Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este acto a muy distinguidas damas, que integran distintos órganos gubernamentales, dentro de los Poderes del Estado, órganos autónomos.

En primer lugar, quiero saludar a las Presidentas de las Comisiones de Igualdad de Género, tanto del Senado de la República como de la Cámara de Diputados.

A la Ministra Presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Al señor Presidente del Tribunal Federal Electoral.

A la Consejera del Instituto Nacional Electoral.

A la Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres.

A Presidentes de los distintos partidos políticos que hoy, aquí, nos acompañan.

Por cierto, cuando he escuchado y seguramente ustedes también lo habrán oído, cuando algunos llegan a decir: en dónde o cómo será posible postular a tantas mujeres como candidatas.

No cabe duda que no han estado en un evento como éste, en el que se nota la presencia, el talento y la capacidad que hay de las mujeres.

Lo refiero señores Presidentes de los distintos partidos políticos para los efectos correspondientes.

Muy distinguidos integrantes del presídium.

Muy distinguidas damas, integrantes del Gabinete del Gobierno de la República y de distintos órganos autónomos.

Muy distinguidas Legisladoras Federales: Senadoras, Diputadas.

Presidentas de los distintos órganos que encabezan los esfuerzos de las mujeres en las distintas entidades del país.

Señores Magistrados del Tribunal Federal Electoral que están presentes en este acto.

Y saludo a todas las mujeres aquí presentes, que representan la participación de la mujer en distintos ámbitos: político, social, cultural y en distintas áreas, insisto, del quehacer, tanto público como privado.

Les saludo con mi mayor respeto y con mi mayor afecto.

Y celebro compartir con ustedes esta celebración más de haberse otorgado el voto a la mujer.

Señoras y señores:

A lo largo de la historia, la mujer ha sido parte activa en la construcción y desarrollo de nuestra Nación.

México es hoy un país más democrático, más incluyente y más equitativo, gracias al impulso, a la determinación y al trabajo diario de millones de mexicanas.

Por ello, es un honor conmemorar con ustedes, mujeres representativas de nuestra sociedad, el Día Internacional de las Mujeres Rurales y el 61 Aniversario del reconocimiento del Derecho al Voto de las Mujeres en México.

En 1953, a las mexicanas les fue reconocido el derecho a votar y a ser electas, ampliando así su participación en la vida pública.

El 3 de julio de 1955 acudieron por primera vez a las urnas a emitir su voto, y cuatro de ellas fueron electas como diputadas federales.

Desde entonces, la voz, las ideas y las propuestas de la mujer mexicana han estado presentes en la vida parlamentaria del país.

En lo personal, y como Presidente de la República, estoy plenamente convencido del valor y las aportaciones de las mujeres a la transformación de México.

Desde el primer día de esta Administración, hemos respaldado su desarrollo y empoderamiento en todos los ámbitos de la vida nacional.

El mejor ejemplo de ello es que la perspectiva de género es una estrategia transversal del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

En concreto, tan sólo este año se están ejerciendo más de 21 mil 500 millones de pesos en 115 programas que favorecen el desarrollo de las mujeres y su igualdad efectiva, incluyendo el acceso a una vida libre de violencia y discriminación.

En este sentido, destacan el Programa de Estancias Infantiles para apoyar a madres trabajadoras; el Programa Nacional de Becas en beneficio de las mujeres que estudian; y el Seguro de Vida para Jefas de Familia.

Igualmente, para fortalecer su ingreso e independencia económica, se han implementado múltiples acciones, como las siguientes:

El Programa de Apoyo para la Productividad de la Mujer Emprendedora; el Programa de la Mujer en el Sector Agrario; el Programa Organización Productiva para Mujeres Indígenas; o los nuevos créditos a tasas preferenciales para pequeñas productoras del campo, que otorga hoy la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

Para consolidar estos programas y ampliar el respaldo del Estado mexicano a las mujeres, el proyecto de Presupuesto de Egresos que envié al Congreso propone que los recursos destinados a fomentar la igualdad sean 30 por ciento mayores en términos reales a los aprobados en el año 2012.

Sin embargo, mi apoyo a las mujeres no sólo se refleja en mayores presupuestos, también ha estado presente en la agenda de reformas transformadoras que entre todos hemos impulsado.

Muestra clara de ello fue el compromiso que asumí frente a ustedes hace justamente un año, en aquella ocasión firmé y envié al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma para obligar a los partidos políticos a que el 50 por ciento de sus candidaturas a Diputadas federales y Senadoras fuera para mujeres.

Y gracias al trabajo constructivo de las y los Legisladores esta iniciativa se enriqueció y se incorporó en la Reforma Constitucional en Materia Político-Electoral y en sus respectivas leyes secundarias.

Hoy, los partidos políticos tienen que garantizar la paridad entre los géneros en candidaturas a Legisladores federales y locales.

Con ello nuestro país ha dado un paso muy importante hacia la igualdad, que se verá cristalizado en el proceso electoral federal 2014-2015, que inició el pasado 7 de octubre.

Estoy convencido de que una mayor igualdad en la participación política de la mujer se reflejará, de igual manera, en una mayor igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de nuestra vida en sociedad.

Personalmente me siento muy orgulloso de saber que México tendrá a más mujeres en sus Legislaturas, a mexicanas dispuestas a luchar y a transformar positivamente la vida de México.

Gracias, distinguidas damas.

Para seguir proyectando y empoderando a la mujer, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Nacional Electoral y el Instituto Nacional de las Mujeres han creado ya, a través del acuerdo que aquí se ha firmado, el Observatorio de la Participación Política de las Mujeres.

Como lo hemos visto en el video, este instrumento permitirá conocer el estado actual de la participación de la mujer en la toma de decisiones y contribuirá a difundir mejores prácticas en favor de la paridad.

El objetivo es que las mujeres se consoliden como agentes de desarrollo y fuerza de cambio.

Estoy seguro de que en los años siguientes su contribución será cada vez mayor y en beneficio de todo México.

Señoras y señores:

Hoy estamos aquí para celebrar el avance de las mujeres en el ejercicio de sus derechos políticos.

Su creciente participación en la vida pública es verdadero motivo de orgullo para todo el país.

Sin embargo, también hay que decir que este día no podemos sentirnos satisfechos, porque en este preciso momento hay madres de familia angustiadas por la incertidumbre de no saber dónde se encuentran sus hijos. Y me refiero a los jóvenes normalistas desaparecidos.

Y desde aquí, estoy seguro que todas y todos ustedes nos unimos y reiteramos nuestra solidaridad a cada una de ellas y a sus familias.

Y tengan la seguridad de que las dependencias del Gobierno de la República están trabajando para localizarlos.

El día de ayer, la Procuraduría General de la República dio a conocer información relevante que ha permitido establecer nuevas líneas de investigación y que, deseo y espero, nos permitan muy pronto dar con el paradero de los jóvenes que hoy no han aparecido.

Frente a estos crímenes, lo he señalado también de forma reiterada, no habrá impunidad.

Creo que éste es un esfuerzo compartido de todo el Estado mexicano, que claramente ve en esto una señal para ir a fondo y combatir, también, a fondo la impunidad.

El Estado mexicano hallará y aplicará todo el peso de la ley a los culpables.

Y estos lamentables hechos son un momento de prueba para las instituciones y la sociedad mexicana en su conjunto.

El sentimiento colectivo de indignación, de dolor y de coraje, demuestra que los mexicanos estamos unidos; que somos solidarios con el sufrimiento de nuestros hermanos, y lo más importante, demuestra que rechazamos la violencia.

La violencia, venga de donde venga, es contraria a lo que somos como país.

La violencia nunca será la solución ni el camino hacia un mejor futuro.

El México en paz, el México incluyente y próspero que queremos, debemos construirlo con base en la ley, en las instituciones y en el respeto irrestricto a los derechos humanos.

Esa es la ruta que nos trazamos desde el inicio de esta Administración, y que estamos siguiendo.

Acontecimientos como los de Iguala, Guerrero, lejos de desviarnos, nos convocan a redoblar el paso.

Con ánimo constructivo y firme responsabilidad del Estado, el Gobierno de la República seguirá trabajando en todos los frentes para hacer de México un país de leyes, y en el que prevalezca el Estado de Derecho.

Juntos, vamos hacia adelante. Vamos a demostrar, una vez más, la grandeza y fortaleza de México.

Muy distinguidas damas, mujeres aquí, presentes, que representan a muchas mujeres que están en distintos ámbitos de la vida social de nuestro país:

Las felicito en este día especial, porque hoy conmemoramos el día en que ampliaron sus derechos políticos, y les fue otorgado su derecho a votar plenamente y en justicia.

A mí me da mucho gusto, y me congratulo como Presidente de la República, una vez más encontrarme con esta digna y gran representación de las mujeres de México.

Y desde aquí les extendiendo mi más amplio reconocimiento y felicitación por todo su aporte, su talento, dedicado a la grandeza de nuestro país.

Muchas felicidades.