Muy buenas noches a todas y a todos ustedes.

Excelentísima señora Michelle Bachelet, Presidenta de la República de Chile.

Muy distinguidas y distinguidos Cancilleres de los países miembros de esta Alianza del Pacífico.

Sé que el señor Presidente de Perú y el Presidente de Colombia están en camino, precisamente, para encontrarse con nosotros. Probablemente nos alcancen casi al término de este encuentro, pero lo que es un hecho es que estarán presentes en los trabajos que habremos de llevar a cabo el día de mañana.

Quiero saludar, de igual manera, a las señoras y señores representantes de Estados observadores y de organismos internacionales que aquí hoy nos acompañan.

A la OCDE y al Banco Interamericano de Desarrollo.

A los señores representantes de los empresarios de los cuatro países que forman parte de este esfuerzo para lograr esta mayor integración de los países miembros de la Alianza del Pacífico.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

La Alianza del Pacífico es el mecanismo de integración regional más innovador y audaz de la última década.

Hoy reafirmamos nuestro compromiso con esta Alianza, al celebrar su Novena Cumbre a sólo tres años de su creación, con la Declaración de Lima, en 2011.

Expreso a ustedes la más cálida y cordial bienvenida a nuestro país, a México, que es su casa.

Deseo que realmente hagan de este espacio uno que realmente propicie un ambiente de casa, y que disfruten en su visita de la hospitalidad y amabilidad que caracterizan a los mexicanos.

Para nuestro país es un honor ser sede de esta Cumbre. Trabajaremos para que sea un espacio constructivo que nos permita continuar promoviendo el desarrollo compartido.

En esta ocasión, nos reunimos en Punta Mita, destino turístico de clase mundial, reconocido por su compromiso con el medio ambiente.

Este desarrollo se localiza en un estado que es cuna de culturas ancestrales, Nayarit.

Agradezco la hospitalidad y el que nos acompañe el señor Gobernador. Lo estaba yo buscando.

Señor Gobernador Roberto Sandoval, muchas gracias. Muchas gracias por estar con nosotros y por su hospitalidad.

Aquí, en Nayarit, en esta tierra, los Huicholes, los Coras y los Tepehuanes mantienen vivo un gran patrimonio histórico, presente en las diversas expresiones de esta entidad.

De acuerdo con diversos relatos, en este estado comenzó el peregrinaje de los Mexicas hacia el centro del país, para fundar Tenochtitlán, donde hoy se localiza nuestra capital, la Ciudad de México.

Además de su gran riqueza natural y cultural, Nayarit es también una de las puertas de México al Pacífico. Este océano une a las naciones de Chile, Colombia, Perú y México entre sí, pues es, además, un puente natural con Asia, una de las regiones más dinámicas del mundo y con la que queremos incrementar nuestros vínculos.

Es necesario seguir aprovechando la complementariedad de nuestras economías y sociedades, para posicionarnos mejor en los mercados internacionales.

Así lo hemos hecho, sumando esfuerzos para obtener resultados concretos y positivos, y hacer de esta Alianza un referente de integración a nivel mundial.

Hoy, las cuatro naciones somos de las economías más estables y abiertas de América Latina y el Caribe.

De manera conjunta concentramos el 37 por ciento del Producto Interno Bruto de la región, el 46 por ciento de la inversión extranjera directa, así como el 50 por ciento del comercio que se realiza de esta región con todo el mundo.

A la fecha, el dinamismo de nuestra Alianza ha despertado el interés y el entusiasmo de 32 países observadores.

Agradezco de manera especial la presencia de los representantes de todas estas naciones.

Igualmente, celebro la participación de diversos organismos internacionales y empresarios que se han involucrado en este proyecto, contribuyendo a su éxito.

Gracias al esfuerzo compartido, la Alianza del Pacífico es ya una de las regiones más atractivas para hacer negocios y, sobre todo, contribuir a la generación de empleos.

Esta posición se verá fortalecida con la adhesión de países hermanos, como Costa Rica, Guatemala y Panamá, que han solicitado de manera formal ser parte de este gran mecanismo.

En esta Novena Cumbre enfocaremos nuestra atención en temas como seguridad migratoria, intercambios laborales, integración financiera, innovación, desarrollo agropecuario, movilidad estudiantil y académica, difusión cultural, cooperación con organismos internacionales, entre otras áreas.

Hago votos porque los trabajos de la Cumbre, que habrán de iniciar mañana, generen beneficios concretos para nuestros países y sociedades.

Señoras y señores:

El Nobel mexicano Octavio Paz en su obra: Itinerario, escribió, y cito textualmente: El intercambio de cosas y productos es un lazo poderoso de unión entre los hombres. Ha sido creador de culturas y vehículo de ideas, hombres y civilizaciones. Cierro la cita.

Si todo esto se logra tan sólo con el comercio, imaginemos lo que habremos de alcanzar con la Alianza del Pacífico cuando se cumpla el objetivo que nos hemos propuesto: la libre movilidad de bienes, servicios, capitales y personas.

Con esta visión, sigamos construyendo juntos vínculos de fraternidad indisolubles.

Sean todas y todos ustedes bienvenidos.

Y si me lo permiten, quisiera proceder a la realización de un brindis en honor de este encuentro.

Quiero brindar por todos los aquí reunidos. Por los Presidentes que están en camino, tanto de Perú, como de Colombia; en honor de la Excelentísima Presidenta de Chile, quien nos distingue con su presencia; de todos los que están aquí hoy presentes, en esta Cumbre de la Alianza del Pacífico.

Haciendo votos porque este encuentro realmente se signifique por acuerdos que permitan mayor desarrollo de nuestras sociedades, mayor prosperidad para nuestros países, y que todo ello sea un importante referente de integración y de desarrollo a nivel mundial.

Y de igual manera, toda vez que hoy está más de moda, Presidenta, y quizá, por ello, en parte la ausencia en este espacio, pero mañana aquí estarán los Presidentes que, bueno, uno de ellos, que presenció el partido del equipo de su país, de Colombia, pero hago votos porque a los países que representan, a los países que integramos esta Alianza del Pacífico y que participan en esta Copa Mundial, también les vaya muy bien.

Ya que está de moda este clima y este calor futbolístico, que está contagiando al mundo entero, y México no es excepción.

Por nuestros países, por el desarrollo de nuestras sociedades y por esta alianza fraterna e indisoluble.

A la salud de todos.

Salud, Presidenta.

Salud.