Señor Gobernador del Estado de Aguascalientes, muchas gracias por su hospitalidad.

Muy distinguidos señores Gobernadores de las distintas entidades del país.

Señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Muy distinguidas autoridades aquí presentes, del Gobierno de la República, de los gobiernos estatales, de los gobiernos municipales.

De manera muy particular, quiero saludar la presencia de las titulares y representantes de las instancias estatales de la mujer y de diversas organizaciones de la sociedad civil, ante esta Declaratoria que hemos firmado en favor de la igualdad entre mujeres y hombres.

Quiero saludar con enorme respeto a los señores Legisladores Federales aquí presentes.

A Senadoras y Senadores.

Diputadas y Diputados Federales y locales.

A todos, aprecio su presencia y les saludo con mi mayor afecto.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Hoy, la Conferencia Nacional de Gobernadores, sin duda, es uno de los símbolos más representativos de la madurez política y democrática que hemos alcanzado como país.

Este foro, que es plural e incluyente, ha permitido fortalecer y renovar nuestro Pacto Federal para hacer un frente común ante los nuevos retos nacionales.

Si bien cada entidad federativa conoce la realidad particular de su entorno, cuando el Sistema Federal actúa en su conjunto, se logran más y mejores resultados. Una visión moderna y colaborativa.

Hemos sentado las bases de un nuevo Federalismo, más eficaz y corresponsable.

Estamos construyendo un Federalismo articulado, donde la acción coordinada del Estado mexicano, sin duda, es muy superior a lo que puede lograr el esfuerzo aislado de las entidades.

Ante los desafíos del presente, tenemos que hacer de nuestro Federalismo un medio efectivo para asegurar la vigencia del Estado de Derecho en todas las regiones, estados y municipios del país.

Es inaceptable que en un Estado democrático de derecho, como México, pueda haber localidades con vacíos de autoridad y, peor aún, con vínculos de complicidad entre gobernantes y delincuentes.

Ante los dolorosos e inaceptables hechos de violencia en contra de jóvenes estudiantes en el Municipio de Iguala, Guerrero, el Gobierno de la República está asumiendo su responsabilidad para esclarecer el caso, y hacer que los culpables, todos los culpables, materiales e intelectuales de estos actos inhumanos y de barbarie, respondan ante la ley.

Estamos trabajando con determinación y estricto apego a derecho para que no haya impunidad y se haga justicia.

Sin embargo, como Estado mexicano tenemos que actuar con responsabilidad institucional e ir más allá de la resolución de este indignante caso en particular.

Debemos acelerar y profundizar las medidas estructurales necesarias para que la ley y la justicia imperen en toda la geografía nacional.

Lo primero, lo elemental, es contar con corporaciones de seguridad profesionales y, ante todo, confiables.

Desde el inicio de esta Administración hemos trabajado con todas las entidades federativas para impulsar la profesionalización y el fortalecimiento de sus cuerpos de policía.

Sin embargo, ante la necesidad de lograr mayores resultados en el corto plazo, es indispensable que cada orden de Gobierno y cada autoridad asuman, también, mayor responsabilidad y compromiso.

Por ello, me da gusto y celebro la creación de una comisión que ha partido, justamente, de este encuentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores, para trabajar en esta ruta.

Y que, como lo compartí con ustedes en el encuentro privado de hace un momento, el Gobierno de la República estará al lado de ustedes en el propósito de diseñar los mecanismos y los cambios estructurales que nos permitan acelerar la eficaz aplicación de la seguridad y la justicia, en favor de todos los mexicanos.

La corresponsabilidad no es justificación para la omisión o la suplencia. Al contrario, es un compromiso que exige lo mejor de cada instancia.

Ésta es la convicción que tiene el Gobierno de la República para hacer equipo con los gobiernos estatales, y mejorar juntos la calidad de vida de todos los mexicanos.

Señoras y señores:

Como Presidente de la República reconozco la relevancia de los acuerdos que aquí se han alcanzado.

En especial, celebro que los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores hayan firmado la Declaración por la Igualdad entre Mujeres y Hombres, y que hayan aprobado la creación de una comisión de seguimiento para esta importante materia.

Ya he dado indicaciones a la Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres para que celebre convenios y, sobre todo, defina metas a alcanzar en colaboración con cada una de las 32 entidades federativas.

Por su parte, también reconozco a los señores Gobernadores y al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, el compromiso que han asumido para que la instrumentación y los beneficios de las reformas estructurales sean una realidad en sus respectivas entidades.

Quiero felicitar a quienes han expuesto, en nombre de sus demás compañeros Gobernadores y Jefe de Gobierno del Distrito Federal, distintos temas que, sin duda, les ocupa, les inquieta y son tarea fundamental para lograr elevar la calidad de vida de los habitantes de las distintas entidades federativas, de todo el país.

Como lo expresé, saben que el Gobierno de la República estará trabajando de manera coordinada, de manera estrechamente vinculada en todo aquello que nos permita, asumiendo cada uno la responsabilidad que nos corresponde, pero que nos permita entregar mejores resultados a todos los habitantes del país.

Reitero mi felicitación al señor Gobernador de Aguascalientes por haber concluido satisfactoriamente la Presidencia al frente de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Al tiempo que expreso mi reconocimiento y felicitación, y deseos de éxito a la presidencia que el día de hoy asume el Gobernador del Estado de Durango.

Señoras y señores.

Señores Gobernadores.

Señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal:

Me ha dado mucho gusto compartir con ustedes este encuentro, esta reunión de trabajo que nos convoca a trabajar al unísono, en frente común, para atender los distintos desafíos que tiene nuestro país, asumiendo cada uno la responsabilidad que le corresponde.

Felicidades y muchas gracias.

Si me permiten voy a proceder a la Declaratoria de Clausura en esta muy honrosa responsabilidad que ustedes me han confiado, a invitación que me han formulado.

Y, por ello, me resulta muy grato declarar hoy, 10 de octubre de 2014, formalmente clausurada esta 47 Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores, haciendo votos, como aquí ya lo he expresado, para que los acuerdos que aquí se han alcanzado se traduzcan en beneficios concretos para todos los mexicanos.

Muchas gracias y muchas felicidades.