Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto, una vez más, acompañarles en este evento, que año tras año viene realizando la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión.

Quiero saludar al Presidente de esta Cámara, a Tristán Canales; agradecerle los muy generosos y amables conceptos, y solidaridad que ha expresado a los esfuerzos del Gobierno de la República por llevar a México a mejores condiciones.

Quiero felicitarle por estos tres años de conducción de esta Cámara y que está llegando a muy buen puerto.

Le deseo éxito en todas las tareas que emprenda hacia el futuro.

Muchas felicidades y muchas gracias, Tristán.

Saludo con respeto y con afecto a todos los integrantes de esta familia, gran familia de la radio y la televisión; a quien sólo ustedes saben, próximamente, también asumirá la Presidencia de esta Cámara. Entiendo que más tarde habrán de hacer su elección.

A las distintas autoridades aquí presentes: al Jefe de Gobierno del Distrito Federal; a Gobernadores de distintas entidades; a titulares de organismos autónomos del Estado mexicano.

De igual manera, a dirigentes de partidos políticos, a coordinadores parlamentarios de distintas fuerzas políticas y, sobre todo, a todos los aquí presentes: a periodistas, conductores, actores, actrices; a quienes conducen distintos programas desde la radio y la televisión.

Les expreso mi más amplio reconocimiento, la gran alegría y satisfacción que me da de encontrarme con ustedes y hacer una reiterada felicitación de reconocimiento a quienes han recibido, el día de hoy, este importante galardón, que año tras año esta Cámara entrega a quienes han destacado dentro de las actividades de esta industria, el Premio Antena.

A todas las actrices, conductores, actores, les felicito por los logros que han tenido y, como se los expresé en corto y personalmente, deseo que tengan para ustedes mis mejores deseos de realización plena, de mayores logros y de mayores éxitos hacia adelante.

Permítanme en este reconocimiento nuevamente, también, felicitar a Chacho Gaytán por la espléndida conducción que hizo hace un momento de esta Orquesta Sinfónica y, sobre todo, por la gran producción que pudimos apreciar hace un momento.

Lo digo porque, verdaderamente, apreciamos en las distintas imágenes que se nos fueron mostrando del México de ayer, y de la evolución que ha tenido la radio y la televisión, pudimos apreciar cómo México ha avanzado, ha caminado, ha evolucionado, se ha transformado.

Y, por ello, en consistencia con lo que ha ocurrido en el pasado a distintos ritmos, el Gobierno de la República, desde el inicio de esta Administración, próxima a cumplir dos años, estuvimos resueltos a emprender cambios transformadores que realmente generaran una nueva plataforma para el crecimiento y el desarrollo del país.

Por ello, también, agradezco el reconocimiento que me han entregado, y no lo recibo a título personal. Lo recibo, realmente en el reconocimiento que merece esta sociedad, esta buena sociedad que hoy tenemos, como lo dije hoy en la mañana, una sociedad plural, democrática, participativa.

Lo recibo, también, en nombre de quienes han hecho su parte en este proceso transformador: las fuerzas políticas, sus dirigentes, el Congreso de la Unión, el Congreso Constituyente, quienes han hecho posible el darle a México un nuevo andamiaje en distintos ámbitos para impulsar su desarrollo.

Por ello, es para ellos este reconocimiento, y desde aquí dejo testimonio de mi gratitud y felicitación para todos ellos.

Desde hace casi un siglo, la radiodifusión ha impulsado el desarrollo nacional y la promoción de nuestra cultura y valores nacionales. Así lo refleja el lema de esta 56 Semana Nacional de Radio y Televisión: Actores y Testigos de la Historia de México.

En este marco, reconozco el liderazgo de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, que con más de 70 años de trabajo hoy agrupa a más de mil 250 concesionarios, con una cobertura superior al 95 por ciento del territorio nacional.

Felicito, como ya lo he hecho, a los galardonados que han sido distinguidos el día de hoy y que han merecido el reconocimiento de sus compañeros de Cámara.

La libertad de expresión, la pluralidad de ideas y la apertura al debate, son derechos que hoy ejercen plenamente los mexicanos y sus medios de comunicación.

Una sociedad democrática, como la que hemos construido, no se entiende sin la diversidad de posturas y opiniones.

Los concesionarios de esta Cámara cumplen una función social y de interés público, esencial para el avance democrático de México. Lo hacen al informar con veracidad y oportunidad, así como al promover los valores que nos unen e identifican como mexicanos.

Precisamente por el alto compromiso social que distingue a esta Cámara, estoy seguro de que sus agremiados seguirán siendo actores relevantes en la construcción del México justo, en paz y de desarrollo que todos deseamos.

Está claro que, después de los sucesos de Iguala, México no puede seguir siendo el mismo. Así lo expresé hoy, por la mañana, al reunirme con una representación de la República, de autoridades y de sociedad civil.

Hoy, México enfrenta un momento crucial. Y para responder al reto que tiene el país frente a la criminalidad que agravia a toda la sociedad, el día de hoy presenté a la Nación una agenda de 10 medidas para mejorar las condiciones de seguridad y justicia, con una visión de largo plazo.

Permítanme, de manera enunciativa, no en el tiempo que me tomó hoy, por la mañana, dirigir este mensaje a la Nación, pero sí permítanme, de manera enunciativa, hacer, de nueva cuenta, referencia a estas medidas, que sin duda representan su materialización, un reto en sí mismo.

En materia de seguridad y justicia, comprometí enviar al Poder Legislativo una iniciativa de reforma constitucional que facultará al Congreso para expedir una ley contra la infiltración del crimen organizado en las autoridades municipales.

De esta manera, la Federación podrá asumir el control de los servicios municipales o, en su caso, podrá disolver un ayuntamiento que haya sido corrompido por el crimen organizado.

Es ahí, lamentablemente, en donde se presenta una de las mayores debilidades institucionales, en el orden municipal.

También, comprometí presentar una iniciativa de reforma que redefinirá y dará claridad al sistema de competencias en materia penal, a fin de que los diferentes órdenes de Gobierno asuman plenamente su responsabilidad en la procuración de justicia.

Como lo dije hoy, en la mañana, lamentablemente cuando la responsabilidad es de todos, termina por no ser de nadie.

Enviaré también, el próximo lunes, una Iniciativa de Reforma Constitucional para establecer la Policías Estatales Únicas.

Un tema que mucho se ha debatido, un tema que mucho se ha respaldado y que se ha postulado, pero que a la fecha no se ha hecho realidad.

De esta manera, podremos contar con 32 corporaciones sólidas de seguridad estatal, en lugar de los más de mil 800 cuerpos municipales que, francamente, operan en una gran debilidad, varios de ellos.

Se acelerará también la creación del número telefónico único de emergencia a nivel nacional, que prevé la Reforma de Telecomunicaciones, que hoy no tenemos, y que he comprometido acelerar todo lo necesario para poder contar con un sistema que dé a la población este sistema, o este servicio telefónico único de emergencia y de orientación a distintos servicios.

Además, ordené fortalecer las acciones de seguridad en municipios, particularmente de Guerrero y Michoacán, así como incrementar el apoyo de las Fuerzas Federales en municipios que lo requieran, especialmente de estados en donde tenemos problemas de mayor criminalidad, además de los ya señalados, como Jalisco y Tamaulipas.

Igualmente, reiteré la importancia de implementar los juicios orales en materia penal en todo el país, cumpliendo con el plazo constitucional, que ya prevé, desde que se hizo la Reforma en 2008, que será, el 2016, fecha última para que tengamos, en todo el país, los juicios orales.

Pero la justicia que impulsaremos va más allá de lo penal.

Aprovecharemos la voluntad de cambio del país para reformar la justicia cotidiana, a la que se enfrentan diariamente millones de mexicanos. Es decir, mejorar la justicia para el que no puede exigir el pago de una renta, o el cobro de un cheque; la justicia que pide un trabajador despedido injustificadamente; o una mujer, a la que se le niega eventualmente su separación o divorcio.

También hice compromisos en materia de derechos humanos, para llevar a cabo un conjunto de acciones y poner al día los instrumentos de protección a estas garantías fundamentales.

Enfrentar la corrupción es esencial para consolidar el Estado de Derecho y por eso el Gobierno de la República, claramente señalé hoy por la mañana, respalda decididamente el Sistema Nacional Anticorrupción y la Reforma Constitucional en Materia de Transparencia, iniciativas que hoy se debaten ya en el Poder Legislativo y que tienen importantes instrumentos para combatir la corrupción y, sobre todo, propiciar la transparencia.

Es precisamente en transparencia y rendición de cuentas donde habrán de fortalecerse los principios de Gobierno abierto que tiene la Administración Pública Federal, deseando que los esfuerzos que haga el Gobierno de la República se multipliquen y se repliquen en otros órdenes de Gobierno.

Di indicaciones, dentro de esta apertura, para que la Secretaría de la Función Pública desarrolle un portal de información sobre proveedores y contratistas de toda la Administración Pública Federal, que si bien hoy en día es información que está disponible, también hay que decirlo, está dispersa y por eso la necesidad de facilitar el acceso a la información a todos los ciudadanos.

Pero también es importante decir que parte de los desafíos más grandes del país tienen su origen, precisamente, en la falta de desarrollo en una región de nuestro país. Señalé tres: Chiapas, Guerrero y Oaxaca, en donde el nivel de desarrollo que han tenido estos estados en los últimos 30 años contrasta enormemente con el resto del país.

Advertí hoy por la mañana que nuestro país o en nuestro país, prácticamente, se viven dos realidades: la de la gran mayoría de las entidades del país, que están inmersas en la globalidad y que tienen condiciones para un mayor desarrollo y otra, otra la realidad que tiene la región del Sur del país, y en donde no podemos esperar más.

Por ello, por primera vez en la historia de México, pondremos en marcha una estrategia de desarrollo integral para estas tres entidades. Es integral, porque no sólo considera programas sociales y mayor inversión en infraestructura, sino, incluso, la creación de tres zonas económicas especiales.

Estas medidas que anuncié hoy las emprenderemos desde el Gobierno de la República, pero todos los sectores deben sumar esfuerzos para encontrar soluciones de fondo a los desafíos que enfrenta la Nación.

En ese objetivo el apoyo de los medios reunidos en la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión será fundamental para construir una sólida cultura de la legalidad, que nos permita poner un alto a la inseguridad, a la corrupción y a la impunidad.

Con las diferentes campañas en favor de los emprendedores y la prevención del delito, que ha encabezado la CIRT, esta Cámara ha demostrado que sí es posible dejar a un lado el pesimismo y activarnos en la edificación de un mejor futuro.

Señoras y señores:

El desarrollo del país requiere la plena implementación de las reformas aprobadas, incluyendo la Reforma de Telecomunicaciones y de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Con ellas se fomenta la competencia en estos sectores, se incrementa la cobertura de los servicios, se fortalecen los derechos de los usuarios y se brinda mayor certeza jurídica a la inversión en estos sectores.

En este marco, ya entró en operación el Registro Público de Concesiones y se creó el Sistema Público de Radiodifusión del Estado mexicano. Por su parte, el Instituto Federal de Telecomunicaciones está conduciendo el proceso de licitación de dos nuevas cadenas de televisión de cobertura nacional, cuyo fallo será dado a conocer en los primeros meses del próximo año.

La nueva legislación garantiza, también, diversos derechos de los ciudadanos. En este sentido, reconozco a esta Cámara la modificación de sus estatutos para crear la Defensoría de la Audiencia, en apego a lo que establece la nueva legislación.

México cuenta con la Cámara de la Industria de Radio y Televisión para impulsar la transformación de la industria de este sector, acercando sus beneficios a toda la población.

Como lo dije hoy por la mañana, éste es tiempo de seguir construyendo, con base en el estricto apego a la ley, en el respeto a las instituciones y al Estado de Derecho.

En ese esfuerzo, el alto compromiso de empresarios visionarios y responsables, como quienes forman parte de esta Cámara, permitirá avanzar con mayor certeza en la edificación del país que todos anhelamos.

Muchísimas gracias.