(Interpretación al Español)

Buenas tardes.

Buenas tardes a la prensa, voy a continuar en Inglés para la claridad. Es un honor para dar estas palabras.

Buenos días de nuevo.

Este, año 2016, marca el 50 Aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre la República de Trinidad y Tobago y los Estados Unidos Mexicanos.

Es, por lo tanto, un gran honor para mí que se me haya recibido el día de hoy, en el Palacio Nacional, este maravilloso Palacio Nacional, que representa esta gran Nación.

Aquí, he presentado mis Cartas Credenciales ante su Excelencia, el Presidente Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Trinidad y Tobago valoran la relación que tienen con México, la relación que representa en nuestro hemisferio, México nuestro líder más importante y confiable.

En los últimos 50 años hemos podido fortalecer nuestra relación, ya que compartimos principios de política exterior que le dan prioridad a lo siguiente:

Primero que nada, mutuamente le damos la prioridad al respeto al Derecho Internacional y a la igualdad entre los estados.

En segundo lugar. Respetamos la soberanía y la independencia de las naciones.

En tercer lugar. Creemos en la no intervención en los asuntos nacionales, y estamos a favor de la solución pacífica de controversias, y de tener seguridad colectiva, a partir de nuestra participación en organismos internacionales.

Quiero hacer referencia a la promoción de la seguridad colectiva.

Trinidad y Tobago reconocen las contribuciones significativas que ha México para mejorar la cooperación en materia de seguridad internacional, como ustedes ya sabrán, el establecimiento del Acuerdo contra las Armas.

Trinidad y Tobago acoge con beneplácito que la Presidencia de la Conferencia de los Ministros de las Américas esté en manos mexicanas, ya que será el número 13, que se celebre en el 2018.

Confiamos que el hemisferio, una vez más, se beneficiará del liderazgo de México en el área de seguridad internacional y la cooperación en materia de defensa.

En otro campo, la economía de México y de Trinidad y Tobago, también comparten similitudes estructurales y se concentran en imperativos estratégicos.

Primero que nada, en el contexto regional, todos los países se benefician substancialmente de la fortaleza de nuestras economías, México, Norte y Centroamérica y Trinidad y Tobago en la comunidad del Caribe.

En segundo lugar. La energía y el sector servicios son pilares principales en nuestro quehacer industrial.

Asimismo, como miembros responsables de la comunidad internacional participamos en el Movimiento Global para adaptarnos y mitigar los efectos destructivos del cambio climático.

Tanto México como Trinidad y Tobago trabajamos simultáneamente en el proceso de revitalización y reestructuración de nuestros sectores energéticos. Esto en respuesta a los factores del mercado global, incluso, todavía más importante, a la emergencia de fuentes de energías sustentables y renovables para el consumo nacional.

En lo que respecta a nuestros intereses mutuos en cuestiones de seguridad y cuestiones económicas, ambos estamos desarrollando iniciativas para fortalecer nuestras relaciones bilaterales; también, hay cooperación a nivel multilateral muy activa en el marco de CARICOM y la relación que empezaron en el 74 entre México y este grupo de países.

Finalmente, México es el socio más importante de Trinidad y Tobago, ya que tenemos acceso simultáneo al Continente Americano y al Pacífico, y eso incluye nuestra calidad de observador en la Alianza del Pacífico que fue aprobado en mayo del 2014, con el apoyo de México, y por lo cual estamos muy agradecidos

Más allá del crecimiento y fortalecimiento de nuestras relaciones diplomáticas bilaterales-económicas, en materia de seguridad y que crecen año con año y con cada administración, hay, aún así, oportunidades de tener más negocios, entre negocios y fortalecer nuestras relaciones sociales, a través de nuestras instituciones educativas y culturales, al igual que con la sociedad civil.

Estas oportunidades las vamos a aprovechar en los próximos años para fortalecer la relación tan confiable y de la larga data, que existen ya entre los Estados Unidos Mexicanos, esta gran Nación, y la República de Trinidad y Tobago.

Quisiera darles las gracias por la cortesía de su atención y espero el apoyo de todos ustedes en el futuro, para promover los intereses mutuos y estratégicos que tienen conjuntamente México y Trinidad y Tobago.

Y quiero aprovechar esta oportunidad para felicitarles, y desearles lo mejor por la celebración del Día de las Naciones Unidas este 24 de octubre.

Muchas gracias.

Y me dará gusto, si es que hay preguntas, tomar dos.