Muchas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos.

Me da mucho gusto estar aquí, en Zacatecas, y sobre todo ya en esta recta final de la administración del señor Gobernador del estado, a quien saludo con gran respeto.

Y, de igual manera, a las demás autoridades aquí presentes, de todos los órdenes de Gobierno, que gentilmente están aquí hoy reunidos.

Al señor Gobernador electo de Zacateas. A su distinguida esposa, a quien también saludo con gran respeto y con afecto.

Ya nos habremos de encontrar más adelante, señor Gobernador, en otras obras que estaremos haciendo para Zacatecas de forma conjunta.

A los señores legisladores.

Señor Senador.

Legisladores federales, locales, que hoy aquí nos acompañan.

Y a esta representación de la sociedad zacatecana que hoy nos acompaña, en este pequeño espacio, en este auditorio que forma parte de este Ecoparque, y que hoy estamos entregando de manera formal.

Quiero decirles, en primer lugar, que me emociona venir a Zacatecas.

Zacatecas es un estado por el que guardo un especial cariño y afecto.

Zacatecas, para quienes no lo recuerden, fue el estado del que proporcionalmente recibí mayor apoyo para convertirme en Presidente de la República.

Aquí, hubo un gran apoyo y respaldo; fue la entidad que proporcionalmente mayor votación tuvo para que yo asumiera esta responsabilidad.

Y déjenme decirles que hoy la ejerzo con enorme compromiso, con sentido del deber y con mi mayor pasión, poniendo lo mejor de mí y del equipo que me acompaña para servirle a la Nación.

Hoy estamos aquí para entregar algunas obras, y les quiero agradecer, además, su gran paciencia porque como seguramente ya es del conocimiento público, hoy por la mañana hice algunos anuncios o algunos cambios y ajustes dentro de mi equipo de trabajo, y eso me retrasó ligeramente.

Lo que no calculaba yo que el evento era al aire, abierto, de forma abierta, y están aquí bajo del sol, creo que les pudieron avisar con cierta anticipación que venía un poco retrasado.

De verdad, no saben cuánto les agradezco su paciencia y, sobre todo que, no obstante, este calor, estén aquí presentes.

Mi gratitud para con cada uno de ustedes.

Qué estamos haciendo hoy aquí.

Primero. Quiero reconocer ampliamente al señor Gobernador del estado, que está a cinco días, señor Gobernador, de concluir ya tu administración, Miguel, reconocerle por los logros alcanzados.

Aquí ha intentado, yo creo que hacer una apretada síntesis de importantes logros que ustedes escucharon, y que los números hablan por sí mismos; las cifras, los resultados, cuánto se ha avanzado, el esfuerzo para combatir la pobreza.

Creo que el Gobernador aquí lo ha dejado muy en claro y le quiero reconocer porque, sin duda, durante su administración, y en el tiempo que compartimos juntos, él aquí en el gobierno del estado y en el Gobierno de la República, sumamos esfuerzos. Nos pudimos entender muy bien, coordinar tareas para alcanzar objetivos compartidos en beneficio de la sociedad zacatecana.

Y en ello mi agradecimiento y reconocimiento, y desearle que tenga éxito en la conclusión de su gestión y éxito en todo lo que emprenda hacia adelante.

El segundo motivo de encontrarnos aquí es entregar este Ecoparque. Ya hemos visto cuáles son las condiciones y que forma parte, primero, de un compromiso que hice con los zacatecanos, de los varios que hice, y éste es uno más que hoy estoy entregando de manera formal, que forma parte de este esfuerzo que desde el ámbito de la Secretaría de Medio Ambiente estamos impulsando para recuperar espacios y para construir espacios ambientales que sean también espacios para la convivencia de la ciudadanía.

No sólo éstos, sino también los otros que hemos venido en rescate de espacios públicos, que hemos emprendido desde distintas dependencias en lo que tiene que ver con la tarea para la prevención del delito, que nos ha llevado realmente a recuperar distintos espacios perdidos, abandonados y lograr que en ellos la gente pueda encontrar un espacio para la sana convivencia.

Y este Ecoparque Centenario “Toma de Zacatecas”, sin duda, para los zacatecanos tiene especial relevancia; además de que se ubica en esta zona conurbada de lo que es la capital del estado, de lo que es Guadalupe, municipio.

Y creo que es un espacio amplio, grande, de buenas dimensiones, con varios atractivos aquí, para la diversión, el entretenimiento y la sana convivencia.

Me congratulo, realmente, de poder acompañar el día de hoy la inauguración de este parque, que es cumplimiento de un compromiso más.

Y junto a éste están otras obras que sé que están por concluirse, como es el centro cultural que el Gobernador ha impulsado, que hemos apoyado, pero que hay ahí una suma de recursos para que esta obra se realice, lo mismo que otras obras de infraestructura que están en proceso de realizarse.

Déjenme decirles que además de ello, ustedes aquí han sido testigos de la entrega, obviamente, sólo simbólica de algunas viviendas que forman parte del Programa Vivienda Joven.

Y éste es un programa que emprendimos a partir, precisamente, del IMJUVE, que fue quien, aquí está José Manuel, que fue este espacio donde los jóvenes nos demandaron un apoyo de parte del Gobierno para poder contar con vivienda, distinta de aquella a la que jóvenes pueden acceder por estar en la derechohabiencia de algún Instituto de Seguridad Social, quienes están, obviamente haciendo sus aportaciones al INFONAVIT, al FOVISSSTE, obviamente tienen acceso al crédito que les da o les permite adquirir vivienda.

De hecho, han sido más de tres millones, 3.4 millones de apoyos que para vivienda nueva o para remodelación de vivienda ha entregado esta Administración y, particularmente, para jóvenes, para población que va entre los 18 y 29 años.

Hemos apoyado para la adquisición de vivienda a más de medio millón de jóvenes, a través de distintos institutos.

Hoy el Programa de Vivienda Joven permite que aquellos jóvenes que no tienen acceso a ninguno de estos mecanismos que dan o que otorgan los Institutos de Seguridad Social o el propio INFONAVIT, por ejemplo, puedan encontrar una manera de adquirir una vivienda.

Yo les preguntaba, por ejemplo, a Perla. Perla tiene hoy una casa que debe de tener un valor aproximadamente de 120 mil pesos, que es la que ya es su propietaria y a los demás jóvenes a quienes entregué las llaves de su casa, aunque ya la conocen, de hecho, ya la están habitando.

Ya están habitando su vivienda.

Y realmente entre subsidios de distintos mecanismos de apoyo, realmente están recibiendo un apoyo del orden que va entre 70 y 80 mil pesos, y ellos cubrirán la parte restante.

Es un apoyo importante y relevante, sobre todo, para jóvenes que están empezando a hacer camino en la vida, que están empezando a construirse una oportunidad, y que lo más importante es tener un espacio donde estar y donde vivir, y donde hacer familia.

Y ese es el sentido social que tiene este Programa Vivienda Joven; un programa que va a seguir creciendo; un programa que vamos a ampliar para todos los jóvenes que no tienen acceso a ningún otro instrumento de apoyo para hacerse de una vivienda y que encontrarán, precisamente, en este programa, un mecanismo de poder lograr quizá algo de lo más importante que uno busca en la vida: tener una vivienda, donde hacer un hogar.

Eso es lo que busca el Programa Vivienda Joven.

Y déjenme decirles, todas estas historias, como la de Perla y los otros apoyos que he entregado, cuatro que entregué aquí, de los más de 200 que solo en Zacatecas son beneficiarios de este programa, son historias que vale la pena contar.

Miren, a propósito de haber rendido hace muy poco mi Cuarto Informe de Gobierno, de haberlo presentado al Congreso, y ahí están las cifras.

Y los invito, además, a que visiten la página de Internet, que hemos hecho una página dedicada precisamente a que, de manera muy rápida, de manera muy ejecutiva, la gente pueda conocer los avances que hemos tenido de hace cuatro años a la fecha.

Porque luego no faltan las voces, que siempre serán bienvenidas, las voces críticas, las voces opositoras, las voces que a veces descalifican, que son bienvenidas, porque somos parte de una democracia.

Y en la democracia caben todas las expresiones. Cabe la libertad de expresión y cabe la opinión que disiente de algunas posiciones.

Pero lo que no está a discusión son los avances y los logros, los resultados.

Estas historias muy personales que, como reza mi lema del Cuarto Informe de Gobierno: las cosas buenas poco se cuentan, pero cuentan mucho. Y cuentan mucho para quienes son beneficiarios de ellas.

Y eso es lo que está haciendo este Gobierno: queriendo incidir y transformar la vida de muchas familias en nuestro país.

Y miren que, en este ejercicio de gobernar y de asumir la responsabilidad de ser el jefe del Estado mexicano, hay decisiones que a veces no se terminan de entender y comprender en su justa dimensión, y en el momento en el que se toman.

Pero, para el Presidente de la República, créanme ustedes que no tengo más razón, más compromiso, que velar por los mexicanos; de pensar en este país; de pensar en el futuro que tendrá México hacia adelante.

Y todo lo que hemos impulsado está pensado a partir de este objetivo: los cambios estructurales, la reforma; la Reforma Educativa, pensada en que los jóvenes tengan una educación de mayor calidad; las reformas estructurales de orden económico están pensadas para que México pueda crecer y abrir mayores espacios de oportunidad para los jóvenes especialmente, que van a ser actores protagónicos ya el día de mañana, ya muy pronto.

Las decisiones en el orden político a veces también sujetas a enorme polémica, pero me sostengo a lo que siempre he dicho: sólo las he tomado pensando en México y en el futuro que tendrá.

Y quizá hoy no se terminen de entender, pero estoy seguro que llegará el momento que se comprenda el porqué de cada decisión tomada.

Soy el primero en asumir plenamente mi responsabilidad.

Soy quien asume las decisiones, plenamente consciente del porqué y para qué las he tomado. Y seguiré actuando de esa manera, sólo pensando en algo: en México y en todos los mexicanos.

Me seguiré conduciendo con gran firmeza y con enorme compromiso. Con enorme compromiso, a partir de lo que para mí representa un privilegio de vida: ser el Presidente de los mexicanos.

Ser el Presidente y estar en esta responsabilidad, la que me ha confiado la gran mayoría de los mexicanos, para servirles, para entregar mi vida entera a esta tarea y a este servicio.

Y lograr que, durante mi Administración, en lo que estemos llevando a cabo, y ahí están los resultados que vale la pena a veces sólo quererlos ver, ahí en esos resultados poder asegurar que México tenga un futuro más promisorio. A esa tarea estamos entregados.

Por eso, me da mucho gusto estar aquí, en Zacatecas.

Agradecerles siempre la generosidad y hospitalidad de los zacatecanos, que siempre es cálida, amable y generosa.

Gracias a todas y a todos ustedes por acompañarme en este día soleado, aquí, recibiendo el calor de este espacio, pero, sobre todo, el sol que está allá arriba. Hace ratito agradecíamos a una nube que nos cubría y nos hacía sombra, pero se fue muy pronto.

Pero, gracias, porque el calor humano, y la calidez, y la hospitalidad no se ha perdido.

Zacatecas está con su Presidente.

Gracias Zacatecas.

El Presidente está hoy y siempre con Zacatecas, y con todo México.

Muchas gracias a todos.