Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar, en este evento, al señor representante, Vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, a quien le agradezco su presencia.

A los representantes de la Organización Mundial de la Salud, de la Organización Panamericana de la Salud, a su Directora y representante en México.

A los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, particularmente, quienes son titulares de las distintas instituciones de salud de nuestro país.

Saludo a los altos mandos del Ejército y de la Marina que, también, forman parte de este esfuerzo institucional por contribuir a la salud de nuestro país.

Agradezco la presencia de los señores gobernadores de distintas entidades federativas que participan de este primer esfuerzo y este paso tan importante que estamos dando, en favor de la universalización de la salud en México.

Al señor Rector de la Máxima Casa de Estudios y directores de otras instituciones de educación superior de nuestro país, que contribuyen a la formación, precisamente, de profesionales de la salud.

A los señores exsecretarios de Salud que nos acompañan.

A nuestros galardonados, a quienes reitero mi reconocimiento y felicitación por los méritos profesionales y su desempeño durante muchos años en favor de la salud, y que con ello contribuyen, precisamente, a lo que queremos en México, que es lograr salud para todos los mexicanos.

Saludo, de igual manera, a sus familias.

Y, de manera muy particular, saludo a representantes de la sociedad civil, que hoy aquí nos acompañan.

Y, de manera muy especial, saludo también a representantes de todas las instituciones de salud de nuestro país que, a través de profesionales de la salud, enfermeras, médicos, trabajadores sociales, todos los profesionales de la salud que están en este evento y en este auditorio, desde aquí les testimonio mi gratitud, mi felicitación y reconocimiento por su contribución a la salud de México.

Muchas felicidades a todos, en este Día Mundial de la Salud.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Como aquí se ha dicho, tener una buena salud es condición indispensable para el desarrollo pleno de las capacidades humanas.

Por eso, uno de los más firmes compromisos del Gobierno de la República es garantizar que los mexicanos gocen, en su vida diaria, del derecho constitucional a la protección de la salud.

Con esa visión, nos sumamos a los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud en favor de la prevención y el control de la diabetes.

Precisamente este Día Mundial de la Salud en favor de la prevención y el control de la diabetes está dedicado a hacer conciencia sobre esta enfermedad silenciosa, que representa uno de los mayores retos en las sociedades de nuestro tiempo.

En México su incidencia particularmente es alta, toda vez que el 33 por ciento de los niños y el 70 por ciento de los adultos padecen de sobrepeso u obesidad, principales factores de riesgo, asociados a este padecimiento.

Ante esta realidad es indispensable fortalecer las acciones de autocuidado.

En la medida en que cada quien adopte hábitos más saludables, tendremos una sociedad más fuerte y una Nación, en consecuencia, más sana.

Afortunadamente, ahora hay un amplio consenso en la importancia que la salud tiene en el desarrollo de las personas y en el progreso de los países.

Tan es así, que actualmente el bienestar de las sociedades se evalúa, en buena medida, a partir de indicadores de la salud, como las tasas de mortalidad o la esperanza de vida al nacer.

Justamente, la Agenda 2030 de Naciones Unidas determinó, como su tercer Objetivo, garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos, en todas las edades. Esto implica que, a más tardar en 15 años, todos los países deben alcanzar la cobertura universal en servicios de salud.

Sin duda, es un objetivo muy exigente, que en México, como en todo el mundo, requerirá grandes esfuerzos institucionales y presupuestales, lo mismo que la entrega y el talento de los profesionales de la salud.

El factor humano es uno de los recursos más importantes para lograr una adecuada prestación de los servicios médicos.

Cada médico y cada profesional de enfermería tienen un papel vital en la atención y recuperación de los pacientes.

Por eso, nuevamente hoy quiero reiterar mi más amplia felicitación al doctor Manuel Ruiz de Chávez, a quien este día hemos distinguido con la condecoración Doctor Eduardo Liceaga, en reconocimiento a su liderazgo, constancia y vocación en el campo de la salud, en la academia y en el servicio público.

Igualmente, felicito a quienes han sido galardonados con el Premio al Mérito en Salud. Su desempeño profesional y gran trayectoria los han llevado a convertirse en referentes para sus compañeros en esta rama y en esta disciplina.

Hoy somos una Nación más sana y con mayor esperanza de vida, gracias al  avance científico, pero  sobre todo, al arduo trabajo de cada uno de ustedes; gracias a la labor de más de 500 mil médicos y personal de enfermería.

Sin embargo, tenemos que ir más allá. Tenemos que asegurar que todo mexicano tenga acceso efectivo a una atención médica de calidad.

Tenemos que universalizar los servicios de salud.

Para lograr este propósito, es necesario hacer un uso más eficiente de los recursos materiales y humanos disponibles.

En esta fecha, precisamente en el Día Mundial de la Salud, estamos dando un paso trascendente en la evolución del Sistema Nacional de Salud.

Con la suscripción del Acuerdo nacional hacia la universalización de los servicios de salud, se crea un marco de cooperación que nos conducirá gradualmente a la universalización y portabilidad de la atención médica en nuestro país.

Dicho de otra manera. Este Acuerdo es el primer gran paso para que un paciente tenga acceso a los servicios médicos que requiere, independientemente de la institución de salud o de seguridad social a la que pertenezca.

El Acuerdo Nacional crea una nueva forma de coordinación entre la Secretaría de Salud, las instituciones Federales de Seguridad Social y los prestadores de servicios de salud en las entidades federativas, con un enfoque de transversalidad y de derechos humanos.

Para instrumentarlo adecuadamente, se firmarán convenios específicos de colaboración, a fin de lograr una mejor utilización de la infraestructura hospitalaria, el uso ordenado de los recursos financieros y el óptimo desempeño del capital humano.

En esta etapa inicial, los prestadores de servicios de Salud Federales han acordado 14 intervenciones, como resonancias magnéticas o cuidados intensivos de recién nacidos, niños y adultos, que podrán ser atendidas indistintamente por las instituciones del sector.

El Gobierno de la República trabajará además para que las autoridades de las 32 entidades federativas puedan formar parte de este nuevo esquema de coordinación.

Felicito a los Gobernadores de Baja California Sur, del Estado de México y de Oaxaca por ser los tres primeros estados en adherirse al Acuerdo Nacional hacia la universalización de los servicios de salud.

Es sumando voluntades y actuando en corresponsabilidad como las instituciones del Estado mexicano trabajan en conjunto para hacer efectiva y equitativa la protección de la salud para toda nuestra población.

Señoras y señores:

En esta Administración, trabajamos todos los días para mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas, comenzando por su salud.

Reconocemos que, como sociedad, experimentamos nuevos y complejos desafíos, en materia particularmente de salud pública, así lo entendemos y así lo enfrentamos.

En días recientes, el Valle de México ha registrado, y no quiero ser omiso, por eso lo traigo a colación, precisamente, de estar abordando el tema más importante y prioritario que tiene el Gobierno de la República: la salud de la sociedad mexicana.

Estos últimos días, aquí, en el Valle de México, se han registrado elevados índices de contaminación del aire.

Quiero hacer patente mi reconocimiento público a las autoridades que integran la Comisión Ambiental de la Megalópolis por tomar decisiones, hay que decirlo, difíciles, pero necesarias, en el ámbito de su responsabilidad.

Sin duda, son medidas que modifican la normalidad de las actividades de millones de habitantes, y que inevitablemente generan molestias.

Sin embargo, son determinaciones que protegen un bien mayor: la salud de más de 20 millones de personas, especialmente, de nuestros niños y de nuestros adultos mayores.

Confío en que la Comisión Ambiental de la Megalópolis seguirá tomando medidas responsables para proteger la salud de los habitantes del Valle de México y, sobre todo, para asegurar una adecuada calidad del aire en esta región.

Quiero concluir mi intervención reiterando, nuevamente, mi más amplio reconocimiento y sincero agradecimiento, como aquí lo han expresado quienes ya me han antecedido en el uso de la palabra, pero aquí lo quiero hacer y, además, hoy que me acompaña mi esposa, lo hago en nombre de ella, en nombre propio, como Presidente de la República, porque ella, particularmente, ha dedicado una atención dentro de su tarea honoraria que tiene, muy especialmente a ocuparse de temas que tienen que ver con la salud.

Quiero aquí, en nombre de ella, a nombre propio, dejar particular y especial agradecimiento a quienes son nuestros grandes aliados, a quienes, sin ellos, no serían posible los avances, que hay que reconocer se han tenido en favor de la salud en nuestro país, y me refiero a todos los médicos y a enfermeras de México, a todos los profesionales de la salud, comprometidos con la salud de la sociedad a la que sirven.

A todas y a todos ellos, mi más amplio reconocimiento y felicitación.

Y, finalmente, sólo concluyo diciendo que, sin duda, el estar hoy conmemorando el Día Mundial de la Salud, no es más que tener presente lo que debe ser una permanente recordación: la salud es la base del desarrollo de toda sociedad. La salud, para este Gobierno, es la mayor prioridad.

Por eso los esfuerzos dedicados de forma transversal, con el respaldo de diferentes instituciones, con la participación, sobre todo, y más importante, de los profesionales de la salud, para poner en relieve la prioridad que tiene para este Gobierno la salud de la sociedad mexicana.

Muchísimas gracias.