Muchísimas gracias.

Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del Estado de Hidalgo, y titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Me da mucho saludarles y, sobre todo, agradecer la hospitalidad que nuevamente Hidalgo me dispensa en esta Gira de Trabajo.

En este acto, me da mucho gusto saludar a los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República que hoy me acompañan.

Particularmente, a un apreciable y amigo de ustedes, paisano de ustedes, quien me acompaña, precisamente, porque venía a su tierra y le pedí que estuviera presente, a Miguel Osorio, hoy Secretario de Gobernación, le agradezco mucho que esté presente.

A las distintas autoridades del Gobierno Federal.

Del gobierno estatal.

Al Presidente Municipal de este municipio, a quien le agradezco su presencia.

A las distintas autoridades y liderazgos de productores de estas tierras que hoy se ven beneficiadas por esta Presa El Yathé, les saludo con respeto.

Quiero agradecer la presencia en este acto de Senadores de la República; de Legisladores Federales; Legisladores locales; y distintos servidores públicos de todos los órdenes de Gobierno.

Pero, de manera muy particular, saludar con gratitud y reconocimiento por su presencia a todos los productores, o a esta representación de los más de siete mil productores que se verán beneficiados por esta obra.

Les saludo con mi agradecimiento y, sobre todo, reconociendo que, junto con ustedes, estamos atestiguando la entrega de esta importante obra de alto impacto social, y que vendrá a beneficiar, sobre todo, a distintos productores de la región, y que con ello habrán de elevar la productividad en sus tierras.

También, saludo, y de eso me permitirán comentar en términos generales a la pregunta que uno de los miembros, o de los asistentes a este acto ha comentado; quiero saludar, también, a los constructores de esta presa que hoy estamos entregando.

Les reconozco su trabajo y, sobre todo, la incorporación de prácticamente mil 600 personas a los trabajos que se llevaron a cabo para la construcción de esta obra.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Me da mucho gusto nuevamente estar aquí, en Hidalgo.

Quiero decirles, y lo compartía con el señor Secretario de Gobernación, al igual que con el Gobernador del estado, que venir a Hidalgo es venir a una tierra vecina del estado del que soy originario y de una tierra siempre amiga.

Una tierra que siempre ha sido hospitalaria y en la que he tenido la fortuna de conocer a mucha de su gente, y que hoy están aquí, precisamente, varios de ellos, presentes en este acto.

Por eso es que me congratulo y me felicito de estar aquí, nuevamente, en Hidalgo, entregando una obra más de las varias que el Gobierno de la República ha venido construyendo en este primer año de gestión y donde yo podría prácticamente enmarcar estos primeros 11 meses y días, casi un año de gestión, en básicamente dos grandes líneas de trabajo:

La primera. Sembrar para que México pueda lograr mayor crecimiento y mayor desarrollo en los próximos años.

Y segundo. Hemos emprendido, desde el inicio de esta Administración, distintas obras y sobre todo acciones que están permitiendo elevar la calidad de vida de los habitantes de nuestro país.

Son obras, varias de ellas en proceso, varias que se han iniciado y varias más que estamos ya entregando, como la obra que hoy precisamente ustedes están atestiguando.

Ésta es una obra que fue planeada hace ya varias décadas y quienes son de esta tierra, mejor que nadie lo saben.

Es una obra que había sido anhelada ya por varias generaciones, precisamente porque ésta era una región, dentro del territorio nacional, no sólo dentro del Estado de Hidalgo, de mayor pobreza y de mayor marginación, precisamente el Valle del Mezquital.

Y ahora, con obras que se han venido construyendo a lo largo de estas décadas y, especialmente, con esta presa de El Yathé, vamos a beneficiar a miles de productores que van a poder, primero, elevar la producción de sus tierras. Y estaremos, además, garantizando un mayor almacenamiento de agua que anteriormente se perdía.

El Río Tula, que corre por esta región, pasaba el agua y lamentablemente eran pocos los beneficios que dejaba.

Ahora, a partir de la construcción de esta presa, precisamente garantizamos el que tengamos un mayor almacenamiento de agua, más de 44 millones de metros cúbicos de agua que habrán de beneficiar toda esta región.

Una región, insisto, en la que se han realizado diversas obras a lo largo de varias décadas, pero que ahora se potencia el desarrollo de esta región, a partir de la entrega de esta obra, tan anhelada por varias generaciones.

Aquí hay que recordar y tener presente, como hace un momento nos compartía nuestro amigo Toribio, ésta era una región expulsora de mucha gente que queriéndose arraigar a su tierra, que queriendo permanecer aquí, no encontraba oportunidad o espacio donde desarrollar sus actividades.

Ésta es una tierra que expulsó a muchos hidalguenses y mexicanos a otras regiones del país, o al Norte, o al país vecino del Norte en búsqueda de alguna oportunidad.

Con obras como la que hoy estamos entregando, permite que la gente se arraigue y encuentre oportunidad, a partir de encontrar espacios laborables y, sobre todo, de poder encontrar un mejor ingreso, a partir de la producción de sus tierras.

Esto es lo que buscamos con obras de infraestructura como ésta, que tienen que ver con almacenamiento de agua y de la que ya hemos tenido aquí hace un momento referencia, estadística y en importante numeral de lo que se ha logrado en estos últimos meses y, sobre todo, reconocer que con la temporada de lluvias, algo que el Director de la Comisión Nacional del Agua hace un momento nos compartiera, hemos logrado para todo el país, el lograr un nuevo almacenamiento o mejorar el almacenamiento de las presas que tiene nuestro país.

Las más de cuatro mil presas que están en el territorio nacional, hoy se ven nuevamente recargadas; en algunos casos y en algunas regiones triplicaron su capacidad; en otras, duplicaron sus niveles de almacenamiento, lo que garantiza para los próximos meses, abasto para los habitantes en el agua potable y, también, para el riego de sus tierras.

Esto puede asegurarnos que en el próximo ciclo agrícola tendremos una mejor producción y, en consecuencia, deberemos tener mejores ingresos para las familias que viven y dependen de la actividad agrícola.

El impacto de esta obra no es menor. Para esta región, esta zona se ve beneficiada y ampliada en las hectáreas de riego que ahora podrá tener, de seis mil 420 hectáreas que actualmente tiene, pasará a tener nueve mil 370 hectáreas de riego.

En pocas palabras, se incrementa en un 45 por ciento la tierra cultivable que ahora será de riego, gracias a esta presa que estamos hoy entregando.

Esto, sin duda, nos alienta para que sigamos trabajando en lo que buscamos desde el Gobierno de la República: que los mexicanos tengan mejores condiciones de vida, que puedan elevar la calidad de vida.

Y este primer año de gestión hemos impulsado distintas reformas que, sin duda, han generado resistencias, oposición en algunos sectores, pero que al final de cuentas, estamos en la firme convicción de que son reformas que van a traer para el país mayor impulso en su desarrollo, en su progreso, en la capacidad para poder generar más empleos y, con ello, alentar e impulsar el dinamismo de nuestra economía.

El mundo en el que hoy vivimos, un mundo cada vez de mayor competencia y un mundo global que, prácticamente, en varias de las regiones de mayor desarrollo ha entrado o ha pasado por un proceso de desaceleración económica.

En consecuencia, en México tenemos que alentar o estructurar pilares que nos permitan mejorar y consolidar nuestro mercado interno, nuestra capacidad de ser más productivos, y de poder, realmente, con ello, dinamizar nuestra economía. Un impacto inmediato que esto tiene, que es, a final de cuentas, mejorar los ingresos de las familias de nuestro país.

Esto sólo es posible si realmente hacemos ajustes de carácter estructural. Si mantenemos las cosas en la inercia que originalmente llevábamos, solamente estaríamos administrando el curso de las cosas.

Este Gobierno está resuelto y se ha decidido emprender una transformación de fondo que nos permita sentar nuevas bases, nuevos pilares, nuevos cimientos para construir mejores condiciones para el país.

Por eso he de señalar que este primer año de gestión ha sido uno en el que hemos dedicado buena parte del empeño y de la gestión a sembrar para cosechar en los años posteriores, en los años por venir.

Y por eso, hoy me congratulo, insisto, de estar nuevamente aquí, en Hidalgo, de acompañar a sus autoridades, de reconocer la disposición que invariablemente han mostrado para adherirse al esfuerzo del Gobierno de la República, y para que juntos emprendamos la transformación del Estado de Hidalgo.

Estamos claros que no se trata de hacer competencia entre órdenes de Gobierno, sino de hacer suma de esfuerzos entre el Gobierno Federal, los gobiernos estatales y los gobiernos municipales, para que cada una o cada uno de estos órdenes de Gobierno se vaya fortaleciendo y vaya teniendo, entre todos vayamos teniendo mayor capacidad de realización y de concreción de obras materiales que realmente beneficien a los habitantes hoy, aquí, de Hidalgo, y de todo el país.

Aquí, también es digno de mencionarse y de reconocer el apoyo que especialmente la Cámara de Diputados ha dado a la aprobación del Presupuesto para el próximo año, lo que, sin duda, dará recursos sin precedente en la historia reciente de nuestro país, con la mayor inversión que será para Hidalgo y todas las entidades de nuestro país, que contarán con mayores recursos para infraestructura, para educación.

Especialmente, para ampliar la oferta educativa en los niveles medio superior y superior, y elevar la calidad de la educación en los niveles básicos de nuestra educación. Para ampliar la infraestructura en materia de salud.

El Presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados privilegia el gasto de inversión en obras de beneficio social, y prohíbe, además, así se inscribió en ley, el que este recurso adicional que tendrá este Presupuesto se destine a más burocracia.

Éste es uno de los beneficios que tiene la aprobación que dio la Cámara de Diputados al Presupuesto, y que el Gobierno de la República está en la responsabilidad de asegurar el buen ejercicio, con transparencia, de los recursos que fueron aprobados para el próximo año.

Finalmente, quiero comentar hoy aquí, en Hidalgo, que están muy claros los proyectos y compromisos que como candidato asumí con esta entidad. Que son proyectos de distinto orden y de distinto carácter, y que tienen que ver fundamentalmente con temas de infraestructura para el desarrollo del Estado de Hidalgo.

Infraestructura carretera, infraestructura aeroportuaria; infraestructura en temas de educación, para realmente impulsar la calidad de la educación del estado y desde aquí, también, generar temas que realmente apoyen la educación de todo el país.

Esos son parte de los compromisos que he asumido con el Estado de Hidalgo y que estamos en la ruta, precisamente, de cumplir a cabalidad con cada uno de ellos.

Mi Gobierno tiene por delante la materialización y concreción de 266 compromisos que asumí como candidato, que son, no significa 266 obras.

Varios de estos compromisos, cada uno de ellos significa en varios de los casos, la realización de varias obras o de varios proyectos que tengan impacto en las distintas entidades del país.

Y estamos en la ruta y en la planeación debida para cumplir a cabalidad esos 266 compromisos que adquirí frente a los mexicanos.

Éste es un Gobierno que tiene claro que la palabra empeñada deberá de cumplirse a cabalidad y estamos resueltos a hacerlo a partir, insisto, de construir estos cimientos, que estamos y que hemos venido desarrollando a lo largo de este primer año de gestión, para que realmente el futuro de nuestro país sea más promisorio, más alentador y, sobre todo, de mayores realizaciones para todos sus habitantes.

Muchas gracias a Hidalgo por su hospitalidad y muchas gracias por permitirme, junto con ustedes, entregar esta obra de beneficio para esta región del Valle del Mezquital.

Muchas gracias.