Muchísimas gracias.

Y muy buenas tardes a todas y a todos los asistentes a este acto.

Quiero, en ustedes, saludar a todo el pueblo de Michoacán, en esta gran oportunidad que tengo de encontrarme en esta entidad.

Agradecerles, a todas y a todos, su paciencia, más cuando me he enterado que llegaron aquí desde muy temprano, o no sé qué tan temprano, pero sí con tiempo, bastante tiempo antes del arribo de su servidor, porque creo que nos dan, señor Gobernador, tiempos distintos.

Vamos a tener que ajustar porque luego el tiempo de espera suele ser prolongado.

Pero, gracias a todas y a todos por su paciencia, y por darme la oportunidad de saludarles y de compartir con ustedes varias de las acciones y programas que estamos llevando para impulsar la actividad del campo.

Les saludo con afecto, con respeto y con todo mi agradecimiento.

Me da mucho gusto saludar al señor Gobernador del Estado de Michoacán, y agradecerle la invitación para estar aquí.

Él fue quien, en la última visita a esta entidad, justamente en otro evento, me invitó para que estuviéramos, porque estaba próxima a hacerse la entrega de todo este equipo para la mecanización del campo, tractores y otros implementos agrícolas y, por supuesto, que acepté.

Acepté porque, en el esfuerzo que está haciendo su gobierno y el Gobierno de la República, se acredita claramente una visión compartida. Tenemos el mismo objetivo.

Más allá, y esto hay que señalarlo, porque parece que se da por descontado y no necesariamente es así. Esto demanda una voluntad política, actitud y disposición para poder actuar en equipo, para hacer frente común.

Y en este caso muy particular de Michoacán, aquí somos dos gobiernos que tienen un origen partidario distinto, pero que eso no es obstáculo.

Es más, ni siquiera es consideración alguna para que realmente sumemos esfuerzos, sumemos recursos, para un mismo objetivo, como el que hoy estamos acreditando en la entrega, particularmente de tractores y de equipo agrícola.

Ya lo decía Paty, en su intervención, Patricia Olivia, que hay recursos, hay suma de recursos. Y para que eso ocurra tiene que haber voluntad política, tenemos que ponernos de acuerdo dos gobiernos.

Y eso es lo que está ocurriendo aquí, en Michoacán. Está ocurriendo para este propósito y para varios otros, que eso nos permita sumar el esfuerzo de dos gobiernos, de ampliar y potenciar nuestra capacidad para servir de mejor manera, en este caso, a Michoacán, como lo queremos hacer en todo el país.

Por eso, he señalado de forma reiterada, y con ustedes nuevamente lo preciso: el Gobierno de la República siempre está en invariable disposición de trabajar con todos los órdenes de Gobierno, los estatales, los municipales, para trabajar en equipo, sumar esfuerzos y poderle servir a México, más allá, repito, del origen partidario que tenga cualquier Gobierno.

Hoy, estamos aquí reunidos, o reunido con esta representación de los sectores, del sector agropecuario. Aquí están varios de sus dirigentes, está el dirigente del Consejo Nacional Agropecuario; dirigentes de distintas organizaciones campesinas, que hoy aquí nos acompañan; productores del campo, a quienes saludo con gran respeto.

Y les quiero decir que ustedes son parte fundamental del desarrollo que está teniendo nuestro campo. Y es que a veces no nos damos cuenta de cuánto estamos avanzando.

Recojo un poco lo que señalaba el Secretario de Agricultura del Gobierno de la República, José Calzada, y bien lo apuntaba: nuestro campo está creciendo a tasas superiores a lo que está creciendo el resto de la economía.

La actividad agropecuaria es una de las que está teniendo un mayor crecimiento, que está destacando.

Y que varios indicadores hablan de cómo esta actividad está permitiendo que alcancemos el objetivo que nos trazamos para el campo: hacer de la actividad del campo una más justa, una mucho más próspera para quienes están en esta actividad; una que sea mucho más sustentable, que sea de amplio respeto al medio ambiente, y que sea una actividad más rentable, es decir, una actividad que les deje más ingresos a quienes son productores del campo.

Y eso, en alguna forma, está ocurriendo.

Es de reconocer que, por supuesto que todavía hay lugares, sectores, a donde les falta todavía llegar con mayor empuje, precisamente, para que nadie se quede atrás.

Pero también es de reconocer que hay indicadores que hoy nos dejan ver que la actividad agropecuaria está siendo más intensa, creciente y de mayor desarrollo.

Y luego, ustedes saben que la semana pasada estuve fuera de México, particularmente en un encuentro con socios estratégicos, con quienes tenemos celebrados tratados de libre comercio, en América del Norte, con Estados Unidos y Canadá, con su Presidente y Primer Ministro.

Y luego, en Sudamérica, donde tenemos otra alianza, llamada Alianza del Pacífico, con otros tres países: Perú, Chile y Colombia, con quienes también tenemos celebrados acuerdos de libre comercio.

Y para qué, se preguntarán muchos.

Para confirmar y ratificar la importancia de tener apertura a estos mercados.

La producción que hoy hacemos en nuestro país de productos agropecuarios van a las mesas de muchas familias mexicanas. Pero nuestros excedentes, muchos de estos productos que son demandados en otras partes del mundo y que generan buenos ingresos para los productores, van a esos mercados y van, precisamente, porque estamos reafirmando estos acuerdos.

Estamos trabajando para liberarlos aún más y poder concretar acuerdos que permitan que mucho de lo que se produce en nuestro país, en el campo y en otros sectores económicos, puedan llegar a esos mercados.

Es abrir mercado a nuestros productos. No es sólo mirar para que se queden aquí, sino que mostrar que en México tenemos la capacidad de competir, de producir a costos más bajos y de poder competir con productores de otras partes del mundo.

Y esto es justamente lo que estamos haciendo.

Déjenme solamente darles tres indicadores de cuánto hemos avanzado en los últimos tres años y medio en algunos aspectos que tienen que ver con la actividad agropecuaria.

Serían muchos los indicadores, pero aquí me importa destacar al menos tres de ellos:

Primero. Estamos en ruta de cumplir con lo que ha sido la tecnificación de riego para miles de hectáreas en nuestro país.

Cuando hay riego tecnificado, esto eleva la producción del campo. Y nos propusimos, al inicio de esta Administración, por lo menos tecnificar el riego en 500 mil hectáreas, la verdad es que estamos ya muy próximos a cumplir esta meta.

Y por eso, también, hemos señalado que esta meta no solo la cumpliremos, sino que, incluso, nos estamos trazando ir más allá de la meta sexenal de llevar riego tecnificado a más de 500 mil hectáreas.

Esto para el tiempo que lleva esta Administración, representa 30 por ciento más de lo que en la pasada Administración se había tecnificado a estas alturas: 30 por ciento más, es parte del avance que llevamos en esta materia.

Algo muy importante, nuestra producción, ya lo decía yo, hoy está alcanzando otros mercados. Y aquí es notable significativo cómo han crecido las exportaciones de productos agrícolas que se producen en México y que están yendo a otros mercados.

Para ponerlo en dimensión. Las exportaciones agropecuarias, agroalimentarias han sido además de 76 mil millones de dólares en lo que va de esta Administración.

Igualmente, si comparáramos lo que hemos logrado exportar en estos tres años siete meses de Administración, comparado con el mismo tiempo de la pasada Administración, esto representa un incremento del 61 por ciento; 61 por ciento más la producción que hoy tenemos, y que está alcanzando niveles de exportación mayor de nuestro país.

Cuál es la consecuencia de esto.

Que, después de 20 años, por primera vez, en el sector agroalimentario, somos superavitarios; es decir, es más lo que exportamos en productos agropecuarios de los que tenemos que importar.

Y en la ruta que vamos, hoy me confirmaba esta cifra el Secretario de Agricultura, en el primer cuatrimestre, ya del 2016, el valor de nuestras exportaciones agroalimentarias es de más de 10 mil millones de dólares.

De mantenerse este ritmo, quiere decir que este año no sólo seremos superavitarios nuevamente, sino que, además, el valor de nuestras exportaciones estará alcanzando un nivel y un registro histórico de más de 30 mil millones de dólares, que son ingresos que tienen los productores de nuestro país.

Y seguiremos en esta acción.

El Gobierno de la República tiene claramente identificado que el sector agropecuario es uno de los que demanda una permanente atención, pero, sobre todo, con programas y acciones que realmente permitan elevar su productividad.

Hoy estamos entregando aquí, ya me refiero concretamente a lo que hoy nos está convocando.

Y ustedes los vieron allá, los tractores que están aquí, cerca de nosotros, hice un sobrevuelo antes de aterrizar, porque los colocaron, y dice: Michoacán, Mover a México.

Eso es lo que dicen los tractores desde el aire, a lo mejor ustedes no lo aprecian, pero subiré alguna fotografía a las redes para que puedan ver cómo han dispuesto los tractores con este texto.

Pero aquí, hoy, en Michoacán, estamos entregando 500 tractores del programa que tiene el Gobernador, de mil tractores por año.

Lo felicito, Gobernador, porque cuando fui Gobernador del Estado de México tuve un programa muy similar, mil tractores por año.

Mil tractores por año que parten de dos apoyos muy importantes que reciben los productores del campo para poder adquirir su tractor o algún otro implemento agrícola, que es el apoyo o el subsidio que otorga el Gobierno Federal, al que se suma el subsidio que otorgan los gobiernos de los estados.

Por eso aquí reitero, es bien importante esto, porque de hacerlo sólo el Gobierno Federal, quizá nos quedaríamos cortos, insuficientes en el apoyo que diéramos a nuestros productores.

Cuando hacemos una mezcla de recursos, del Gobierno Federal con los gobiernos estatales, estamos aquí evidenciando el resultado, el apoyo que se entrega al productor es mayor, es más relevante y eso le permite adquirir nueva maquinaría.

En el Gobierno Federal nos hemos trazado la meta. Al día de hoy, hemos entregado casi ocho mil tractores, pero solamente para este año, y me refiero no solamente aquí, en Michoacán, o sea, que le puedo asegurar al Gobernador que con la meta que nos hemos trazado desde el Gobierno de la República, seguramente vamos a acompañar el esfuerzo del gobierno del estado y va a poder cumplir su compromiso de mil tractores por año.

Espero que otros gobiernos hagan lo propio, porque nuestra meta es así de puntual. Hoy llevamos casi ocho mil tractores entregados en todo el país en este esquema, bajo el cual estamos entregando tractores el día de hoy, solamente este año, señor Secretario, serán seis mil tractores más.

Y esto nos lleva en la ruta de, al término de la Administración, para el 2018, sean, por parte del Gobierno Federal, en suma de recursos con los gobiernos estatales, 25 mil tractores que estaremos entregando a igual número de productores del campo de nuestro país.

Junto con ello hay otros programas. El Extensionismo, qué es el Extensionismo. Es la capacitación que estamos llevando desde la Secretaría de Agricultura con personal debidamente calificado, hoy he entregado reconocimiento a varios de los extensionistas, porque están dedicados a esta actividad: a apoyar al productor del campo, a enseñarle a producir el campo, a que lo hagan con mejores técnicas, con mejores semillas, y de mejor manera, para que su campo sea más rentable.

Otro programa es el PESA, este programa que hacemos junto con la FAO, y que está dedicado fundamentalmente a familias que tienen pequeñas parcelas y que se puedan aprovechar para hacerlas más productivas, para que ahí puedan producir sus propios alimentos. Y hoy hemos entregado varios paquetes en este propósito.

Solamente aquí, en Michoacán, son casi siete mil familias que se benefician de este programa, del PESA; en el país son 160 mil familias que reciben apoyos productivos del PESA, que este Programa Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria, eso quiere decir PESA.

Un programa que hacemos con la FAO, y que está dirigido efectivamente a familias con pequeñas parcelas, de bajos ingresos, para que puedan producir por sí mismos los alimentos que consumen.

Son parte, no son todos, pero sí parte de los programas que está llevando a cabo el Gobierno de la República para lograr lo que aquí he señalado: tener hoy un campo mucho más productivo, un campo más rentable; una actividad agropecuaria que está creciendo, que está teniendo mayor desarrollo, y que nos está proyectando al mundo como un país de entre los más productores o de entre los que producen más alimentos para México y para el mundo entero.

Muchas gracias por estar aquí presentes todas y todos ustedes.

Y les quiero reiterar, y con ello concluyo. Les quiero reiterar: En ustedes saludo a todo el pueblo de Michoacán, con gran respeto y con gran afecto.

Y les quiero pedir a ustedes, aquí presentes, les transmitan un saludo también respetuoso y con afecto a sus familias, por favor.

Gracias por acompañarnos. Les deseo todo lo mejor.

Muchísimas gracias.