Estimado Presidente.

Señor Peña Nieto.

Damas y Caballeros, representantes.

Es un placer estar en México, para esta primera Visita Bilateral después de 30 años.

Las relaciones bilaterales entre Suecia y México, se remontan a la historia, a la apertura de nuestro Consulado en Veracruz en 1850.

Desde esa época, nuestras relaciones se han intensificado y profundizado.

Hoy en día, tenemos una cooperación muy constructiva en una serie de sectores, por ejemplo: promoción del libre comercio, derechos humanos, desarme y cambio climático y esto nada más para mencionar algunos cuantos.

También, hay un intercambio cultural creciente entre nuestros países. Un número de turistas cada vez mayor, incluido conmigo para admirar las bellezas de México, así como nuestras bendiciones culturales.

Imagínense cuando llega el invierno en mi país, que sucede de vez en cuando, pues nos venimos para acá.

Aquí, señor Presidente, la sociedad mexicana está llena de dinamismo, de energía y tiene un inmenso potencial para para mayor crecimiento económico.

Su agenda de las reformas, ha atraído la atención hacia México fuera de sus fronteras, incluso, por parte de la comunidad empresarial sueca que está aquí.

El comercio es esencial para Suecia, 50 por ciento de nuestro Producto Nacional Bruto proviene de nuestras exportaciones.

Por lo tanto, es importantísimo para nosotros tener una presencia muy fuerte en mercados dinámicos y tan importantes como el mercado mexicano, especialmente, en tiempos cuando en Europa, donde Suecia sigue teniendo sus mercados principales, pero Europa tiene tiempos difíciles ahora.

Suecia, tiene el segundo mercado en América Latina y sus exportaciones se han incrementado en 10 por ciento, sólo en el último año.

Nuestra comunidad empresarial tiene grandes expectativas de crecimiento en México, desean ingresar al mercado, y ya hay más de 160 empresas suecas representadas en México, hoy en día.

La Delegación empresarial que viaja conmigo tiene ahora un borde innovador en ámbitos como transporte, telecomunicaciones y cuidados a la salud.

Señor Presidente:

Inversión en desarrollo, innovación e investigación son cruciales para seguir siendo competitivos en un mundo globalizado.

Construir una sociedad de alianza con otros actores es importante. Hoy di discurso, di un discurso acerca de la innovación a los emprendedores en Suecia, y las buenas experiencias e intercambios en este ámbito. Esperemos que este contexto sea la base y plataforma para formar alianzas e intensificar la colaboración entre nuestros dos países.

La firma del Memorándum de Entendimiento entre nuestra Agencia Sueca para la Exportación y Bancomext, tiene el potencial de promover el intercambio comercial entre los dos países en un futuro cercano, y la firma de la Carta de Intención en el ámbito de cuidados a la salud, también, puede crear otra plataforma de colaboración.

Señor Presidente:

Yo también veo una necesidad de fortalecer y desarrollar los vínculos entre México y la Unión Europea. México es un actor político en la arena global muy importante en el G20, obviamente, y en la OCDE.

En Europa y México compartimos los mismos valores básicos, las ideas fundamentales acerca de la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho.

También, hay un potencial no explotado en nuestras relaciones comerciales, espero que Suecia y México, que son países orientados al libre comercio, puedan escalar las relaciones comerciales en los próximos años a venir.

En este contexto, yo tuve el placer de hablar acerca de la situación económica y política en Europa. También, lo charlé con usted esta mañana, señor Presidente.

También, fue alentador ver el interés de los jóvenes estudiantes para conocer más las experiencias europeas a nivel corporativo, acerca de la integración en el seminario que impartí acerca de la globalización y la competitividad en Europa.

Señor Presidente:

Para concluir, yo quisiera agradecerle por su hospitalidad, por la hospitalidad que usted ha mostrado a mí y a toda la delegación sueca.

Aquí tengo una oportunidad excelente para los funcionarios suecos y las empresas para reunirse con sus contrapartes mexicanos, y crear posibilidades de fortalecer los vínculos a través del Océano Atlántico.

El señor gentilmente dijo: skål en sueco, y yo digo: salud, en español, cuando llegue a mi mesa y pueda levantar mi vaso y responder a este brindis.

Muchísimas gracias.

Salud, señor Presidente.

Salud.