(Interpretación al Español)

Excelentísimo señor Presidente Peña Nieto, distinguidos representantes empresariales chino-mexicanos, distinguidos huéspedes, señoras y señores:

Con este tiempo dorado de otoño de noviembre en Shanghai, tenemos aquí presente la delegación mexicana gubernamental, así como económico-comercial dirigida por el señor Presidente Peña Nieto.

Aquí, en nombre del Gobierno Municipal de Shanghai, así como pueblo chino, dar la efusiva bienvenida a los distinguidos invitados mexicanos.

A pesar del Océano Pacífico que nos separa, pero seguimos siendo íntimos amigos y socios.

Desde la vinculación de relación diplomática desde hace 42 años, siempre mantenemos un desarrollo sano en diferentes ámbitos, con alto nivel político, como a financiamiento político, intercambios económicos, comerciales, culturales, se van también incrementando, y al mismo tiempo mantenemos también coordinación y colaboración en asuntos internacionales.

En el año 2013, la visita recíproca de los Mandatarios de ambos países, con la declaración de elevar las relaciones bilaterales a una asociación estratégica integral, y al mismo tiempo llegando a importantes consensos de colaboraciones bilaterales, entrando una nueva etapa de relaciones bilaterales de desarrollo acelerado.

En el año 2014, el último año, los cuatro encuentros de los dos Presidentes de ambos países (inaudible), las relaciones económicas, comerciales, culturales, consolidando un buen avance, así como buenas oportunidades sin antecedentes.

La reforma de apertura de China desde hace más de 30 años, hemos logrado buenos resultados, tanto económicos, como comerciales.

Shanghai, como mayor centro económico financiero, con mayor población de toda China, tenemos unas ventajas incomparables, hablando de comercio internacional, así como colaboración económica importante.

Estamos ahora en una etapa muy importante de profundización de reformas, sobre todo la puesta en marcha de la zona piloto libre comercio, hemos logrado éxitos importantes; al mismo tiempo impulsar desarrollo económico de nuestra ciudad, impulsando el intercambio económico comercial de Shanghai con el exterior, también acumula experiencia (inaudible) como extensibles para la reforma de apertura de otros lugares, en otro país.

Nuestra causa de reforma de apertura no se puede alejar del apoyo, ayuda de los grandes países en vías de desarrollo. Y también los éxitos, también crean más oportunidades para diferentes países.

Estamos dispuestos a compartir nuestros logros tecnológicos, científicos, así como resultado de nuestro desarrollo económico con los países en vías de desarrollo, incluyendo México, logrando así de una manera colaboración de igualdad, así como beneficio mutuo.

Tanto China y México somos grandes países en vías de desarrollo, y además estamos en la etapa respectivamente en su momento de transformación económica social.

Ambos países juegan un papel muy importante en APEC, así como otras organizaciones internacionales.

Las similitudes en la historia, así como en experiencias, la mejor ración natural que tenemos enfrente, es avanzar estrechando nuestra mano, sobre todo en el ámbito económico y comercial tenemos nuestras ventajas, con una gran complementariedad presentando grandes potencialidades.

Esta vez la celebración de este foro de negocio México-China en Shanghai, y además su Excelencia señor Presidente Peña Nieto va a pronunciar un discurso muy importante.

Todo esto demuestra de la parte de México su convicción y sus buenos deseos de afianzar las relaciones económicas y comerciales con China.

También nuestro Consejo Consultivo Político, también concedemos importancia a las relaciones cooperativas con México, esta vez profundizando nuestro intercambio de colaboración con la parte mexicana, impulsamos positivamente los centros empresariales de Shanghai, que emprenda una colaboración omnidireccional con México, estimulando a las empresas de capital chino de proyección internacional que conozcan los ambientes apropiados de inversiones y también oportunidades en México.

Dando pasos agigantados de salir del país con empresas mexicanas, tener una colaboración en sectores como energía, electricidad, telecomunicaciones, transporte, construcción, infraestructura, manufactura en aras de lograr resultados más concretos.

A través de estos 30 años de reformas, (inaudible) así como innovaciones, las empresas chinas ya disponen de tecnología puntera, tiene experiencia acumulada, inversiones extranjeras.

Las empresas chinas de capital chino son serias y al mismo tiempo son eficientes, pueden convertirse naturalmente en socios cooperativos ideales de la parte mexicana.

Deseamos con toda sinceridad que ambas partes podamos (inaudible) una oportunidad estrechando nuestras manos, dándonos contenidos a nuestra asociación estratégica integral; afianzando, consolidando de esta forma el intercambio entre ambos países como la amistad de ambos pueblos.

En último lugar, hago mis mejores votos para que su Excelencia señor Presidente, tenga pleno éxito su Visita de Estado en China y también que tenga pleno éxito el Foro de Negocios México-China.

Gracias a todos.