Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar a todas las autoridades deportivas de nuestro país.

Autoridades en el ámbito educativo, en donde se inscribe justamente la responsabilidad que tiene el Gobierno de la República de impulsar el deporte de nuestro país.

Les saludo con enorme agrado.

De igual manera, a los representantes del Senado de la República.

Presidentes de las Comisiones del Deporte en Senado, Cámara de Diputados.

Saludo a todos nuestros invitados especiales, a quienes han sido reconocidos con el Premio Nacional del Deporte; quienes han brillado, precisamente, a partir de su esfuerzo, su empeño, su dedicación y que hoy encuentran este reconocimiento en el Gobierno de la República, en el jurado calificador que se ha integrado, precisamente, para reconocer la trayectoria de muchas y muchos de ustedes en distintas asignaturas, en distintas disciplinas del deporte nacional.

Saludo a muy distinguidos invitados que hoy nos acompañan.

A glorias del deporte, particularmente del box, hoy que hacemos un homenaje, también post mortem, a don José Sulaimán.

Y por ello me da gusto saludar a su esposa, a su familia, a sus hijos, a sus nietos, a integrantes de su familia en este reconocimiento post mortem, de quien en vida recibió también muchos reconocimientos y quien fuera un gran promotor del box en nuestro país.

Aquí hoy nos acompañan quienes han sido campeones en esta disciplina del boxeo nacional, mundial.

Agradezco su presencia en esta ceremonia.

A Don King, otro gran promotor, quien ha sido también y ha secundado la labor de don José Sulaimán,  y que ha sido un gran promotor del box, me da mucho gusto saludar.

Y a quienes nos acompañan en esta ceremonia: a  familiares, amigos, seres queridos de quienes hoy son reconocidos con este Premio Nacional del Deporte y con los reconocimientos que hoy estamos entregando.

Agradezco la presencia de periodistas y conductores deportivos que nos acompañan en esta ceremonia.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Hoy de forma inusual, no solo creo está presente en la fuente y me refiero a quienes representando a distintos medios de comunicación, acompañan las actividades del Presidente de la República, sino también veo aquí a muchos reporteros gráficos del deporte, sin duda, una de las actividades que tiene mayor seguimiento entre los mexicanos.

Gracias por estar aquí presentes.

Señoras y señores:

Una de las virtudes que los deportistas mexicanos han demostrado en los últimos años es su anhelo y su capacidad para superarse a sí mismos; sus ganas de convertirse en los mejores del mundo.

A quienes hemos premiado el día de hoy, a quienes hemos reconocido el día de hoy, son ejemplo, precisamente, de que en México sí es posible encontrar talento, ser talentos, competir con cualquier otro del mundo y ganar, estar por encima de ellos.

Y esto no es más que reconocimiento, justamente, a la disciplina, a la dedicación, al sacrificio que tienen que hacer para poder destacar y distinguirse en las distintas justas deportivas en las que han participado.

Pero, si bien esto representa, como Nely en su intervención hace un momento lo compartía, si bien representa un gran triunfo para ellos mismos, lo es, también, un gran triunfo para México.

Son ustedes, mujeres y hombres deportistas, quienes han puesto muy en alto el nombre de México; quienes nos han hecho vibrar, quienes nos han hecho llenar de emoción, al ver izada nuestra Bandera en los distintos podios y entonar el Himno Nacional, cuando han ustedes obtenido alguna medalla en las distintas justas deportivas en las que han participado.

Representa un triunfo para ustedes porque representa el reconocimiento, el logro, repito, a lo que ha significado una carrera, años o meses, o días de entrega, de mucha disciplina, de tener que dejar de lado otras actividades, de posponer otras actividades, a lo mejor de carácter recreativas, sociales, o de cualquier otro orden, para dedicarse, justamente, a prepararse, a estar en condición óptima para cuando tiene que llegar la competencia.

Por eso, como Presidente de la República es para mí motivo, primero, de gran honor, de gran honor entregar hoy reconocimientos a campeones, a campeonas y a campeones que han brillado por su esfuerzo propio.

Más allá de haber tenido respaldo y apoyo, sea en los clubes, sea a través de la Comisión Nacional del Deporte, que es esa la función que tiene; más allá de ello, es por su dedicación.

Es porque se han entregado en cuerpo y alma a prepararse, a formarse y a destacar en distintas disciplinas.

Por eso, es que como Presidente de la República es para mí motivo de gran honor y de gran distinción ser yo quien entregue a ustedes este reconocimiento, este merecido reconocimiento por su entrega, labor, por honrar a México, por llevar los colores de nuestra bandera en las distintas disciplinas.

Nuevamente, quiero expresarles a todos con gran emoción mi mayor reconocimiento y que lo hago en nombre de toda la sociedad mexicana, que se siente plena y orgullosamente reconocidos con ustedes por el gran ejemplo que son para todos, pero sobre todo por el logro personal que ha significado y el gran orgullo que le han dado a nuestra Nación.

Muchísimas felicidades.

Quisiera, brevemente, porque no es menor y quisiera así significar la labor de cada uno de nuestros reconocidos, de quienes han recibido el Premio Nacional del Deporte.

A Saúl Gutiérrez Macedo, quien ha demostrado, una vez más, que México es una potencia mundial en taekwondo, al ganar, con punto de oro, el primer lugar en los Panamericanos de Toronto 2015, y además de ser un distinguido integrante de nuestras Fuerzas Armadas, doble motivo de orgullo el que sea reconocido con este Premio Nacional del Deporte.

A Crisanto Grajales Valencia, quien se ha convertido en triatleta, el triatleta más destacado de nuestro país, y hoy en día el mejor posicionado en todo el Continente Americano. Al ganar el oro en Toronto, nos mostró su coraje y perseverancia al sobreponerse a una lesión, pocos días antes de la competencia.

Desde aquí, le mandamos a Crisanto un merecido reconocimiento y un abrazo muy afectuoso.

A su entrenador, Eugenio Adrián Chimal Domínguez, aquí quiero destacar que será la primera dupla, entrenador-atleta, de nuestro país, que logra su calificación a dos Juegos Olímpicos, por eso es que les deseo el mayor de los éxitos en Río 2016, este año, porque ya estamos justamente en la recta final para esta competencia.

También felicito al Titán, a Gustavo Alfonso Ayón Aguirre, un ícono de la Selección Nacional de Basquetbol y uno de los jugadores más reconocidos en España; que ha ganado cuatro títulos, tan sólo durante 2015.

Desde aquí, porque está ahora en España, le enviamos un abrazo y un reconocimiento; a través de su señor padre, nuestro reconocimiento y un abrazo muy afectuoso para él.

A Nely Edith Miranda Herrera, ganadora por tercera ocasión de este Premio Nacional.

En los pasados Juegos Parapanamericanos  de Toronto se convirtió en nuestra máxima medallista, al obtener cuatro oros y dos platas en natación.

La constancia que has demostrado, Nely, a lo  largo de tu carrera deportiva es un gran ejemplo de superación para los mexicanos.

Y sobre todo, al igual que tus demás compañeros deportistas, nos demuestras que cuando se quiere, se puede; que sí es posible romper cualquier barrera, cualquier obstáculo.

Lo más importante es tener en nuestra mente, dejar de lado y apartar de nuestra mente actitudes derrotistas o pesimistas.

Ustedes son ejemplo de que cuando se quiere, repito e insisto, cuando se quiere y hay pasión por lograr las cosas, se puede.

Felicidades nuevamente, Nely.

Amalia Pérez Velázquez, poseedora del récord mundial en powerlifting, y que por quinta ocasión habrá de representarnos en una justa paralímpica este año.

Amalia:

Muchísimas felicidades. Ya te dije que lo que logras levantar, más o menos, no sé, quizá sea mucho, pero prácticamente el peso de dos Presidentes, que pesen igual que yo, pero es lo que estás levantando.

Muchas felicidades, Amalia.

A José Raúl Peláez Ampudia, quien se ha destacado en los últimos años por entrenar a una de las generaciones de nadadores paralímpicos más sobresalientes de todos los tiempos:

Ha hecho de México su casa, originario de Cuba, pero hoy ya mexicano.

Muchas felicidades a este gran entrenador.

Y finalmente, a Guillermo Echevarría y Pérez, un nadador excepcional, que participó por primera vez en una justa  olímpica a la edad de 16 años, en Tokio 64. Y no sólo eso, ha sido el único mexicano en la historia en romper una marca mundial en natación.

Muchísimas felicidades.

Y finalmente, con especial respeto, este día reconocemos de forma post mortem, a  don José Sulaimán Chagnón, un gran apasionado y promotor del box de nuestro país.

Durante cerca de cuatro décadas, fungió como Presidente del Consejo Mundial del Boxeo, impulsando cambios visionarios que dieron origen a una nueva época en el boxeo profesional.

Me ha emocionado escuchar en el video que recién acabamos de ver, esto que él comentaba, que en vida todavía nos compartió, su orgullo de ser mexicano, el reconocimiento a esta tierra y el reconocimiento a lo que esta tierra puede dar para sus propias glorias, a través justamente de sus hijos, de mexicanas y mexicanos quienes se distinguen en distintos campos.

Y, hoy, reconocemos, precisamente, a quienes han distinguido en el deporte.

El reconocimiento a don José Sulaimán, aquí está su esposa, varios integrantes de su familia y muchos boxeadores mexicanos, de Estados Unidos, quienes fueron amigos de don José Sulaimán, y que hoy están aquí presentes para acompañar en este reconocimiento post mortem.

Vaya, desde aquí, en donde quiera que se encuentre, nuestro aprecio, nuestro reconocimiento y, sobre todo, nuestra gratitud por lo mucho que hizo en vida en favor del box de México y del mundo.

Muchísimas felicidades.

Quiero finalmente decirles que el Gobierno de la República tiene muy claro el compromiso de seguir acompañando a nuestros deportistas en sus actividades, en su empeño y en su dedicación.

Estaremos dedicando recursos, Alfredo Castillo tiene la encomienda de apoyar, de respaldar como Nely misma lo reconoció en su intervención, ahora parece que Alfredo entre tantos boxeadores y queriendo a lo mejor practicar con alguno, le descontaron ahí, porque trae un derrame en el ojo, que a lo mejor a distancia no se aprecia, pero se ve que alguien le puso ahí, no moretón, pero sí te dejaron el derrame en el ojo.

Alguno de los que está aquí presentes tal vez, Alfredo.

Pero Alfredo tiene la encomienda muy puntual y creo que lo está haciendo, de acompañar a nuestros deportistas. No sólo allá, en las gradas apreciando y echándoles porras, Nely, sino especialmente deponiendo todas las capacidades, los recursos que tiene el Gobierno de la República, dedicados al deporte, precisamente, en la forma que mejor sirvan, que mejor les capacite, que mejor les prepare.

En 2015, de hecho, el gasto público en deporte ascendió a más de siete mil millones de pesos. Esa es la inversión que hizo en el deporte.

Quizá no en lo que quisiéramos, pero tampoco es nada. Es una inversión importante que bien empleada, bien dedicada, bien orientada, sin duda, dará mayores frutos y mayores glorias dentro del deporte nacional.

También, debo decir, que se han firmado convenios con Cuba y con China para contar con el apoyo de 46 entrenadores cubanos, 23 chinos, a fin de mejorar la formación de nuestros atletas de alto rendimiento.

Y para ampliar y fortalecer la infraestructura deportiva a nivel nacional, está en marcha la remodelación y construcción de 20 unidades deportivas en 12 estados de la República.

Finalmente, quiero compartirles porque, efectivamente, Alfredo, éste es el primer acto público que tengo después de haber regresado de esta gira por la Península Arábiga y por haber estado en Davos.

Lo único que les puedo compartir es este sentimiento y esta emoción que hay entre ustedes, porque ven en nuestros deportistas el potencial que tienen, la capacidad demostrada que han tenido de ser los mejores y de triunfar en distintas justas dentro de diferentes disciplinas del deporte. Ellos nos han demostrado que sí es posible.

 Al regresar de esta gira les puedo compartir que México, como país, es como en el deporte: estamos empeñados en mejorar nuestra capacidad, nuestra capacidad de rendimiento, de ser mejores, de destacar y de distinguirnos frente al mundo. Y lo estamos haciendo, el mundo así lo está reconociendo.

Y cuando lo dice el Presidente pareciera que lo hace sólo para hablar de lo que se ha hecho en este Gobierno. 

Pero, a final de cuentas, lo que este Gobierno ha hecho y ha venido impulsando es hacer su contribución a que México se mueva, a que México pueda intensificar, realmente, su capacidad para dar más a la sociedad mexicana, y recoger lo mucho que hemos alcanzado en las últimas décadas, en donde hemos transitado en un país de armonía, de paz social; en un país con instituciones que se ha forjado, precisamente, para impulsar oportunidades para las y los mexicanos.

Este Gobierno ha asumido su responsabilidad, ha impulsado cambios, ha impulsado transformaciones que nos dan, sin duda, una mejor condición para enfrentar los avatares del destino; los avatares que nos presenta hoy el mundo, la adversidades que estamos viviendo, pero como ocurre en toda disciplina deportiva, nos estamos preparando.

Estamos, de hecho, mejor preparados, mejor capacitados y con mayores fortalezas para enfrentar escenarios adversos, destacar, distinguirnos y, sobre todo, seguir forjando un México de mayores oportunidades, de mayores condiciones y de mayor bienestar para la sociedad mexicana.

Ese es nuestro objetivo, en eso estamos empeñando nuestro trabajo y al igual que en toda disciplina deportiva, habremos de conseguir conquistando medallas; no para el Gobierno, no para el Presidente, para todos los mexicanos.

Felicidades a nuestros galardonados y es un gusto estar aquí hoy acompañándoles, y entregarles este reconocimiento del Premio Nacional del Deporte.

Muchas gracias.