Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Para mí me resulta muy honroso participar en esta Semana de la CIRT, y poder compartir con ustedes varias reflexiones, varios temas que, sin duda, se inscriben dentro de las acciones de este primer año de gestión gubernamental.

Quiero saludar con respeto y con agradecimiento por esta honrosa invitación a lo que ya es una tradición, la presencia del Presidente de la República en esta comida, pero que, además, asisto a ella con enorme gusto, con gran satisfacción y con la oportunidad de poder departir con amigos, con viejos amigos de esta industria, a quienes he tenido la oportunidad de conocer y de tratar ya por muchos años.

Saludo a su Presidente, a Tristán Canales Najjar.

Y al señor Vicepresidente de esta Cámara.

A los señores miembros del Consejo.

Vicepresidentes.

A todos los integrantes de la parte directiva y consejo directivo de esta Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión.

Quiero, también, reconocer la presencia de las familias que forman parte de esta gran familia de la radiodifusión.

Me da mucho gusto saludarles.

Al igual que a muy distinguidos integrantes de la comunicación; comunicadores, periodistas y distintos miembros de esta gran industria.

En este acto me resulta, también, muy alentador y satisfactorio saludar a muy distintas autoridades de distintos ámbitos.

A quienes presiden el Congreso de la Unión.

Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y del Senado de la República.

Al Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

A Gobernadores de distintas entidades.

A consejeros de distintos organismos gubernamentales.

A comisionados de los órganos reguladores.

A Magistrados de distintos órganos jurisdiccionales.

A distintas autoridades, insisto, de distintos ámbitos gubernamentales, a quienes saludo en este evento.

El Presidente de esta Cámara me compartía hace un momento, que más parece en algunos momentos que el presídium tuviera más integrantes que quienes están en el auditorio.

Pero lo que han llamado este gran portaviones, sin duda, no acredita, sino la relevancia, la importancia y, sobre todo, la significación que dan en este acto a todos quienes forman parte, insisto, de esta gran familia de la radiodifusión.

Les saludo con respeto.

Y no sin dejar de agradecer el reconocimiento que de forma inmerecida me han entregado.

Lo recibo con gratitud, pero, sobre todo, en nombre, no a título personal, sino en nombre del Gobierno de la República, porque me parece que es un reconocimiento a todas las instituciones del Estado mexicano que participaron, precisamente, para revertir los escenarios de adversidad que lamentablemente miles de mexicanos vivieron y padecieron, y todavía enfrentan condiciones adversas con motivo de los eventos climatológicos de hace ya algunas semanas o meses.

Agradezco este gesto, insisto, que en nombre del Gobierno de la República y de todas las instituciones del Estado mexicano, asumo con reconocimiento y con gratitud.

Señoras y señores:

Con más de siete décadas de trabajo, la CIRT sigue siendo, sin duda, un agente de cambio social.

Así lo advertimos en el lema de esta 55 Semana Nacional de la Radio y la Televisión: Siempre con México.

Su llamado a impulsar un cambio de actitudes colectivas, a partir de cambios individuales, ha permitido construir una mejor sociedad mexicana.

Reconozco en este marco, la labor de los hoy galardonados, cuyas trayectorias son claro ejemplo de dedicación, esfuerzo y entrega al trabajo.

En sus campañas de difusión, la CIRT comparte información y promueve valores fundamentales para una sociedad democrática, como la nuestra.

De esta forma, ha concientizado sobre la forma de afrontar el engaño y la extorsión telefónica, y también, ha promovido con entusiasmo el espíritu emprendedor de los mexicanos.

Además, han asumido un papel central en favor de los damnificados por los diferentes fenómenos naturales que recientemente ha enfrentado nuestro país.

Quiero, en lo personal e institucional, hacerles un reconocimiento especial por la amplia cobertura que todos sus medios han dado a las contingencias climáticas, que afectaron a diferentes entidades del país.

En sus espacios noticiosos, la población de las zonas afectadas se fue informando sobre las medidas necesarias para garantizar su seguridad. Además, agradezco profundamente sus llamados a la solidaridad y apoyo desinteresado que caracteriza a nuestro país.

A toda esta industria, en nombre del Gobierno de la República, mi reconocimiento por este gesto de solidaridad para con todos los mexicanos afectados.

En estos eventos, como en otras ocasiones, han sido grandes promotores del esfuerzo compartido, de la unidad y la corresponsabilidad entre los mexicanos.

Por todas estas razones, el Gobierno de la República reconoce públicamente el nivel de cumplimiento a la responsabilidad social de las emisoras integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión.

Estoy convencido de que en su diaria labor los miembros de esta Cámara contribuyen a formar una sociedad más informada, consciente, participativa, acorde al avance democrático que ha venido observando nuestro país en los últimos años.

En sus programaciones dan cabida no sólo a espacios de esparcimiento, sino destacadamente a programas informativos y de análisis, que promueven una libre discusión de ideas y una mayor transparencia del quehacer público.

Los medios son parte esencial para que los mexicanos ejerzan plenamente su derecho al acceso a la información pública y es quizá, éste, un momento propicio para hacer un reconocimiento a la Cámara de Senadores que aprobó el día de ayer la Reforma Constitucional en materia de transparencia que, sin duda, de ser aprobada por el Constituyente Permanente, será un espacio o una ventana de oportunidad que tenga esta industria para tener mejor informada a la sociedad mexicana.

Esta reforma, que fue aprobada el día de ayer en el Senado de la República, permitirá que la Federación, los estados y los municipios cuenten con organismos autónomos especializados, responsables de garantizar el acceso a la información pública y a la protección de datos personales.

Con esta reforma, que confío, insisto, sea plenamente aprobada por el Constituyente Permanente, México avanza para consolidar la transparencia y la rendición de cuentas.

Igualmente, y éste es un paso muy importante, los sindicatos, empresas y organizaciones que reciban recursos públicos, deberán transparentar, también, sus recursos.

Como Presidente electo y en la oportunidad que tuve, también, de reunirme con ustedes hace prácticamente poco más de un año, me comprometí a fomentar la transparencia y envié una iniciativa que ahora ha sido enriquecida y aprobada ya en el Senado de la República e, insisto, espero muy pronto lo sea por todo el Constituyente Permanente.

Ya como Presidente de la República y con el respaldo del Pacto por México, hemos presentado otras reformas para liberar todo el potencial que tenemos como país.

En este propósito se inscribe la Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones y Competencia Económica, que promulgué en junio pasado, una vez que fue aprobada por el Constituyente Permanente. Es una reforma de gran calado que obedece a la nueva realidad del país y que, sin duda, será de beneficio para todos los mexicanos.

Ésta es una reforma que permitirá dar, también, plena certeza jurídica y de inversión al sector telecomunicaciones y hacer operativa esta reforma constitucional, o para hacer operativa esta reforma constitucional, el Gobierno de la República está trabajando en las iniciativas de las leyes secundarias.

En este proceso, y lo quiero claramente dejar subrayado y señalado ante ustedes, habremos de escuchar las voces de radiodifusores, especialistas y ciudadanos para que, entre otros propósitos, se privilegie la seguridad jurídica de todos.

Por eso es que en el proceso de diseño y construcción de las iniciativas, habremos de considerar las propuestas que esta industria, a través de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión, ya nos ha presentado, y que, sin duda, vendrán a enriquecer la propuesta que en su momento hagamos al Congreso.

En el Gobierno de la República seguiremos respaldando a la radio y televisión mexicanas, porque son una importante industria que emplea a miles de personas. Constituyen, sin duda, un motor importante de la economía nacional y son parte esencial de nuestra democracia.

Otra importante transformación que involucra a los concesionarios radiofónicos es la migración de sus estaciones de la Banda de Amplitud Modulada a la Frecuencia Modulada.

La regulación y autorización de este proceso son ahora atribución del nuevo Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Sin embargo, he instruido al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que con pleno respeto a las facultades del órgano regulador les apoye en lo posible para facilitar este proceso modernizador.

El objetivo es que todos los concesionarios aprovechen las ventajas técnicas de la Banda de FM de cara a la adopción de la tecnología digital.

Ello permitirá una mayor competencia al homologar la radio en la Frecuencia Modulada, precisamente para asegurar la calidad en los servicios que ofrece al público.

Señoras y señores:

Las telecomunicaciones y las tecnologías de la información son determinantes para edificar el México moderno y competitivo que todos anhelamos.

El Gobierno de la República seguirá impulsando las transformaciones que el país requiere.

Con la Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones, Radiodifusión y Competencia Económica se han sentado las bases para la transformación de un sector estratégico en el desarrollo nacional.

Con el apoyo de esta Cámara, continuaremos avanzado para que el país acceda con éxito a las ventajas de la era digital.

Quiero reconocer la disposición y apertura al cambio. Eso no sólo les permitirá aprovechar las nuevas oportunidades que se están abriendo con las reformas que estamos impulsando, sino también podrán hacer frente con éxito a los constantes cambios que el sector experimenta a nivel global.

Pocas actividades son tan dinámicas y cambiantes como los medios y las telecomunicaciones.

Afortunadamente, México cuenta con empresarios visionarios, como ustedes, que estoy seguro, habrán de aprovechar estas ventanas de oportunidad que entre todos estamos abriendo para el desarrollo de nuestro país.

Finalmente, quiero agradecer una vez más la oportunidad de estar entre ustedes, con los miembros de esta importante industria de nuestro país, como ya lo he señalado. Oportunidad de reconocer a quienes han destacado y descollado en distintas trayectorias dentro de esta industria.

Oportunidad, también, de señalar de manera puntual cuál es la ruta que el Gobierno de la República tiene para este sector de la economía de nuestro país.

Oportunidad, también, para decirles que el Gobierno de la República tiene muy claro el rumbo y los objetivos que se ha propuesto y que especialmente en este primer año de gestión ha sido un año dedicado a sembrar para poder cosechar mayores frutos en los años por venir.

Estoy ampliamente reconocido de la disposición, pero sobre todo el que sepan que el Presidente de la República es un aliado permanente de esta industria.

Y lo es por una razón clara: ésta es una industria que se la ha jugado siempre con México y hoy más que nunca está dispuesta y está resuelta a seguir apoyando siempre a México.

Muchas felicidades y muchísimas gracias.