Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este acto al señor Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Al Secretario de Gobernación.

Al Secretario de Defensa.

Al Secretario de Marina.

A Gobernadores de distintas entidades, de Chiapas, de Chihuahua, que nos acompañan en este acto, por su participación dentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores, muy vinculada a temas de la protección civil.

A integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Y de manera muy particular a integrantes de distintas agrupaciones, tanto del Estado mexicano, de nuestras Fuerzas Armadas, en la Policía Federal y en otras instituciones de protección civil, y de igual manera en agrupaciones de la sociedad civil que se han solidarizado y han respaldado y apoyado las labores de apoyo y rescate a la población civil en casos de desastre, siendo además partes integrantes de todo este sistema que se ha venido conformando en nuestro país para la prevención y la protección civil.

Muy distinguidos invitados.

Señores legisladores federales; Senadores de la República; Diputados Federales.

Y muy distinguida concurrencia que integran o representan todas estas áreas del Estado mexicano, de entidades del país en materia de protección civil.

Señoras y señores:

Como aquí se ha dicho, por su ubicación, orografía y condiciones demográficas, México está expuesto a una amplia variedad de contingencias con distintos niveles de riesgo para la población.

En nuestra historia reciente, el país se ha enfrentado a múltiples fenómenos naturales, como la erupción del volcán Chichonal, en 1982; las graves inundaciones ocurridas en Tabasco y Chiapas, en el año 2007, y el constante embate de huracanes y tormentas tropicales o movimientos telúricos, como los sismos de 1985.

Hoy recordamos con respeto a quienes perdieron la vida en esos desastres y nos solidarizamos con todas las personas que han sufrido afectaciones por emergencias como éstas.

El mayor homenaje a ellos son los avances que los mexicanos hemos logrado en materia de protección civil, especialmente la cultura de la prevención, que hoy es parte ya de nuestra vida cotidiana.

Nuestro país ha dado pasos firmes para mejorar los sistemas de asistencia y protección a la población. Hoy, gracias al esfuerzo de la sociedad, instituciones académicas y los tres órdenes de Gobierno, México cuenta con instrumentos y sistemas de protección civil más eficientes y profesionales, así como con ciudadanos más conscientes, capacitados e informados.

Los mexicanos hemos desarrollado una cultura de autoprotección para reducir riesgos y saber cómo actuar antes, durante y después de que ocurran los siniestros.

Hoy, México cuenta con una sociedad civil organizada, con ciudadanos que además de brindar año con año su solidaridad, también conforman asociaciones civiles de apoyo ante contingencias.

El Gobierno de la República reitera su reconocimiento y, sobre todo, gratitud a todos los mexicanos que han aportado su tiempo, recursos o trabajo en favor de nuestros hermanos afectados por los fenómenos que recientemente ha vivido nuestro país, como fue Ingrid y Manuel el año pasado y el Huracán Odile, en septiembre de este año.

De manera especial, este día reconocemos a elementos del Ejército Mexicano, de la Marina Armada de México, de la Policía Federal y de la Cruz Roja Mexicana que hoy son galardonados.

Otro elemento importante que hemos logrado desarrollar para proteger a la población es la coordinación entre los distintos órdenes de Gobierno: Federal, estatal y municipal.

Ante casos de emergencia, la Federación, los estados y municipios, mantienen una comunicación constante y articulada para proteger la vida de los mexicanos, resguardar su patrimonio y recuperar la normalidad.

Sin embargo, en el Gobierno de la República estamos determinados a fortalecer aún más esta coordinación, para que las acciones de protección civil sean todavía más eficientes y con mejores resultados.

Por ello, di indicaciones a la Coordinación Nacional de Protección Civil, que encabeza Luis Felipe Puente, para elaborar, junto con las demás dependencias, un Plan Maestro de Respuesta Federal en caso de contingencias mayores.

El resultado de ese amplio y extensivo trabajo de vinculación interinstitucional, es decir, de distintas dependencias del Gobierno Federal es el Plan MX. Es una herramienta que a partir de hoy está lista para coordinar y articular, por primera vez en la historia de nuestro país, la respuesta de todas las instancias del Gobierno de la República ante una emergencia.

En el Plan MX están alineados el Plan DN-III, de la Secretaría de la Defensa Nacional; el Plan Marina y el Plan de Apoyo a la Población Civil de la Policía Federal, así como los planes de respuesta de dependencias y entidades de la Administración Pública, como PEMEX, Comisión Federal de Electricidad y CONAGUA.

Con este plan se reducirán los tiempos de respuesta, se evitará la duplicidad de esfuerzos y se podrá concentrar la atención del Gobierno con mayor precisión en las situaciones y lugares que más lo requieren.

El Plan MX ha sido diseñado con un claro y amplio objetivo: proteger la vida y el patrimonio de los mexicanos de todas las regiones de nuestro territorio, antes, durante y después de una contingencia.

En ese instrumento de respuesta inmediata, los voluntarios y asociaciones de la sociedad civil seguirán ocupando un lugar destacado.

Desde hace 10 años, el Gobierno de la República reconoce el valor, la responsabilidad y el compromiso de ciudadanos y organizaciones en casos de emergencia con el Premio Nacional de Protección Civil.

Felicito, por ello, al Consejo Estatal de Protección Civil del Estado de Chiapas, cuyo Presidente o Secretario Ejecutivo de este Consejo ha dado aquí un mensaje en el que nos ha compartido la experiencia propia de Chiapas y el referente importante que significa para fortalecer el plan de acción del Estado mexicano en su conjunto.

Por su ejemplar labor en acciones de autoprotección y autopreparación, destacando la creación en Chiapas de más de cuatro mil Comités de Prevención y Participación Ciudadana.

Igualmente, reconozco al Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales, Asociación Civil, mejor conocida como CADENA, que durante más de una década ha auxiliado a poblaciones de 14 estados del país.

Es de resaltar que por primera vez, también se entregan menciones honoríficas a ciudadanos e instituciones que se han distinguido por su compromiso y aportación a la Protección Civil del país.

Es el caso de la maestra Imelda Escamilla y del licenciado Federico Acevedo.

También han recibido mención honorífica el Grupo de Tarea de la Octava Región Naval y el equipo de Búsqueda, Localización y Neutralización de Artefactos Explosivos de la Secretaría de Marina.

También reciben este reconocimiento la 13ª Compañía de Infantería No Encuadrada y la Base Aérea Militar número 7, que tiene lugar en Acapulco, ambas de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Todos ustedes representan el espíritu de servicio de los ciudadanos, marinos y soldados de México.

Muchas felicidades por este logro y por esta aportación tan importante en favor de la protección recibida en el país.

Quiero refrendar mi reconocimiento a nuestras Fuerzas Armadas, por su infatigable respaldo a los mexicanos en momentos de dificultad.

Y por ello me congratulo de entregar a representantes de nuestras Fuerzas Armadas estos reconocimientos que, sin duda, van en reconocimiento y gratitud a los miles de elementos de estas instituciones del Estado mexicano, que han apoyado y respaldado a ciudadanos en momentos difíciles.

Nuevamente, mi más amplio y mayor reconocimiento.

Permítanme agregar, después de haber visto el video que hace un momento fue mostrado ante todos ustedes, lo que ha significado realmente el trabajo de coordinación y quizá la prueba más reciente que hemos tenido y que ha probado la capacidad de actuar en esta coordinación de esfuerzos fue la atención que prestamos en Baja California Sur, particularmente en la Ciudad de Los Cabos.

Las imágenes hablan por sí mismas, de los efectos y de los grandes daños ocasionados por el Huracán Odile y que aquí compartía hace un momento con el Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República que fue sorprendente como en sólo 22 días pudimos dar una atención muy efectiva, habiendo logrado la evacuación de más de 27 mil visitantes o turistas que estaban varados en Los Cabos, particularmente por vía aérea, y haber llevado a 20 mil o casi 20 mil servidores públicos de distintas dependencias para dar atención a la población.

Precisamente, este último evento, lamentable que se presentó ahí, en Baja California Sur, puso a prueba esta capacidad, precisamente nos permitió poner en práctica este esfuerzo de coordinación, de actuación al unísono y en un solo frente de todas las dependencias del Gobierno de la República y de nuestra articulación con otras autoridades del orden estatal y de los órdenes municipales.

Si bien es cierto que México ha ganado mucho en materia de cultura en favor de la prevención y de la protección civil, sin duda, no podemos cejar nuestros empeños, nuestros esfuerzos por mejorar nuestras capacidades institucionales.

Y con el Plan MX lo que buscamos es articular de mejor manera, como lo hicimos posible y se demostró en Baja California Sur, que sí es posible trabajar en un solo frente de manera bien articulada, bien coordinada, optimizando nuestras capacidades en beneficio de la población.

Por ello, quiero hacer de este espacio uno más para reiterar gratitud y reconocimiento a instituciones del Estado mexicano, de todos los órdenes y a las organizaciones de la sociedad civil que han participado de manera comprometida, solidaria y muy eficiente en apoyo a nuestros hermanos mexicanos cuando más lo han necesitado en momentos de desastre.

Nuevamente felicidades y mi mayor reconocimiento.

Señoras y señores:

Hoy, México está mejor preparado para hacer frente a posibles contingencias. Con el Plan MX nuestros esfuerzos estarán mejor coordinados para hacerlos más efectivos y pertinentes.

Los mexicanos sabemos que la protección civil es una labor permanente. Estar constantemente informados, capacitados y listos para actuar es, sin duda, un deber de toda la sociedad mexicana.

Quienes hoy han sido galardonados, son el mejor ejemplo de que todos podemos y debemos hacer nuestra parte.

En ustedes reconocemos a los miles de voluntarios, rescatistas, paramédicos, enfermeras, médicos, bomberos, policías, soldados y marinos que apoyan con valor y profesionalismo a los mexicanos en el momento en que más lo necesitan.

Enfrentando juntos los desafíos podremos vencer cualquier adversidad y construir un México más seguro para todos los mexicanos.

Muchas gracias.