Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos.

Me da mucho gusto saludar a los altos directivos de Walmart de México y de distintas regiones del hemisferio, a quienes saludo con gran respeto, gran afecto y, sobre todo, extendiendo la más cordial bienvenida a este salón de la Residencia Oficial de Los Pinos.

Quiero saludar a este auditorio, conformado, fundamentalmente, por asociados de Walmart, como son llamados quienes forman parte de esta gran familia de Walmart, y están aquí centralmente ellos: proveedores, clientes, integrantes de su Consejo de Administración.

Tenemos la presencia de muy distinguidos editores y periodistas, que hoy nos acompañan, y representantes de los medios de comunicación.

Para mí es motivo de gran alegría, siempre para el Presidente de México, el poder acompañar, no siempre se tiene la fortuna y el privilegio de estar con todas aquellas grandes empresas, pequeñas, medianas, grandes, que anuncian inversiones, a partir de que creen y confían en México.

Y lo que el Gobierno de la República ha venido impulsando, desde el inicio de esta Administración, desde hace cuatro años, es sentar bases, impulsar toda una agenda de cambios y de transformaciones para el país, que, en primer lugar, proyecten la confianza en México, que aseguren que México es un destino confiable donde invertir.

Difícilmente, tanto la inversión nacional, como extrajera, de cualquier grupo puede llegar a un sitio, a un país, si no hay condiciones, si no hay oportunidades, si no hay elementos de confianza que aseguren que esas inversiones estarán a buen recaudo, que esas inversiones tendrán la rentabilidad para quienes están arriesgando ahí capital.

Y lo que este Gobierno ha venido impulsando en estos últimos cuatro años es, precisamente, el generar confianza y en trabajar al lado y siendo aliado de pequeñas y medianas empresas, a través de distintos esfuerzos, políticas públicas, programas muy específicos, desde distintas dependencias gubernamentales, centralmente desde la Secretaría de Economía, para apoyar y respaldar la inversión productiva en nuestro país.

Y creo que, a estas alturas del partido, a poco más de cuatro años de haber iniciado mi Administración, hay resultados muy satisfactorios.

Cuáles son ellos.

Primero. Estamos observando más inversiones llegar a nuestro país.

Walmart, una empresa global, una empresa con presencia en más de 27 países, hoy está decidiendo anunciar públicamente aquí una nueva inversión, distinta de la que hace de forma cotidiana, y esto no hay que darlo por descontando, porque el que ustedes anualmente estén haciendo mayores inversiones para crecer y expandir su presencia en diferentes partes de la geografía de nuestro país, no es casual, ni fortuito, ni forma parte de una dinámica ya por descontada.

Lo es porque, al final de cuentas, se sigue acreditando confianza en el país, hay dinamismo en nuestro mercado interno; es decir, está habiendo un mayor consumo, una mayor demanda. Hay recuperación real del poder adquisitivo de las familias mexicanas, y eso les permite a ustedes prever una expansión y crecimiento de su presencia en distintas partes de nuestro país.

Pero hoy adicionalmente están anunciando una inversión para sus centros logísticos, para sus áreas de distribución logística, los distintos puntos que les acerquen logísticamente a las tiendas, a través de centros de distribución.

Este solo anuncio de más de mil 300 millones de dólares, habrá de generar, en este proyecto por sí mismo, más de 10 mil empleos directos, que se suman a los 200 mil empleos directos que ya hoy están ustedes generando. Son el empleador privado más grande de nuestro país.

Y yo quiero, por ello felicitarles, reconocerles este aporte tan importante que hacen a la generación de empleo en México y, sobre todo, porque al hacer este anuncio vienen a ratificar su confianza en México y en el futuro que México tiene hacia adelante.

Muchas gracias por esa confianza.

Decía yo que me congratulo de este anuncio porque, repito, va en línea con lo que el Gobierno de la República ha venido impulsando: 127 mil millones de dólares es lo que hoy llevamos registrado en Inversión Extranjera Directa en nuestro país, a datos de septiembre de este año, al tercer trimestre de este año.

Cuánto significa esto. Es 50 por ciento más de la Inversión Extranjera Directa que nuestro país tenía registrada en el mismo periodo de la Administración anterior; es decir, estamos creciendo en términos de la confianza que proyectamos al mundo.

Estamos atrayendo mayores inversiones, en un mundo que ustedes claramente registran y creo que la opinión pública en general y la muy especializada también registra, en un mundo de enorme incertidumbre, de gran aversión al riesgo.

Y, sin embargo, México está creciendo. Es de las pocas economías en el hemisferio que está creciendo. Se ha convertido en el principal motor económico de América Latina, ante el decrecimiento que otros países importantes de esta región latinoamericana han tenido.

Al mismo tiempo, estamos viendo cómo México sigue atrayendo inversiones en distintos sectores.

Hoy, en éste, lo que tiene que ver las tiendas de autoservicio, apenas hace un par de días, y no quiero centrar aquí mi referencia a ello, pero se licitaron distintos campos para la extracción de petróleo en aguas profundas, y también la asociación de Pemex con una empresa del sector privado.

Y resultó muy exitosa, a pesar de pronósticos poco alentadores que había de algunos que son catastrofistas.

Y estamos viendo que México está teniendo un gran dinamismo en su consumo interno, está creciendo.

Se está convirtiendo nuestro mercado interno, es decir, lo que aquí se consume, lo que aquí se produce, lo que aquí se compra, el principal motor del crecimiento económico, que como Nación estamos teniendo.

Y eso es algo que el Gobierno de la República seguirá alentando, seguirá estimulando.

Cómo lo habremos de hacer.

Al final de cuentas, abriendo brecha, abriendo camino, abriendo mayores facilidades para la inversión.

Por supuesto, que tenemos que avanzar de manera significativa en lo que tiene que ver con la regulación que tenemos en nuestro país. Tenemos que homologar los requerimientos, las exigencias que se ponen a cualquier negocio, pequeño, mediano o grande para instalarse.

Tenemos que acortar los tiempos para que esto ocurra, en menor espacio de tiempo.

Y para que las exigencias tanto de los gobiernos municipales, estatales, Federal, sean homologadas, porque yo supongo que ustedes podrán dar testimonio de que no en todas partes les piden lo mismo, ni les exigen lo mismo; y, al final de cuentas, difícilmente, esto complica, incluso, lo que ustedes tienen que realizar.

Tenemos que seguir avanzando. De hecho, ha habido avances en términos de desregulación, pero aún no nos sentimos satisfechos por ello.

Yo celebro, repito, este importante anuncio que ustedes están hoy haciendo.

Me da mucho gusto acompañarles, acompañar a una empresa que lleva más de cinco décadas de tener presencia en nuestro país, de jugársela con México.

Y, sobre todo, de estar hoy tomando una apuesta importante en esta inversión que hoy se anuncia, sobre el futuro promisorio de nuestro país.

México tiene confianza en sí mismo. El Presidente de la República está optimista del futuro que México tenga hacia adelante, a partir, justamente, de los pilares que hemos venido construyendo.

Y que este modelo, al que nos hemos ceñido y que estamos siguiendo, de una economía abierta al mundo, de una economía que promueve la competencia, al final de cuentas, depara beneficios sociales muy importantes. Les permite a los consumidores ejercer su libertad, y ejercerla al poder comprar, adquirir productos, servicios de distinta calidad y de precio.

Ésta es una arista importante del ejercicio de la libertad, el no tener que hacerlo con un solo proveedor o en un solo espacio, sino hacerlo de forma muy diversificada.

Ya el Secretario de Economía nos compartía su expertise o su experiencia en el negocio del abarrote.

Hoy lo tiene en muchos otros negocios, en muchos otros campos, porque, sin duda, él está al frente de una de las dependencias que tiene por encargo y por misión, y ocasión ésta para ratificarlo, el ser una dependencia que acompañe a pequeñas, medianas y grandes empresas que estén resueltas a invertir, que estén resueltas a generar empleos en nuestro país, y acompañarles para que realmente, en el camino que tengan que seguir hasta su debida instalación, lo puedan hacer con la mayor facilidad.

El Gobierno de la República o, más bien, quiero decirles a ustedes, tendrán siempre ustedes en el Gobierno de la República a un aliado de todos estos esfuerzos de expansión y de crecimiento empresarial que tienen, porque al final de cuentas, cuando empresas, como la suya, crecen, se consolidan y tienen una mayor expansión, eso también es reflejo del crecimiento y de la expansión que México está teniendo y de la que queremos proyectar al mundo entero.

Felicidades.

Les deseo el mayor de los éxitos.

Felicidades a todo el grupo de asociados que hoy aquí nos acompañan y por ser testigos de este importante anuncio, que se suma a muchos otros que dan cuenta de la confianza en nuestro país y del futuro promisorio y alentador, que hoy proyecta México hacia el mundo.

Muchísimas gracias.