Al recibir en el Palacio Nacional al Presidente de la República de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, el Primer Mandatario mexicano dijo que “México está en una política exterior de mayor acercamiento con toda la región Latinoamericana; México se asume plenamente como un país latinoamericano, y de manera muy especial con la región de Centroamérica”.

En un mensaje a los medios de comunicación, posterior a la reunión bilateral, el Presidente Peña Nieto explicó que en el marco de la visita Oficial que realiza el mandatario salvadoreño a nuestro país, se establecieron distintos mecanismos para ampliar la cooperación entre las dos naciones.

Mencionó que se trabajará “para que recursos que fomenten el desarrollo industrial en El Salvador puedan lograrse a través de la infraestructura que México proyecta desarrollar en materia de transmisión de electricidad, y en los gasoductos que habrán de construirse para poder llevar gas natural a la región Centroamericana”.

“Estos proyectos están en curso, y sin duda vendrán a promover el desarrollo industrial en El Salvador”, añadió.

Ambos mandatarios atestiguaron la firma de distintos documentos que permitirán ampliar y fortalecer la cooperación entre los dos países.

El Presidente de México dijo que “es un relanzamiento de esta relación fraterna de hace ya muchos años, en la que habíamos dejado en el paso de los años los acuerdos de cooperación”.

Hoy la estamos relanzando en un acuerdo de alto nivel, especialmente en temas que a ambos gobiernos nos ocupan y que son de particular interés, como son el de la seguridad, la migración y el respeto a los derechos humanos.

FUE UN ENCUENTRO MUY PRODUCTIVO Y CON PROFUNDO ESPÍRITU DE SOLIDARIDAD, RESPETO Y HERMANDAD: SÁNCHEZ CERÉN

A su vez, el Presidente de la República de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, afirmó que coincide plenamente con la visión del Mandatario mexicano en que la visita que realiza a nuestro país es reflejo de la cercanía, la amistad y la importancia que revisten los lazos históricos que unen a ambas naciones.

Destacó que el encuentro fue muy productivo y con un profundo espíritu de solidaridad, respeto y hermandad. Abordaron temas cruciales de la agenda bilateral como migración, combate a la narcoactividad y delincuencia organizada; así como asuntos políticos, diplomáticos, comerciales, de inversión, cooperación, e integración regional para los próximos años.

El Presidente salvadoreño aseveró que para su Gobierno es de sumo interés darle seguimiento al tema migratorio “en el marco de respeto y garantía de los derechos humanos”, y subrayó la importancia de brindar una atención integral y diferenciada a grupos en situaciones de vulnerabilidad. En este sentido, enfatizó su interés por conocer el sistema de protección migrante que desarrolla el Instituto Nacional de Migración, con énfasis en el Programa Somos Mexicanos.

Asimismo, expresó su interés por construir una agenda de desarrollo que permita potenciar la complementariedad y cooperación, a fin de ampliar proyectos en materia de infraestructura, interconectividad y desarrollo social.

“Tiene en El Salvador a un pueblo aliado para el crecimiento y un pueblo amigo, solidario y con el mismo anhelo de promover la paz, la democracia y los derechos humanos como valores universales”, reiteró al Presidente Peña Nieto, y refrendó la total voluntad del pueblo salvadoreño “por continuar juntos profundizando estos vínculos, teniendo siempre como horizonte el desarrollo y bienestar de nuestras naciones”.

MÉXICO Y EL SALVADOR ESTÁN UNIDOS POR UN VÍNCULO DE AMISTAD DESDE HACE MÁS DE 175 AÑOS

En la comida que ofreció en su honor el Presidente de México, el mandatario Sánchez Cerén afirmó que con el relanzamiento de la relación bilateral, y “ahora con su liderazgo, con su juventud, que le pone una dinámica y un dinamismo a México y a Centroamérica, y a todo el proceso de integración, nos sentimos muy agradecidos, inmensamente agradecidos de que esta visita sea muy productiva”.

Destacó que México y El Salvador están unidos por un vínculo de amistad desde hace más de 175 años, con profundas raíces históricas y culturales, con grandes muestras de solidaridad, “y hoy, sin duda, estamos forjando una alianza para el futuro”.

Dijo que el pueblo salvadoreño ha comprendido que el mejor camino para resolver sus problemas, para encontrar soluciones a las dificultades, es el entendimiento, el diálogo, la democracia y la paz.

EL PRESIDENTE SALVADOREÑO ES UN IMPORTANTE LUCHADOR SOCIAL, PROMOTOR DE LA DEMOCRACIA Y LA PAZ Y UN GRAN AMIGO DE MÉXICO: EPN

A su vez, el Presidente Peña Nieto le expresó que la relación bilateral “camina a paso firme”, a tan sólo cinco meses de iniciado el mandato del Presidente Sánchez Cerén. Confió además en que, “juntos, habremos de llevar nuestra relación bilateral a un nuevo y mejor nivel de interlocución y de cooperación”.

El Presidente de México agradeció a su homólogo de El Salvador su voluntad manifiesta de relanzar la relación bilateral, y dijo que los documentos signados este día son reflejo de esa buena voluntad compartida.

El Presidente Peña Nieto señaló que “nuestros países tienen desafíos comunes, que los habremos de trabajar juntos a través del diálogo y la confianza mutua, como la migración y el combate al crimen organizado transnacional”.

Destacó que el Presidente salvadoreño es un importante luchador social, promotor de la democracia y de la paz, y un gran amigo de México. Expuso que El Salvador y México han trabajado juntos por la vigencia de esos valores fundamentales en América Latina, y en particular en Centroamérica. Dijo, también, que el Mandatario salvadoreño fue protagonista del episodio histórico de la firma de los acuerdos de paz que se firmaron en México en 1992, para su país, y que cambiaron para bien la vida en El Salvador.