Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto encontrarme nuevamente en este mismo espacio, en donde hace apenas algunos meses, en ocasión de lo que todos los guerrerenses y el país, en general, vivió, pero de manera muy señalada Guerrero, tuvo ante este impacto del Huracán Manuel.

Hoy encontrarme aquí con dos, con la representación de dos municipios, de Coyuca de Catalán y de Ciudad Altamirano.

Me da mucho gusto saludarles con gran respeto, con gran afecto y reconocer aquí la presencia y participación de las autoridades estatales, encabezados por el señor Gobernador del estado, a quien le agradezco su hospitalidad, su bienvenida, el que nos recordara todo esto de lo que ha sido parte de su recorrido y trayectoria política personal, y cómo ha estado involucrada en el desarrollo de su estado y de la vecindad, sin duda, geográfica, anímica que hay entre el Estado de México y Guerrero, porque alguna vez fuimos parte de una misma entidad los mexiquenses con los guerrerenses.

Y hoy, en esta gran y alta responsabilidad que tengo como Presidente de la República, me da mucho gusto encontrarme, insisto, en este espacio que alguna vez me recibiera, hace algunos meses, con motivo de la contingencia y los efectos que dejó el Huracán Manuel.

Y hoy aquí todas las autoridades presentes, del Gobierno de la República, a través de varios Secretarios de Estado, funcionarios de distintas dependencias gubernamentales, los delegados federales que están aquí presentes, de las autoridades locales, de los señores presidentes municipales, tanto de Ciudad Altamirano, como de Coyuca de Catalán, a quienes agradezco también su hospitalidad.

Presidentes municipales de la región que están aquí entre nosotros, legisladores federales, legisladores locales, pero sobre todo esta gran representación de la sociedad, digo, representación porque evidentemente no están todos los pobladores de estos dos municipios, pero está esta gran representación.

Ustedes están aquí representando a la sociedad de estos dos municipios.

Y recuerdo cuando vine, entonces, a finales del mes de septiembre, precisamente para evaluar y conocer directamente de los daños que había ocasionado el Huracán Manuel.

Cómo se reunió aquí mucha gente, y como se pudo apreciar en el video hace un momento, desde una de las máquinas motoconformadoras que entonces empezaban a hacer ya los trabajos, por lo menos provisionales para construir un puente provisional, que es el que está detrás de mí y que eso permitiera, entonces, iniciar la construcción de un nuevo puente.

Recuerdo entonces que la gente de aquí me dijo: Este puente es emblemático, el Puente Miguel Alemán es un puente que comunica a dos poblaciones. Es un puente de enorme importancia para la actividad profesional, comercial de quienes transitan todos los días entre estas dos comunidades y varias partes más entre el Estado de Guerrero y con otras entidades, particularmente el Estado de México, que es, en este punto de Tierra Caliente, una de las vecindades geográficas que tenemos.

Recuerdo la demanda de ésta y de otras peticiones, y entonces me comprometí a que habríamos de acelerar el trabajo, precisamente, para la reconstrucción de todas las afectaciones que había dejado el Huracán Manuel.

Hace un momento, por eso aprecio mucho la paciencia que han tenido para esperar nuestra llegada. Sé que nos hemos retrasado, las condiciones climatológicas obligaron a que tuviera que hacer un vuelo distinto del originalmente planeado, porque estuvimos en la comunidad de La Pintada, una comunidad que todo México conoció, precisamente, por los daños devastadores que dejó en esta comunidad y en donde lamentablemente se perdieron vidas.

Muchas familias, personas quedaron sepultadas ante el desgajamiento de un cerro en esta comunidad.

Vengo de estar ahí, de convivir con los habitantes de esta comunidad y de entregar la reconstrucción de La Pintada.

Que sin duda es uno de los eventos que marca este episodio triste y trágico que dejó el Huracán Manuel.

Como aquí la destrucción o el daño ocasionado al Puente Miguel Alemán, varias carreteras, varios caminos, casas destruidas, el patrimonio perdido de muchas familias fue la huella que dejó el paso del Huracán Manuel.

Al estar hoy aquí con ustedes, vengo iniciando prácticamente lo que estoy seguro, señor Gobernador, me llevará a hacer varias visitas al Estado de Guerrero, las hice entonces para conocer de las afectaciones y expresar la total y absoluta solidaridad y respaldo y apoyo que habría del Gobierno de la República para con las familias afectadas.

Y ahora estamos regresando y aquí no me dejarán mentir, si están quienes me escucharon aquel entonces, les dije: A ver, voy a regresar no mañana, no en un mes. Reconstruir tomará varios meses, porque habrá que hacer más y mejores obras de las que se tenían.

Y esto implicará un gran esfuerzo, pero implicará también una gran eficiencia en el trabajo que tenga que hacer el Gobierno de la República para asegurar que este proceso de reconstrucción se lleve a cabo de manera muy acelerada.

Y eso es justamente lo que hemos hecho.

Y a ocho meses de ese episodio, de estas visitas que entonces realicé por varios puntos del Estado de Guerrero, hoy estamos nuevamente, señor Gobernador, haciendo recorrido ya para entregar los beneficios y las obras de la reconstrucción.

Aquí, en este punto de Tierra Caliente, estamos entregando este nuevo Puente Miguel Alemán, porque es auténticamente un nuevo puente para los habitantes de Tierra Caliente, de Guerrero.

Y que, como aquí lo ha explicado ya el Secretario de Comunicaciones y Transportes, tiene tres características: es más largo, es más ancho y es más alto.

Éste es un nuevo puente que, sin duda, también, proyecta la modernidad de esta región que quiere tener, y a la que queremos contribuir en beneficio del desarrollo y bienestar de las familias de esta región del Estado de Guerrero, y de toda la entidad, y de todo el país. Esa es a la tarea a la que estamos entregados.

Hoy estamos, insisto, regresando a Guerrero y estaremos gradualmente entregando varias obras, para el Plan Nuevo Guerrero que fue, precisamente, la decisión respaldada por el Congreso de la Unión, particularmente en la Cámara de Diputados, en lo que se denominó el Plan Nuevo Guerrero, que implicó el compromiso para hacer una inversión pública que no ha tenido precedentes, señor Gobernador, de 37 mil millones de pesos en este ejercicio presupuestal, y otro tanto hacia el 2018; más de 60 mil millones de pesos que se estarán invirtiendo aquí, en Guerrero.

Pero, además, debo señalar, esto no implica el que se manden estos recursos para que entonces se defina qué se hace con ellos.

El Plan Nuevo Guerrero precisa con toda puntualidad y claridad a qué obras se habrán de destinar esos recursos.

Lo mismo en materia de infraestructura carretera o de comunicaciones, aquí ya ha hecho referencia el Secretario, casi 15 mil millones de pesos están destinados a este rubro; y que, sin duda, permitirá mejorar las comunicaciones del Estado de Guerrero.

En educación, donde está prevista la ampliación del Programa de Escuelas de Tiempo Completo, hoy vale señalar que al inicio de la Administración Federal había 70 escuelas de tiempo completo, hoy son más de mil 200 escuelas ya de tiempo completo. Y este número creciendo en beneficio de los niños y jóvenes del Estado de Guerrero.

Acompañado de un programa de becas para, precisamente, apoyar a las familias que necesitan que sus hijos, no teniendo recursos suficientes, deban y puedan ir a la escuela.

También, en materia de desarrollo social, hay una importante inversión dedicada, precisamente, a incrementar los programas sociales, especialmente en favor de quienes menos tienen.

Ampliar la presencia de los programas como Comedores Comunitarios, los centros de venta de DICONSA.

Todo lo que permita que las familias de Guerrero puedan accesar a una mejor alimentación y a recursos que apoyen su desarrollo personal y colectivo en cada una de las comunidades.

Y en varios rubros. No es menor el tema de infraestructura hidráulica, porque el Huracán Manuel, evidentemente dejó varias afectaciones en muchos de los ríos, en el Río Papagayo, en el Río Balsas, y que eso va a implicar hacer corrección, dragados, nuevos sistemas de infraestructura hidráulica.

Y sólo en este rubro hay una inversión autorizada, dentro de este paquete de 37 mil millones de pesos, de más de cinco mil millones de pesos, solamente en materia de infraestructura hidráulica.

Es decir, es una inversión que tiene destino, que tiene proyectos claros y que van a implicar generarle a Guerrero mejores condiciones.

Por eso, hoy me congratulo de estar aquí con ustedes, de acompañarles a todas y a todos ustedes en la entrega de esta obra, porque la mayor fuerza, la fuerza más importante que hay en cada comunidad, está en su gente.

Su gente, que se ha sobrepuesto a momentos adversos, a momentos críticos, pero que con entereza, con valentía, con gran voluntad y con deseo de seguir adelante, ha superado los momentos adversos.

Ya lo señalaba en La Pintada, la capacidad destructiva de Manuel es superada con la capacidad constructiva de las mujeres y los hombres del Estado de Guerrero.

Yo quiero dejar hoy con ustedes constancia de compromiso cumplido, de voluntad para seguir apoyando y respaldando el desarrollo y el progreso del Estado de Guerrero.

De dar indicaciones al Secretario de Comunicaciones y Transportes para que revisemos y podamos realmente hacer una obra muy importante, que aquí me han demandado, que es la modernización de la carretera que va desde este punto de Tierra Caliente, incluida la conexión hacia el Estado de México hasta Ixtapa-Zihuatanejo, que esa es una obra demandada, sentida, y creo que el aplauso de la gente así lo acredita.

De tal suerte que quede, insisto, constancia del compromiso del Gobierno de la República.

Voy a dejar el reloj.

Como no fue necesario dejarlo en el compromiso que hice para el Puente Miguel Alemán y que hoy es cumplido.

Está empeñada mi palabra y voy a regresar con ustedes para entregar esta obra que hoy estoy encargando al Secretario de Comunicaciones, hagamos proyecto, valoración y veamos la manera de poder realmente llevarla a cabo.

Porque esta obra no sólo beneficiará a estas dos poblaciones, sino realmente a todas las poblaciones y comunidades que están a lo largo de esta carretera.

Es claro que éste es un Gobierno que se compromete y que hoy está acreditando que está cumpliendo con los guerrerenses, como le quiere cumplir a todo el país.

Ustedes son testigos de ello.

Y a mí me da mucho gusto poderles saludar en este lugar que, sin duda, honra muy bien su nombre, Tierra Caliente.

Y esta calidez y el estar así, lo estamos por el clima, pero más por la calidez y el afecto de ustedes, los guerrerenses.

Yo les dejo aquí un saludo afectuoso con enorme cariño y que sepan que el Presidente de la República sigue trabajando a pie juntillas para impulsar desarrollo, modernidad y progreso en beneficio de todas las familias guerrerenses.

Muchísimas gracias.