Muchísimas gracias.

Muchas gracias, nuevamente, a todas y a todos los aquí presentes.

Muchas gracias por su hospitalidad.

Muchas gracias por la oportunidad de iniciar este año 2016, precisamente, visitando aquí, mi tierra, el Estado de México.

Por eso, señor Gobernador, muchas gracias por su hospitalidad; por su mensaje cálido de bienvenida; y, sobre todo, su compromiso invariable que, nuevamente, aquí lo ha expresado, para que hagamos equipo.

Para que, realmente, hagamos un frente común, como ha venido siendo. Y ocasión ésta para reiterarle que tiene su gobierno, en el Gobierno de la República, a un aliado permanente para que podamos trabajar de forma sumada, conjunta, haciendo frente común en beneficio de los mexiquenses.

Que sea así a lo largo de todo este año que está iniciando, señor Gobernador.

Muy distinguidas autoridades aquí presentes, de todos los órdenes de Gobierno: Federal, estatal, municipal; y representantes de la sociedad civil del Estado de México, de diferentes liderazgos, tanto del orden público, como del orden privado. Gracias por estar aquí presentes.

Gracias por darme la oportunidad de iniciar la jornada de trabajo de este año, repito, aquí, en el Estado de México. Que, por cierto, haré referencia a algún tema que alguna vez el Gobernador me planteó sobre estas visitas que hago al estado.

Pero desde aquí, tener la oportunidad de dirigirme a todas y a todos los mexicanos, en ocasión del inicio de este año.

Este año estamos empezando con mucha energía, con gran decisión, y con el deseo, realmente, de ver materializados y concretados muchos de los esfuerzos que hemos venido haciendo, de recoger cosecha de mucha de la semilla que hemos sembrado en los tres años que llevamos al frente de esta Administración Federal, y que todo ello depare condiciones de bienestar, de oportunidad, de desarrollo, de prosperidad a la sociedad mexicana.

Queremos que a México le vaya muy bien. Que 2016 nos permita realmente ver consagrados muchos de los esfuerzos que hemos venido realizando, y que sea en beneficio de la sociedad mexicana.

Hoy estamos aquí para inaugurar distintas obras en este Municipio de Chiconcuac, un municipio del Oriente del Estado de México, en donde, además, se están inaugurando aquí y en los 125 municipios de esta entidad las nuevas autoridades locales.

A quienes quiero desear éxito en su gestión, que a estos nuevos alcaldes que han tomado posesión el 1 de enero de este año realmente su trabajo les permita dar frutos en beneficio de la sociedad que les ha confiado la responsabilidad que hoy tienen, y que tengan una gestión eficaz y de éxito en favor de los mexiquenses.

El Gobernador del estado decía que la presencia hoy aquí podía significar que al Estado de México le fuera muy bien, y claro que deseamos que al Estado de México le vaya muy bien, y que a México entero le vaya muy bien. Que, a todo el país, sea un gran año 2016.

Con motivo de estas fechas decembrinas, de cierre de año y de inicio de este nuevo año, todos escuchamos, entre amigos, entre familiares, entre seres queridos, e incluso entre quienes solamente nos cruzamos en el camino, parabienes y buenos deseos con motivo del inicio de este año.

Y lo primero que deseamos es salud, que sea un año pleno de salud, de logros y realizaciones. Y es por eso que en el inicio de este año, estoy dedicando tarea y estoy dedicando los primeros eventos públicos, definidos, y sobre todo bajo la temática de la salud de nuestro país.

Porque queremos que para que a los mexicanos les vaya bien, algo que es fundamental es que gocen de plena salud; que sean mexicanos que tengan condiciones óptimas para alcanzar sus sueños, sus objetivos, las metas que se tracen para este año.

Y a veces no aquilatamos suficientemente lo que esto significa. Quizá sólo ocurra cuando eventualmente no se tiene salud; es cuando entonces apreciamos y valoramos lo que es tener salud.

El Gobierno de la República tiene un compromiso invariable, permanente, en favor de la salud de los mexicanos.

Y cómo lo acreditamos.

Porque no es un compromiso que sale de la retórica. Es un compromiso que estamos cumpliendo todos los días, en el empeño, en la inversión,  en la infraestructura que estamos desarrollando, en esta asignatura de la salud, en beneficio de todas las familias mexicanas.

Y lo hacemos, haciendo equipo. Porque ésta es un área del Gobierno de la República que hoy construye, a partir de los esfuerzos que se realizan en las distintas entidades federativas.

Muchas son las tareas propias del Gobierno de la República, y otras las que los estados tienen que llevar a cabo. En todas ellas, sumamos esfuerzos; sumamos recursos, para lograr la construcción de más infraestructura, ampliar la atención y de llevar servicios médicos a más lugares de la geografía nacional, de asegurar el acceso real a los servicios de salud.

Porque no sólo se trata de que la población eventualmente esté incorporada o esté en el padrón de beneficiarios del Seguro Popular o de los servicios de salud, sino que el acceso sea efectivo, sea real, haya realmente infraestructura hospitalaria y de atención médica cerca o medianamente cerca de donde vive la gente.

Por eso, en estos tres años, debo decirles que el Gobierno de la República, sin  considerar las inversiones que las entidades federativas han realizado en materia de salud, que por supuesto incrementan la inversión que se ha hecho en esta asignatura, sólo el Gobierno de la República ha dedicado recursos cercanos a los 20 mil millones de pesos, que nos ha permitido fundamentalmente ampliar, construir, modernizar, 500 unidades hospitalarias y más de dos mil 700 áreas de consulta externa para las mexicanas y mexicanos de nuestro país.

Y esto nos ha asegurado o nos ha permitido realmente acreditar también en los distintos índices de medición de la salud de nuestra población, cómo estamos avanzando; cómo la tasa de mortalidad materna, la tasa de mortalidad infantil, ha venido disminuyendo.

Es así como se acreditan los esfuerzos que se realizan en materia de salud.

Por eso es que hoy me congratula estar aquí, en Chiconcuac.

No estamos inaugurando un hospital de estos, muy grandes, a donde eventualmente se concentra la atención médica especializada, cuando así lo demande y lo requiera un paciente, sino estamos inaugurando un hospital de los varios que se han inaugurado en distintas partes de la geografía nacional, que son centros de atención hospitalaria que están ahí donde en donde está la población, en las pequeñas poblaciones, en los pequeños municipios, en las pequeñas comunidades, en donde la población puede tener la tranquilidad de que muy cerca de su hogar hay un hospital, en donde pueda atender o puede recibir atención médica.

Y que si así lo demanda el caso clínico o así lo demanda la persona que es ahí atendida, de no tener ahí, en ese hospital, los servicios médicos que deba de recibir, entonces se canaliza a un hospital de mayor especialidad.

Pero lo importante es que cerca de su hogar haya un centro médico de atención inmediata y de urgencia a la población.

Esto es lo que estamos haciendo con este hospital que inauguramos hoy aquí en Chiconcuac.

Esto es lo que estamos haciendo también con las otras unidades de atención especializada que se están inaugurando desde aquí, de forma remota, en Naucalpan y en la capital del Estado de México, en Toluca.

Uno. De atención para la rehabilitación de niñas y niños del Estado de México, en Toluca, y otro de atención a la salud visual de los mexiquenses, en el Municipio de Naucalpan, aquí, en el Estado de México.

Son tres centros que hoy estamos inaugurando desde aquí, uno aquí, in situ, y dos más de forma remota.

Esto viene a refrendar el compromiso que tiene el Gobierno de la República para que en los siguientes años sigamos avanzando en la construcción de más infraestructura, de más y mejores servicios de salud, para asegurar lo que deseamos cada vez que viene un año nuevo: salud para la población, y que la mejor manera de lograr este objetivo, es desarrollando infraestructura y llevando servicios médicos a la población de todo nuestro país.

Además de dos condiciones fundamentales que deben de reunirse para que realmente nuestra población sea sana.

 Por un lado, efectivamente, la infraestructura a la que ya he hecho referencia: la que estamos construyendo, la que venimos desarrollando y la que está creciendo en todo el país.

Y, por otro lado, los hábitos personales de cada ciudadano, de cada mexicana y de cada mexicano. Hábitos que les comprometan realmente con su salud; desde la alimentación, el observar la práctica de algún ejercicio de manera regular, para poder realmente gozar de cabal salud.

Estas dos condiciones: tener hábitos que contribuyan a una salud adecuada en cada ciudadano y, por otro lado, una mejor infraestructura, será como realmente estemos cumpliendo ese deseo de cada inicio de año, de salud para toda nuestra población.

Junto a este esfuerzo, estamos inaugurando lo que ya se refirió aquí por parte del señor Gobernador. Una obra de infraestructura vial que habrá de comunicar al Municipio de Huixquilucan con la capital del país, el Distrito Federal; en una zona ya densamente poblada, y en donde se hace fundamental el desarrollo de nueva infraestructura vial.

Pero él lo ha referido. Ésta es una obra tan anhelada, tan añorada desde hace ya muchos años, que no se había podido concretar. Es una obra más allá de la inversión que se está realizando, superior o casi a los 300 millones de pesos, y a la longitud o dimensión que la obra por sí misma eventualmente pueda tener.

Sino esta obra, lo que proyecta y significa en sí misma, es el acuerdo de voluntades, la convergencia de voluntad política para hacer efectiva una obra tan necesaria e indispensable para dos entidades de nuestro país: el Distrito Federal y el Estado de México.

Y ha logrado concurrir, quiero aquí, desde aquí hacer amplio reconocimiento a la voluntad política del gobierno que encabeza Eruviel Ávila y al gobierno que encabeza que Miguel Mancera, en el Distrito Federal. Dos voluntades que confluyen, que concurren, y que dan por resultado la obra que en un momento más estaremos inaugurando.

A partir de ello, deseo que 2016 nos permita encontrar muchas voluntades que converjan en mismos propósitos, para bien de la sociedad mexicana. Actitud positiva, ánimo renovado, el deseo, realmente de que avancemos, que reconozcamos lo que hemos logrado, pero, sobre todo, que nos tracemos nuevas metas.

Que, realmente, sea un año que nos permita avanzar, seguir caminando hacia adelante; seguir creciendo, seguir concretando, y que en cada familia mexicana, realmente, los esfuerzos que han realizado en el pasado les permitan seguir creciendo como familias, como comunidad, como pueblos, como Nación en favor de una mejor Patria, en favor de un mejor México.

Ese México que anhelamos, que sabemos y que miramos hacia adelante, será posible alcanzarlo en la medida que sigamos avanzando, con actitud constructiva, con actitud positiva, dando lo mejor de nosotros en cualquier espacio de actuación que tengamos, pequeña o grande, de responsabilidad pública, de ámbito privado; en donde nos movamos, en donde estemos, siempre tengamos una actitud que vaya en favor de este gran esfuerzo colectivo para construir entre todos un mejor México.

Felicidades.

Que sea un gran año 2016 para todos los mexicanos.

Muchas gracias.