Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Para mí es motivo de gran satisfacción encontrarme aquí, en esta sede del INFONAVIT, en esta gran institución del Estado mexicano.

Acompañar el desarrollo de esta 112 Asamblea, que tiene lugar en este momento, y tener la oportunidad de saludar a quienes forman parte de esta gran institución, a la representación obrera, quien, además, es su Presidente, es Presidente de esta Asamblea, don Carlos Aceves del Olmo, y a todos los dirigentes de distintas organizaciones sindicales.

De igual manera, saludar a la representación patronal en esta Asamblea, a través del Presidente de COPARMEX, de Gustavo Adolfo de Hoyos, y de otros dirigentes de organizaciones empresariales que están entre nosotros.

A integrantes del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno de la República, quienes forman parte, precisamente, de esta representación tripartita.

Particularmente, quiero saludar al nuevo Director del Instituto, a David Penchyna, a quien le quiero desear el mayor de los éxitos, porque tiene depositada en su responsabilidad, precisamente, esta gran misión social que tiene el INFONAVIT, y que además nos ha compartido aquí, en el caso muy particular de Lety, como un testimonio y lo que él llamó: destino del Instituto, precisamente, de poder cambiar y transformar la vida de cada familia mexicana.

Felicidades, señor Director, le deseo mucho éxito por el respaldo y apoyo que ha tenido de quienes forman parte de esta representación tripartita dentro del Instituto, y éxito en esta tarea que se le ha encomendado.

Saludo a toda esta representación de nuestra sociedad, sobre todo, a muy distinguidas personalidades.

Saludo, particularmente, a las y los Legisladores Federales que hoy aquí nos acompañan.

A Luis Robles, Presidente de la Asociación de Bancos de nuestro país, sobre todo, por su testimonio, que ha dejado aquí constancia del avance que México está teniendo; de esta ruta positiva en la que México se está desenvolviendo. Reconociendo, sin duda, lo mucho que nos falta por hacer, pero reconociendo también los pasos importantes que estamos logrando.

Y lo ha señalado en un aspecto que es fundamental para las familias mexicanas, para su bienestar, que es la economía, los fundamentos macroeconómicos; el que haya un entorno económico de estabilidad, que posibilite que las familias mexicanas y, sobre todo, en las nuevas generaciones, encuentren mayores oportunidades de poder realizar sus sueños y sus anhelos.

Quiero saludar a todas y a todos los asistentes, pero muy particularmente, a la representación de quienes laboran en este instituto, quienes están aquí presentes, soportando de pie, porque muchos están aquí cómodamente sentados, pero ustedes han venido esta asamblea de pie.

Muchas gracias por su presencia y la de todos sus demás compañeros de trabajo, que nos están siguiendo en diferentes partes de la República.

Y, finalmente, no puedo dejar de mencionar a tres personas que están entre nosotros hoy acompañándonos, a quienes fueron directores de este instituto, a su primer director, a don Jesús Silva Herzog, a don Gonzalo Martínez Corbalá, me da mucho gusto saludarles y agradecer su presencia.

Y a quien fuera creador de la sede de instituto, a un gran arquitecto que hoy nos acompaña, a don Teodoro González de León.

Muchas gracias por su presencia.

Señores representantes de los medios de comunicación:

El INFONAVIT, como aquí se ha expresado en todos quienes me han antecedido en el uso de la palabra, y creo que ha sido la constante en el decir de cada uno de ellos, es uno de los pilares más sólidos de la seguridad social de México. Es la columna vertebral del financiamiento hipotecario en las 32 entidades federativas, y un factor de prosperidad y desarrollo de nuestra Nación.

El INFONAVIT es la principal institución del Estado mexicano que trabaja para que las familias puedan ejercer su derecho constitucional a una vivienda digna y decorosa.

Es por eso motivo, repito, de gran alegría acompañarlos en ésta, que es mi primera presencia, como Presidente de la República, en una asamblea del INFONAVIT.

Como Presidente de la República, expreso mi más amplio reconocimiento a los tres sectores que conforman esta institución: a la representación obrera, empresarial y gubernamental, así como a todos sus servidores públicos, por los logros obtenidos en esta Administración.

Los felicito por consolidar al INFONAVIT como el principal motor del desarrollo habitacional de México.

La mejor prueba de ello es que hoy, y hace un momento Gustavo así lo compartía, 7 de cada 10 créditos de vivienda en el país son otorgados por el INFONAVIT.

Gracias al trabajo de todos ustedes, en lo que va de esta Administración, el INFONAVIT ha entregado dos millones 50 mil créditos para vivienda, en beneficio de más de 7.5 millones de mexicanos.

Esto significa que en sólo tres años se han entregado uno de cada cinco créditos otorgados a lo largo de toda su historia, de sus 44 años.

Detrás de este gran esfuerzo institucional, que incluye los créditos cofinanciados con la banca privada, hay una derrama económica superior a los 530 mil millones de pesos, que detona inversiones productivas en más de 30 ramas vinculadas a la construcción de vivienda.

Estos logros son especialmente destacables porque se alcanzaron en el contexto de cambio estructural que significó la nueva política nacional de vivienda.

En efecto, al inicio de esta Administración, pusimos en marcha una política nacional, con cuatro objetivos prioritarios, y a los que este Instituto está contribuyendo de forma decidida a alcanzar, así lo ha testimoniado Carlos en su intervención y que le aprecio lo haya compartido.

Y que este Instituto acompañe el logro de este objetivo, que está orientado a una mayor y mejor coordinación interinstitucional.

Se trata de que las distintas instituciones del Estado mexicano actúen en un solo frente y con un mismo objetivo, no en esfuerzos aislados.

Y esta tarea la tiene encomendada particularmente la Secretaría que encabeza Rosario Robles, al coordinar esfuerzos de distintas entidades públicas.

Transitar hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable e inteligente, reducir de manera responsable el rezago de vivienda, que es otro de los objetivos trazados, y lo más importante, procurar una vivienda digna para todos los mexicanos.

Este Instituto ha contribuido a estos objetivos, y permítanme compartir cinco importantes contribuciones que el INFONAVIT ha tenido para estos propósitos.

Primero. El INFONAVIT se ha consolidado como el principal promotor de la vivienda sustentable.

Hoy, y aquí hace un momento David nos lo compartía, no sólo en lo que es la casa que Lety hoy tiene, sino las que está construyendo INFONAVIT o promoviendo su construcción INFONAVIT, que son financiadas o, más bien, cuentan con ecotecnologías que ahorran agua, electricidad y gas, lo que ayuda a reducir el gasto mensual de cada familia, y permite que los desarrollos sean más amigables con el medio ambiente.

Segundo avance. El Instituto está desempeñando un papel clave para que las familias puedan acceder a viviendas dignas, más amplias, de mayor calidad y, sobre todo, más cercanas a sus centros de trabajo.

Con ese fin, el organismo aumentó 76 por ciento el monto máximo de los créditos, al pasar anteriormente de 236 a 415 veces el salario mínimo; instituyó el esquema de crédito en pesos, que brinda mayor protección al acreditado, ante los incrementos anuales de salario mínimo.

A la fecha, se han entregado más de 560 mil créditos en esta modalidad.

Eliminó prácticamente el financiamiento a las viviendas de una sola recámara. No es permisible ya que se sigan construyendo viviendas de una sola recámara.

Hoy, hemos promovido, dentro de la Política Nacional de Vivienda, precisamente el asegurar que al menos haya dos viviendas.

Rosario antes la bautizó como el Cuarto Rosa, pensando en un cuarto eventualmente para las niñas o mujeres de la casa, niñas de la casa. Pero que no necesariamente tiene que ser así, pero lo que sí debe garantizar, dos cuartos mínimos por vivienda.

Introdujo la cobertura de calidad, para proteger a las viviendas contra fallas en su estructura e impermeabilización.

Tercer avance. El INFONAVIT ha permitido que cientos de miles de derechohabientes de escasos recursos tengan acceso a una vivienda digna y decorosa.

En esta gestión, el 73 por ciento de sus créditos, es decir, tres de cada cuatro créditos otorgados han sido para trabajadores que ganan menos de cinco salarios mínimos. Un elemento clave para lograrlo es que más de 400 mil de ellos recibieron un subsidio Federal para pagar el enganche de su nuevo hogar.

Cuarto avance. El Instituto está contribuyendo a reducir el rezago habitacional.

Los números hablan por sí mismos. De 2012 a 2014, que es a donde se tiene hoy la última medición, se disminuyó, precisamente, este rezago de 31.2 por ciento a 29.2 por ciento.

Y, aún más, en el subgrupo de población derechohabiente bajó de 18 a 16.4 por ciento.

Y, finalmente, quinto avance. El INFONAVIT está fortaleciendo el ahorro de los trabajadores, para que más familias puedan tener una vivienda propia.

En 2014 la subcuenta de vivienda obtuvo un rendimiento anualizado de 6.5 por ciento; en 2015, de 6.8 por ciento, ambos por encima de la ganancia promedio de otros instrumentos similares

Con estos avances, el INFONAVIT se consolida como el organismo financiero moderno, eficiente y confiable, de probado compromiso social.

Pero, sobre todo, es una institución que asume plenamente su responsabilidad con las familias mexicanas.

Justamente hoy, el INFONAVIT nos da un ejemplo más de su aportación al desarrollo social en la entrega formal del crédito número nueve millones a Leticia Maldonado, del Estado de Colima, que me permito saludar al Gobernador de esta entidad, que hoy nos acompaña, precisamente para acompañar a una paisana y a su familia en la entrega de este crédito; y de esta llave, esta llave muy estilizada, con el número nueve, pero que recordará que es el crédito nueve millones que el INFONAVIT hoy está entregando.

Felicidades a la familia beneficiaria de este objetivo o de esta política.

Y aquí, también, ya se dijo. Se dice fácil llegar a nueve millones de créditos, pero esto ha significado que una de cada cuatro viviendas, que están construidas en México, hayan sido financiadas por el INFONAVIT.

La gran obra habitacional y financiera de este organismo está presente en cada ciudad y región de nuestro país, contribuyendo a la transformación del mismo.

Al igual que todos los asambleístas, estoy convencido de que existen las condiciones, en nuestro mercado interno, para que la industria de la vivienda, y saludo aquí a varios representantes de esta industria de la construcción, la industria de la vivienda acelere su crecimiento y para que el Instituto agilice la entrega de créditos hipotecarios.

Hacia adelante, debemos seguir impulsando soluciones innovadoras para ampliar su oferta crediticia y reafirmar su solidez financiera.

Hoy, damos un paso en esa dirección, con la promulgación de la Ley o de la Reforma a la Ley del INFONAVIT, que crea el marco legal para adecuar la operación financiera del Instituto, a la Reforma Constitucional que permite la desindexación del salario mínimo. Esta modificación es indispensable para evitar desequilibrios financieros, tanto en el manejo de los activos, como los pasivos de la institución.

Y, por otra parte, y aquí agradezco la firma del convenio entre la Asociación de Bancos del México y el INFONAVIT, que sientan las bases para otorgar mejores servicios hipotecarios a los derechohabientes del Instituto.

Se trata, en pocas palabras, de apoyar, particularmente a quienes tienen mayores ingresos, en la cofinanciación del instituto y la Banca Privada, y que el instituto pueda también centrar sus esfuerzos mayores en aquellas familias de menores ingresos, y financiar la vivienda, junto con el apoyo y subsidio que otorga el Gobierno de la República, a través de distintos instrumentos.

La Reforma Financiera ha permitido ofrecer más crédito y más barato en todos los sectores de la economía, incluyendo el de la vivienda.

Con este acuerdo, el INFONAVIT aprovechará la Reforma Financiera, a partir de una alianza con la banca privada, para ofrecer mejores créditos y reducir el costo que pagan los trabajadores de la hipoteca.

Señoras y señores:

Compartimos un claro objetivo: que más trabajadores, en especial los de menores ingresos, ejerzan su derecho a tener una vivienda digna, que más familias puedan cumplir su anhelo de contar con un patrimonio propio.

Con visión de futuro, trabajo decidido y acciones concretas, consolidaremos al INFONAVIT para que siga contribuyendo al desarrollo y modernización de todo México.

Felicidades a toda la familia del INFONAVIT por estos 44 años en los que han venido trabajando para cumplir una misión social que, repito, es asegurar que más familias tengan o ejerzan su derecho a tener una vivienda digna y decorosa.

Y ahora en esta etapa, en esta etapa en la que hemos venido impulsando la transformación de México, este impulso renovado para la transformación de nuestro país, el INFONAVIT seguirá siendo un motor importante del desarrollo de México y, sobre todo, del cumplimiento de esta misión social que tiene encomendada.

Felicidades a todos los asambleístas.

Felicidades a todos los distinguidos invitados, representantes de la sociedad de nuestro país, que hoy aquí nos acompañan.

Felicidades a todos los trabajadores del INFONAVIT.

Muchísimas gracias.

-MODERADORA: Enseguida, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, firmará la Promulgación de la Reforma a la Ley del INFONAVIT.

(FIRMA)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Dicho y hecho lo anterior, ahora sí procedo a la Declaratoria de Clausura de esta Asamblea General Ordinaria Número 112 del INFONAVIT, agradeciendo la presencia de todas y todos ustedes y, sobre todo, con la certeza de que las conclusiones y acuerdos contribuirán a hacer realidad el derecho constitucional de los trabajadores mexicanos a tener una vivienda digna y decorosa.

Felicidades a todos y muchas gracias.