Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del Estado de Hidalgo:

Muchas gracias por su hospitalidad, muchas gracias por su mensaje de bienvenida. Y, sobre todo, muchas gracias por hacer equipo, por estar siempre en disposición de hacer equipo.

Y la obra que hoy estamos entregando es una muestra fehaciente y evidente de la suma de esfuerzos en la aportación que ha hecho el Gobierno de la República, el gobierno del Estado de Hidalgo, para la edificación de este nuevo hospital de Tulancingo.

Muchas gracias, señor Gobernador.

Mi mayor reconocimiento por esta amplia y plena disposición.

Saludo a todas las autoridades que están aquí presentes del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Hidalgo; mandos militares.

A las y los Legisladores Federales y locales, que hoy gentilmente nos acompañan, en este acto.

A Presidentes Municipales, particularmente de Tulancingo y de Santiago Tulantepec, que es donde nos encontramos, en esta conurbación que hay de estos dos municipios.

Y de manera muy particular, quiero saludar aquí y desde aquí, a todo el personal médico del Sector Salud: a médicos, enfermeras, y a quienes forman parte de este gran equipo que cuida y vela de la salud de los mexicanos.

Muchas gracias por su presencia.

A la representación de la sociedad civil del Estado de Hidalgo, que gentilmente nos acompañan en este evento.

Muchas gracias por su presencia a los señores representantes de los medios de comunicación.

Muchas gracias a todos.

Primero, quiero decirle a Verónica, quien ha hablado como un testimonio, nos ha dado un testimonio de lo que ha sido su experiencia, al ser ella quien ha recibido la atención médica en un Centro de Salud del gobierno del Estado de Hidalgo y del Gobierno de la República: Muchas gracias, Verónica, por tu mensaje, que ha sido muy emotivo, pero que ilustra la relevancia e importancia que tiene la infraestructura médica que los gobiernos estamos llevando a cabo.

Porque la experiencia de ella, esta expresión que nos ha compartido con una gran emotividad, porque de encontrarse ella en un estado muy crítico, como ella misma nos lo ha relatado y estar hoy aquí acompañándonos en este evento, estoy seguro que muchos casos de muchas mujeres, niños, hombres de nuestro país, es igual, han pasado por escenarios así de críticos, así de difíciles.

Y que afortunadamente, gracias a que hay infraestructura, pero sobre todo, gracias a que hay una atención de calidez y esmerada del personal del servicio de salud de nuestro país, es que tiene la oportunidad de estar entre nosotros y de contar estas experiencias.

Por qué estamos hoy aquí.

Y además en un evento, déjenme decirles, a veces y he escuchado en más de una ocasión: Es que los eventos son iguales, Presidente, siempre en su mismo formato. Ahí está la obra atrás, que está usted inaugurando, ahí está lo que está poniendo en operación y al servicio de los mexicanos, al servicio de distintas regiones, y a veces pareciera que todo es exactamente igual.

Si la crítica ha de ser porque inauguramos obras como la que tenemos detrás de nosotros, que vengan más críticas, porque lo más importante es que obras como éstas se estén inaugurando, se estén poniendo en operación, se estén edificando y estén al servicio de todos los mexicanos.

El Presidente de la República no se cansará de hacer eventos como éste, las veces que sea necesario, las más de las veces, porque son obras que sirven a los mexicanos, que elevan la calidad de vida de los mexicanos.

Y la obra que hoy estamos inaugurando ilustra, además, algo que, sin duda, y el Secretario de Salud aquí ha referido, una de las más altas prioridades que tiene el Gobierno de la República; el Gobierno de la República tiene por misión especial el generar un piso básico de bienestar para la población.

Y en dónde se ubica, en dónde están esas prioridades.

Primero, en asegurar que haya infraestructura amplia, extendida en materia de salud. Que aseguremos la diaria alimentación para todos los mexicanos. Que haya educación para todos los mexicanos. Que haya acceso a una vivienda digna. Que haya seguridad social.

Esos que son servicios que parecieran ya casi obligados, o a veces no apreciados, porque simplemente se tienen, hay todavía muchos mexicanos que no cuentan con esos servicios.

Y quienes eventualmente los tienen, no cuentan o no son de la calidad debida o de la calidad que debieran esperarse de estos servicios.

Por eso, el Gobierno de la República sigue teniendo como altísima prioridad el asegurar que todos estos servicios básicos para la población se materialicen, se amplíen, se extiendan y lleguen a más mexicanos.

Por eso, el Gobierno de la República, más allá de las medidas y acciones que ha tenido que tomar por este escenario complejo que el mundo está viviendo en lo económico, y que nos ha llevado a tomar decisiones económicas, precisamente, para mantener lo que tampoco es una constante.

Y a veces tenerlo puede no apreciarse suficiente, pero es tener estabilidad económica; es tener un entorno económico favorable, sano, que permita que las familias mexicanas puedan seguir trabajando, puedan seguir teniendo empleo, puedan tener un ingreso asegurado y generan condiciones de bienestar para sus familias.

Y siendo ésta una de las altísimas prioridades: mantener nuestra estabilidad económica, y por eso hemos tomado decisiones de hacer ajustes, recortes al gasto que realiza el Gobierno de la República para mantener finanzas públicas sanas.

Debo decir que en ese contexto mantenemos vigentes nuestras prioridades, y el gasto que estamos dedicando a estos servicios básicos que la población demanda: salud, educación, vivienda, alimentación, seguridad social, que son, sin duda, elementos claves e indispensables para que haya calidad de vida entre la población, un piso básico de bienestar.

Esa es y seguirá siendo la mayor prioridad de este Gobierno: cuidar que esto no se frene, sino que sigamos avanzando, y más si consideramos que cada día somos más mexicanos, nuestra demografía va creciendo, somos más en población, y eso exige que los gobiernos sigamos dedicando inversiones para cubrir estas necesidades básicas que la población demanda.

Esto es lo que estamos haciendo y lo seguiremos haciendo, con obras como la que hoy estamos inaugurando.

Desde el inicio de este año, ustedes recordarán, y si no recuerdan simplemente aquí lo refiero, entonces no estaba el señor, ahora nuevo Secretario de Salud, y me da mucho gusto hoy compartir este evento que él ha tomado la estafeta de este sector de la salud y tiene muy clara la encomienda, que es ésta: ampliar la infraestructura de salud, modernizar la que tenemos y establecer, además, modelos de salud, como este plan integral que tenemos, desarrollar este proyecto en una etapa de prueba, precisamente, para articular, como él lo explicaba, para que haya realmente una mayor articulación y una mayor coordinación en la atención que se da a un paciente, desde una clínica de salud, desde un consultorio de consulta externa al que asiste cualquier paciente y un hospital general.

Pero que haya una secuencia, que haya una coordinación de esfuerzos para saber exactamente cómo se ha atendido a cada uno de estos pacientes, la historia clínica, la historia médica que acompaña a cada uno de los pacientes, y se le ofrezca servicios de salud de mayor calidad. Bueno, esa es la misión que tenemos en esta tarea.

En lo que va de esta Administración se han hecho importantes inversiones, que se suman a las inversiones que cada gobierno, de cada entidad, ha venido realizando.

El Gobierno de la República ha hecho inversiones de 34 mil millones de pesos. Se dicen fáciles, pero son inversiones muy importantes, que nos han permitido construir, modernizar, 580 unidades hospitalarias, muy parecidas a las que estamos inaugurando en la parte de atrás; y dos mil 800 unidades de consulta externa, para asegurar, repito, que haya atención a la salud que demanda la creciente población entre los mexicanos.

Y reitero, es aquí, en Hidalgo, en Durango, Guanajuato y en Yucatán, donde estamos poniendo este plan piloto para este modelo de atención integral con estos beneficios que aquí hemos compartido, tanto el Secretario de Salud y  un servidor, de lo que significa darle una atención focalizada y una atención en seguimiento a cada paciente que acude a algunos de los centros de atención que tenemos en nuestro país.

Es así como el Gobierno de la República sigue trabajando. Es así como el Gobierno de la República  mantiene su más alta prioridad en temas de la salud, en temas de alimentación, en temas de educación, en el tema de la vivienda, que son satisfactores básicos que la población demanda.

Y eso nos va a permitir lograr que en este impulso que estamos haciendo desde el Gobierno, trabajando en distintos frentes y con otros órdenes de Gobierno, porque es una tarea que no puede quedar sólo en una instancia del Gobierno, no sólo en el Gobierno de la República.

Lo que nos permite potenciar nuestra capacidad de hacer más, es cuando logramos hacer frente común con la alineación de esfuerzos en aras de propósitos comunes con otros órdenes o niveles de Gobierno.

 Y eso es lo que estamos haciendo en Hidalgo y en todo el país. Estamos coordinándonos, porque de esa manera nuestra capacidad se amplia.

Y, hay que decir, hoy esta obra que inauguramos con la inversión que tiene en equipamiento, que alcanzará casi 800 millones de pesos, pareciera que es una inversión única, lo que a veces no se tiene presente es que la operación y el costo recurrente y anual que tendrá una obra como la que hoy estamos aquí inaugurando casi es del mismo tamaño, casi es exactamente, más, menos, del mismo monto, son inversiones que se vuelven recurrentes, precisamente para asegurar que haya personal médico necesario, suficiente, y que haya el debido equipamiento y además la operación de distintos equipos, demandan inversiones de parte de los gobiernos.

Y es un costo no sólo de construcción para la inauguración de estas obras, sino se vuelve un costo ya recurrente de cada año en la operación que mantienen estos hospitales.

Quiero aquí concluir con lo siguiente:

 En México tenemos muy claro, o este Gobierno tiene muy claro cuál es la misión que tenemos.  Ya la he compartido con ustedes.

Y así seguiremos trabajando, lo estamos haciendo, repito, cerrando filas con los otros órdenes de Gobierno, más con quienes tienen una amplia disposición para que así sea.

Lo hacemos en el tema de la salud y en los otros frentes que nos son comunes, en lo que estamos buscando: generar un piso básico de bienestar para toda la población.

Y repito, esto se potencia además, si en el impulso a varios otros proyectos de infraestructura, de materialización e implementación de las reformas, que ustedes han escuchado y en los que ya varios beneficios hoy la población está sintiendo.

Todo eso, sin duda, potencia, amplía los márgenes y horizontes que tendrá la sociedad mexicana para crecer y alcanzar sus propios sueños y sus propios anhelos.

Eso es lo que estamos haciendo, así lo seguiremos realizando con este empeño, con esta pasión; esta pasión por trabajar y servir a México y, sobre todo, dar los mejores resultados.

Felicidades a Hidalgo.

Felicidades a esta región del Estado de Hidalgo y de otras entidades que hoy se verán beneficiadas con la obra que estamos poniendo en operación.

Muchas gracias, Verónica, por tu testimonio, que espero siendo el de muchos, tengan aquí en este hospital y en otros que estamos inaugurando, la atención médica esmerada y necesaria que se demande.

Y muchas felicidades a todos los habitantes de esta entidad y entidades vecinas, del orden de 600 mil personas, que esperamos o se proyecta eventualmente puedan recibir atención médica en este Hospital General de Tulancingo, que hoy estamos inaugurando, para beneficio de los habitantes de esta entidad.

Muchísimas felicidades.