Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto; licenciado Miguel Ángel Osorio, Secretario de Gobernación; doctor Luis Videgaray, Secretario de Hacienda y Crédito Público; licenciado Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública; licenciado Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía; doctora Mercedes Juan, Secretaria de Salud; maestro Aurelio Nuño, Jefe de la Oficina de la Presidencia.

Señoras, señores:

Muy buenas tardes.

Hace 10 años, en diciembre del 2003, se realizaba en Ginebra la Primera Cumbre Mundial de la Sociedad del Conocimiento, organizada por las Naciones Unidas. El objetivo era comprender los retos que enfrentaban los gobiernos ante el uso masivo de Internet y la rápida transformación que las tecnologías de la información habían generado en cada sociedad del planeta.

Esta revolución silenciosa ha modificado la manera en que las personas vivimos, nos comunicamos, aprendemos, nos divertimos y trabajamos.

El reto para un Gobierno, hoy, es gobernar de acuerdo con las exigencias de este nuevo tipo de sociedad.

Estar informados, innovar y generar conocimiento con un gran propósito: Transformar la vida de los ciudadanos.

Las tecnologías de la información y comunicación han detonado el crecimiento económico, el desarrollo humano y el bienestar en aquellas naciones que han comprendido su potencial transformador. México tiene que ser uno de estos países.

Hoy, presentamos la Estrategia Digital Nacional, que plasma el Plan de Acción Digital del Gobierno de la República. Esta estrategia es resultado de un esfuerzo colaborativo, del diálogo con expertos, con la industria, con académicos, con Legisladores, con organizaciones civiles y con ciudadanos.

También analizamos diversas experiencias y modelos de otros países, pero lo más importante era pensar en una estrategia centrada en el ciudadano, que atendiera las demandas, necesidades y retos locales, pero que pensara globalmente.

La Estrategia Digital Nacional es el compromiso del Gobierno para transformar a México a través de la tecnología, hacerle frente al presente y estar preparados para el futuro.

La meta de la Estrategia Digital Nacional es pasar del quinto al primer lugar en América Latina. Que México sea el líder de la región. También, avanzar en nuestra posición entre los países de la OCDE en materia de digitalización.

Tenemos muy claro que contamos con 60 meses por delante para que esto se convierta en una realidad. Estamos listos para hacer frente a este reto.

La Estrategia Digital Nacional plantea objetivos y líneas de acción que constituyen un esfuerzo transversal sin precedentes, para ordenar, sistematizar y coordinar la política de digitalización de nuestro país.

Los objetivos que nos estamos planteando necesitan de cinco habilitadores.
Los cinco habilitadores de esta estrategia son: Conectividad, inclusión y habilidades digitales, interoperabilidad, marco jurídico y datos abiertos.

La conectividad es el habilitador fundamental de la estrategia. No podemos insertar a México en la sociedad del conocimiento si los mexicanos no están conectados. Esto implica tanto las necesidades de infraestructura, así como a desarrollar la competencia en el sector que se traduzca en mejores precios y servicios para los mexicanos.

El siguiente habilitador: Inclusión y habilidades digitales, porque la conectividad funciona en la medida que tenga la capacidad de servir directamente a cada persona para vivir, mejorar su calidad de vida, ser productivos y competitivos.

Tiene que ser un instrumento democratizador y que todos los mexicanos sin importar lugar ni condición sean incluidos y desarrollen las habilidades que se necesitan para usar las tecnologías de la información.

La interoperabilidad, porque el Gobierno se tiene que conectar entre sí, compartir información, con el único fin de simplificar la vida de los ciudadanos y volverse más eficiente en sus procesos.

El marco jurídico que dé certeza y confianza digital a los ciudadanos, que acelere la adopción y el correcto uso de las tecnologías. Esto contempla aspectos de gobernanza en Internet, seguridad, soberanía de datos, privacidad y protección de datos personales.

Y por último. Los datos abiertos. Esta apertura de datos útiles y accionables posiciona al Gobierno como plataforma para detonar un ecosistema robusto de innovación para fortalecer a las empresas y generar emprendedurismo y para el diseño de políticas públicas basadas en evidencias que permiten incrementar su efectividad.

Estos son los habilitadores sobre los que sustenta la Estrategia Digital Nacional.

Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando, pero no estamos esperando.

Así, desde hace casi un año, esta estrategia ha venido trabajando con todas las Secretarías y dependencias de la Administración Pública Federal en las líneas de acción de esta estrategia. Y tenemos ya avances que podemos compartir con todos los mexicanos.

En materia de Gobierno Digital, estamos en la primera fase del Beta gob.mx, el que será el portal único de trámites y servicios, y de comunicación del Gobierno de la República.

Realizamos ya el censo de todos los trámites que hay en la Administración Pública, así como el plan rector del proceso de digitalización de los mismos.

Hemos iniciado la entrega de dispositivos portátiles a alumnos de quinto y sexto de primaria, esto junto con el piloto Programa de Inclusión Digital. Nos permitirá definir cuál es el mejor modelo de inclusión tecnológica para los estudiantes mexicanos.

En materia de salud se sentaron las bases normativas para lograr el intercambio de información médica entre los integrantes del Sistema Nacional de Salud, y la inclusión del Certificado de Nacimiento en la Ley General de Salud, como un documento de uso obligatorio.

Éstas serán las bases para alcanzar la convergencia de los sistemas y el incremento de la cobertura de salud.

Para construir un Gobierno abierto para México, nos reunimos con organizaciones de la sociedad civil y con el IFAI, para integrar el plan de trabajo para los próximos dos años. Esto permitirá avanzar decididamente en la apertura gubernamental.

Desde la Oficina de la Presidencia de la República, coordinaremos todos los esfuerzos en materia de Gobierno Abierto. Esto permitirá que las acciones de Gobierno Abierto sean una política de Estado.

Rumbo a la construcción de una política nacional de datos abiertos, en la siguiente semana se publicará en línea, y una política pública se redactará de manera colectiva con la ciudadanía por primera vez.

Transparentamos, también, en un mapa digital, los fondos destinados a la atención, mitigación y reconstrucción de todos los daños causados por desastres naturales recientes, para dar una respuesta eficaz y abierta a los ciudadanos.

Con el SAT comenzamos el primer reto de innovación. Durante la Semana del Emprendedor, el reto SAT Móvil invitó a emprendedores a construir una aplicación móvil de su sitio, para que los ciudadanos puedan, a través de cualquier dispositivo, pagar impuestos, o sacar su Firma Electrónica.

También, trabajamos en la elaboración de una política en materia de tecnología que ordena las compras en tecnología del Gobierno, para hacerlas más eficientes y que permitan establecer protocolos de interoperabilidad.

Y el Plan México Conectado, que al finalizar este año se tendrá una base del 16 por ciento del total de edificios públicos conectados con 40 mil espacios conectados.

Y seguiremos trabajando porque la tarea que tenemos enfrente es digitalizar a México.

No se trata de pensar en digitalizar como una meta en sí misma, sino verla como un habilitador fundamental para el desarrollo.

La Estrategia Digital Nacional es un compromiso del Presidente de la República que parte del reconocimiento de que el derecho de acceso a la tecnología nos permitirá ser una sociedad más libre y un país con mayores posibilidades de desarrollo.

Si existe un instrumento que sirve a la democracia y una herramienta que incrementa las libertades, es Internet.

Como Gobierno debemos garantizar que Internet sea un espacio libre en el que los ciudadanos y los millones de ciudadanos que en los próximos años tendrán acceso, gocen de derechos y garantías como usuarios.

El compromiso del Gobierno es claro, respetar absolutamente la libertad de expresión en Internet, así como la privacidad y la protección de datos personales.

Construiremos un terreno donde estos derechos, sumados a los principios de soberanía y de gobernanza, ayuden a que Internet desarrolle su potencial como herramienta de innovación, de desarrollo y de transformación social.

El ritmo tan acelerado de los cambios tecnológicos obliga a que la estrategia sea un documento vivo. Un documento que se pueda perfeccionar año con año, conforme al avance de las líneas de acción y del aprendizaje que como Gobierno y sociedad construyamos colaborativamente.

Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos.

Construyamos juntos un México digital.