Excelentísimo señor Presidente Enrique Peña Nieto.

A todo su equipo de colaboradores.

Al pueblo mexicano:

Un saludo caluroso del pueblo hondureño, un pueblo hermano que agradece profundamente que en su Administración, Presidente, no me cansaré de repetirlo, volvió la mirada a Centroamérica, y eso para nosotros es muy importante.

Un saludo especial a quienes hoy nos acompañan, empresarios, servidores públicos, líderes en sus respectivos gremios, gracias por acompañarnos en este momento tan especial de la relación Honduras-México.

Estoy seguro que no me equivoco al decir que hoy, como muy pocas veces en la historia entre México y Honduras existe un momento especial en nuestra relación.

Desde que asumí la Presidencia de la República sabía que era importante tirar puentes de amistad y consolidar los que ya teníamos con nuestros vecinos, pero realmente la generosidad, la hermandad que su Gobierno, Presidente, ha mostrado para con Honduras pocas veces lo he visto.

Y hoy, producto de esas buenas relaciones, hemos avanzado en materia de ir recuperando la paz y la tranquilidad a la que tenemos derecho los hondureños y cualquier ser humano en la faz de la tierra.

El primer Grupo de Alto Nivel en materia de seguridad que se constituyó con el Estado de Honduras, ha sido con el Estado mexicano y eso ha dado pie para que otros países también hagan lo mismo.

Y eso nos ha permitido, ahora, poder avanzar de manera importante en mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas.

Falta mucho, sí, pero lo que ya hemos empezado nos indica que vamos por el camino bueno.

Por otro lado, quiero destacar la presencia del sector privado mexicano en Honduras. Son nuestro principal socio comercial en términos de inversiones que cada día estoy viendo que crecen aún más.

Y como miro a muchos de ustedes aquí y además los amigos de los medios nos acompañan, le comentaba al Presidente y, a su equipo, que tenemos un plan estructurado, con una firma de mucho renombre en el mundo, financiado por parte del sector privado hondureño y por nosotros, el Gobierno, y tenemos ya una hoja de ruta muy clara.

Tiene que ver con repotenciar nuestra industria maquiladora textil, la industria manufacturera en la parte de lo que son autopartes, el tema turístico, el tema de agronegocios y, obviamente, transversal a esto lo que es el tema de vivienda, sin dejar a un lado la industria de apoyo a los negocios.

De tal suerte que empezaremos a visitar diferentes estados y ciudades de México para poder profundizar el contenido de esta hoja de ruta.

Estoy seguro que nos vamos a complementar de manera muy significativa.

La realidad de China hoy, la realidad de Asia hoy, nos indica que nuestra región mesoamericana se convierte en una región de muchas oportunidades. Entonces, yo los invito a que nos pongamos manos a la obra.

Y el concepto de Mesoamérica, hemos tratado de repotenciarlo, precisamente a raíz de la visita del Presidente Peña Nieto, a Honduras y pronto también habrán otras iniciativas en el marco del concepto mesoamericano.

No puedo dejar de mencionar lo que significará para Honduras, la construcción del gasoducto. Eso nos va a permitir elevar nuestro nivel de competitividad, aunado a eso, la ubicación que Honduras tiene en el mundo, en el Continente, en el corazón de América y poder trasladar mercaderías de un océano a otro pasando por tan escasos 391 kilómetros a través del corredor logístico, que parte de esa construcción tiene que ver con financiamiento que nos da el Estado mexicano y que aprovechamos para agradecer nuevamente, eso va a ser algo revolucionario en cuanto al comercio de la región y por qué no decirlo del comercio marítimo mundial.

También, quiero agradecer hoy públicamente el apoyo que el Presidente Peña Nieto y su equipo nos ha comprometido para lograr los objetivos que buscamos con la Alianza para la Prosperidad.

Y en una forma muy pragmática, en una forma que estoy seguro que va a ser sumamente efectiva, esa relación México con el Triángulo Norte de Centroamérica como buenos hermanos, como vecinos que somos y como bien lo ha expresado el Presidente Peña Nieto, el crecimiento en prosperidad, en oportunidades, en mejores condiciones de vida del pueblo mexicano también pasa por la prosperidad y el bienestar de sus vecinos.

Eso es lo que hacemos entre nosotros la familia, los parientes y lo que deberíamos de hacer los pueblos latinoamericanos.

Gracias, también, por eso, Presidente.

También, no puedo desconocer la enorme oportunidad que miramos en las relaciones que tienen que ver con el sector turismo de cada uno de los países.

Compartimos la cultura Maya, pero también compartimos la riqueza del Caribe, la potencialidad que tenemos en el Pacífico.

Pronto Honduras tendrá una plataforma de infraestructura en puertos, en aeropuertos, en autopistas que se va a convertir en la gran plataforma de lo que nosotros llamamos el Centro Logístico de Centroamérica para las Américas y para el mundo.

Y estoy seguro que esto va a ser también de mucho beneficio para México.

Y en materia de turismo, pronto estaremos a la vanguardia al nivel de Centroamérica y del Caribe siendo el país con mayor diversidad de productos turísticos a cortas distancias y, obviamente, a precios muy cómodos.

En materia arqueológica, quiero compartir con ustedes, que recientemente junto a National Geographic, y también a arqueólogos de la Universidad de Colorado, hemos empezado un proceso de excavación en una zona muy apreciada por Honduras, que es La Mosquitia hondureña; probablemente como dicen los expertos, estemos ante una nueva civilización.

Presidente:

Yo quiero invitarlo a que conozca ese sitio de Ciudad Blanca, es algo impresionante, y espero también, que como le decía ahora a los empresarios, quienes vayan a invertir a Honduras y deseen ver esa nueva civilización, yo me ofrezco como guía turístico personal.

Para que conozcan toda esa riqueza que Honduras tiene, y estoy seguro que con el apoyo, también, de México seguiremos estudiando esas culturas que son fascinantes.

Finalmente, reiterarles que Dios nos ubicó siendo vecinos uno del otro.

De Honduras, de su servidor, siempre esperen el cariño de hermanos, la solidaridad de siempre, y el ánimo de crecer en prosperidad para nuestros pueblos, en bienestar social y, desde luego, por una Centroamérica, un México, una Mesoamérica, como una sola región como lo hemos discutido con usted, Presidente.

Muchas gracias y buenas tardes.

Si me acompañan por favor, quiero brindar a la salud de esta hermandad entre México y Honduras, que hoy más que nunca la estoy viendo fortalecida, muy dinámica, y a la salud de un hombre visionario como el Presidente Peña Nieto, que volteó la mirada, al igual que muchos de ustedes empresarios y líderes a Centroamérica.

Siempre vamos a estar ahí, cuenten con nosotros siempre.

A la salud de México y Honduras.