Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor General Secretario de la Defensa Nacional.

Señor Almirante Secretario de Marina.

Señor General Titular de la Fuerza Aérea de nuestro país.

Señor Gobernador del Estado de México.

Y señores Gobernadores de distintas entidades federativas, en donde particularmente se asientan distintas empresas de la industria aeroespacial de nuestro país.

Saludo a los integrantes del Gabinete Legal del Gobierno de la República.

A los muy distinguidos Embajadores que nos acompañan, de países hermanos, en esta ceremonia.

A empresarios de la industria aeronáutica de nuestro país, a quienes doy la más cordial bienvenida a esta celebración y a este acto.

Agregados militares, navales y aéreos que hoy aquí nos acompañan.

Saludo también a Rectores de distintas instituciones académicas, en donde hoy se imparten cursos, precisamente, para la formación de mexicanos que incursionan dentro de este sector de la aeronáutica.

A jóvenes estudiantes.

A familias que aquí hoy se dan cita para presenciar el espectáculo aéreo que ha previsto nuestra Fuerza Aérea.

Muy distinguidos integrantes de nuestras Fuerzas Armadas del país aquí presentes.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Quiero saludar también de manera muy particular a Legisladores aquí presentes.

Senadoras y Senadores de la República.

Diputadas y Diputados Federales.

Por cierto, a los señores Senadores, permítanme, y de igual manera Diputados, expresarles mi más amplio reconocimiento por la aprobación, el día de ayer, del Sistema Nacional Anticorrupción. Sin duda, un esfuerzo inédito en tiempos recientes para realmente combatir, prevenir actos de corrupción en el ámbito público y, también, a veces en el ámbito privado.

Muchas felicidades por este logro y esta aportación al fortalecimiento de las instituciones del Estado mexicano.

Señoras y señores:

La aviación tiene una historia de más de 100 años en México. Ha estado vinculada a la evolución de nuestras Fuerzas Armadas y a la proyección internacional de nuestra economía.

Es una historia de pioneros, como la de Joaquín de la Cantolla, la de Alberto Braniff, Juan Guillermo Villasana o los hermanos Aldasoro.

Es también una historia de orgullo institucional. Gracias a la visión estratégica de don Venustiano Carranza, México fue de los primeros países en contar con un arma de aviación militar.

Es, a la vez, una historia de ingenio y desarrollo tecnológico.

Hace un siglo, en los entonces Talleres Nacionales de Construcciones Aeronáuticas se comenzaron a diseñar y construir aviones, motores y hélices de tecnología cien por ciento mexicana.

Pero, sobre todo, la aviación en México es una historia vigente que se sigue escribiendo.

En nuestro país la industria aeroespacial es ejemplo de innovación y crecimiento a nivel mundial.

La mejor muestra de este dinamismo es esta Feria Aeroespacial México 2015. Se trata del primer evento en su tipo dentro del territorio nacional, y que forma parte de las actividades conmemorativas del Centenario de la Fuerza Aérea Mexicana.

Aquí se reúnen 205 empresas nacionales y extranjeras, incluyendo algunas de las más grandes del mundo, como Boeing, Airbus, Safran, Honeywell y Bombardier, entre otras.

Además están presentes 19 instituciones educativas, su participación refleja la estrecha vinculación que hay en México entre la industria y la academia para formar capital humano altamente especializado.

Es muy significativo contar con la presencia de expositores de 10 países y representantes de 16 Delegaciones Oficiales.

El objetivo de esta feria es muy claro: seguir posicionando a México como lo que es, uno de los polos de la industria aeroespacial más atractivos del mundo.

En el Gobierno de la República estamos sumando esfuerzos con los gobiernos estatales, las empresas y las instituciones de educación superior, para consolidar a la ascendente industria aeroespacial en México.

Hoy en día existen más de 300 empresas aeronáuticas instaladas en nuestro país, casi cinco veces las que había hace apenas 10 años.

Cabe destacar que esta industria de vanguardia, hoy está presente en 18 estados del país, generando más de 45 mil empleos directos y de calidad.

En especial, cuenta con operaciones en Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Querétaro y Sonora, donde se han desarrollado clústers aeronáuticos dinámicos y competitivos. Incluso, el país cuenta ya con la Universidad de Aeronáutica en Querétaro, colocándonos a la vanguardia a nivel internacional.

En México, el sector aeroespacial se ha convertido en uno de los más dinámicos y estratégicos para nuestra economía.

En 2014 esta industria exportó más de seis mil 300 millones de dólares, lo que equivale a un crecimiento de 26.3 por ciento con relación a la que había en el año 2012.

Con ello, México ocupa ya la sexta posición como proveedor de partes aeronáuticas hacia los Estados Unidos, el principal mercado del mundo, situándonos por encima de países como Brasil, China, Israel o Italia.

Además, este sector no sólo es una fuente de empleo, también una fuente de divisas para el país. Tan sólo durante el año pasado tuvo un superávit comercial de más de 950 millones de dólares.

Lo reitero. El acelerado crecimiento de la industria aeroespacial en México, de 15 por ciento anual en promedio, es resultado del trabajo coordinado de industria, academia y autoridades.

Esta triple hélice, no sólo ha permitido impulsar una visión conjunta del sector, sino concretarla en acciones y hechos tangibles.

La colaboración en el sector, sumada a las crecientes ventajas competitivas de nuestro país, a partir de las reformas transformadoras, han hecho de México el cuarto destino mundial de inversiones de manufactura aeroespacial.

Así, nuestro país se ubica como el décimo quinto productor aeroespacial. Y si bien ésta es una posición importante, nuestro objetivo es llegar a estar entre los 10 primeros lugares para el año 2020.

Para lograrlo, durante esta Administración hemos dado un fuerte impulso a esta actividad, a partir del Programa Estratégico de la Industria Aeroespacial, el ProAéreo. Estamos trabajando para que las exportaciones del sector superen los 12 mil millones de dólares anuales y cuenten, al menos, con un 50 por ciento de contenido nacional en su manufactura.

Pero, sobre todo, buscamos multiplicar el número de empleos bien remunerados del sector aeroespacial, para pasar de los 45 mil actuales, que ya se generan, a llegar a 110 mil para el año 2020. Para esa fecha se estima que aproximadamente un tercio de sus puestos de trabajo requerirán un nivel de preparación de ingeniería avanzada.

Ese es el futuro para esta sofisticada industria en México. Ese es el futuro que desde ahora estamos proyectando en esta primera Feria Aeroespacial México 2015.

Señoras y señores:

Agradezco a nuestras Fuerzas Armadas la organización de este importante encuentro internacional. Celebro esta iniciativa, que contribuye al desarrollo del sector aeroespacial de nuestro país.

En tierra, mar y aire, todos los días nuestras Fuerzas Armadas están sirviendo y protegiendo a los mexicanos. Esta misión es de la mayor exigencia y, por lo mismo, debe realizarse con equipo de última generación, que asegure la efectividad de sus operaciones y la integridad de sus elementos.

Por ello, durante esta Administración se está haciendo un esfuerzo inédito para renovar las flotas aéreas de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina.

Nuestras Fuerzas Armadas tendrán nuevos aviones y helicópteros para realizar misiones de entrenamiento, rescate, apoyo aéreo cercano, inteligencia, vigilancia y reconocimiento, lo mismo que para el transporte de carga y personal.

Éste es un frente más en donde nuestro país se está transformando a fondo, rompiendo inercias de décadas, para ponerse a la vanguardia.

Lo estamos haciendo en sintonía con la acelerada evolución que el sector aeroespacial está teniendo en nuestro país.

Sigamos trabajando todos para que México siga en esta ruta ascendente.

Muchas gracias.

Si me lo permiten, voy a proceder a la Declaratoria Inaugural de magno evento que, repito, se inscribe en la celebración de este Centenario de nuestra Fuerza Aérea de nuestro país.

Y con el amplio reconocimiento que hay para nuestras Fuerzas Armadas, y particularmente para la Fuerza Aérea Mexicana, que ha contribuido de forma decidida hace ya 100 años al desarrollo, al progreso, al bienestar y, sobre todo, al cuidado de la soberanía y de nuestra independencia nacional.

Por ello, me resulta muy grato declarar hoy, 22 de abril de 2015, inaugurada la primera Feria Aeroespacial México 2015, seguro de que este encuentro permitirá acelerar el desarrollo de una industria clave para el futuro de México y muy especialmente para la proyección de nuestro país en todo el mundo.

Que haya el mayor de los éxitos.

Muchas felicidades.