Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del estado:

Muchas gracias por su hospitalidad. Muchas gracias por su mensaje de bienvenida.

Pero, sobre todo, muchas gracias por el compromiso que usted ha señalado aquí, públicamente, de mostrar disposición para que trabajemos de manera coordinada, de manera conjunta, sumando esfuerzos, recursos, voluntades, a partir de definir objetivos compartidos entre el Gobierno Federal y el gobierno del estado, que nos permita, realmente, mejorar las condiciones de vida y generar condiciones de mayor bienestar para los habitantes de Sonora.

Quiero saludar a toda esta distinguida concurrencia, a esta representación de la sociedad sonorense que hoy permite y da espacio a la celebración, precisamente, que hoy hacemos del Día de la Madre Tierra.

Y que eso nos lleva, precisamente, a hacer consideración de todo lo que debemos hacer: esfuerzos gubernamentales, pero, sobre todo, en un gran esfuerzo colectivo por cuidar ésta, que es la casa de todos los mexicanos, y que es la casa del mundo, me refiero al mundo entero.

Que tenemos que cuidarlo y tenemos que hacer nuestra contribución como país y como mexicanos, a preservar nuestro medio ambiente y a cuidar de nuestra Tierra.

Antes de referirme a los varios motivos que hoy nos convocan, que aquí ustedes son testigos de ello, yo quiero invitar a participar, brevemente, a quien hoy me acompaña y a quien le agradezco sea parte de la comitiva oficial, que me permite estar hoy aquí, precisamente, en Sonora, a un paisano de ustedes, a un sonorense, quien fuera Gobernador del estado, y hoy es coordinador de una bancada del PRI en la Cámara de Diputados, al señor Diputado Manlio Fabio Beltrones.

Con quien, desde que salimos de la Ciudad de México, me venía platicando, justamente, de toda la historia que acompaña a lo que en su momento fue la definición de este gran Desierto de Altar y de El Pinacate como Patrimonio de la Humanidad, como patrimonio natural del mundo entero.

Y que a México enorgullece tener una zona como ésta aquí, en Sonora, que es reconocida como patrimonio de toda la humanidad.

Y que le acompaña una historia de hace muchos años para llegar, precisamente, a la definición que la UNESCO hiciera de este carácter de ser Patrimonio de la Humanidad.

Aquí está Nuria, quien entonces en la Residencia Oficial de Los Pinos nos entregó el documento que acredita a esta reserva natural como Patrimonio de la Humanidad.

Y creo que sobre ello puede ampliar, en lo que ha sido la historia de ello, el señor Coordinador Diputado Manlio Fabio Beltrones, y después, si me lo permiten, me referiré a otras partes de lo que es motivo de este encuentro.

Muchas gracias.

Y le cedo el uso de la palabra al señor Coordinador.

Muchas gracias.

-DIPUTADO MANLIO FABIO BELTRONES RIVERA: Muy buenas tardes.

Muchas gracias, señor Presidente.

Con su permiso, señor Gobernador.

Saludo a todas, a todos ustedes con respeto; a mis amigas y amigos Diputados Federales, que nos acompañan.

No le robo mucho tiempo, señor Presidente, para poder solamente compartir con nuestras amigas y nuestros amigos lo que de una u otra manera comentamos anecdóticamente en el vuelo, y es que era muy difícil el poder venir a este lugar, viajar alrededor de tantos millones de años que nos acompañan en lo que es la reserva de la biosfera y hoy un lugar Patrimonio de la Humanidad, sin recordar lo que se ha hecho con el esfuerzo de todos ustedes y con el acompañamiento hoy de su Gobierno.

Le comentaba al señor Presidente que tuve el privilegio de hace 20 años, quizá lo relató y lo relató bien nuestro amigo el maestro Reyes Razo, que no se ha perdido ninguna de estas crónicas y que hoy nuevamente nos acompaña, de estar aquí después de una larga gestión de otro sonorense, señor, de Luis Donaldo Colosio. Luis Donaldo Colosio, en la SEDESOL.

Luis Donaldo insistió mucho y logró en su momento, con el apoyo de todos nosotros, obviamente el Gobierno del Estado de Sonora, como hoy lo hace el Gobernador Guillermo Padrés, a 20 años de distancia, el que se declarará reserva de la biosfera.

Acompañamos aquí al entonces Presidente de la República, por cierto, solamente fue en Puerto Peñasco, aquí, a El Pinacate, creo, igual que como lo hizo el Secretario hace un momento, solamente el Presidente Enrique Peña Nieto accedió a observar estas bellezas que le permiten también imaginar por qué la reciedumbre y el valor de los hombres en Sonora o la belleza y el carácter férreo también de las mujeres de Sonora, que han sido acompañados siempre por la adversidad, pero a través de trabajo, solamente trabajo y mucho esfuerzo es como han salido adelante.

Y venir 20 años después, acompañando al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a hacer también el anuncio de lo que (inaudible) de la humanidad es un privilegio enorme.

Por qué.

Porque podemos ir entonces tejiendo lo que ha sido un largo camino, no tanto como los millones de años que tardaron en formarse todas estas bellezas, sino los años necesarios para que se reconociera que esta zona no nada más es una zona de privilegio que nunca más vendrá a ser una zona de olvido.

Su presencia, Presidente, nos fortalece a todos y seguro estoy que esto nos hará apreciar más la belleza que observamos cuando el desierto se une al mar.

Muchas gracias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, señor Coordinador Diputado y muchas gracias por además acompañarnos aquí, a su estado, en esta gira de trabajo.

Que debo decir a quienes nos acompañan, a mí me da mucho gusto estar aquí, en Sonora.

Yo debía esta visita, señor Gobernador, desde el año pasado se había venido posponiendo, pero ahora en la oportunidad de estar aquí, en Sonora, tendré no sólo espacio para hacer celebración del Día de la Madre Tierra.

Precisamente, con acciones que ustedes han aquí atestiguado y a las que habré de referirme, sino también en la oportunidad de entregar importantes obras de beneficio para los sonorenses.

Lo mismo que importantes obras de infraestructura carretera; de compartirles acciones que el Gobierno está llevando a cabo, precisamente, para mejorar la infraestructura de esta entidad.

Comprometer algunas otras acciones que hoy aquí no adelantó, pero me lo voy a reservar para el siguiente evento, de otras obras de infraestructura muy importantes para el Estado de Sonora.

La Inauguración de un Hospital del Seguro Social, el más grande que haya hecho esta institución en los últimos 30 años y que vamos a inaugurar en un momento más, precisamente, en Hermosillo.

Es oportunidad de visitar Sonora, oportunidad, también de reivindicarme con los sonorenses para que en esta gira de trabajo tengamos varios eventos y podamos entregar varias obras en beneficio de los sonorenses.

Pero, al mismo tiempo, reafirmar el compromiso del Gobierno de la República para seguir trabajando y seguir realmente destinando mayores recursos, más inversión pública y hacer más obras que estarán beneficiando al Estado de Sonora.

No por no haber estado aquí signifique que no estamos muy pendientes de lo que ocurre en el Estado de Sonora.

Que el Gobierno de la República ha abierto distintos canales de diálogo, de acercamiento, de entendimiento con quienes son interlocutores de la sociedad sonorense, precisamente para atender problemas que tiene el Estado de Sonora.

Para construir, con el gobierno del estado, una relación de mayor coordinación, de atención conjunta a distintos problemas y que podamos realmente, en esta unidad de esfuerzos, lograr, en este tiempo de responsabilidad, que el Estado de Sonora tenga mejores condiciones.

A mí me da mucho gusto saludar en este espacio la presencia, además del señor Gobernador, de quienes son representantes de la Cámara de Diputados, legisladores locales, legisladores Federales que están en este acto; y que todas y todos son parte de esta corresponsabilidad, que identifica a poderes y órdenes de Gobierno para trabajar en favor de mismos propósitos, los que hoy, precisamente, nos están reuniendo en este acto.

Aquí, venir a este espacio es encontrarnos con lo que la naturaleza ha dado a nuestro país, con las formaciones que han tomado miles y millones de años.

Dónde está Federico. Federico, quien es nuestro comisionado y responsable de la preservación de esta reserva.

Federico lleva diez años, nos venía compartiendo en el vuelo a este lugar, de estar precisamente, como responsable de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas, cuidando de esta reserva, de esta reversa del país.

Y digo yo que son muchos años, porque platicábamos con el señor Gobernador, con el Coordinador Beltrones, porque nos daba años, aquí miles de años, siete mil años, dos millones de años, nos perdimos en las cifras, y al final de cuentas nos dejó en claro algo: Ha tomado miles y millones de años llegar a este espacio, a este momento, hacernos recordar que esta generación tiene contribución y responsabilidad para cuidar, precisamente, la tierra en la que vivimos.

Para procurar mejores condiciones, para tomar acciones y medidas que precisamente permitan que ésta y futuras generaciones tengan espacios óptimos de vida digna para ellos, para los que vengan, y vengan mucho más años adelante.

Porque también, al mismo tiempo, hoy al celebrar el Día de la Madre Tierra, es ocasión de generar una conciencia social sobre el deber que todo mexicano tiene para aportar su granito de arena a cuidar nuestro medio ambiente, a cuidar la tierra y el país en el que vivimos.

Y que al hacerlo con responsabilidad, hagamos nuestra contribución a que México y el mundo entero sea la casa y siga siendo la casa, una mejor casa para ésta y futuras generaciones.

No tenemos otro espacio, no tenemos otro hogar al cual mudarnos. Éste es nuestro espacio, esta tierra. Y, por eso, tenemos que cuidarla y tenemos que preservarla.

Y el Gobierno de la República, en ocasión de esta celebración, reafirma el compromiso a partir de varias acciones que hemos tomado, precisamente para que con responsabilidad el Gobierno Federal, e invitación a los gobiernos estatales y municipales, hagamos la parte que nos corresponde.

Debo decirles y compartirles de algunas acciones que hemos tomado.

Tomamos acciones, precisamente, para evitar la sobreexplotación de nuestros mantos acuíferos.

Creamos una comisión intersecretarial, es decir, varias dependencias gubernamentales para tomar medidas y acciones oportunas, para prevenir sequías, inundaciones y para dar atención, precisamente, a la población que eventualmente esté en riesgo, o sea víctima de un algún evento de la naturaleza.

También hemos tomado acciones para cuidar de nuestras zonas forestales.

Hoy hemos entregado reconocimientos en este programa que tiene el Gobierno, al que destina este año más de 700 millones de pesos, precisamente para premiar y reconocer aquellas comunidades que cuidan de nuestras zonas forestales.

Que evitan que esas zonas forestales eventualmente se conviertan en zonas de cultivo, o que sean eventualmente erosionadas, destruidas y que se mantengan como zonas, precisamente, para cuidar de nuestro medio ambiente; y que sigan siendo lo que son: nuestras fábricas de agua, de las que dependemos y vivimos, y que tenemos que cuidarlas.

Y programas como éste se están llevando a otras entidades para que, insisto, todos los órdenes de Gobierno hagan su esfuerzo propio en asegurar que nuestras zonas forestales se mantengan y eventualmente crezcan con los esfuerzos que estamos llevando a cabo.

Hoy estamos inaugurando de manera simbólica seis centros para combate a incendios forestales.

Yo quiero que tributemos aquí un reconocimiento a esa labor callada que realizan más de 15 mil brigadistas. Hoy les he entregado llaves de 70 unidades, pero hay 15 mil brigadistas que calladamente arriesgan su vida, precisamente, para combatir los incendios forestales.

Muchas gracias.

Y en ustedes, nuestra gratitud a todos sus compañeros brigadistas que trabajan en todo el país, combatiendo incendios forestales.

Y que, además, esto nos lleve a hacer un llamado a toda la sociedad para que tomemos conciencia.

Los incendios forestales, me lo podrá así reafirmar el Secretario de Medio Ambiente, 90 por ciento de ellos, 97 por ciento de ellos son ocasionados por el hombre.

No ocurren de manera fortuita, sino que hay la mano del hombre, por alguna razón, a veces dolosa, otra veces no, pero a final de cuentas eso debe llevarnos a generar conciencia social, para que cuando tengamos fuego en alguna parte, porque hacemos alguna fogata, porque alguien enciende un cigarrillo, sepa muy bien cómo apaga, cómo evita que la lumbre o el fuego que ha provocado vaya a generar algún incendio forestal.

No porque tengamos estos espacios, estos centros de atención, dejemos que sean los brigadistas quienes se ocupen de esta responsabilidad.

Es una tarea colectiva. Es tarea de todos evitar la deforestación de aquello que nos da vida, de aquello que nos da agua y de la que dependemos.

Por eso no tengamos que esperar a que tengamos condiciones críticas para entonces generar conciencia.

Hoy estamos en la oportunidad y en el tiempo, precisamente, de tomar acciones y de tomar conciencia social para cuidar de mejor manera el mundo y la tierra en la que vivimos.

Quiero decirles que me da mucho gusto estar aquí, en Sonora; que es para mí muy grato, a través de ustedes, dejar un saludo a todos los sonorenses.

Y decirles que el Gobierno de la República ha estado y seguirá estando, invariablemente presente, para realmente lograr que Sonora siga creciendo y siga siendo un estado que sea polo de desarrollo de todo el noroeste de nuestro país.

Hoy vamos a entregar, insisto, obras de infraestructura. Vamos a comprometer recursos.

El Gobierno Federal estará destinando del orden de 20 mil millones de pesos en varias obras y acciones que desde ahora y en los próximos años, durante esta gestión, se están realizando ya aquí, en Sonora.

Y seguramente serán más, señor Gobernador, porque en la suma de esfuerzos será posible que optimicemos nuestro actuar para lograr mayores beneficios.

Y además allá, desde la Cámara de Diputados, la encargada de aprobar los presupuestos que propone el Ejecutivo Federal, precisamente para hacer obras en todo el país, yo estoy seguro que el señor Coordinador Diputado le va a ganar el corazón y siempre estará velando porque a acá, a su tierra, le vaya muy bien con los recursos que le demos al Estado de Sonora, a lo cual yo me sumo. A lo cual yo me sumo y me adhiero de manera entusiasta.

Yo le dejo un saludo. Qué bueno que estemos en este espacio.

La verdad hace un momento cuando sobrevolábamos y con ello concluyo, pedí mi teléfono, y alguien supuso: Qué será era tan importante que quiere hacer una llamada. No.

Quise tomar algunas fotografías con mi teléfono de varias de las bellezas que tiene aquí, El Pinacate, El Gran Desierto de Altar. El Desierto de Altar, luego Gran Desierto del Altar y la parte de El Pinacate, que Federico con gran paciencia y a lo mejor la incomodidad como veníamos ahí en el helicóptero, pero nos explicó de manera muy amplia lo que es toda esta región que forma parte de nuestras bellezas naturales, que es hoy Patrimonio de la Humanidad.

Que es de los pocos espacios que como Reserva Natural, México tiene acreditados como Patrimonio de toda la Humanidad.

Que este Gran Desierto de Altar, algo que no dijo, o creo que se lo dijo Juan José Guerra, pero es el desierto que en todo el mundo tiene mayor biodiversidad. Tiene mayor número de especies.

Ningún otro desierto en el mundo tiene el número de especies que solamente tenemos aquí, en este gran desierto.

Ésta es la riqueza de este Gran Desierto de Altar, de la zona de El Pinacate y que a mí me da mucho gusto, como Presidente de la República, tener la gran satisfacción y la gran oportunidad, junto con todas y todos ustedes, de visitar y desde aquí conmemorar el Día de la Madre Tierra.

Muchísimas gracias.