Muchísimas gracias.

        

         Señoras y señores:

 

         Me da mucho gusto estar nuevamente aquí, en Chihuahua, motivo por el cual quiero saludar al señor Gobernador del estado y agradecerle su hospitalidad.

 

         A las autoridades locales, a los titulares de los poderes del Estado de Chihuahua.

 

         A los representantes del Gobierno de la República.

 

         Y a todas las autoridades aquí presentes, de todos los órdenes del Gobierno: del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Chihuahua, de los gobiernos municipales, en este encuentro de la Federación de Municipios de nuestro país.

 

Y gran ocasión para encontrarme con esta gran representación de distintas partes de la geografía nacional, a través de las y los presidentes municipales.

 

         De manera muy especial, quiero saludar a la representación de la sociedad del Estado de Chihuahua; quiero saludar a quienes están en el ámbito público y a quienes están en el ámbito privado.

 

         Saludo especialmente a los jóvenes estudiantes, que están en la parte posterior y que, sin duda, su presencia en este acto les permite recoger mucho de lo que está en el debate nacional y en el debate local sobre distintos temas.

 

         Saludo a representantes, insisto, del empresariado de Chihuahua, de servidores públicos, tanto del poder Judicial, como del Ejecutivo, que están hoy aquí presentes.

 

         A esta gran representación del Estado de Chihuahua, que debo decir, desde el fondo de mi corazón: muchas gracias, por la calidez que siempre e invariablemente me han dispensado, en cada una de las visitas que he hecho a este estado.

        

         Aquí hay una representación, insisto, de todos los poderes, de todos los órdenes, desde el ámbito Federal, estatal, municipal, dirigentes de la iglesia; aquí está el Arzobispo de Chihuahua, a quien le agradezco que una vez más nos haga favor de acompañar.

 

         A representantes del Poder Judicial de la Federación, de los tribunales de justicia del país que están aquí presentes.

 

         A todas y a todos les doy las gracias por la oportunidad de encontrarme con ustedes, sobre todo por su paciencia, no sólo por los discursos que aquí hemos escuchado y el que habrán de escuchar de parte de su servidor, que espero no extenderme de más.

 

         Pero concédanme un poco de este beneficio, después de haber escuchado aquí ya varios mensajes, porque hoy convergen dos eventos.

 

Pero, además, porque han sido pacientes en la gran oportunidad que le dan a su amigo, el Presidente de la República, de lo que ya se ha vuelto común, que es tomarse selfies en este recorrido.

 

         Para ustedes es quedarse con una foto del Presidente, pero para mí es llevarme, de cada uno de estos momentos, la calidez y la oportunidad de saludar a la gente de cada una de las entidades federativas de nuestro país hoy, aquí, de Chihuahua.

 

         Nuevamente, muchas gracias.

 

         Trataré de ser muy breve y puntual en lo que quiero compartirles. Porque aquí quienes ya me antecedieron en el uso de la palabra,  han referido los dos eventos que convergen en este acto.

 

         Por un lado, nos estamos encontrando hoy, aquí, con varias Presidentas y Presidentes Municipales, incluso algunos electos, que están por asumir su responsabilidad, a partir del próximo año, en otro momento, en distintas entidades federativas, y que forman parte de esta Federación de Municipios de nuestro país.

 

         Han tenido aquí  una reunión de tres días, que hoy concluye, en la que han tenido oportunidad de tener interlocución con distintas áreas, tanto del Gobierno Federal como de los gobiernos estatales.

 

Oportunidad particularmente para conocer desde su ámbito de actuación o el que habrán de tener, lo que hay en espacio de oportunidad con la relación con el Gobierno de la República de forma muy señalada.

 

         Se han encontrado con titulares de distintas dependencias gubernamentales, precisamente para  que ustedes conozcan en dónde están ámbitos de oportunidad en la convergencia de esfuerzos nacionales, desde al ámbito Federal con los gobiernos municipales.

 

         Y para quienes ya están en la responsabilidad, también sigue siendo oportunidad de aprovechar estos espacios.

 

         Esto me lleva a decirles que el Gobierno de la República mantiene una mística de trabajo y de servicio, que es la de tener una gran relación y coordinación con los gobiernos municipales, de hacer frente común para atender temas que no son comunes.

 

         Y voy a poner en ello un ejemplo muy claro aquí, Chihuahua.

 

         En Chihuahua hemos encontrado para atender un tema,  que es de los más sensibles y de preocupación de nuestra sociedad, como el de la seguridad pública, Chihuahua es un ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay convergencia de esfuerzos; es decir, cuando el Gobierno de la República, el gobierno del Estado de Chihuahua y los gobiernos municipales asumimos responsabilidad, cada uno en su ámbito de competencia, pero encaramos el problema de forma conjunta.

 

         Y cuál es el resultado.

 

         Aquí, Chihuahua, ilustra muy bien lo que queremos se tenga en todo el país.

 

         En Chihuahua, uno de los estados señalados particularmente en la frontera de esta entidad, Ciudad Juárez con altos índices de criminalidad, hoy es un ejemplo vivo y un testimonio claro y fehaciente de que cuando hay coordinación de esfuerzos, los índices han disminuido sensiblemente.

 

         Y, hoy, hay un clima de paz, de armonía y de mejores condiciones de seguridad para la población.

 

         Esto es resultado de la buena coordinación y de encarar de forma conjunta este desafío.

 

         Pero esto nos lleva a tener muy claro una cosa: ésta es una tarea que compromete los esfuerzos de todos los órdenes de Gobierno.

 

Porque lo que no se vale, lo que no es admisible para el orden, particularmente municipal, es evadir la tarea, pretextando no tener suficientes recursos, no tener suficientes capacidades y a veces hasta nadar de  muertito, y dejar que esta tarea vengan a hacerla otros.

 

         Lo que el Gobierno de la República quiere es tener claridad en este propósito, de tener interlocución y quiero dejar muy en claro, no importa, para el Gobierno de la República y ustedes lo han de entender que así es, no importa cuál es el origen partidario de cada nivel de Gobierno.

 

Porque cuando se está en el Gobierno, sólo es una la tarea: gobernar para todos, así lo entendemos, con esta claridad, con este principio rector básico de toda autoridad constituida, que es la servir y trabajar para todos.

 

         Por eso, con los gobiernos municipales, yo les quiero decir: el Gobierno de la República está atento, está dispuesto, está en la voluntad política siempre comprometida de cerrar filas con los gobiernos municipales que estén resueltos y decididos también a hacer su propia tarea.

 

         De esta forma, en esta articulación de esfuerzos en el debido trabajo de todo este engranaje de las partes de un todo: gobiernos municipales, gobiernos estatales y Gobierno de la República, los resultados serán satisfactorios y serán de mayores beneficios para la sociedad a la que servimos.

 

         Depende de lograr esta debida articulación y esta coordinación eficiente entre todos los órdenes de Gobierno.

 

         Y a los gobiernos municipales, autoridades constituidas y a quienes habrán de asumir esta responsabilidad, déjenme dejarles aquí una última reflexión.

 

         Vivimos, evidentemente, hoy momentos, o tiempos cada vez de mayor exigencia social; cada vez de espera de resultados visibles y tangibles, prontos e inmediatos.

 

         Pero lo que debemos tener muy en claro es, primero, trazarse objetivos, y a partir de ello, a partir de lo que ustedes han comprometido ante sus ciudadanos, que les han dado el respaldo mayoritario, que hoy les hace ser autoridades constituidas, dediquen su empeño y su esfuerzo a cumplir con esos objetivos.

 

         Encontrarán en el camino seguramente críticas, diatribas, detractores, pero manténganse fieles al cumplimiento de los objetivos y compromisos que han asumido con los ciudadanos que les han dado su voto de confianza.

 

         No se distraigan, porque lo más importante y el legado más importante que ustedes pueden hacer, y esa es la misma mística que priva en el Gobierno de la República, es cumplir con lo que se ha comprometido; impulsar cambios y transformaciones para bien de México y para bien de sus municipios.

 

         Y manténganse perseverantes en su esfuerzo, porque puede, a veces, ser tentador navegar en espacios comodaticios y recoger aplausos de forma fácil.

 

Pero las verdades transformaciones, los cambios profundos que llevarán a que municipio, estado y país tengan mejores condiciones, implica remar frente a las grandes resistencias que se oponen a la grandes transformaciones.

 

         Mantengan actitud perseverante; actúen en convicción de aquello que han comprometido.

 

El espacio de servicio municipal y cualquier otro, en cualquier otro orden, no son peldaños para escalar en trayectorias personales. Son espacios de privilegio para servir a la sociedad, que nos ha depositado su confianza.

 

         Dejo, finalmente dicho, el Gobierno de la República está siempre atento y dispuesto a sumarse al esfuerzo con los gobiernos municipales.

 

         En otro orden de ideas, señor Gobernador del Estado de Chihuahua, y distinguidas autoridades de los poderes de esta entidad:

 

Hoy, también, nos invita estar aquí, en Chihuahua, en la inauguración de este imponente edificio que albergará al Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chihuahua.

 

         Así como espacios, también, que se habrán de habilitar para el Poder Judicial de la Federación en esta transformación que estamos impulsando para lograr un sistema de justicia penal, ahora oral y adversarial.

 

         Es decir, verdaderamente estamos siendo parte de una transformación que se viene consolidando y que tiene plazo y fecha de vencimiento: junio del 2016, para entonces el país habrá transitado a un nuevo Sistema de Justicia Penal.

 

         Y se dice fácil, porque a lo mejor el cambio constitucional que se ha hecho para este propósito puede quedar plasmado en unas cuantas líneas o así ha quedado plasmado.

 

         Pero el esfuerzo que implica realmente este cambio de modelo y de paradigma es de enormes alcances. Porque es lograr, sí, que haya una justicia más rápida, más pronta, expedita, transparente, abierta, oral, a la que tenga acceso la población o que pueda ser pública.

 

         Pero eso implica también una mayor profesionalización de toda la cadena de procuración y de administración de justicia; desde el ámbito de la procuración con ministerios públicos mejor preparados, mejor formados; desde instituciones policiacas y ministeriales, que hoy se vienen capacitando, que ese es parte del esfuerzo, que estén preparadas para encarar el reto que significa someter a la ley, a través de este nuevo sistema de justicia, que es rápido y que es oral.

 

         Esto implica también profesionalización del sistema de justicia o de la parte del Poder Judicial, de jueces, de magistrados, para adoptar este nuevo modelo.

 

         Por eso lo que quizá, en pocas líneas se ha modificado en la Constitución tiene un impacto del mayor alcance y de dimensiones mayores.

 

         El Gobierno de la República ha dedicado para este propósito importantes inversiones en apoyo particularmente a los órdenes estatales, para que hagan suyo y aceleren el proceso de implementación de este Sistema de Justicia Penal.

 

         Celebro y felicito al Estado de Chihuahua, porque, sin duda, ha sido de los estados que se ha puesto a la vanguardia, que fue de los primeros en impulsar este modelo de justicia oral y abierto.

 

Pero que ahora, no sólo lo tiene para el orden penal, como si ahí acabara la justicia, o sólo en ese ámbito se pudiera hablar de justicia. Sino que hoy está en el proceso de abrirlo a otros órdenes, en el civil, en el mercantil, en el laboral, para que realmente sea la justicia oral, que es más rápida, transparente y abierta, lo que posibilite realmente que la sociedad tenga en las instituciones de justicia certeza y, sobre todo, confianza ante la justicia que están demandando.

        

         Felicidades al Estado de Chihuahua por este importante esfuerzo que hoy está impulsando y llevando a cabo.

 

         Lo que está en la parte frente a ustedes y detrás de mí, sin duda, es un imponente edificio. Como aquí se ha dicho, quizá en su construcción, el más grande del país y de América Latina, para albergar precisamente a quienes habrán de dictar justicia.

 

         Pero lo verdaderamente importante y relevante serán los actores que estén en este espacio, dictándose y ocupándose de hacer justicia.

 

Por eso el importante esfuerzo que se está haciendo en la preparación, capacitación, profesionalización, a efecto de que realmente este paso tan trascendental que estamos por dar en el cambio de nuestro sistema de justicia penal, hoy en este ámbito, y otros que habremos de impulsar en lo que hemos denominado la justicia cotidiana, que aborda los temas que he referido de otros ámbitos, también de la justicia, realmente nos permita arribar al objetivo claro de lograr justicia y que la sociedad, repito, pueda tener confianza en las instituciones, tanto de procuración como de administración de justicia.

 

         El Gobierno de la República hace suyos estos retos y estos  desafíos. Los  encara dedicando esfuerzos, dedicando recursos y haciendo transversal el actuar de distintas dependencias, para converger en este propósito de aquellas que inciden, precisamente, en estas áreas de justicia o en el tema de justicia.

 

         Yo quiero felicitar nuevamente al Estado de Chihuahua, felicitar a las y los Presidentes Municipales que han tenido este encuentro, que les ha permitido conocer de experiencias exitosas.

 

         Y frente a lo que aquí se ha dicho, más allá de estar esperando, y perdón que regrese a hablar nuevamente con los Presidentes Municipales, pero más allá de estar a la espera de  cambios o de reformas que posibiliten realmente, a decir de muchos, el que realmente los municipios estén en capacidad mayor de asumir su propia responsabilidad, hoy, asumámosla frente al marco que hoy tenemos. 

 

No podemos evadir responsabilidad. Tenemos que trabajar y dar resultados.

 

         En el Gobierno de la República, hoy le digo a los señores Presidentes Municipales, a las y los Presidentes Municipales y a las autoridades estatales, como es el caso hoy aquí, de Chihuahua, tienen a un aliado permanente.

 

Y no lo somos sólo en la retórica, lo hemos venido acreditando en los hechos.

 

Somos efectivamente un Gobierno que ha impulsado cambios, que ha impulsado transformaciones, porque creemos en el futuro de México, en el potencial que como Nación tenemos.

 

         Hemos encarado también los desafíos que representa el hacerle frente a las resistencias en distintos ámbitos.

 

Pero de lo que estoy cierto, como Presidente de la República, es que este impulso transformador trastocará y habrá de beneficiar todos los órdenes gubernamentales.

 

         Por eso, aquí mi invitación para que cerremos filas, para que seamos parte de este funcionamiento correcto y eficiente que debe tener toda la maquinaria del Estado, a partir de tener esta clara definición de objetivos, de hacer nuestros los cambios estructurales y reformadores, que se han logrado concretar y que se han impulsado para bien del país.

 

         Y que todo ello, todo nuestro actuar, depare a la sociedad mexicana condiciones de mayor bienestar y, sobre todo, de mayores oportunidades para las nuevas generaciones.

 

         Muchísimas gracias.

 

 

-MODERADOR: A continuación el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará la Declaratoria de Clausura de la Conferencia Anual de Municipios 2015.

 

 

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Ya será muy breve, señoras y señores. No crean que me voy a extender más.

 

         Solamente a lo que vine, a acompañarles a inaugurar y a acompañarles a declarar clausurado este Encuentro de la Conferencia Anual de Municipios del país, deseando realmente que el haber compartido experiencias, el haber tenido acercamiento con autoridades, particularmente, del ámbito Federal para conocer temas que son de su mayor preocupación y atención, permita seguir construyendo una mejor Nación.

 

         Por ello, hoy 30 de octubre de 2015, declaro formalmente Clausurado este Encuentro de la Conferencia Anual de Municipios 2015.

 

         Felicidades y enhorabuena.

 

         Muchas gracias.