Excelentísimo señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Queremos manifestarle nuestro profundo agradecimiento por el honor que nos hace de venir a nuestra ciudad, que es pequeña, pero muy rica en historia.

Comayagua es una de las ciudades más antiguas de nuestro país, fue capital de Honduras, también, y ha sido protagonista de diferentes acontecimientos tanto de la época colonial como de la época republicana.

Es rica en historia, es rica en cultura, es rica en tradiciones y lo más importante que tratamos de mantener y cuidar nuestro legado histórico como Patrimonio Nacional, pero también interactuamos en los tiempos actuales, transitando por el desarrollo moderno del mundo de este momento.

Queremos decirle que esta ciudad fue fundada en el año 1537, siendo capital de Honduras hasta el año de 1880.

Su presencia nos hace sentirnos profundamente emocionados.

Debemos manifestar, señor Presidente, que para nosotros es un acontecimiento histórico saber que uno de los Mandatarios, de uno de los países más importantes de Latinoamérica, visita nuestra ciudad.

En ese sentido, nos sentimos distinguidos con su presencia, honrados y fortalecidos.

Por tal razón, en nombre de todos estos ciudadanos que viven en esta Ciudad de Comayagua, en nombre del gobierno local que me toca presidir, queremos darle la más cordial bienvenida.

Decirle que le recibimos con los brazos abiertos, llenos de alegría.

Y entregamos a usted la Llave de la Ciudad como una muestra de nuestro agradecimiento por su visita tan honrosa que nos hace.