Muy buenas tardes.

Señoras y señores.

Me da mucho gusto estar nuevamente en el Estado de Michoacán, particularmente en esta bella Ciudad de Apatzingán, en el marco de la Celebración del Bicentenario, precisamente, de haberse decretado esta primera Constitución que tuviera nuestro país, es marco, precisamente, para la inauguración de esta sucursal, una sucursal más de BANJERCITO.

Quiero saludar y agradecer la presencia en este acto de los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de la Federación que están aquí presentes, tanto a los presidentes de las Mesas Directivas del Senado y Cámara de Diputados.

Al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Al señor General Secretario de la Defensa Nacional.

Al señor Almirante Secretario de Marina.

Al señor Gobernador del Estado de Michoacán.

A los funcionarios del Gobierno de la República y de otros órdenes de Gobierno.

A los miembros distinguidos de las Fuerzas Armadas de nuestro país, a quienes saludo con respeto y con reconocimiento por su trabajo, su lealtad y su entrega a las mejores causas de nuestro país.

Me da mucho gusto saludar en este acto a las familias que hoy nos acompañan.

Al señor Director General de BANJERCITO, a quien agradezco su mensaje, que hace un momento nos ha obsequiado y que, sin duda, deja acreditado cómo nuestro Ejército Mexicano, nuestras Fuerzas Armadas son leales y entregadas a las mejores causas de nuestro país.

Son sostén importante de las instituciones democráticas de nuestro país. Y han venido trabajando, precisamente, para apoyar las labores del Estado mexicano en favor de los mexicanos en distintos ámbitos.

Lo he señalado de manera muy particular en lo que es su alta misión para apoyar las labores de seguridad interior de nuestro país, para ser defensa irrestricta de nuestra soberanía nacional, para trabajar en labores de rescate en momentos de siniestro y desastre natural que hemos vivido los mexicanos.

Y, por eso, hoy, como Presidente de la República y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, me da este espacio ocasión para dejar aquí testimonio fiel de gratitud, de reconocimiento y de orgullo que tenemos los mexicanos de contar con Fuerzas Armadas leales y entregadas al servicio de México.

Muchas felicidades.

Al entregar esta sucursal, una sucursal más de BANJERCITO que, como lo hemos escuchado en voz de su Director General, serán seis las que entre este año y el año entrante se estén aperturando, creciendo con ello la cobertura y presencia de BANJERCITO en un 12 por ciento, sin duda, hacen de esta institución financiera de nuestras Fuerzas Armadas, una que contribuye al desarrollo y a la atención de quienes son miembros de nuestras Fuerzas Armadas y, al mismo tiempo, permite que esta red de sucursales de BANJERCITO preste servicios a la población civil.

Éste es el sentido y orientación que tiene esta institución financiera que, además, se ve fortalecida y enriquecida a partir de la Reforma Financiera que, sin duda, le permite ampliar los instrumentos de apoyo y de servicio a los miembros de las Fuerzas Armadas de nuestro país.

Hoy, cuenta, esta institución financiera, además de gran solidez financiera, de niveles de capitalización, incluso mayores a los que tienen otras instituciones financieras, pero también hoy está generando productos financieros.

Es decir, servicios o productos, o mecanismos de crédito para la población a la que sirven, con mejores tasas, con mayores plazos y una mayor diversidad de productos que permitirá contribuir a que miembros de nuestras Fuerzas Armadas tengan, a través de esta institución financiera, mecanismos que contribuyan al fortalecimiento de su patrimonio, al fortalecimiento para generar condiciones de bienestar para sus familias.

Y es por ello que me congratulo de estar aquí con ustedes, en la inauguración de esta nueva sucursal de BANJERCITO.

El Estado mexicano está y seguirá invariablemente trabajando para que en el marco de su actuación, a través del fortalecimiento a nuestro marco jurídico, a través de distintas acciones, trabajar de manera positiva en favor del bienestar de las familias mexicanas.

Y en esta tarea, como lo he señalado, tiene un papel especial y determinante la participación de nuestras Fuerzas Armadas.

Por eso, quiero felicitarles ampliamente.

Me congratulo estar aquí, en Michoacán, inaugurando esta sucursal, precisamente en este Municipio de Apatzingán, en donde en un momento más estaremos honrando y recordando al General José María Morelos, quien fue promotor de la Constitución de Apatzingán, que hoy, en el Bicentenario, venimos a homenajear y a recordar.

Que todo esto sea marco e inspiración para seguir trabajando en favor de la tranquilidad, la paz de todos los mexicanos, el bienestar y la prosperidad de todas las familias mexicanas.

Felicidades y muchas gracias.