Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da enorme gusto estar aquí, nuevamente en mi tierra.

Saludar a las autoridades aquí, presentes.

Señor Gobernador, muchas gracias por la bienvenida, por su mensaje, siempre de gran aliento.

Y como Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, van a decir, señor Gobernador, que está usted abusando, porque ya he visitado últimamente muchas veces mi tierra.

Ahora, voy a tener que ir a recorrer varias veces el país, y regresar nuevamente a mi tierra. Pero siempre muy recargado de pilas y energía después de visitar aquí, mi tierra.

Gracias, Gobernador.

Y al saludarlo, saludo a todas las autoridades del Estado de México que están aquí, presentes; del gobierno del estado; representantes de los Poderes de esta entidad.

A quienes me acompañan, integrantes del equipo del Gobierno de la República, y quienes se estrenan, además, en esta nueva responsabilidad, como el Comisionado Nacional de Seguridad Pública.

El Jefe de la Oficina de la Presidencia, quien, además, será enlace directo con las autoridades del Estado de México, como anteriormente lo estaba el anterior Jefe de Oficina.

Me da mucho gusto saludar aquí a las y los Legisladores Federales presentes.

A las Senadoras de la República que están aquí, con nosotros.

A las Presidentas Municipales, Presidentes Municipales que están entre nosotros; quienes están en funciones y quienes han sido electos.

Pero de manera muy especial, quiero saludar a la representación de la sociedad mexiquense que está en este evento, y a quien saludo con gran afecto, con enorme calidez, y a quienes reconozco las expresiones de afecto que tienen para con su paisano Presidente de la República.

Saludo, de igual manera, a quienes integran o son integrantes de las distintas instituciones de seguridad pública, municipales y del estado, que están entre nosotros.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Me da mucho gusto estar nuevamente aquí, en mi tierra, como lo he señalado. Y no es casual. Porque el acto que hoy nos convoca se inscribe en dos propósitos y dos prioridades que tiene el Gobierno de la República:

El seguir desarrollando infraestructura para la modernización de nuestro país y, sobre todo, también seguir fortaleciendo las instituciones de seguridad pública.

Es ésta, ocasión para recordar ante ustedes que hace apenas algunos días, envié al Congreso el Paquete de Presupuesto para el próximo año.

Como ya lo señalé, es un presupuesto que, evidentemente, nos lleva al Gobierno de la República a apretarse el cinturón y a mantener una gran austeridad en el ejercicio del gasto público.

Y esto es consecuencia de lo que ustedes han escuchado, y todos los mexicanos, que está pasando.

Hay una gran volatilidad financiera. Significa que hay una gran incertidumbre, que las economías de distintas regiones y países del mundo, no han venido creciendo a lo que se esperaba.

Los grandes países, que son motores del crecimiento mundial y en donde México es parte, evidentemente no están dando señales de ese crecimiento pujante que mantuvieron en los últimos años.

Consecuencia de ello es, precisamente, que hoy tengamos un precio en el petróleo más bajo que en años anteriores; que tengamos volatilidad en el tipo de cambio, pero eso está pasando aquí y en muchas otras partes del mundo.

Y frente a ese escenario, como ya lo he señalado, también, el Gobierno de la República ha decidido actuar con gran responsabilidad, y ha presentado un Paquete Presupuestal que incluye, realmente, un ajuste en el gasto, que nos lleva a actuar con mayor austeridad, pero dejando a salvo varias de las áreas que son prioritarias para el desarrollo nacional.

Comparto aquí algunas de ellas, que son las que hoy nos convocan.

El tema de la seguridad pública, en el que tenemos que seguir invirtiendo. Tenemos que redoblar el paso y debemos seguir trabajando para fortalecer, precisamente, la capacidad del Estado mexicano para tener instituciones de seguridad más sólidas, más robustas, mejor preparadas, mejor equipadas, como hoy estamos haciendo tarea en este propósito y, sobre todo, más profesionales.

Y, por otro lado, seguir desarrollando infraestructura.

Nos hemos propuesto llevar a cabo un Plan de Infraestructura Nacional verdaderamente ambicioso, pero que ahora en la propuesta que hemos presentado, también daremos mayor cabida a proyectos de infraestructura y al desarrollo de los mismos que realmente se puedan realizar con una mayor participación del sector privado.

Para que pueda el Gobierno de la República destinar mayores recursos a otras áreas y a otras necesidades que tiene la sociedad mexicana, y con la participación del sector privado seguir construyendo y desarrollando la infraestructura que nuestro país necesita.

Yo celebro que esta actitud, que este espíritu vaya también a lo que lleven a cabo los gobiernos de las distintas entidades federativas.

En el caso particular del Estado de México, reconozco las obras que hoy se están entregando, que son parte de las obras de infraestructura que el gobierno del estado está llevando a cabo, que además sumamos recursos para realmente hacer entrega de mayor equipamiento a instituciones de seguridad pública, particularmente en los órdenes municipales.

Y esto es una muestra clara de esta convocatoria que el Gobierno de la República ha hecho, y de la disposición que ha acreditado y ha mostrado para hacer equipo y de hacer frente común con los gobiernos de las distintas entidades federativas.

Porque sólo trabajando en unidad de propósitos y en equipo, será posible realmente que nuestro país siga avanzando en esta ruta de la transformación.

Déjenme decirles que me da mucho gusto que a estos puentes que hoy inauguramos, que como Luis también nos refirió, van a permitir, efectivamente, hacer más rápido el tránsito por esta zona, pero sobre todo más segura, y sobre todo hacia una zona o una región aquí, del Municipio de Toluca, que tiene especialmente áreas de educación, instituciones de educación pública, como son instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de México y del CONALEP.

Pero, junto a ello, estas obras también benefician realmente el desarrollo económico de la región.

Hacen posible que las mercancías, que las personas, se trasladen de manera más rápida y eso haga posible también la disminución de costos que tiene el proveer de estos servicios y llevar productos a distintas partes.

Pero lo que yo quería referirles es que si algo celebraba, es el nombre que le han dado a estos dos puentes: Centenario de la Constitución. Centenario que habrá de darse precisamente en el año 2017, para celebrar nuestra Constitución de 1917.

Y lo celebro porque este Gobierno ha querido darle impulso y paso a cambios estructurales que permitan que nuestro país tenga un mayor desarrollo y genere condiciones de mayor bienestar.

Hay quienes este escenario o, más bien, este objetivo a veces lo llegan a poner en duda, hay a veces expresiones un tanto pesimistas de cómo estamos.

Pero a veces no es que quieran o pareciera que no quisieran reconocer los avances, los logros que se han tenido y cómo estamos en una ruta, realmente, que nos va a permitir llevar a México a mejores condiciones.

Hoy tenemos mejores cimientos. Hemos hecho reformas estructurales de las que se han hablado mucho y que por supuesto están posibilitando que nuestro país esté acelerando su desarrollo social.

Hoy, hay beneficios tangibles para la población.

Hoy, hay una disminución real, por ejemplo, en las tarifas eléctricas.

Hoy hay una disminución y una mayor economía en los bolsillos de las familias mexicanas con el cobro de larga distancia, que dejó de hacerse, larga distancia nacional. Hoy, todas las llamadas nacionales son llamadas locales.

Yo recuerdo cuando era Gobernador, cómo entonces, establecíamos gestiones para que las llamadas entre municipios ya de esta zona metropolitana dejara de cobrarse la larga distancia, la que se hacía de Toluca a Lerma, a San Mateo Atenco, a Xonacatlán, que eran llamadas de larga distancia.

Hoy ya no sólo esas llamadas, sino cualquiera que se realice dentro del territorio nacional, son llamadas locales.

Y todo esto genera ahorros para las familias mexicanas. Porque, además, no sólo disminuyó esta tarifa, sino también la tarifa de larga distancia internacional. En fin.

Los servicios de telefonía han disminuido, consecuencia en parte de la Reforma en Telecomunicaciones.

Consecuencia de la Reforma Hacendaria es que hoy ya no haya incrementos a la gasolina cada mes, que quizás sin darse cuenta la población, pero iba generando detrimento en la economía y en los bolsillos de las familias mexicanas.

Éstas son cifras muy alentadoras.

Y déjenme dar tres datos relevantes, insisto, para aquellos que a veces tienen una actitud pesimista.

Frente a ellos, aquí está la voz del Presidente de la República, que les quiere mostrar y acreditar que vamos por la ruta correcta y que hay cifras alentadoras de que el país está creciendo y está alcanzando mayores niveles de desarrollo.

Déjenme poner en contexto, frente a lo que el mundo vive, cómo nuestra economía, al final de cuentas, si bien no ha logrado crecer a los niveles que quisiéramos, porque el mundo no lo está pudiendo hacer, México mantiene un paso creciente hacia un mayor crecimiento en su economía.

Pero hay tres cifras que son alentadoras y que hoy les quiero compartir a los aquí presentes y a la sociedad mexicana.

Son tres datos realmente relevantes:

Primero. Tenemos la tasa de inflación más baja de la historia; que, de acuerdo a cifras de INEGI, la tasa de inflación a agosto fue de 2.59 por ciento. Es un dato que ya fue público, que ya lo conocemos.

Pero qué significa.

Que realmente el incremento que ha habido a productos y servicios, no ha sido mayor al que se había tenido en otros años.

Tenemos la tasa de inflación que históricamente más baja se haya registrado desde que se mide la inflación en México, desde hace más de 40 años.

Tenemos una inflación baja, lo cual nos permite tener estabilidad en los precios de los productos que consumen los mexicanos.

Otro indicador muy importante. Está habiendo cada día más empleo en México.

Hoy les puedo compartir que las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social del empleo registrado en el mes de agosto, nuevamente registra un incremento, incluso mayor al de los meses anteriores.

El incremento de los empleos que se generaron en el mes de agosto fueron 72 mil 359 empleos. Esto es, fíjense bien, 25.4 por ciento más de los empleos que se generaron en agosto del año pasado, con lo cual llegamos ya a un millón 496 mil empleos generados en lo que va de esta Administración.

Y decir esto es mucho o es poco.

Pongámoslo en contexto. A veces no me gusta hacer comparaciones, porque me gusta acreditar lo que hace este Gobierno, pero quizá para darle su justa dimensión vale la pena entonces registrar qué había ocurrido a estas alturas en otras administraciones del pasado, a esta etapa de la Administración.

En la de hace 12 años, en la Administración del 2000 al 2006, a estas alturas en México se habían perdido, no se habían generado, no sólo empleos, se habían perdido empleos. Había más de 500 mil empleos perdidos para entonces.

Hace seis años, en la última Administración, a estas alturas, había menos 62 mil empleos; 62 mil empleos menos.

Hoy tenemos registrados, a esta altura de la Administración, a casi tres años de haberse iniciado este Gobierno, casi un millón y medio de empleos generados en este Gobierno.

Hay más empleo en el país. Hay más empleo que se ha generado en México.

Y un tercer dato. La economía interna se está moviendo. Está habiendo mayor consumo.

El día de ayer, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, que agrupa principalmente a las cadenas comerciales de tiendas al menudeo y de tiendas departamentales, dio a conocer que el consumo o las ventas que tuvieron en el mes de agosto, comparado con el mes de agosto del año pasado, tuvieron un incremento de 7.8 por ciento.

Ésta es una cifra que incluso es mayor a lo que en promedio está creciendo nuestra economía.

Estos tres datos, tres indicadores, me parece que son alentadores, que dan señales claras de que nuestra economía se está moviendo, a pesar de que en el mundo tenemos un escenario adverso. De que el Gobierno está actuando con responsabilidad para cuidar la estabilidad económica de nuestro país.

Que hemos decidido ajustarnos y apretarnos el cinturón, generar ahorros internos, y mantener nuestras prioridades de inversión en seguridad pública, en el combate a la pobreza y en el desarrollo de más infraestructura, para beneficio de los mexicanos.

Como lo dije en mi Tercer Informe de Gobierno: Éste es momento de mantenernos claros en el rumbo que nos hemos trazado, en los objetivos que claramente hemos definido, que hemos hecho ya, o hemos construido los cimientos para arribar a la concreción de estos objetivos, y que hoy nos convoca a edificar de forma perseverante y congruente sobre lo que hemos construido y sobre lo que tenemos que llegar, o a lo que tenemos que llegar, a partir de las metas que están claramente trazadas.

Seamos perseverantes, seamos tenaces, y actuemos en absoluta congruencia con lo que nos hemos propuesto llevar a cabo, para beneficio de la sociedad mexicana.

Dicho lo anterior, señor Gobernador, queridas y queridos paisanos:

Muchas felicidades, por ser parte de las obras, y de esto que hoy se entrega en fortalecimiento a la seguridad y a la infraestructura del Estado de México.

Y juntos, juntos sigamos renovando el ánimo y el compromiso de seguir construyendo un mejor país para todos los mexicanos.

Muchísimas gracias.