Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar al Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana, y agradecerle, además, esta muy amable invitación para estar en el inicio de esta Colecta Anual 2016.

Saludar a su distinguida esposa.

Al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

A los funcionarios del Gabinete del Gobierno de la República.

A representantes de distintas fundaciones e Instituciones de Asistencia Privada.

A los consejeros de Cruz Roja Mexicana.

A representantes de la sociedad civil de nuestro país, que participan de este importante esfuerzo de apoyar para ayudar, a lo que hoy nos convoca Cruz Roja Mexicana.

De manera muy particular, quiero saludar a todos los voluntarios, a enfermeras, a médicos, paramédicos, a los juventinos, que son representación de los más de 43 mil 500 integrantes de esta importante institución de nuestro país, que se conforma, fundamentalmente, a partir del trabajo que realizan voluntarios.

En ustedes, saludo a los demás compañeros, a todos sus compañeros, que están extendidos a lo largo de toda la geografía nacional. Es un gusto saludarles.

Muchas felicidades.

Y me congratulo de su presencia en esta ceremonia.

Señoras y señores.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Como aquí lo hemos visto, en el video que se ha proyectado, en los mensajes que han tenido ya lugar, antes de mi intervención, durante 106 años la Cruz Roja Mexicana ha sido símbolo de unidad, solidaridad y generosidad.

Desde 1910, ha acompañado a nuestra Nación en sus más duras pruebas: en sismos, explosiones, huracanes e inundaciones; pero, también, ha estado con nosotros en la vida cotidiana, auxiliando a quienes sufren por enfermedades o accidentes.

La Cruz Roja Mexicana despliega un esfuerzo permanente, incansable e invaluable para apoyar al herido o al damnificado.

La Cruz Roja es una institución que con su diario actuar promueve los valores más nobles del ser humano.

Esta Colecta Nacional es una convocatoria abierta a todas las personas. Es un llamado a dar más, a ser mejores, a ser generosos, a ser solidarios.

México tiene en su sociedad, precisamente, en todos sus integrantes, estos atributos.

Tiene, entre ellos, el más importante: el de la solidaridad. Somos un pueblo que nos identifica y nos convoca, precisamente, este importante valor, este atributo social, que es el de la solidaridad.

Y hoy, a lo que nos está invitando Cruz Roja Mexicana, esta gran institución, es que todos los mexicanos estemos  decididos, resueltos, expresemos nuestra voluntad de seguir apoyando, como sea, incluso de la forma más modesta, pero apoyando para que esta institución siga creciendo, siga ampliando sus esfuerzos, siga desplegando todas sus capacidades, para ayudar y para ayudar a salvar vidas, que es la tarea más importante que tiene esta institución.

Es mucho lo que Cruz Roja Mexicana hace por nuestra sociedad, y es justo reconocerlo y valorarlo.

Esta benemérita institución auxilia oportunamente a quien sufre especialmente en momentos críticos de vulnerabilidad y fragilidad.

México valora que en 2015 hayan brindado más de cinco millones 900 mil servicios médicos.

Parece una cifra más, pero si tratamos de darle la justa dimensión que tiene esta cifra, son casi seis millones de servicios médicos durante el año, y más de un millones 400 mil atenciones de emergencia, a través de sus ambulancias.

Muchas personas, muchos mexicanos, se han salvado, han logrado tener la atención médica requerida en un momento de urgencia, gracias a la oportuna participación  de Cruz Roja Mexicana.

Por eso, más allá de las cifras, como Presidente de México quiero expresarle a esta benemérita institución, a la Cruz Roja, a sus voluntarios, decirle, en nombre de muchas personas que se han favorecido, que han sido atendidas con su oportuna intervención: Muchas gracias.

Muchas gracias por este gesto solidario, amable y cordial y, sobre todo, de ayuda y  apoyo que Cruz Roja ha dado a millones de mexicanos.

Destacadamente, en 2015, estuvieron listos para auxiliar a los mexicanos ante la amenaza del Huracán Patricia, el más poderoso de la historia, e hicieron frente a los efectos del tornado, por ejemplo, en Ciudad Acuña, y de la drástica temporada invernal que azotó varias regiones del país.

Los felicito también por haber entregado más de 500 toneladas de ayuda humanitaria, en beneficio de más de 110 mil niños, mujeres y hombres.

Una vez más, quedó demostrado que la sociedad confía plenamente en la Cruz Roja, para canalizar el apoyo y la solidaridad de los mexicanos.

Ustedes, como aquí lo vimos en el video, conforman la red humanitaria más grande de nuestro país.

Mis mayores felicitaciones a directivos, doctores, enfermeras, paramédicos, voluntarios y a todo el personal que colabora en la Cruz Roja Mexicana.

Ustedes hacen de México o contribuyen a hacer de nuestro país una mejor Nación.

Valoro y agradezco también el gran apoyo que brindaron a la población durante los recorridos y eventos masivos que hace muy poco tuviera aquí, en nuestro país, la Visita de Su Santidad el Papa Francisco.

Esta red humanitaria se sumó a la de millones de voluntarios, a la de miles de voluntarios en nuestro país, que apoyaron las labores de logística y, sobre todo, de apoyo a la población ante este número tan relevante de mexicanos que participaron durante estos eventos, con motivo de esta visita.

Para México es un orgullo contar con ciudadanos ejemplares, como ustedes, héroes y, hay que decirlo así, héroes anónimos que velan por la vida de los demás.

En este sentido, celebro que estén ampliando sus acciones hacia labores preventivas de enfermedades y accidentes. Sin duda, siempre es mejor prevenir, que remediar.

Y éste es un principio y una cultura que debemos reiterar y arraigar en nuestra sociedad.

Ustedes nos recuerdan que se requiere de la participación y corresponsabilidad de la ciudadanía para cuidar de su propia salud y que es necesario avanzar, como sociedad, en la adopción de conductas y hábitos que sean más saludables.

Por eso, reconozco que hayan firmado un acuerdo con la Secretaría de Educación Pública y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, para capacitar a maestros en labores de primeros auxilios, lo que permitirá asistir a sus alumnos en casos de emergencia.

Muchas gracias al maestro Juan Díaz de la Torre, que está aquí entre nosotros, y gracias a la Secretaría de Educación Pública por este esfuerzo que realizan junto, ahora, con Cruz Roja Mexicana para que esta red, que se extiende, de la educación de todo el Sistema Educativo Nacional, cuente con esta preparación y capacitación en cada uno de sus maestros.

Así se fortalece el trabajo conjunto entre la Cruz Roja Mexicana y el Gobierno de la República, como ocurre ya en el Consejo Nacional de Protección Civil y el Consejo Nacional de Salud.

Precisamente, la salud es una prioridad del Gobierno de la República y, a la vez, una responsabilidad de todos.

Sin duda, la Cruz Roja refuerza las acciones del Sistema Nacional de Salud para brindar a los mexicanos una vida más sana y duradera.

La Cruz Roja es un claro ejemplo de cómo se puede movilizar a la sociedad en favor de la salud y la prevención de accidentes.

Ahora, nuevamente, ha llegado el momento de que todos los mexicanos nos movilicemos en favor de la Cruz Roja.

Es tiempo de devolverle un poco de lo mucho que brinda a la sociedad.

Es la hora de apoyar a quien nos apoya.

Este año la meta es reunir más de 350 millones de pesos, y estoy seguro de que habremos de alcanzarla entre todos, con la participación entusiasta de los gobiernos, que, además, aquí ha quedado testimoniada en el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, en el compromiso de su gobierno, que estoy seguro, en este ánimo, muchos otros gobiernos del país, pero, sobre todo, la sociedad, habrán de emular para alcanzar y superar esta meta de recaudación que se ha fijado Cruz Roja Mexicana.

Hago votos porque así sea.

Lo que todos los mexicanos deben saber, y creo que éste es el motivo de este evento, que hoy reúne a la gran familia de Cruz Roja Mexicana, lo más importante es que lo que creo que debe quedar sembrado, por lo menos, en el ánimo social, lo que hoy debemos llevarnos de esta convocatoria, es que con una pequeña acción, como es aportar un donativo, no importando de qué tamaño sea, se tiene un gran impacto con ese donativo, que contribuye a salvar vidas.

Por eso, es mi deseo que esta meta que se ha trazado Cruz Roja Mexicana, se alcance y se supere.

Pero, sobre todo, deseo que Cruz Roja Mexicana siga siendo una entidad que contribuya a que, como mexicanos, seamos mejores, y siga ayudando y apoyando a quienes más lo necesitan, en momentos difíciles.

Señoras y señores:

La colecta Anual de la Cruz Roja es muy simbólica. Nos confirma que es gracias a los esfuerzos individuales como se alcanzan los grandes logros nacionales.

Nos recuerda que la unidad de los mexicanos, en torno a objetivos o metas compartidas, es fundamental para escribir un mejor futuro para todos.

Así es como estamos transformando a México: con el esfuerzo y el trabajo de todos, con la participación y el compromiso de todas y todos los mexicanos.

Nuestro país depende de nosotros, depende de nuestras acciones, de lo que hacemos en nuestra vida diaria, del empeño que ponemos en el trabajo, en el estudio y al interior de la familia.

Al igual que esta Colecta Nacional, los resultados y logros a alcanzar dependen de todos y está en nuestras manos.

Felicito nuevamente a la Cruz Roja Mexicana por su labor altruista de todos los días, y convoco e invito con respeto a todos los mexicanos a ser parte activa de esta gran Colecta Nacional 2016.

Muchísimas gracias.