Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar al Presidente de Coca-Cola de México, empresa que financia el recorrido de la Copa por varios países del mundo, 89 países, en donde estará presentándose y siendo, como ustedes lo llaman, tocada por el Jefe de Estado de cada país en donde esta Copa hace su recorrido.

Quiero saludar al señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

A las autoridades educativas del Gobierno de la República, del deporte.

A los representantes de FIFA Internacional, que están entre nosotros.

Al Presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

De manera muy particular quiero agradecer la presencia del señor Embajador de Brasil en México, amigo nuestro, que nos acompaña en este evento, donde su país se prepara, precisamente, y deseo sea con gran éxito, para la celebración de esta justa deportiva de carácter mundial.

Quiero saludar a todas las autoridades que están presentes entre nosotros.

A muy distinguidos deportistas, particularmente del futbol.

A Hugo Sánchez, un ícono del futbol de nuestro país, a quien saludo con afecto.

Y a los señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Sin duda, es un gran privilegio el poder sostener en las manos esta Copa de Futbol, hacerlo en nombre de México, con la alegría que representa para los mexicanos, la afición que tenemos por este deporte: el futbol.

Y la espera que cada cuatro años hacemos, el mundo entero, para la llegada de este gran evento deportivo.

Un evento que no sólo propicia fiesta en el país sede, sino que realmente logra convocar a un ambiente de alegría, de fiesta, de convivencia, en todo el mundo.

Lo hacemos realmente al recibir hoy esta Copa, al tenerla en mis manos, insisto, lo hago en nombre de todos los mexicanos, y con un gran deseo que esta Copa regrese a nuestro país en manos de nuestros seleccionados mexicanos, de nuestra Selección de Futbol.

Quiero compartirle, señor Embajador, que México desea que la realización de este Mundial en Brasil sea todo un éxito.

Pero también deseamos que a nuestra Selección le vaya tan bien como a Brasil le fue en 1970 aquí, en el Mundial de México. Y lo más importante, lo más importante es que tengamos confianza en que eso puede ocurrir.

Tenemos una gran Selección. Tenemos una Selección de Futbol que, sabemos, pasó por un proceso muy complejo para calificar y llegar al Mundial.

Pero ya estamos ahí. Somos de los 32 países que habremos de participar en el Mundial de 2014 y que está cada vez más próximo a iniciar su realización, en el mes de junio.

Y México tiene una gran confianza en su Selección. Siempre la ha tenido, pero ahora más que nunca, cuando en México estamos en un proceso de transformación, de renovar nuestra confianza en nosotros mismos; de creer que somos capaces de estar entre los mejores del mundo; de ser un país con gran potencial, con gran capacidad, en el ámbito deportivo y en otros ámbitos.

Y que por eso hemos dado curso a varios cambios, a varias transformaciones que, estoy seguro, nos permitirán ir modelando, ir creando el país con la fuerza y la potencia que deseamos todos los mexicanos.

Y, sin duda, nuestra Selección Nacional habrá de representarnos con gran dignidad, con enorme categoría, con gran carácter, firmeza, entrega, pasión, vehemencia, a lo que está llamada a hacer en esta justa deportiva: tener un gran desempeño y regresar con la Copa FIFA a nuestro país, en sus manos.

Esa es la confianza que México pone en su Selección Nacional. Confía plenamente en ella.

Cada jugador que integra a la Selección, sin duda, son de entre los más destacados en varios de los equipos que integran la Liga de Futbol Mexicano, pero que, al portar la camiseta verde, representan a nuestra nación, representan a México.

Y que debe llevar, en su espíritu y en su corazón, lo que esto significa y representa: la confianza de un pueblo. La confianza de un pueblo que habrá de poner en esta Selección todo su deseo, su firme y vehemente deseo porque tenga un gran desempeño.

Brasil es un país hermano de América Latina. Somos, como país, un pueblo orgullosamente latinoamericano, con identidad cultural con Latinoamérica, con raíces profundas en esta región latinoamericana y del Caribe.

Y por eso, al llevarse a cabo esta justa deportiva en Brasil habremos de sentirnos, también, en casa, señor Embajador.

Haremos de Brasil nuestra casa, jugaremos prácticamente casi como locales, pero sintiendo que realmente el espíritu latinoamericano habrá de acompañarnos.

Y por eso es que tenemos gran confianza en que nuestra Selección tenga un gran y digno desempeño.

Desde aquí hacemos votos, como ciudadano, como Presidente de la República hago votos, porque a nuestra Selección le vaya muy bien.

Deseo que a su entrenador, el Piojo Herrera, como es conocido entre toda la afición de futbol de nuestro país, tenga ese talento y esa capacidad que ha mostrado para llevar por buen rumbo a nuestra Selección.

No todo descansa en él, ni en el equipo, sino en el ánimo que desde aquí le inyectemos y proyectemos los mexicanos.

El entrenador es una gente a la que aprecio en él talento, capacidad, pero sobre todo, una gran actitud.

Y que esa actitud, la que mostró en la conducción del equipo en los últimos partidos que jugó para calificar a esta justa deportiva mundial, sin duda, a todos nos dejó gratamente sorprendidos.

Por eso es que insisto, como ciudadano y Presidente de México, y sé que todos los mexicanos compartimos el ideal, el deseo de que a nuestra Selección le vaya muy bien.

Y estaremos siguiendo muy de cerca el desempeño de nuestra Selección una vez que inicie el Mundial de Futbol en junio del 2014.

Quiero agradecer a Coca Cola, empresa que, insisto, viene financiando el recorrido de la Copa FIFA por varios países del mundo.

Agradecerle, también, su compromiso con México.

Agradecerle no sólo por la confianza que esta empresa mundial tiene para seguir creando empleos en México, para seguir invirtiendo en México, sino que a la par de este proyecto que ustedes han venido impulsando desde hace ya tres mundiales, éste es el tercer Mundial que llevan la Copa por varios países.

Acompañan este recorrido con una inversión para la construcción de espacios deportivos, lo cual nos permite abonar al proyecto que este Gobierno tiene para crear más espacios donde la juventud tenga actividades recreativas, deportivas, una sana convivencia.

Mi felicitación y reconocimiento a esta empresa mundial, Coca-Cola, por su compromiso con México y con el deporte que, seguro, es el más, el que mayor afición tiene en el mundo entero, que es el fútbol.

Y a todos los invitados este día, quiero decirles que me ha dado mucho gusto sostener en mis manos la Copa, lo hago en nombre de ustedes y en nombre de todos los mexicanos.

Insisto, deseamos que esa Copa, como lo dije al sostenerla, me escucharon quienes me acompañaron muy de cerca, hoy lo digo aquí a micrófono abierto, esta Copa que he sostenido en mis manos, como Jefe del Estado mexicano, como representante de esta gran Nación, regrese siendo portada y llevada en las manos de nuestra Selección Nacional.

Muchísimas gracias.