Muchísimas gracias.

          Muy buenas tardes a todas y a todos los asistentes a este evento.

         Quiero saludar a las autoridades aquí presentes, particularmente al señor Gobernador del Estado de Baja California Sur; agradecerle su hospitalidad y el mensaje cálido de bienvenida, que el día de hoy nos ha comunicado.

         Quiero saludar a todas las autoridades aquí presentes del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Baja California Sur.

          A las y los Legisladores Federales aquí presentes, particularmente a la Presidenta de la Comisión de  Comunicaciones, a quien le agradezco que ayer y hoy me esté acompañando en esta gira de trabajo.

          De igual manera, al Presidente de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados.

          Al señor Senador de la República por Baja California Sur, que está aquí presente.

          A servidores públicos de los distintos órdenes de Gobierno.

         A Delegados Federales.

         A servidores públicos del gobierno del Estado de Baja California Sur.

         Pero, de manera muy particular, quiero saludar con afecto, con respeto, a esta representación de la sociedad de Baja California Sur: a sus mujeres, a sus jóvenes estudiantes y a los hombres de trabajo de este gran Estado de Baja California Sur. 

         Señor Gobernador del Estado de Baja California Sur, nuevamente, muchas gracias. 

         Ayer tuvimos la oportunidad de compartir el primer evento público, iniciándose ya usted como Gobernador, a 53 días, como ayer lo compartió; 53 días, porque él sí lleva los números y la cuenta exacta, pero ayer la compartió, 53 días de estar ya al frente del Gobierno de esta entidad.

         Quiero agradecerle su hospitalidad, pero sobre todo esta gran apertura, esta gran disposición y actitud que usted ha compartido para que hagamos equipo, para que hagamos un frente común, el gobierno de Baja California Sur, junto con el Gobierno de la República, y podamos atender los temas más sensibles y de mayor preocupación para esta entidad.

         Entre ellos, quiero destacar uno que, sin duda, resulta de especial relevancia.

Quiero decir que, si bien para Baja California Sur uno de los motores principales del desarrollo económico de esta entidad es la actividad turística, junto a ella debe estar acompañando, precisamente, la atención a distintas necesidades que permitan que esta actividad se potencie, se consolide y depare bienestar para los habitantes de este estado. 

         Uno de esos temas es el de la seguridad pública. Y es, sin duda, uno de los sensibles quizá, o más sensibles para la sociedad sudcaliforniana; muy señaladamente, para la capital del estado.

         Quiero decirle que el Gobierno de la República está resuelto, está decidido, y con la firme voluntad de acompañar el empeño y el esfuerzo de su Gobierno para que en esta entidad prevalezcan condiciones plenas de seguridad pública, de tranquilidad para los sudcalifornianos, y eso permita que el turismo siga siendo una actividad importante para esta entidad.

         Junto a este tema, señor Gobernador, están otros que implican impulsar proyectos de infraestructura que el estado necesita.

          Hoy estamos inaugurando una obra de infraestructura verdaderamente importante, que es la Autopista San José del Cabo-Cabo San Lucas, con una longitud de casi 40 kilómetros.

Y tanto ayer, en otro estado, como ahora aquí, en Baja California Sur, ayer en Sonora, hoy en Baja California Sur, se han entregado obras de infraestructura carretera, que forman parte de este gran plan que el Gobierno se ha trazado para lograr una mejor conectividad entre las distintas regiones del territorio nacional.

         Y vale la pena darle justa dimensión al esfuerzo que esto implica, porque demanda inversión de recursos, a veces públicos, a veces privados; a veces la suma de recursos de los dos ámbitos, tanto público como privado, pero que permiten realmente crear infraestructura para elevar la competitividad de nuestro país, mejorar la conectividad de nuestro país y, sobre todo, lograr que México sea un país mucho más moderno, más seguro, y que genere condiciones de bienestar para su población. 

         Cuando encontramos buenas obras de infraestructura, grandes autopistas, grandes carreteras, parecieran a veces sólo parte del paisaje, cuando no se logra apreciar suficientemente lo que hay detrás de cada una de estas obras.

         Está el compromiso de quienes se deciden a invertir, sea público o sea privado, el de llevar a cabo la obra.

Está la generación de empleos, detrás de la construcción de cada una de estas grandes obras; porque estas obras permiten que se generen empleos para la realización de las mismas.

Pero algo muy importante: potencian la oportunidad; es decir, proyectan a cada región donde hay la nueva infraestructura, para que llegue más progreso.

         La obra que estamos inaugurando el día de hoy, no sólo comunica de mejor manera a San José del Cabo con Cabo San Lucas.

Sí, es cierto, es una de las 17 autopistas que ya se han puesto en operación o que se están poniendo en operación, de las 52 autopistas que nos hemos trazado construir, con una extensión superior a los tres mil kilómetros de longitud.

Pero no sólo mejora la conectividad entre estos dos puntos del Municipio de Los Cabos; no sólo contribuye a detonar desarrollo para esta región, sino mejora la conectividad de toda esta región, con el resto del Estado de Baja California Sur.

          La distancia que ahora se acorta en tiempo entre estas dos poblaciones, también lo hace en lo que es, sin duda, el destino turístico más importante de Baja California Sur, que son Los Cabos, con el resto del estado, al poner a una distancia el aeropuerto de Los Cabos, que tiene una mejor conectividad que los otros que hay en esta región.

El aeropuerto de Los Cabos se coloca a una distancia de la capital del país, por carretera, de apenas una hora 20, una hora 25 minutos del estado; de la capital del estado, perdónenme, de la capital, de La Paz; de la capital del estado, La Paz, al aeropuerto que está aquí, en Los Cabos, estará a una distancia de tiempo de prácticamente una hora 25 minutos. Y mejora obviamente la conectividad entre estos dos puntos.

Esa es la trascendencia e impacto que tienen las obras de infraestructura que estamos llevando a cabo, son para llevar progreso, para detonar, realmente, el potencial que cada una de las regiones tiene en las diferentes entidades del país.

         Junto a esta obra de infraestructura, quiero hoy comprometer, señor Gobernador del estado, el propósito y la voluntad del Gobierno de la República para revisar distintos proyectos, que permitan que otros proyectos, que hay en esta entidad, se puedan consolidar y puedan convertirse en importantes destinos turísticos.

         Está el caso particular de Loreto. Loreto que fue un proyecto impulsado hace ya varios años, hace ya varias décadas, no ha logrado consolidarse; forma parte de los proyectos que FONATUR hace décadas impulsó, y que aún no ha encontrado un espacio de consolidación plena.

         Quiero comprometer el que hagamos un esfuerzo compartido, conjunto, sumemos esfuerzos, trabajemos en cómo podemos potenciar el desarrollo de este sitio tan bello, tan relevante del Estado de Baja California Sur y que, sin duda, tiene un enorme potencial.

         Voy a dar indicaciones a las distintas áreas del sector turismo, al Secretario, al titular de la Secretaría de Turismo; al de Comunicaciones y Transportes, al de SEMARNAT, que es el responsable y, además, es mi representante en esta entidad, que por cierto, hoy está celebrando su cumpleaños.

Vaya forma de celebrarlo, Rafael, en esta inauguración, para que, con el gobierno del estado revisemos el proyecto, y veamos cuál es la mejor manera y la mejor forma de realmente consolidar el proyecto que hace ya décadas se trazó, pero que aún no ha logrado madurar.

         Démosle el empujón y busquemos la mejor forma para hacer de Loreto, otro gran polo de desarrollo del Estado de Baja California Sur.

     Baja California Sur es un estado, déjenme decirles, que tiene una vocación propia, que es justamente la turística.

Es Baja California Sur uno de los destinos turísticos más importantes de nuestro país, y el turismo a nivel nacional ha sido uno de los motores importantes del desarrollo económico de nuestro país.

Hoy, de hecho, y ayer lo compartía en un evento que tuvimos juntos, al inaugurar un nuevo proyecto de turismo médico aquí, en Los Cabos, compartía que el turismo ha venido creciendo y repuntando de manera muy significativa.

         Déjenme darles las cifras que ayer les compartí, pero que vale la pena hoy, aquí, frente a la representación de la sociedad sudcaliforniana, nuevamente volver a poner en relevancia, porque no son menores.

         Primero. México, a tres años de distancia, volvió a colocarse como uno de los 10 destinos turísticos más importantes del mundo.

México es el décimo país en el mundo que más turistas recibe, y por eso la actividad turística es una de las que se ha vuelto, para México, un importante motor del desarrollo de nuestra economía.

           Y esto significa que la actividad turística depara a muchos habitantes, a muchos miembros de la sociedad mexicana, oportunidades de desarrollo, de realización, de crecimiento personal y, sobre todo, de bienestar colectivo, particularmente en los distintos destinos.

         Y sobre todo, que el Gobierno de la República ha impulsado la distinta diversidad que tiene nuestro país en la oferta turística que pueda presentar al mundo.

No sólo la de sol y playa que, sin duda, es relevante por la belleza de nuestra naturaleza, del clima que tenemos; de las bellísimas playas que hay en México. Sino hay otras opciones, de turismo cultural, de turismo de aventura.

Hay opciones varias que México ofrece al mundo y a los propios connacionales.

         Por eso, el turismo es una importantísima actividad que vale la pena poner en justa relevancia y dimensión de lo que representa para el desarrollo de nuestra sociedad.

         Decía el día de ayer, que el turismo en los últimos meses ha venido creciendo de forma significativa. Que en el mes o en los meses que han corrido de enero a agosto de este año, el turismo se ha incrementado con relación al que tuvimos el año pasado.

         Y ya 2014 fue un año especialmente relevante para el turismo. No obstante el efecto devastador que tuvo Odile en Baja California Sur, que ya no mencioné, pero vale la pena recordar, y ayer lo dije, porque a un año, poco más de un año de distancia, sin duda, el  rostro que hoy tiene Baja California Sur y Los Cabos es uno muy distinto del que presentaba en aquel entonces.

         Que aquí estuvo el Gobierno de la República, acompañando el esfuerzo de los sudcalifornianos, que demostraron que, frente a la fuerza destructiva de la naturaleza, de estos embates, a veces, de la naturaleza, estaba también, y se ha así manifestado y acreditado, la fuerza constructiva de los sudcalifornianos para superar  lo que fue ese momento adverso, acompañado en todo momento del empeño y esfuerzo del Gobierno de la República y del gobierno del estado sudcaliforniano.

         Y si bien 2014, decía yo, fue un buen año para el turismo de México, así se proyecta o lo seguirá siendo este año.

Decía yo que de enero a agosto de este año el incremento turístico o, más bien, hemos tenido un mayor número de visitantes: 21.2 millones de turistas a nuestro país, que representa ya 8.4 por ciento más de lo que tuvimos en 2014.

         De mantenerse esta tendencia, seguramente lograremos tener del orden o poco más de 30 millones de turistas en nuestro país.

México se seguirá consolidando como un destino turístico en todo el mundo, y ello en beneficio de la sociedad mexicana.

         Por eso, seguiremos trabajando para impulsar la actividad turística, para consolidar proyectos que, si bien no han logrado su debida maduración, como el caso de Loreto, podamos potenciarlo.

         Seguiremos construyendo infraestructura. Porque a la par de lo que ha significado la concreción de importantes reformas estructurales, que hoy beneficios ya se aprecian entre la sociedad mexicana, ahí están beneficios hoy: el tener una reducción de las tarifas de energía eléctrica, una reducción en las tarifas de telefonía móvil y de  telefonía fija.

         Hoy, el tener realmente una de las tasas de inflación más bajas, al estar cuidando de manera muy especial y actuar responsablemente para cuidar nuestro entorno macroeconómico; el que se hubiese puesto fin a los gasolinazos, a los incrementos  mensuales que había a la gasolina.

         Todo esto deriva de las reformas estructurales. Y que si bien no han alcanzado su plena maduración, junto a estas reformas, que ya deparan beneficios a la sociedad mexicana, a la par de ello, está la construcción de importante infraestructura que eleva nuestra competitividad, que nos hace más atractivos.

         Y hoy, cuando lo más ausente y carente que se tiene en el mundo, en un mundo o en un entorno global difícil y complejo, que es, precisamente, el de la confianza y el de poder atraer inversiones que detonen empleo, México, dentro de las economías emergentes, se mantiene firme a partir de fortalecer sus condiciones y potenciar las que tiene hacia adelante, para seguir creciendo y seguir siendo un polo de desarrollo importante que depare beneficios a su población.

         Esa es la mística de trabajo que tiene el Gobierno de la República: concretar sus esfuerzos, alcanzar las metas que nos hemos trazado; seguir llevando a cabo los proyectos de infraestructura, particularmente carretera, como es el caso que hoy nos ocupa, para seguir consolidando la conectividad que tenga nuestro país, y eso lleve progreso y desarrollo a más regiones del territorio nacional.

         Por eso, quiero felicitar a los sudcalifornianos.

         Primero. Por darme la oportunidad nuevamente de estar entre ustedes.

Acompañar, por primera vez, en este acto público, ayer en un evento más privado, más cerrado, que fue la inauguración de este proyecto turístico, ahora frente a la sociedad y la representación de la sociedad sudcaliforniana, acompañar al Gobernador en este primer acto público y en esta primera visita que hago como Presidente de la República a esta entidad.

             Agradecer la hospitalidad que ustedes me dispensan, sobre todo, oportunidad, también, para reiterar el compromiso de mi Gobierno de acompañar los esfuerzos propios que lleva a cabo el gobierno del estado de Baja California Sur. 

Que, a todas luces, señor Gobernador, se aprecia además gran actitud, espléndida disposición y gran entusiasmo y vigor para cumplirle a los sudcalifornianos. Y no estará solo, le habrá de acompañar el Gobierno de la República.

         Así lo ha testimoniado ya, en la relación que ha tenido con distintos funcionarios del Gobierno de la República, y así seguirá siendo, y así lo estamos haciendo con los gobiernos de todas las entidades federativas, porque, como ayer lo compartía con el Gobernador, y en ello concluyo.

         Para quienes ya hemos sido electos gobiernos, en los distintos órdenes, nos ocupa una sola, un sólo objetivo, que es servir a la población; servir a todas y a todos los mexicanos, no importando razones de origen partidario, religioso e ideológico, hoy, trabajamos por un México.

         Y aquí, precisamente, quiero ilustrar lo que estoy diciendo cómo Baja California Sur, al recordar lo que significó el impacto del Huracán Odile, nos deja ver que cuando sumamos voluntades y esfuerzos somos capaces de sobreponernos a cualquier adversidad.

         Baja California Sur y Los Cabos, de manera particular, es un vivo ejemplo, fiel testimonio de lo que se puede lograr cuando sumamos voluntades y esfuerzos.

Aquí superamos la adversidad, nos sobrepusimos, realmente, al impacto devastador que tuvo el Huracán Odile hace poco más de un año.

         Y juntamos voluntades, trabajamos en equipo, desplegamos un gran esfuerzo para recuperar y reconstruir todo lo que se había destruido en aquel entonces.

Y veamos lo que hoy tenemos aquí, en Baja California Sur, y particularmente aquí, en Los Cabos, un municipio reconstruido, de pie, firme, decidido a seguir construyendo bienestar para los suyos.

          Aquí está el Presidente de la República, acompañándoles siempre de forma solidaria, comprometida y decidido a acompañar el esfuerzo de la sociedad sudcaliforniana para impulsar su desarrollo.

         Muchas gracias por su hospitalidad.

         Muchas gracias por dispensarme la oportunidad de estar entre ustedes.

         Sigamos trabajando para bien de Baja California Sur, para bien de todo México.

         Muchas gracias.