Dr. Hamadoun I. Touré, Secretario General de la Unión Internacional de Telecomunicaciones

S. E. Atef Helmy, Ministro de Comunicaciones e Información de Egipto
Distinguidos representantes
Damas y Caballeros:

El Internet y la tecnología han transformado todas nuestras estructuras sociales. Hace 10 años, no hubiéramos comprendido ni imaginado la dimensión de los cambios que han sucedido en esta década, cambios que sin duda han alterado las bases de nuestra sociedad.

Los retos para el gobierno han sido enormes, pero también las oportunidades, celebro que hoy podamos volver a reunirnos, y seamos capaces de mirar hacia atrás y enorgullecernos del gran trabajo que se ha llevado a cabo hasta ahora; de los avances que han hecho posible la construcción de la Sociedad de la información y el cumplimiento de los objetivos del milenio, que han sido sin precedentes. Sin embargo, aún queda mucho por hacer.

México está decidido, y ha alineado sus esfuerzos para construir un ecosistema que promueva el desarrollo y logre el crecimiento, para ello se ha valido de la promulgación de reformas estructurales, políticas y de la tecnología.

Durante todo el 2013, México promovió once reformas transformadoras en las áreas, Educativa, Laboral, Energética, Hacendaria, Financiera, de Competitividad

Económica, del Código Penal, de la Ley de Amparo, de la Seguridad Social y de Telecomunicaciones.

De todas las reformas impulsadas por el Presidente Peña Nieto el año pasado, la Reforma en Telecomunicaciones será la piedra angular que permitirá la verdadera transformación de México a través de la tecnología y hará posible un cambio profundo en el sector.

Con esta reforma, México ha reconocido el acceso a Internet como un derecho fundamental, que ahora se encuentra incluido en nuestra Constitución.

Asimismo, la reforma aumenta la competitividad, promueve el despliegue de nueva infraestructura de telecomunicaciones y establece la Inclusión Digital Universal como una obligación del Estado.

En temas de política y tecnología, el documento fundamental que delinea nuestras metas es el Plan Nacional de Desarrollo. Su objetivo principal es llevar a México a su máximo potencial.

Dentro de este Plan, se enmarca la Estrategia Digital Nacional. Dicho documento se encuentra en línea con los objetivos de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, y en este sentido, seremos capaces de proveer al mundo con historias de éxito que logren contribuir al debate global, en el que se intentan establecer las mejores prácticas para promover el desarrollo a través de el uso de Internet y de la tecnología.

A esto es a lo que le apostamos: a crear un ecosistema en donde la tecnología sea la herramienta que nos permita lograr los objetivos acordados en la declaración del milenio y aquellas metas establecidas para el post-2015. Como gobierno, no tenemos opción: le debemos este compromiso a nuestra sociedad.

Como parte de la Comunidad Global, también nos enfrentamos a nuevos retos en temas de gran importancia, como lo son la gobernanza en Internet, la neutralidad de la red, la privacidad y la protección de datos.

Respecto a la Gobernanza en Internet, México cree firmemente que lo que ha funcionado hasta ahora debe fortalecerse y mejorarse. Internet ha sido gobernado por un sistema multi sectorial, que nos incluye a todos, al gobierno, a la academia, a la sociedad civil y a las organizaciones técnicas, quienes desde sus cimientos y de manera colaborativa, han definido los principios de la gobernanza en Internet.

No podemos minimizar el debate que sucede en un ambiente multi sectorial, a un debate que se limite a ser únicamente intergubernamental. El Internet nos pertenece a todos.

México se enorgullece por que será la sede del Foro de Gobernanza en Internet en 2016, en donde continuaremos la discusión con un modelo en donde todos los interesados sean escuchados.

Los retos están presentes, y nuestro deber es continuar con nuestro trabajo promoviendo el acceso, el uso y la incorporación de las nuevas tecnologías a la vida cotidiana de los ciudadanos.

Mejorar su calidad de vida, cerrar la brecha de desigualdad y lograr un impacto positivo que genere bienestar económico, son las condiciones fundamentales para lograr un México más incluyente y más próspero, que aporte a la creación de un mundo mejor para todos.

Este es un compromiso que la sociedad debe de hacer en su conjunto, por que ninguno de nosotros solos, es tan efectivo como todos nosotros juntos. Debemos ser conscientes que la tecnología no es la que va a cambiar el mundo, sino las personas detrás de ella.

Muchas gracias.