Muchísimas gracias.

             Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

            Me da mucho gusto estar en este gran Estado de Veracruz y, sobre todo, tener la oportunidad, quizá inédita o, más bien, no común, de inaugurar este centro de investigación.

            Quiero saludar a las autoridades aquí presentes, la hospitalidad al señor Gobernador del estado, a su distinguida esposa; a los titulares de los poderes de esta entidad; a los funcionarios del Gobierno de la República, y de todos los órdenes de Gobierno que están aquí presentes.

            A las y los legisladores federales y locales, que también aquí hoy nos acompañan.

            De manera muy particular, quiero saludar a la comunidad académica, a la comunidad científica, no sólo del Estado de Veracruz, sino del país y de diferentes entidades, de la capital del país, hoy aquí nos está acompañando. 

           Saludar de manera muy señalada a las jóvenes promesas de nuestro país, a jóvenes estudiantes de distintas escuelas, que hoy están aquí presentes con nosotros.

Muchas gracias por acompañarnos.

            Agradezco a los mandos militares y navales que hoy aquí nos acompañan.

Y, de igual manera, a los presidentes municipales de dos municipios: de Xalapa, capital del Estado de Veracruz, y de Coatepec, que donde nos ubicamos, me comentan, estamos exactamente en los límites territoriales de ambos municipios.

Muchas gracias por acompañarnos.

             Señoras y señores.

            Señores representantes de los medios de comunicación:

           Decía yo que para mí es motivo de gran honor y orgullo, además, participar en esta Semana Nacional de Ciencia y Tecnología 2015, y en el marco de esta semana, el poder inaugurar este Centro BioMimic, dentro de este clúster científico que está aquí, en lo que es el INECOL. 

            Saludar a su director, muchas gracias al doctor Martín. Muchas gracias por sus palabras, por su amplia exposición, que nos ha hecho del uso y del destino, y fin, que tiene la investigación y el trabajo científico. 

            Este trabajo, a veces callado, a veces discreto, más bien silencioso, pero que, sin duda, es relevante y fundamental, y trascendental, realmente, para generar cambios que deparen condiciones de mayor bienestar para la población, que nos permita realmente, como Nación, ser generadores de conocimiento, a través de la investigación y de la tecnología aplicada, y que ello permita, insisto, que como país podamos seguir creciendo; seguir propiciando desarrollo para la sociedad. 

            El mismo doctor Martín nos exponía, a veces, el trabajo de la ciencia y la tecnología suele ser muy silencioso. Tan callado que a veces no se aprecia y se dimensiona la trascendencia que tiene. 

Pero si observamos el mundo y el México de hace varias décadas, y a la distancia de entonces, los cambios que se aprecian, en todo lo que hace a distintos ámbitos de la vida en sociedad, desde tener, hoy, mejores medicamentos, elementos que apoyan la salud de la sociedad; el tener satisfactores en los elementos de uso diario de varios instrumentos de la tecnología; los teléfonos celulares, que hoy se han convertido más que en un teléfono, prácticamente en computadoras o minicomputadoras itinerantes, que permiten distintos usos a los usuarios de los mismos, son ejemplos en dónde está la investigación y la tecnología aplicada.

           Es consecuencia y productos, precisamente, que derivan de ese trabajo silencioso y callado de nuestros científicos, de nuestros investigadores, y en donde México no quiere quedarse atrás.

             No podemos ser una Nación que vaya a la zaga, que vaya atrás de esos países de mayor desarrollo, en donde se genera ciencia, en donde hay trabajo de investigación, donde hay desarrollo tecnológico.

Y eso es, precisamente, lo que ha permitido, en esta era, en la sociedad del conocimiento, generar riqueza y bienestar para las sociedades de nuestra época, para las sociedades de esta era.

             En el pasado, quizá, fueron otros los motores del desarrollo económico, del desarrollo que los países tuvieron en otro momento.

Pero en ésta, la que nos toca vivir, la riqueza y el desarrollo de toda sociedad deviene, precisamente, de la investigación y del conocimiento; de la riqueza que se genera a partir del conocimiento.

            Por eso, el Gobierno de la República, desde el inicio de esta Administración, como aquí ya se dijo, dedicó esfuerzos y dedicó recursos para invertirlos en investigación y en el desarrollo de ciencia y tecnología.

Porque la experiencia de otros países, en su desarrollo y crecimiento, fue a partir, precisamente, de haber invertido más en ésta tan importante asignatura.

            Y, por eso, nos propusimos, desde el inicio de esta Administración, arribar al menos a una inversión que fuera el equivalente al uno por ciento del Producto Interno Bruto.

            Partimos de ser un país, en la región Latinoamericana, en el hemisferio, que poco dedicaba a esta asignatura, apenas el 0.4 por ciento.

Hoy, a partir de los esfuerzos que se han hecho para dedicar recursos de los mexicanos que están inscritos en el Presupuesto Federal, para invertir en ciencia y tecnología, hoy estamos invirtiendo del orden del 0.57 por ciento del Producto Interno Bruto.

Y en la propuesta de Presupuesto que he enviado a la Cámara de Diputados, esta signatura se mantiene como una prioridad.

             De hecho, en el proyecto de Presupuesto presentado a consideración de las y los señores Diputados, se ha asignado a esta asignatura 90 mil, más de 90 mil millones de pesos.

            De ser aprobado en sus términos, esto significará que para el próximo año habrá recursos adicionales a cinco mil millones de pesos para invertirse en ciencia y tecnología.

             Y vale la pena, al hacer esta referencia, de cómo el Gobierno ha venido dedicando más recursos para la investigación, para crear o para apoyar a científicos de nuestro país, para abrir plazas en donde puedan ellos participar y dedicar su ingenio, su capacidad creativa, su trabajo de investigación y tener el apoyo del Gobierno.

            Hemos dedicado recursos, como Gobierno, de forma importante y creciente.

Y así lo seguiremos haciendo, porque estamos convencidos, lo estoy en lo personal, de la relevancia que tiene invertir en esta asignatura, que es en la investigación y en el desarrollo tecnológico, en la ciencia.

            Pero también es importante decir que el sector privado tiene que concurrir cada vez más en la inversión en esta asignatura.

            Hoy, la mayor parte de los recursos que se dedican a la investigación, a la ciencia y a la tecnología, vienen el del sector público.

             Cuando vemos que los países de la OCDE, los países que tienen mayor desarrollo en el mundo, más del 60 por ciento de la inversión que se hace en ciencia y tecnología viene del sector privado.

            Hoy, en México, alcanzamos apenas el 25 por ciento el que venga del ámbito privado.

            Por eso, es que hoy celebro que, al inaugurar este clúster de investigación, concurran tres ámbitos: el público, con la inversión que se ha realizado, de más de 500 millones de pesos; el privado que, también, ha dedicado recursos para la creación y construcción de este instituto, y al sector académico.

             Esta convergencia de estos tres ámbitos, sin duda, potencia lo que habrá de deparar a la investigación que se haga en este centro.

Un centro que parte de reconocer la gran biodiversidad que hay en el Estado de Veracruz, que tiene nuestro país, y que, aprovechando esta ventaja, esta fortaleza que como Nación tenemos, sin duda, habrá de deparar, también, al trabajo de investigación, el que seamos, realmente, un país de vanguardia en la ciencia y en la investigación, que se haga de la naturaleza y de la biodiversidad, para que a partir de ahí construyamos soluciones a los problemas que como país tenemos; o más bien, a las oportunidades que México podrá tener a partir y fruto del trabajo de la investigación.

            Por eso, felicidades a quienes han confiado en este proyecto; a quienes lo concibieron en un momento para echarlo a andar.

Y que ha merecido esta idea, que partió del trabajo de investigadores y de científicos, el concebir este proyecto, que ha tenido ahora el respaldo del Gobierno de la República y del sector privado, y del sector académico, me da mucho gusto acompañarles y reconocerles su aporte, su contribución y, sobre todo, lo mucho que habrán de aportar, desde este centro de investigación, al desarrollo de nuestro país.

            México, como aquí hace un momento Enrique Cabrero, también lo señalara, es un país que se está moviendo. Es un país que ha decidido romper con las inercias, establecer nuevos retos y hacerle frente a los desafíos que como Nación, en un mundo convulso, estamos enfrentando. Lo estamos haciendo a través de mover a México, a través de romper con paradigmas, con modelos del pasado; de establecer nuevas plataformas que permitan que México detone todo su potencial.

            Las reformas estructurales, yo lo he dicho, no fueron en sí mismas un objetivo; sino, más bien, medios, instrumentos para que México pueda crecer en distintos ámbitos.

            Y una de esas reformas, si bien no ha significado una de orden jurídico, sí la hay en el orden de la ciencia y de la tecnología, al haber cada día más inversión y compromiso del Gobierno de la República para apoyar al ámbito académico y científico de nuestro país, para que puedan aportar todo lo que está en su ingenio y en su capacidad al desarrollo de México.

            México se seguirá moviendo; se seguirá moviendo a través de sus científicos, de sus investigadores, creando soluciones para el México que está transitando hacia eras de mayor modernidad, y de mayor desarrollo; las reformas son parte de este esfuerzo.

            La infraestructura que en México se viene construyendo para apoyar la ciencia, la investigación y en otros ámbitos, sin duda, darán a México oportunidad de mayor desarrollo y crecimiento.

            El que hoy observemos, por ejemplo, una baja inflación, es esta oportunidad para que haya un mayor consumo y nuestra economía se está moviendo.

            Y hoy les comparto un dato más del empleo.

El Seguro Social hoy nos ha dado a conocer que en el mes de octubre se generaron 146 mil 479 nuevos puestos de trabajo; esto significa, que al moverse México, también estamos contribuyendo a la generación de más empleos, de oportunidades de desarrollo individual, de realización personal para más, y más mexicanos.

 

            Felicidades a todas y a todos ustedes.

    Felicidades por ser parte de este esfuerzo colectivo para que hoy, en México, tengamos este clúster de investigación, que habrá de contribuir al desarrollo de nuestra Nación.

 

            Muchísimas gracias.