblo de México consume y a los que debe tener acceso y seguridad.

Por eso, este Gobierno, desde el primer día de la Gestión, hemos venido cambiando la dinámica, hemos venido desburocratizando, realmente, como lo señalaba el Secretario, de este sector, titular de SAGARPA, hemos venido transformando y queremos estar muy cerca de los productores, del sector primario de nuestro país, para que realmente, junto con ustedes, encontremos las mejores soluciones, las mejores respuestas, las mejores vías y los mejores mecanismos, que realmente signifiquen apoyos reales, que permitan cambiar y transformar la realidad del campo y del sector primario de nuestro país.

Queremos un nuevo rostro para esta actividad. Queremos que quienes viven y quieran seguir dependiendo de esta actividad, realmente encuentren dentro de ella los incentivos necesarios y mayores para dedicarse a ella y al hacerlo, insisto, sean una fuente y un motor muy importante de la economía nacional.

El sector primario es quizá, hoy en día, el que menos contribuye a la riqueza nacional, pero es del que depende la subsistencia de las familias mexicanas, porque de él comemos, de él dependemos, y por eso tenemos que incentivar este sector.

Qué estamos haciendo desde el Gobierno de la República.

Estamos, sin duda, dedicando acciones y políticas para varios propósitos.

En primer lugar. Para elevar la productividad de los pequeños y medianos propietarios. Se trata de que no sólo sean las grandes empresas agroindustriales las que tengan mayores beneficios, sino que las políticas públicas, dedicadas a la actividad ganadera, pesquera y agrícola del país, realmente signifique también mejora, para los pequeños y medianos productores.

Segundo. En este propósito estamos trabajando para que los cultivos, los cultivos de nuestro país tengan, acceso a más fertilizantes y a semillas mejoradas, que les permitan realmente tener en ellas una mejor producción, pero, también, mayor resistencia ante el cambio climático que el mundo está experimentando.

Estamos trabajando, a través de cada vez más inversión, a incrementar las zonas cultivables de riego en el país.

Queremos, no sólo depender de la condición de temporal para nuestros cultivos, sino realmente queremos que sean zonas cultivables de riego y además mecanizadas.

Aquí se tocó un punto muy importante: tenemos que abrir el crédito a los pequeños y medianos productores del campo, a los de la pesca, a los ganaderos. Y por eso uno de los alcances de la Reforma Financiera que hemos presentado es eso, asegurar que los mexicanos, los emprendedores, de cualquier actividad económica, tengan mayor acceso al crédito y que éste sea más barato, porque incentiva la competencia dentro del sector financiero.

Ésta es una reforma que ya pasó y fue aprobada en la Cámara de Diputados y esperamos que muy pronto pueda también ser aprobada en el Senado de la República.

Pero esto, sin duda, genera un marco, un andamiaje jurídico que facilitará mayor acceso al crédito para todos los emprendedores del país y de manera muy señalada, a quienes se dedican a la actividad primaria de nuestro país.

Estamos trabajando entre la Secretaría de Economía y SAGARPA, para crear un sistema de información que contribuya a sincronizar la oferta y la demanda de productos en el mercado nacional, porque una de las grandes ironías que no podemos permitir, que tenemos que romper este círculo vicioso, es cuando tenemos excedentes de producción de varios productos, que debieran significar también una disminución en los precios al consumidor. Esto no está ocurriendo.

Pareciera entonces que no debiéramos producir más, cuando al final de cuentas lo que debemos asegurar es que una mayor producción signifique también, para el productor, mejores ingresos y para el consumidor, el tener acceso a alimentos de manera más barata, mejores precios.

Y esto es lo que tenemos que, éste es el marco por el que tenemos que trabajar para asegurar, insisto, no sólo abasto suficiente de alimentos, sino en mejores precios, a partir de una mayor competencia.

Y queremos que el campo sea más productivo, esto es, sea más rentable, que los costos sean menores y que una mayor producción signifique mejores ingresos para los productores.

Tenemos que actualizar, y esto será una constante, pero, sin duda, es uno de los temas que está en la agenda de reformas transformadoras para el país, en modernizar y actualizar el andamiaje jurídico que facilite realmente que el campo tenga un nuevo rostro.

Un rostro de modernidad, un rostro de mayor productividad, de mayor rentabilidad y de fuente digna de ingreso y de vida a las familias que viven de él.

Esto es parte de lo que estamos impulsando.

Y así como hoy lo comparto con ustedes, para el campo, para la actividad ganadera y para la actividad acuícola del país. Es cierto que en el país hemos venido impulsando distintas reformas. Reformas transformadoras.

Lo que estamos haciendo con ellas, a final de cuentas, es lo que ustedes hacen en su actividad cotidiana. Estamos sembrando para cosechar. Para cosechar mayor desarrollo, mayor progreso y condiciones de mayor bienestar para las familias mexicanas.

Eso es lo que estamos haciendo con las reformas que hemos impulsado, varias de ellas ya aprobadas; varias que están en su etapa de instrumentación.

Porque como ustedes, que están en esta actividad, saben que no basta con sembrar, sino hay que regar y hay que trabajar el campo durante todo el proceso, hablando de esta actividad, lo mismo que en la actividad ganadera o en la pesca, hay que dedicarle tiempo para la instrumentación, para tener buenos rendimientos y buenas cosechas, buenas producciones en la ganadería y en la pesca.

Eso es lo que queremos para el país. Y por eso lo que hemos venido sembrando: Nuevas transformaciones, cambios estructurales, que posibiliten realmente que México tenga este horizonte de prosperidad y desarrollo para todos los mexicanos.

En el marco de todo esto, en el marco de estos alcances, hoy me da mucho gusto estar aquí, en Nayarit. Porque vengo a compartirles dos importantes proyectos, que ya no son noticia, porque lo iba a anunciar, pero ustedes que me antecedieron ya lo dijeron antes.

Dos grandes proyectos que vamos a impulsar para la actividad primaria de Nayarit:

Primero. La creación de un Agroparque. Los agroparques son modelos de apoyo técnico que estamos desarrollando en varias partes del país, para que realmente se conviertan en aplicar o de alguna forma de aplicar conocimientos y tecnología de vanguardia para mejorar la producción y distribución de alimentos en una visión estatal, regional y nacional.

Vamos a construir aquí, en el Estado de Nayarit, un Agroparque con esta visión y con este horizonte: Apoyar al sector primario del Estado de Nayarit.

Y lo segundo. Que aquí ya lo anticiparon, pero que hoy vengo a comprometer, porque es un proyecto que, sin duda, va a transformar y va a apoyar de forma muy importante la actividad primaria, la ganadería, la actividad acuícola y, sobre todo, la agricultura del Estado de Nayarit: Vamos a construir el Canal Centenario, para el Estado de Nayarit.

Esto significará. Esto es aprovechar la infraestructura que ya se tiene. Esto es aprovechar las presas que se han construido en el Estado de Nayarit, y que esa agua que se va al mar, que se pierde, sea aprovechada de mejor manera para los productores del campo de Nayarit.

Déjenme dar algunos datos, algunas cifras reveladoras del impacto y trascendencia que tendrá la construcción de este Canal Centenario. Ya lo dijo hace un momento el Secretario, tendrá una longitud, el Canal mayor, de 60 kilómetros; pero los canales de distribución para los riegos, para las zonas de riego agrícola, son más de 360 kilómetros que habrán de construirse.

Esta obra permitirá la incorporación de 43 mil y, eventualmente, 50 mil hectáreas al riego, en beneficio de más de siete mil productores.

Con ella, las zonas de cultivo tecnificadas de la entidad, crecerán cerca de 50 por ciento. Prácticamente, vamos a crecer la zona de riego cultivable en un 50 por ciento en el Estado de Nayarit.

Y lo más importante, se estima que el proyecto permitirá multiplicar por cinco la producción estatal de maíz; multiplicar por tres, la producción de arroz, y aumentar dos veces y media la producción de frijol, en beneficio de los productores de Nayarit.

Esta obra demandará una importante inversión del Gobierno de la República, del orden de siete mil millones de pesos, que estamos decididos y estamos comprometiendo frente a esta representación del Estado de Nayarit.

E insisto, permitirá aprovechar la gran infraestructura existente a lo largo de este Río Santiago, en tres centrales, que están hoy, a través de tres centrales o de tres presas donde se genera energía eléctrica: Aguamilpa, El Cajón y La Yesca.

Aprovechar lo que deriva de estas tres presas, a través del Canal Centenario, vendrá a favorecer a los productores del campo y de otras actividades del sector primario del Estado de Nayarit.

Esa es la relevancia, esa es la trascendencia que tendrá la obra que hoy vengo a comprometer con ustedes, que vamos a iniciar su construcción de manera inmediata y que eso, sin duda, hará que este estado fértil, este estado, que como dice el Gobernador, sólo no se produce lo que no se siembra, con esta obra lo que se siembre va a tener mayor crecimiento y mayor rendimiento, y mayores beneficios para los productores de Nayarit.

Finalmente, amigas y amigos, lo que quiero hoy dejar con ustedes claramente comprometido y sobre todo que se sienta, pero más allá de la expresión, del discurso o de la retórica, porque las palabras se las lleva el viento y lo que queremos es dejar aquí hecho un compromiso, que vamos a venir a entregar en su momento, que vamos a ir evaluando el progreso que tenga.

Pero, insisto, hoy desde Nayarit quiero decirle a todos los productores de la ganadería, de la agricultura, de la pesca del país, el Gobierno de la República, que me honro en encabezar, es uno que es sensible al campo, que quiere cambiar y transformar el rostro de la actividad primaria de nuestro país, que queremos desde el campo, la ganadería y la pesca tener un nuevo rostro, que las familias vivan de manera digna, que sea una fuente de ingreso mayor, pero sobre todo una fuente de riqueza importante para el desarrollo del país.

Por eso, en este evento hemos dicho: Un nuevo campo para México, en eso estamos trabajando, en la construcción que realmente nos permita presumir, como mexicanos, el avance y el desarrollo que tengamos dentro de este sector.

Porque a muchos años y a muchas décadas dedicadas o dedicados varios esfuerzos que han apoyado y que han ayudado la actividad primaria de nuestro país, no ha sido suficiente para cambiar el rostro.

Hoy estamos impulsando cambios y transformaciones, que son simientes muy importantes para que el rostro del país y especialmente el de este sector, sea uno nuevo, sea distinto, sea de mayor dignidad, sea uno, sobre todo, de mayor orgullo y sobre todo que muestre realmente prosperidad y desarrollo de nuestro país.

Como otros países en el mundo, que aún cuando son pequeños en su territorio, y aquí el Gobernador Roberto Sandoval ya nos compartía de algún otro, como pasa en otras naciones, México tiene un enorme, y eso lo sabemos los mexicanos, un gran potencial.

Porque al margen de la riqueza, de la riqueza que tenemos en los bienes que la naturaleza nos ha dotado, tenemos lo más importante, lo único que otros países no tienen: la generosidad y el activo que le representan las mujeres y los hombres de nuestro país.

Como los mexicanos no hay otros. Como los mexicanos no hay otros y por eso en el potencial que tiene nuestro país, los mexicanos tenemos una gran oportunidad para tener, insisto, un futuro más promisorio, más alentador y más esperanzador para las futuras generaciones.

Gracias, Nayarit, por dejarme estar entre ustedes.

Desde aquí les extiendo un abrazo fraterno, cordial, con mi mayor cariño y mi mayor reconocimiento a todos ustedes.

Muchísimas gracias.