Señoras y señores.

 

            Muy buenas noches a todas y a todos ustedes.

 

            Me da mucho gusto estar aquí, en Baja California Sur.

 

            En primer lugar, saludar al señor Gobernador del estado, es éste el primer encuentro, el primer evento público, privado ya lo tuvimos, cuando recién fue electo, pero ahora público para, en esta primera visita que hago al Estado de Baja California Sur, después de que él ha asumido la gubernatura de su estado.

 

            Y quiero decirle que, como se lo expresé cuando le felicité y era, entonces, Gobernador electo, ahora ya en funciones, a cincuenta y tantos días, como él lo ha referido, le quiero reiterar aquí públicamente la invariable y plena disposición que hay del Gobierno de la República para trabajar juntos, en favor de Baja California Sur.

 

            Al Gobierno de la República, como aprecio lo hubiese él señalado, es un Gobierno democrático; que esa es la vocación que reafirma todos los días en su diario actuar, precisamente, haciendo equipo y frente común, con los distintos gobiernos, no importando el origen partidario que tenga.

 

            Entendemos bien que cuando asumimos la responsabilidad de gobernar, lo hacemos para todos. Y que, más allá de diferencias de origen político o partidario, hoy nos ocupa y sólo tenemos la responsabilidad de servir a todos.

 

            Esa es la mística que hay en el Gobierno de la República, la voluntad personal que hay del Presidente de la República, y la que hoy aquí, en Baja California Sur, comprometo con el Gobernador del estado, de esta gran entidad.

 

            Saludo a todos los integrantes del presídium; al grupo de inversionistas que nos ha participado de la inauguración de Koral Center, en esta primera etapa; a integrantes del Gabinete Legal del Gobierno de la República; a autoridades del gobierno del Estado de Baja California Sur.

 

            A los mandos Militar y Naval que hoy aquí nos acompañan.

           

            A legisladores federales, a los señores senadores de la República, legisladores federales, delegados federales.

 

            Y de manera muy particular, quiero saludar con respeto y con afecto a todas las familias que aquí se congregan, que son invitadas a este evento, al igual que lo es hoy el Presidente de la República y las autoridades que estamos aquí presentes, en esta distinción y alto honor que se nos confiere para acompañar la apertura de esta primera etapa de Koral Center.

 

            Esta inversión que, sin duda, proyecta lo que el Gobierno de la República y los gobiernos de las distintas entidades estamos haciendo en favor de México: promover la confianza y promover las inversiones que vengan a generar empleo, desarrollo económico, derrama económica y, de esa forma, contribuir al bienestar de las familias mexicanas.

 

            Los gobiernos nos trazamos, precisamente, el gran objetivo de procurar bienestar para la sociedad mexicana, y lo hacemos a partir de establecer las mejores condiciones que favorezcan, precisamente, atraer inversiones productivas que detonen empleo, desarrollo, modernidad, como lo queremos para nuestro país.

 

            Estar aquí, en Baja California Sur, sin duda, tiene muchas implicaciones.

 

            Primero. Recordar, como aquí ya se dijo, lo que hace apenas poco más de un año era quizá el rostro de esta parte del Estado de Baja California Sur.

 

El Huracán Odile había impactado y había mostrado la agresividad que tiene a veces la fuerza de la naturaleza; había demostrado, justamente, el efecto devastador que se tiene.

 

            Y tuve entonces ocasión de recorrer, por haber estado en varias ocasiones aquí, en Baja California Sur, recorriendo precisamente las zonas afectadas.

 

            Recuerdo, y si las cifras no me o, más bien, si la memoria no me falla, pero nada más para darles a ustedes la dimensión del impacto que había sido en ese entonces.

 

            Todo lo que hoy se aprecia en la hotelería, en los espacios o centros prestadores de servicio, prácticamente habían quedado devastados, destruidos, empezando por el mismo aeropuerto, que fue el lugar o punto, al lugar al que llegamos la primera ocasión.

 

            Recuerdo, decía yo, que si los números, la memoria no me falla y los números son correctos, pero fue del orden de 20 mil personas la que en un puente aéreo tuvimos que trasladar, que estaban aquí varados y no tenían donde estar ya, y tuvimos que mover y llevar de este lugar a algún destino distinto.

 

            Pero también recuerdo que fueron del orden de 20 mil servidores públicos los que tuvieron que trasladarse a este lugar para apoyar las labores de apoyo y de rescate.

 

            Entre las fuerzas del orden militar, civil, fuerzas del orden público, en la que contamos con la colaboración y apoyo del Ejército mexicano, de la Marina, de la Policía Federal para establecer condiciones de seguridad, pues lo más elemental, se había perdido aquí uno de los servicios más elementales, que era el suministro de energía eléctrica.

 

            Miles de trabajadores de Comisión Federal de electricidad, entonces se desplegaron y llegaron a este sitio, precisamente, para emprender la labor de reconstrucción.

 

            Es sólo para ilustrar parte de lo que hoy quedó en la memoria, pero sin duda, nos lleva a hoy a recordar y, teniendo presente, a valorar cómo Baja California Sur está logrando reconstruirse y recuperar esa fortaleza y vocación turística que le ha distinguido en estos años, a partir de que se ha proyectado como un destino turístico de orden internacional y nacional.

 

            Ese es Baja California Sur.

 

Por eso, a la distancia y a la memoria de lo que fue el impacto del Huracán Odile, me da mucho gusto constatar cómo Baja California Sur está realmente con una gran vitalidad en este proceso, yo diría ya de absoluta reconstrucción y, más bien, de ampliación y de modernización.

 

            El Gobernador del estado me comentaba hace un momento que la capacidad instalada, hotelera instalada que hay en este lugar es del orden de 14 mil cuartos aproximadamente; pero que está en etapa de construcción tres mil 500 más, prácticamente un 25 por ciento más.

 

            Y obras como la que hoy estamos inaugurando, gracias a la confianza del grupo de inversionistas, sin duda, vienen a reafirmar la confianza en Baja California Sur, la confianza en México.

 

            Si de algo se ha ocupado el Gobierno de la República es, precisamente, de velar por cuidar la confianza de México.

 

            En un entorno global complicado, en un entorno mundial de enorme volatilidad y donde lo más ausente que hay entre los inversionistas es, precisamente, la confianza, el Gobierno con responsabilidad se ha ocupado de mantener las fortalezas de nuestra economía para que México siga siendo un destino confiable para las inversiones.

 

            Y eso se está acreditando en las inversiones crecientes que estamos recibiendo en nuestro país, para distintos rubros, en distintos ámbitos del desarrollo de nuestra economía.

 

Y uno de ellos, precisamente, es éste, el del turismo médico, que es aquí donde está centrado el proyecto de Koral Center.

 

            El turismo médico que, quizá para muchos pase desapercibido, pero es una de las razones por la cual llegan turistas a nuestro país.

 

            Se estima que de los 30 millones de turistas, cifra, por cierto, también, récord y que nos ha llevado a ocupar ya el décimo lugar entre los destinos más visitados del mundo, gracias a la confianza que hay en nuestro país, gracias a que hay destinos atractivos y están llegando turistas.

 

            Más de un millón de turistas llegan a nuestro país, precisamente, por el interés de venir a contratar servicios médicos en nuestro país.

 

Las cifras ya las ha dado tanto el Gobernador del estado, como el Secretario de Turismo: 19 clústers, 19 lugares en distintas entidades de nuestro país, en donde se prestan servicios médicos, y se vuelven, precisamente, parte del atractivo turístico de México.

 

            El proyecto que hoy tengo el honor de inaugurar en esta primera etapa es, o forma parte, precisamente, de un proyecto orientado a impulsar el turismo médico en Baja California Sur, como una de las vertientes y oportunidades que nuestro país está proyectando hacia el futuro.

 

            Yo deseo el mayor de los éxitos en este proyecto que aquí estamos hoy inaugurando.

 

Y que, junto a él, vengan más inversiones, vengan otros proyectos que consoliden a Baja California Sur en su vocación turística, en su vocación, también, de prestar servicios de turismo médico, y que todo ello contribuya al desarrollo económico de este estado y, en consecuencia, al bienestar de los habitantes de esta entidad, como lo queremos en distintos proyectos para todo nuestro país.

 

            Vale la pena recordar que Baja California Sur, la generación de su Producto Interno Bruto mayoritariamente o de forma muy intensa está concentrada en la prestación de los servicios turísticos; más del 70 por ciento, precisamente, deriva de la actividad que se genera en el turismo y en los servicios turísticos.

 

            Vale la pena decir que el turismo se sigue consolidando como uno de los motores, también, del desarrollo de nuestra economía. Es importante apreciar que esta actividad está creciendo.

 

            Y déjenme darles dos datos que dejan y acreditan claramente como el turismo se sigue consolidando.

 

            Primero. Pasamos a ser el décimo destino turístico. De haber ocupado el lugar número 15 en los años pasados, el año pasado llegamos a ser ya el décimo destino turístico, ubicarnos entre los 10 países que reciben mayor número de turistas.

 

Y este año todo parece o, más bien, pinta muy bien, se ve muy bien, muy alentador el panorama.

 

            De hecho, durante 2015 el turismo ha sido creciente, hemos recibido de enero a agosto 21.2 millones de turistas internacionales; esto es, 8.4 por ciento más que el año pasado. Y para darle justa dimensión o cómo ha crecido esta actividad, significa 34.5 por ciento más del turismo que recibíamos en este mismo periodo en el año 2012.

 

            Pero algo más importante, la derrama económica que está habiendo. En este mismo periodo que estoy compartiendo, de enero a agosto, la derrama económica, las divisas que se han generado por el turismo son casi de 12 mil millones de dólares, también ocho por ciento más que las que ingresaron en 2014, y 38.5 por ciento más de las que recibimos en 2012.

 

            De tal suerte que, al amparo de estas cifras, de este futuro muy alentador que estamos apreciando, de desarrollo turístico de México, el proyecto que hoy estamos inaugurando, sin duda, podemos augurar que tendrá un gran éxito.

 

Además de que ese es el deseo que hoy quiero manifestarle, desearles realmente a quienes han confiado, a través de este proyecto en invertir en México, en invertir en Baja California Sur, quiero refrendarles mi deseo sincero porque tengan el mayor de los éxitos y contribuya este proyecto al desarrollo económico de esta entidad.

 

            Hoy he iniciado y con ello concluyo, una gira de trabajo en Sonora, primero, ahora aquí, en Baja California Sur.

 

Tiene, en coincidencia, que son dos entidades en donde prácticamente se han inaugurado con nuevos gobernadores: una gobernadora, un gobernador.

 

            Y como entonces me comprometí, pronto habría de visitar los estados que están inaugurándose con nuevos gobernadores, para reiterarles este compromiso del Gobierno de la República de hacer frente común, de trabajar en equipo, para bien de sus estados, para bien de México.

 

            Felicidades al grupo de inversionistas. Muchas gracias por la distinción que me dispensan para acompañarles en la inauguración de este proyecto.

 

            Les deseo el mayor de los éxitos a ustedes, en esta etapa, y en las que vengan hacia el futuro.

 

            Muchísimas gracias.