Excelentísimo señor Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Muy distinguidas y distinguidos invitados a esta cena, que gentilmente hoy ofrece el señor Primer Ministro de Canadá.

En este momento histórico, en el que estamos dando un renovado impulso a nuestra relación bilateral, mis primeras palabras son para agradecer al señor Primer Ministro de Canadá su hospitalidad y el afecto con que nos ha recibido.

Muchas gracias por sus cálidas palabras, excelentísimo señor Primer Ministro, pero, sobre todo, muchas gracias por esta renovada voluntad que hay para que la relación entre Canadá y México vaya más allá de una sola relación de cooperación y de carácter económico.

Sino que la amistad realmente se profundice y que esta relación fraterna nos permita impulsar juntos prosperidad y desarrollo para nuestras sociedades.

Una amistad verdadera se construye a partir de valores compartidos. Es cierto, Canadá y México comparten valores como la apertura y la inclusión, como el respeto y la libertad.

Nuestra relación se sustenta en una intensa y creciente actividad económica, pero, sobre todo, en amplísimas y positivas relaciones humanas.

No podía ser de otra manera, cuando Canadá es el lugar de más de 96 mil mexicanos.

Aquí vive la segunda comunidad mexicana más numerosa en el extranjero; mientras que México es la casa de 60 mil canadienses.

A esta interacción social se suma un profundo espíritu de cooperación en nuestras naciones.

Hoy nos unen temas especialmente sensibles para el desarrollo global, como la migración, los refugiados, los pueblos originarios, el cambio climático, o la educación.

Compartimos con Canadá la convicción de que la migración debe realizarse de manera legal y ordenada, garantizando, a la vez, los derechos laborales, sociales y humanos de los migrantes.

Ambas naciones estamos convencidas de que la riqueza cultural de los pueblos originarios y la diversidad de nuestras sociedades son fortalezas que debemos valorar y proteger.

Sabemos, también, que tenemos la obligación moral de combatir la amenaza del cambio climático. Por ello, en esta visita de Estado y en la Cumbre de Líderes de América del Norte, impulsaremos acuerdos en favor de la sustentabilidad.

Canadá y México también tenemos un firme compromiso con el apoyo sin reservas a la educación, porque la integración a la sociedad del conocimiento es la mejor garantía de un futuro de éxito para nuestros países.

Hoy la educación es ciencia y técnica, pero también escultura y valores.

Reconozco en el Primer Ministro, a un líder que enarbola los valores que han distinguido a esta gran Nación en el mundo: apertura, igualdad y el respeto a los derechos humanos.

Con su arribo a la elevada responsabilidad como Primer Ministro, Canadá muestra nuevamente su convicción progresista y de vanguardia que tanta falta le hace hoy al mundo.

Excelentísimo señor Primer Ministro.

Con profundo respeto quiero recordar las emotivas palabras que usted pronunció en el año 2000, ante líderes de todo el mundo, durante la ceremonia fúnebre de Pierre Elliott Trudeau.

En aquella ocasión, compartió el pensamiento de su señor padre. Y cito textualmente: La simple tolerancia no es suficiente. Necesitamos un genuino y profundo respeto por cada ser humano, sin importar sus pensamientos, sus creencias o sus orígenes. Fin de la cita.

Con este mismo espíritu, usted, señor Primer Ministro, ha señalado con toda razón que Canadá es fuerte, no a pesar de su diversidad, sino gracias a ella.

El respeto a la diversidad y la inclusión social son valores que nuestras dos naciones apreciamos y defendemos. Son valores que fortalecen y renuevan la amistad entre Canadá y México.

Tenga la certeza, excelentísimo señor Primer Ministro, como se lo he expresado de manera personal, que encontrará en el Gobierno de México a un aliado, y en su Presidente a un buen amigo.

Trabajemos juntos para que el futuro de la relación entre Canadá y México sea fuente de prosperidad para ambas naciones, de cooperación entre nuestros pueblos y de aportaciones conjuntas para un mundo mejor.

Quisiera invitar a los presentes a que me acompañen en un brindis.

(Interpretación al Español)

Voy intentar decir esto en Inglés.

Lo primero que quiero, en mi primer brindis es en honor al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, y a su familia.

Y, también, quisiera hacer un brindis por Canadá y su relación con México por esta gran amistad que hemos estado construyendo, y que estamos proponiendo, y estamos queriendo construir y crear un país más fuerte y mejor, y una relación más fuerte entre ambos países.

Gracias.

Salud.