Es un placer para mí darle la bienvenida a usted y a su Delegación a la ciudad de Quebec y a Canadá.

(INTERPRETACIÓN AL ESPAÑOL)

Señor Presidente:

Tuve el honor de escuchar su discurso de Toma de Posesión, en el Palacio Presidencial, en el 2012, así como de asistir al almuerzo de Estado que ofreció posteriormente.

Estoy encantado de poder retribuir hoy su hospitalidad.

Este lugar es realmente especial para los canadienses. Al igual que el Centro Histórico de la Ciudad de México, el Casco Antiguo de la Ciudad de Quebec ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es para mí un gran placer el recibirle en la Ciudadela de Quebec, ante este espléndido telón de fondo histórico.

Su Visita de Estado es importante por muchas razones:

Canadá y México tienen mucho en común, así como un gran potencial para formar una alianza más fructífera y mayor prosperidad.

Nuestros dos países creen en la democracia, la buena gobernanza, los derechos humanos, el Estado de Derecho, las oportunidades económicas incluyentes y el respeto por el medio ambiente.

Nos complace estar aliados al compromiso a largo plazo de México por hacer de América del Norte un lugar más seguro, más próspero y más humano para todos nuestros ciudadanos.

Además, de todo lo que hemos logrado, es tanto lo que podemos alcanzar juntos.

Ayudemos a un número mayor de estudiantes y profesores para que viajen entre nuestros dos países.

Generemos más inversiones y propiciemos mayores relaciones comerciales para estimular la prosperidad económica.

Dejemos a las generaciones futuras un medio ambiente más limpio y sostenible.

Y pensemos en distintas formas de forjar un mundo más solidario, incluyente y justo.

Los lazos entre nuestros pueblos son la base de nuestra antigua amistad, que también son la clave de nuestro futuro y nuestra prosperidad.

Canadá y México ya trabajan juntos de tantas formas.

Su visita contribuye a fortalecer y realzar los lazos entre nuestras instituciones académicas, gobiernos, empresas e instituciones culturales.

Durante su visita a Canadá, se reunirá usted con muchas personas que trabajan arduamente para reforzar los vínculos existentes entre nuestros dos países. Cuando hable con ellas, descubrirá aliados voluntariosos y nuevos amigos.

Será usted testigo del creciente interés y de las oportunidades para el comercio, las inversiones entre nuestros países.

También existen oportunidades para la innovación en todos los sectores.

Los intereses de nuestros dos países convergen en numerosas cuestiones regionales y mundiales.

Trabajamos juntos a través de las Naciones Unidas, la Alianza del Pacífico y, por supuesto, la Organización de los Estados Americanos en la defensa de los valores que compartimos, como son la paz, la prosperidad y la dignidad humana en nuestro hemisferio y en el resto del mundo.

Canadá adscribe una gran importancia en su relación con México y deseamos preservar esa amistad.

Espero con sumo interés el poder dialogar con usted y su delegación sobre la manera de consolidar nuestra relación.

Bienvenido a Canadá.