Señoras y señores:

Muy buenas tardes.

Me da mucho gusto saludarles a todas y a todos, en esta gran oportunidad que tengo, de regresar a Oaxaca.

Señor Gobernador del Estado de Oaxaca:

Muchas gracias por su hospitalidad, por su mensaje de bienvenida y, sobre todo, si algo he de considerar de lo que usted amablemente me ha expresado, es tener la oportunidad nuevamente de regresar muchas veces más aquí, a Oaxaca; poder tener acercamiento con los habitantes de este gran estado, con el que estamos trabajando y con el que estamos cerrando esfuerzos para que realmente podamos atender las muchas necesidades que tiene Oaxaca y que tiene el sur de nuestro país.

Quiero saludar a los directivos de la empresa que hoy nos invita a inaugurar este parque, la empresa ENEL.

Muchas gracias, también, al mensaje de bienvenida que me ha externado su directivo y dirigente regional de esta empresa.

Quiero saludar a los funcionarios del Gobierno de la República.

A los funcionarios del gobierno del Estado  de Oaxaca.

A los directivos de Comisión Federal de Electricidad.

De manera muy particular, desde aquí, desde  Oaxaca, quiero saludar a todas y a todos los trabajadores presentes, ausentes, pero que están a lo largo de todo el territorio nacional, que están trabajando en Comisión Federal de Electricidad.

A las mujeres y hombres de esta gran empresa de nuestro país:

Muchas gracias por su hospitalidad, por darme el gusto de saludarles y, desde aquí, extenderles mi reconocimiento por su compromiso por hacer de Comisión Federal de Electricidad, una empresa mucho más productiva y siempre a la altura de los grandes retos que tiene nuestro país.

Saludo a todas las autoridades presentes.

También, quiero reconocer la presencia de ejidatarios del Ejido  de Aguascalientes, La Mata, en donde se encuentra este parque eólico.

Muchas gracias por su presencia.

De manera, también, particular, saludo a los representantes de los medios de comunicación.

Y muy particularmente a quienes son representantes de los medios locales de Oaxaca. Muchas gracias por su presencia y por acompañarnos en este acto.

Y a los señores legisladores Federales.

Al señor Senador de la República, muchas gracias por su presencia.

A los legisladores federales, locales, que también están aquí presentes algunos de ellos. Muchas gracias por acompañarnos en este acto.

Reitero la alegría, satisfacción, que me da de estar aquí, en Oaxaca, señor Gobernador.

Y de verdad, el tener la oportunidad, como habrá de ocurrir, de estar varias veces más en este estado, y acompañar realmente el desarrollo del Estado de Oaxaca, como queremos impulsarlo para todo el sur del  país.

El Gobierno de la República ha venido impulsando distintas acciones, políticas públicas, infraestructura y, sobre todo, diseños específicos para atender el rezago que se tiene en el sur de nuestro país.

Estaremos trabajando para que, junto con las autoridades locales, realmente este esfuerzo se materialice en generar condiciones de mayor bienestar para los habitantes, particularmente del sur de la geografía de nuestro país.

Hoy estamos para inaugurar este parque eólico, en esta fase, en su segunda fase. Pero, sobre todo, para evidenciar, desde Oaxaca, uno de los grandes beneficios que tiene la Reforma Energética.

La Reforma Energética tiene por propósito el que nuestro país pueda detonar la generación de más energía, de más energía, que sea de mayor calidad; que sea energía limpia, amigable con el medio ambiente y, al final de cuentas, que sea una energía más barata, que impacte positivamente en la economía de las familias mexicanas.

Que permita, además, impulsar la industrialización de nuestro país, a partir, repito, de generar energía limpia, pero, al mismo tiempo, energía más barata, más accesible; y que eso nos haga como país una región, un destino mucho más atractivo y competitivo para atraer inversiones que detonen empleo, pero, también, que nos haga un país mucho más productivo.

Hoy estamos aquí, acompañando el impulso y la misión que tiene esta gran empresa del Estado mexicano, esta empresa productiva del Estado mexicano, que es la Comisión Federal de Electricidad.

Como lo hemos escuchado en voz de su Director General, Comisión Federal de Electricidad está impulsando importantes proyectos de infraestructura para generar energía limpia, energía renovable, energía no contaminante y amigable con el medio ambiente.

Son 85 grandes obras de infraestructura que hoy está impulsando en 30 estados del país, que representan inversiones de más de 26 mil millones de dólares.

Eso es, justamente, lo que está propiciando y lo que está detonando la Reforma Energética que hemos alcanzado, y que hoy estamos implementando.

Es una reforma, repito, que está orientada a que nuestro país tenga mayor seguridad energética; tenga la oportunidad de generar energía que alcance a detonar todos los proyectos productivos que el país necesita, y que abran espacios de oportunidad para más mexicanos.

Esta fase que hoy inauguramos de esta Central Eólica Sureste I, tiene una inversión de 157 millones de dólares, y es parte, repito, de este esfuerzo modernizador que tiene la Comisión Federal de Electricidad.

Porque, como lo sabemos, a partir de la Reforma Energética, Comisión Federal de Electricidad, al igual que PEMEX, empresas productivas del Estado, ahora entrarán en una fase de mayor competencia con el sector privado, que también estará generando energía eléctrica, que estará explorando y explotando nuestros campos de hidrocarburos.

Y eso, al final de cuentas, va y sólo en beneficio de la economía y de las familias mexicanas.

Por la constancia e intensidad de los vientos de esta región del Istmo, sin duda, esta parte, particularmente en Oaxaca, resulta una de las regiones del territorio nacional mucho más atractivas y con un enorme potencial para generar inversiones, como la que hoy estamos inaugurando.

Brenda, trabajadora de Comisión Federal de Electricidad, en su exposición o en su mensaje, ha explicado con toda claridad los grandes beneficios que tienen los parques eólicos: no son contaminantes, permiten detonar la actividad económica en los lugares en donde se ubican; no riñen con otras actividades económicas, que eventualmente se puedan desarrollar en la zona; es decir, donde se instalan estas torres generadoras de energía eléctrica es posible que al mismo tiempo otras actividades se lleven a cabo, sea de la agricultura, de la ganadería y que además generan ingresos para las comunidades en donde se ubican estos parques eólicos.

La Reforma Energética abre un gran espacio de oportunidad para que inversiones del sector privado estén orientadas a detonar proyectos generadores de energía eléctrica, no contaminantes y amigables con el medio ambiente; no sólo a través de la energía eólica, lo mismo captando la energía solar, la geotermia, la hidráulica, son actividades y son oportunidades que hoy se presentan para el sector privado.

Y, al final de cuentas esto se va traducir en algo muy importante: que la energía eléctrica llegue a los hogares, a los comercios y a la industria de forma más barata, más eficiente y más económica.

Hace unos días, en un foro energético, compartí que la inversión privada que hoy se hace en materia de electricidad, no sólo está para la generación de energía eléctrica, sino también en el ámbito de la transmisión de energía eléctrica.

Para el segundo trimestre de este año, Comisión Federal de Electricidad tiene planeado lanzar una licitación para llevar a cabo un proyecto de transmisión de energía eléctrica, desde el Istmo de Tehuantepec hasta la zona centro del país.

Que esto demandará una inversión, que vendrá del sector privado, de más de mil 200 millones de dólares, lo que permitirá que a través de la inversión del sector privado se puedan detonar proyectos tan relevantes e importantes, que anteriormente sólo podía hacer el Gobierno Federal, el Gobierno de la República, a través de las empresas productivas del Estado, lo cual, sin duda, generaba una gran limitante al potencial y a la capacidad que nuestro país tiene para generar energía eléctrica y para explotar los recursos que tiene en el subsuelo y en aguas someras y en aguas profundas.

Esa es la gran oportunidad que nos da la Reforma Energética.

Y por eso,  estamos hoy, aquí, en Oaxaca. Para dejar, ante los mexicanos, la evidencia de las bondades y de los beneficios que está teniendo la Reforma Energética, y que hoy ya impacta en la economía de las familias mexicanas.

Déjenme hacer referencia a cuánto ha impactado, cuánto se han reducido ya las tarifas eléctricas en los últimos dos años, a partir de que se viene implementando la Reforma Energética.

Las tarifas eléctricas, a lo largo de esta Administración, en el sector industrial, en la energía eléctrica que consumen las industrias del país, se ha logrado economías y tarifas, o reducción en las tarifas, de 39.4 por ciento.

En el comercio se han reducido las tarifas 23.5 por ciento; y en el uso doméstico de alto consumo, 8.7 por ciento; y cuatro por ciento en los hogares de bajo consumo, los cuales tienen además una tarifa subsidiada, y no obstante esto, se ha logrado reducir esa tarifa en cuatro por ciento.

En todos los segmentos de la población y de consumo que hay de electricidad, ha habido reducción de las tarifas eléctricas.

Qué es lo que está posibilitando esto.

La implementación de la Reforma Energética. El que hoy haya oportunidad de que el sector privado pueda participar en proyectos como el que hoy estamos inaugurando, que contribuyan a generar energía eléctrica, repito, más eficiente, más limpia, respetuosa y amigable con el medio ambiente y, sobre todo, más barata.

La oportunidad de que las tarifas eléctricas se reduzcan es a partir de reducir, también, los costos de generación de energía eléctrica, que es justamente lo que viene ocurriendo, a partir de estar instrumentando la Reforma Energética.

Algo muy relevante. Comisión Federal de Electricidad ha reducido, precisamente a partir, y gracias a este proceso de implementación de la Reforma Energética, ha disminuido de forma significativa el uso de combustóleo o de diésel para generar energía eléctrica.

Hoy está recurriendo a insumos, como el gas natural u otros que, sin duda, posibilitan que la generación de energía eléctrica sea más limpia y más barata.

A la fecha, la reducción del uso de combustóleo o de diésel que, además, es altamente contaminante y más costoso, más caro, hoy, CFE emplea 48 por ciento menos del que usaba en el año 2012, cuando empezó esta Administración.

Y el objetivo es que para el 2018 esta reducción sea del 90 por ciento.

En pocas palabras que transite auténticamente a generar energía eléctrica, a partir de insumos limpios, respetuosos del medio ambiente, más baratos, y eso, al final de cuentas, impacte en las tarifas eléctricas de los hogares mexicanos, de los comercios y de la industria de nuestro país.

Hoy me congratulo de estar aquí, en esta parte del Istmo de Oaxaca; aquí en esta región de nuestra geografía nacional, inaugurando este parque.

Repito, la razón es evidenciar los importantes beneficios que tiene para nuestro país, para la economía nacional, para la economía de las familias mexicanas, la implementación de la Reforma Energética.

Quiero expresar reconocimiento a las empresas nacionales e internacionales que tienen presencia global en distintas partes del mundo, por acompañar este proceso de transformación y de modernización que México está teniendo.

Gracias por su confianza en México. Gracias por creer en México y gracias por crecer junto con México, porque lo que ustedes están haciendo es venir a impulsar el desarrollo económico de diferentes regiones de nuestro país.

Esta empresa lo hace hoy aquí, en Oaxaca, con esta importante inversión, de las que nos permiten acompañarles en la inauguración de este parque eólico.

Y Brenda, no tengas duda, como tú lo planteaste en tu mensaje, de que proyectos como éste, muchos más vendrán. Más vendrán a esta región del estado o a esta región de Oaxaca y de este estado, y a otras partes de la geografía nacional.

Porque la Reforma Energética tiene ese objetivo, tiene este propósito central: detonar desarrollo, impulsar la modernización de nuestro país, apoyar la economía de las familias mexicanas y, al final de cuentas, ser un país productor de energía, moderno, a la altura de los grandes países desarrollados del mundo y, sobre todo, una fuerza laboral como la que tiene Comisión Federal de Electricidad, comprometida, decidida a ser parte de este proceso modernizador y de transformación que tiene la empresa productiva del Estado y que tiene nuestro país.

Gracias por esta amable invitación.

Y, señor Gobernador, espero muy pronto regresar a Oaxaca para seguir teniendo la oportunidad de visitar diferentes zonas de este gran estado, que es Oaxaca.

Muchísimas gracias.

Si me lo permiten, porque públicamente no lo hice, pero quiero saludar a los niños que hoy nos acompañan, de aquí, del Estado de Oaxaca.

Porque, además, los quiero invitar, porque traen sus rehiletes, que es un poco el mismo mecanismo que emplean estos grandes rehiletes. Que, bueno, no son rehiletes. Estas grandes plantas generadoras de energía eléctrica que tenemos y frente a las que estamos y en medio de las que estamos.

Quiero invitar a estos niños para que nos acompañen, para que vengan aquí, con sus rehiletes y puedan ser parte de este recuerdo que hoy tenemos o queremos llevarnos de la visita al Estado de Oaxaca.

Muchas gracias, nuevamente.