Muchísimas gracias.

Muchas gracias a Durango por esta hospitalidad, por la oportunidad de dejarme estar entre ustedes y de poder saludar a esta gran representación de la sociedad duranguense que se da cita en este acto.

Quiero saludar a las distintas autoridades que aquí concurren, especialmente al señor Gobernador del estado, a quien le agradezco la hospitalidad, pero sobre todo la disposición que siempre ha mostrado para que trabajemos juntos, para que definamos proyectos y objetivos de manera compartida, y que en esta suma de esfuerzos, realmente podamos servir de mejor manera a los duranguenses.

Y además, como distingue al Gobernador, no sólo el acompañar o está presente hoy, que inauguramos esta obra de infraestructura vial para Durango, sino traer más demandas, más gestiones y más peticiones que habré de dar puntual respuesta a lo que él ha planteado.

Quiero saludar a los titulares de los distintos Poderes.

A todas las autoridades aquí reunidas del orden Federal, integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, del gobierno estatal, del gobierno municipal, a su presidente de esta ciudad, a quien saludo, y a los demás presidentes que aquí concurren.

A legisladores.

A los señores exgobernadores, que gentilmente hoy aquí nos acompañan.

Al señor Arzobispo y Obispo de esta zona de Durango, de esta entidad.

Y a distintas personalidades de la sociedad duranguense que se dan cita en este acto.

A jóvenes estudiantes, que ya les escuché, de la Universidad Autónoma de Durango, que se han dejado sentir y escuchar en este acto.

A toda esta concurrencia y que sin duda son representación de la sociedad duranguense.

Quiero decirles, y a través de ustedes decirle a todo Durango, que me da mucho gusto regresar a esta entidad. En estas varias visitas que he hecho a este estado para hacer compromisos, pero sobre todo, entrega de obras que beneficien a los duranguenses.

Fue Durango, sin duda, la primera entidad que visité siendo Presidente electo.

Y en aquella ocasión, señor Gobernador, como usted lo ha ya referido, me comprometí, porque este evento fue prácticamente al lado de la construcción del hospital que ahora han denominado 450, precisamente en conmemoración de la fundación que tiene esta Ciudad de Durango, 451 años, como aquí ya corrigieron. Por eso entiendo el nombre que le han dado a este hospital, el 450.

Y entonces, comprometí en lo que era una obra que llevaba ya varios años y aún no se concluía, apoyar la construcción o a la conclusión de la construcción de la obra y el debido equipamiento.

Y con una inversión superior a los 650 millones de pesos estamos en ese proceso y ya está prestando servicio este hospital que espero en una futura ocasión, de manera simbólica, podamos inaugurar, porque ya sirve a la salud de los duranguenses.

Hechos son amores y no buenas razones, y eso es justamente lo que estamos acreditando, que donde nos hemos comprometido, le estamos cumpliendo a Durango y a todos los mexicanos.

Junto a estas obras están las que hoy inauguramos, estos Puentes Gemelos, tras varias obras que ya ha referido el propio señor Gobernador, el Secretario de Comunicaciones y Transportes.

La modernización de esta vialidad importante para Durango y otras obras que el Gobierno de la República tiene comprometidas, varias de ellas ya entregadas y otras en proceso.

El Secretario se ha referido a algunas de ellas.

La autopista Durango-Mazatlán, que fue una obra iniciada hace más de 10 años y que correspondió a este Gobierno concluir la misma y que sin duda ha potenciado realmente o será una obra de importante o de gran trascendencia para Durango, que va a apuntalar el desarrollo de esta entidad y que ahora le conecta a una ciudad importante de orden turístico como es Mazatlán de manera muy rápida, tan solo dos horas o dos horas y media que se encuentra ya de Durango.

Están otras obras que se han entregado, la Carretera Mezquital-Huazamota, que en otro momento y en otra visita que hicimos se entregó de más de, casi 200 kilómetros con una inversión superior a los mil millones de pesos.

La construcción de la Carretera Durango-Hidalgo del Parral en el tramo Morcillo-Guadalupe Aguilera que tuvo una inversión de más mil 122 millones de pesos.

Y están otras obras en proceso, la construcción del libramiento de La Laguna, que es una obra de gran relevancia y que tendrá una inversión superior a los mil 360 millones de pesos.

La modernización del segundo Periférico Gómez Palacio-Torreón, que es un compromiso de mi Gobierno con una inversión superior a los mil 150 millones de pesos.

Sólo por referir algunas obras.

Lo cierto es que dentro del Plan Nacional de Infraestructura, que tiene una inversión histórica para el país de 7.7 millones de millones de pesos, Durango ocupa un lugar importante y se prevén importantes inversiones en materia de infraestructura carretera, en materia de infraestructura hidráulica, en materia de salud, en materia de educación, como lo estamos previendo para todo el país.

Y que son obras que van a contribuir a elevar la calidad de vida de todos los mexicanos y, muy señaladamente, como hoy nos ocupa, en el Estado de Durango.

Ese es el compromiso que tiene el Gobierno de la República, es el compromiso que personalmente he asumido con los duranguenses y con todos los mexicanos, y que tiempo a tiempo, y en cada una de estas visitas, estamos acreditando.

Yo me felicito, realmente, de observar, junto con ustedes, al ser testigo de la entrega de esta obra, que estamos dando pasos firmes en favor del progreso y del desarrollo del Estado de Durango.

Que Durango, sin duda, desde nuestro trayecto del aeropuerto a este sitio, podemos apreciar cómo se ha venido modernizando, y cómo el Gobierno, a través de las obras que hemos comprometido, seguirá creciendo y seguirá detonando mayor desarrollo, generación de empleos, mayores inversiones productivas, especialmente en la introducción del gasoducto, al que ya se ha hecho referencia.

Porque cuando se cuenta con estos insumos, se eleva la competitividad; es decir, se generan destinos atractivos a la inversión productiva, elevan la productividad de los mexicanos; es decir, podemos propiciar mejor ingreso a las familias mexicanas a través del trabajo que realicen.

Y esto es lo que estamos comprometidos y dedicados a hacer: asegurar que esto, realmente, se materialice. Lo más importante es que gradualmente lo hemos venido acreditando.

Por eso, yo decía: Hechos son amores y no buenas razones, porque no nos hemos quedado en la retórica. Tiempo a tiempo y de manera gradual, estamos enterando a la población, y estamos haciendo testigos a los mexicanos de los avances, de las obras, de las acciones que, sin duda, impactarán en el desarrollo y en los beneficios que esperan todos los mexicanos.

Sobre el planteamiento que me ha hecho el señor Gobernador. Quiero aquí, frente a ustedes, darle indicaciones al Secretario de Comunicaciones y Transportes para que revise los proyectos a los que ya hizo referencia y apoyemos la construcción de los dos distribuidores que el Gobernador me ha planteado.

Y déjenme ser claro. Les agradezco de verdad. Déjenme ser muy claro. Esto no lo hacemos por arrancar un aplauso o por encontrar elogio ante lo que estamos comprometiendo. La verdad, lo estamos haciendo porque sabemos que son obras que van a impactar, que van a beneficiar a los duranguenses.

Y ese es el compromiso del Gobierno de la República. Esto me permite compartir con ustedes la siguiente reflexión: El compromiso más importante que ha hecho mi Gobierno es el de transformar a México. Y, por eso, hemos decidido mover a nuestro país.

Y lo estamos haciendo de distintas maneras. Ya he señalado que hay una inversión para la administración histórica, de 7.7 millones de millones; 7.7 billones de pesos que están destinados, precisamente, a mejorar la infraestructura en distintos ámbitos, a potenciar nuestras capacidades, a asegurar que México sea un país que realmente atraiga inversión, genere empleos, mejores empleos, mejor pagados, como fue el compromiso que asumí frente a todos los mexicanos.

Y es claro que frente o, más bien, junto a esta importante decisión de ampliar el presupuesto a la inversión pública que estamos haciendo, y que esto es posible gracias a la Reforma Fiscal, que si bien no fuera del todo popular para algunos sectores, que ahora los que tenían mayores ingresos tendrán que pagar un poco más de contribución, pero viene a fortalecer la capacidad financiera del Estado, que invierte más en beneficio de mayores y más amplios sectores de la población. Ese es el sentido social de la inversión que estamos haciendo.

El aparato burocrático no está creciendo. Lo que sí está creciendo es la inversión que se hace en infraestructura, en distintos ámbitos: salud, educación, infraestructura carretera, en nuestros puertos, en las redes ferroviarias. Y esto va en beneficio de todos los mexicanos.

Y junto a toda esa inversión, están las reformas que se han venido consolidando, y que también, gradualmente, estarán mostrando sus beneficios.

Cuáles son los beneficios que traen estas reformas para todos los mexicanos.

Una de la que mucho se ha hablado recientemente, y es ésta ocasión para desde aquí, desde Durango, felicitar, reconocer ampliamente a la Cámara de Diputados, que hoy, por la madrugada, aprobara lo que ya el Senado de la República había aprobado en su sesión anterior, extraordinaria, la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones.

Mi reconocimiento a todo el Congreso de la Unión; a los legisladores de la Cámara de Diputados, del Senado, como ya anteriormente lo había hecho, porque hemos dado un paso muy importante en una de las varias reformas transformadoras que hemos impulsado. Ésta, sin duda, acreditará beneficios en el muy corto plazo.

Ya el Gobernador hizo referencia a varios de ellos.

Sobre todo, se evitará la lada o el cobro de lada en todo el país, medida que entrará en vigor a partir del mes de enero del próximo año, del 2015. Estamos a meses que esto entre y esté vigente, y sea en beneficio de la economía de las familias mexicanas.

Esta Reforma en Telecomunicaciones, además de este beneficio, de evitar el cobro de lada, de dar opción a los mexicanos de elegir la empresa o la prestadora del servicio telefónico que ellos decidan, el poder cambiar ágil y rápidamente de una a otra compañía sin penalizaciones, entre otros beneficios, además amplía la competencia dentro de este sector; en los servicios de telefonía, en los servicios de internet, en el servicio de televisión, porque es parte de la reforma que tiene esta materia de telecomunicaciones.

La Reforma de Telecomunicaciones genera todos estos beneficios que van a ir sintiendo los mexicanos.

En una mayor oferta de servicios, en una mayor competencia; en competencia en calidades y en precio que tengan ante estos servicios. Y creo que los mexicanos lo estarán apreciando, lo estarán sintiendo, especialmente en su economía, en sus bolsillos.

Por eso, reitero mi felicitación a todo el Congreso por la aprobación de esta legislación secundaria que acompaña la Reforma en Materia de Telecomunicaciones, que se materializó en el orden constitucional y que hoy ya tiene su legislación secundaria para que en su materialización, los mexicanos lo sientan y, sobre todo, gocen de estos beneficios en esta asignatura.

Las reformas conocidas como estructurales, que ustedes han escuchado, darán a México, sin duda, una mejor plataforma. Van a elevar su capacidad y potenciarán su fortaleza, precisamente, para ser un país mucho más competitivo, que seamos los mexicanos más productivos.

Y que realmente todo esto, el alcance de todo esto, hacia dónde vamos: a elevar la calidad de vida y a mejorar la economía de todas las familias mexicanas.

Ese es el compromiso del Gobierno de la República. Por eso, la firme decisión de mover y transformar a México. Y todos lo estamos haciendo.

Ésta no es una tarea sólo del Gobierno, que sin duda asume su mayor responsabilidad en este compromiso, pero cuando todos caminamos en un frente común, haciendo equipo y, sobre todo, entendiendo cuáles son los beneficios que estarán cuando arribemos a buen puerto en la materialización, en la implementación de todas estas reformas, el México que tendremos será otro, un nuevo México, en el que sea de disfrute y de beneficio para esta sociedad y, sobre todo, nuestro mejor legado y aporte a las futuras generaciones.

Gracias a Durango por darme la oportunidad de estar entre ustedes, de poderle saludar nuevamente a esta representación de la sociedad duranguense y de dejar, a través de ustedes, un saludo fraterno, cordial, de amistad, pero sobre todo de compromiso del Presidente de la República con todos los duranguenses.

Muchísimas gracias.