Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto acompañar, una vez más, al sector asegurador de nuestro país, en esta Convención de Aseguradores de México.

Le agradezco a Mario Vela Berrondo su invitación. También, felicitarle por haberse relecto, una vez más, para estar al frente de esta asociación, por tercera ocasión, y dice que es la última, pero que estará al frente de esta importante asociación de aseguradores.

Quiero saludar a los integrantes del presídium, integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Al Presidente del Consejo Coordinador Empresarial y a todos los dirigentes de organizaciones empresariales que están aquí presentes.

A quienes forman parte de este sector asegurador.

A quienes nos acompañan en esta convención, y a quienes me da mucho gusto saludar con gran respecto y afecto.

Señoras y señores.

Señores representantes de los medios de comunicación.

El sector de seguros y fianzas es clave para el crecimiento y la estabilidad de nuestra economía; lo mismo, y esto es muy importante subrayar, para la tranquilidad y protección de los hogares de México.

Hoy, nuestro país cuenta con una industria aseguradora, como aquí lo han dicho y expresado quienes me antecedieron en el uso de la palabra, mucho más moderna, eficiente, robusta; que promueve la estabilidad financiera y facilita las transacciones, al tiempo que resguarda el patrimonio de las familias y empresas mexicanas.

Hace un año tuve la oportunidad de reunirme con ustedes y celebrar la entrada en vigor del nuevo marco normativo del sector asegurador.

En esta convención de la AMIS, ahora la 26ª, es un gusto constatar que la Ley de Instituciones de Seguros y de Fianzas está contribuyendo a la solidez y dinamismo de esta innovadora industria.

Gracias al trabajo conjunto de la industria aseguradora y las autoridades del sector, el proceso de implementación del marco regulatorio avanza de manera ordenada y progresiva.

Más importante aún es que el sector asegurador mexicano está cambiando y evolucionando, en favor de los usuarios, particularmente de quienes hasta hace poco no tenían acceso a sus servicios.

En primer lugar, hoy existe una mayor competencia y transparencia al interior de esta industria. Esto se traduce en una oferta de servicios con mayor calidad para los usuarios de seguros y fianzas.

Prueba de ello, es el reconocimiento, como aquí ya se expresara, de la Comisión Europea al nuevo marco regulatorio, que ubica a nuestro país a la vanguardia en materia de gobierno corporativo, transparencia y solvencia financiera de las empresas.

En segundo lugar. Hoy contamos con un sector asegurador fuerte y en crecimiento.

Como aquí también ya se dijo, y pareciera que es la constante de los que hemos hablado, pero que son cifras que ilustran y claramente acreditan cómo este sector asegurador ha venido creciendo, y que esto va en consonancia con el crecimiento económico que nuestro país está teniendo, de la evolución positiva que el país está teniendo. Y ustedes son un fiel termómetro de ello.

Comparto nuevamente algunas de las cifras que aquí ya se han expresado, pero que me gustaría reiterar:

En 2015, la industria registró un crecimiento real de 7.3 por ciento en la venta de primas, y ha mantenido un crecimiento promedio anual de 5.7 por ciento, en los últimos 10 años.

En este mismo periodo, de 2006 a 2015, la participación del sector en la economía, también se ha venido incrementando de manera sostenida.

Pasó, como aquí se expresaba, de representar el 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto, a ser, hoy, del 2.2 por ciento, ya así acreditado el año pasado.

En tercer lugar, el sector asegurador se ha convertido en un aliado fundamental del Gobierno de la República, en favor de la inclusión financiera y la formalización del empleo.

Por ejemplo, el año pasado creamos el Paquete de Seguros para Familias Beneficiarias del programa PROSPERA, denominado Bansefi Más.

Este esquema brinda, entre otros apoyos, un seguro de vida para el titular, su cónyuge e hijos. A la fecha, este programa ha emitido 370 mil pólizas que protegen a igual número de familias.

A partir de esta positiva experiencia, el Gobierno de la República y la AMIS han trabajado para diseñar nuevos productos de aseguramiento, con importantes alcances y beneficios sociales.

El primero se deriva de la alianza estratégica entre AMIS y BANSEFI, que permitirá potenciar el programa Bansefi Más, que ya he comentado.

El objetivo es ampliar los beneficios de las pólizas y cubrir, no sólo a 370 mil familias, sino a las 6.4 millones de familias beneficiarias de PROSPERA.

Y el segundo producto es un seguro de vida para los contribuyentes, incorporados al Régimen de Incorporación Fiscal.

A partir del segundo semestre de este año, los ciudadanos que se integran al RIF podrán adquirir una cobertura de vida para el jefe del hogar y sus familiares a muy bajo costo, aprovechando la plataforma tecnológica del portal del SAT.

La compra de este seguro se podrá realizar por Internet y sólo será necesario usar el RFC del interesado.

Esta protección es un incentivo más en favor de la formalidad y también está disponible para todos los contribuyentes que ya están inscritos al Régimen de Incorporación Fiscal, que a la fecha suman 4.5 millones de ciudadanos.

En síntesis. Se trata de dos productos que aseguran la estabilidad y protección patrimonial de las familias mexicanas, al tiempo que procuran la inclusión financiera y la formalidad de la economía.

Además, con estas acciones se fortalece y expande la cultura de los seguros y de la prevención entre millones de mexicanos.

Por todo ello, quiero reiterar mi reconocimiento a la AMIS y a las empresas que la integran; valoro su compromiso social y su constante innovación, en beneficio de la población mexicana.

Señoras y señores:

Concluyo, celebrando nuevamente el dinamismo y la solidez de este importante sector.

Más allá de las cifras e indicadores positivos, el hecho de que esta industria crezca significa que más familias y empresas están protegidas durante distintas eventualidades.

El trabajo que ustedes realizan se traduce en una mayor tranquilidad y certeza, pero también, en una protección real y efectiva ante situaciones adversas que pueden presentarse en la vida.

Los felicito por sus resultados y los convoco a que sigamos trabajando juntos, en favor de la inclusión y protección financiera de las familias y empresas de México.

Quiero también reiterar mi felicitación a estos niños, a estas niñas y jóvenes que se han hecho merecedores de este premio, al que convoca AMIS, y a quienes forman parte también, o que han, con gran creatividad, han impulsado proyectos productivos y de compromiso social que, sin duda, es un ejemplo y es algo que debemos promover, en aras de la armonía social, de la solidaridad social y, sobre todo, de lograr un crecimiento armónico de nuestra población.

Les quiero felicitar ampliamente a ustedes, a los ganadores, a sus familias, que aquí también les acompañan, por este importante esfuerzo que han realizado y por este premio que, el día de hoy, están recibiendo.

Y felicitar nuevamente a todo el sector asegurador.

Ustedes son parte importante de dinamismo de nuestra economía.

Aquí se han dado cifras de cómo este sector ha crecido, pero reitero, esto va en consonancia con la dinámica que nuestra economía está mostrando.

Y, también, aquí reitero lo que en varias ocasiones he compartido, para el Gobierno de la República, y Mario en su mensaje así lo refirió, ha sido, también, una constante y una prioridad para el Gobierno el mantener nuestra estabilidad macroeconómica.

Mantener los pilares y fundamentos de nuestra macroeconomía, a partir de varias de las decisiones que se han tomado para prevenir, no para atender una crisis; sino de carácter preventivo, más bien, para evitarla, es lo que nos permite, realmente, tener este entorno de dinamismo, de crecimiento y de desarrollo que nuestro país está teniendo.

Quizá no como quisiéramos, o en las metas que quisiéramos tener ante un mundo, evidentemente, volátil financieramente, difícil; con una gran animosidad al riesgo, y este tema ustedes lo conocen muy bien y lo tienen claramente asimilado, y entienden muy bien lo que el mundo está viviendo.

Pero el hecho de que México en este escenario adverso mundialmente, México sea de los países que está creciendo, son señales positivas que, sin duda, prometen que nuestro país tendrá un futuro, en los próximos años, mucho más alentador y promisorio en favor de toda la sociedad mexicana.

Gracias a todas y todos ustedes por ser parte de este importante esfuerzo colectivo que nos está permitiendo llevar a México a mejores horizontes.

Muchas felicidades y muchas gracias.