Al encabezar la ceremonia de entrega de ascensos y condecoraciones a integrantes de las Fuerzas Armadas, en el marco del 104º aniversario de la Revolución Mexicana, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que “México está dolido, pero el único camino para aliviar este dolor es el de la paz y la justicia”.

Aseguró que el Ejército Mexicano, la Armada de México y la Fuerza Aérea Mexicana “son instituciones indispensables para la paz, el orden y la tranquilidad de los mexicanos; contribuyen a la seguridad interior y a combatir frontalmente a la delincuencia organizada que tanto lacera a nuestra sociedad”.

Mencionó que “lo que los mexicanos demandan es que la ley se cumpla, que prevalezca el orden, y que avancemos juntos hacia mayores condiciones de prosperidad. La gran responsabilidad que tenemos es construir un México en el que sus familias sigan progresando y cuenten con mejores oportunidades para desarrollarse plenamente”.

En el evento, realizado en el Campo Marte, el Primer Mandatario afirmó: “Los mexicanos decimos no a la violencia. Sociedad y gobierno rechazamos, categóricamente, cualquier intento por provocarla o alentarla”, añadió.

Señaló que “en los integrantes del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea hay un ejemplo vivo de miles de mujeres y hombres que sirven al máximo de sus capacidades a México, a sus instituciones, a la sociedad y a la democracia”.

Expresó su felicitación a quienes este día recibieron ascensos o condecoraciones, por su permanente formación, destacado desempeño e invariable profesionalismo. En especial, al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, a quien entregó la Condecoración por la Patria, al cumplir 50 años de servicio.

El Primer Mandatario señaló que “hemos emprendido cambios de fondo para que todo mexicano, independientemente de su lugar de origen o condición social, pueda llegar tan lejos como se lo proponga”

EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN MEJOR PAÍS, TODOS LOS ESFUERZOS SUMAN, TODOS SON IMPORTANTES

“El proyecto de trasformación nacional avanza en esa dirección. Concretarlo requiere de la participación de todos. En la construcción de un mejor país, todos los esfuerzos suman, todos son importantes”, subrayó.

A los integrantes de las Fuerzas Armadas, el Presidente Peña Nieto les expresó: “ustedes son un Ejército del pueblo y para el pueblo. Son militares que dedican su vida a servir a sus compatriotas y que incluso están dispuestos a entregarla por el bien de México”.

“Celebro que nuestras instituciones militares estén preparadas para afrontar los desafíos del presente y estén comprometidas a hacerlo con pleno respeto a los derechos humanos”, puntualizó.

El Titular del Ejecutivo Federal dijo que el Gobierno de la República no cejará en sus esfuerzos por hacer que impere el Estado de Derecho y la justicia en todo el territorio nacional. “En este propósito, la aportación de nuestras Fuerzas Armadas es fundamental, como esencial es la confianza de la sociedad mexicana en ellas”.

Indicó que “bajo ninguna circunstancia pueden ponerse en duda los leales y nobles servicios que las Fuerzas Armadas han prestado y prestan a la Patria entera”. Agregó que “la grandeza de una institución centenaria, el trabajo de más de 212 mil soldados de México, no debe calificarse a partir de los contados elementos que se pudieron haber alejado de sus principios y mística de servicio”.

El Primer Mandatario refirió que nadie puede poner en tela de juicio el auxilio que los integrantes de las Fuerzas Armadas brindan a las poblaciones afectadas por fenómenos climatológicos. “Tampoco se puede olvidar su intervención oportuna para proveer alimentos, reconstruir hogares, y sobre todo, salvar vidas”.

LA PRINCIPAL FORTALEZA DE LOS MEXICANOS, ES LA UNIDAD: CIENFUEGOS ZEPEDA

El General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional y merecedor de la Condecoración por la Patria al cumplir 50 años de servicio, aseveró que las Fuerzas Armadas trabajarán “en coordinación y cooperación con autoridades de los tres órdenes de Gobierno, hombro a hombro con la ciudadanía, apegando siempre nuestra conducta a las leyes con irrestricto respeto a los derechos humanos”.

Continuarán, dijo, “cumpliéndole a la Patria, de día y de noche, en la totalidad de la vasta geografía de la República”. “Lo haremos privilegiando el diálogo y la prudencia, actuando con firmeza y decisión cuando sea necesario”; de frente, sin ocultarnos y con el único interés de servir a la población, colocando a los ciudadanos en el centro de nuestras acciones. “Siempre con plena observancia a las decisiones que el poder civil determine”, subrayó.

Al expresar que el principal baluarte de México es su gente y la principal fortaleza de los mexicanos es la unidad, hizo un llamado a generar acuerdos y consensos con voluntad, visión, y determinación, a unirse “sociedad, gobiernos y fuerzas armadas para seguir el camino del progreso y llevar al país al sitio que merece”.

Pidió dejar de suponer que “los grandes retos que enfrentamos, como la inseguridad y el crimen organizado, son sólo culpa del Gobierno; esa actitud poco abona, son problemas de todos, y sólo juntos podremos vencerlos, son problemas de Estado, no de Gobierno”.

Agregó que ni la delincuencia ni cualquier otro antagonismo podrán jamás someter a la democracia; y enfatizó que en momentos de desunión es cuando la Patria ha sufrido sus mayores fracturas. Señaló que en cambio, el camino de la unión y del progreso muestra la necesidad de trabajar día a día para robustecer la democracia y las instituciones, dar cabida a la pluralidad de ideas y opiniones, respetar la ley y el Estado de Derecho, y hacer converger objetivos para impulsar el desarrollo y la seguridad.

Cienfuegos Zepeda refirió la necesidad de que la pluralidad y las diferentes visiones permitan el ascenso y desarrollo del país en lugar de ser obstáculos. “Juntos, los mexicanos con ferviente amor por México somos más para superar cualquier obstáculo. Unámonos para resolver los desafíos que enfrentamos, hagamos que el esfuerzo colectivo nos permita tener un mejor país”, puntualizó.

LOGREMOS QUE LA EXIGENCIA DE CIVILIDAD Y RESPETO A LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS NOS CUBRA A TODAS Y TODOS: SILVA MEZA

El Ministro Juan N. Silva Meza, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, expresó que el tiempo presente requiere “refrendar nuestra unidad indeclinable para mantener viva la paz y la armonía entre los mexicanos”. Recordó que la Revolución nos dejó instituciones y leyes para evitar que la experiencia sangrienta, que nos hizo nacer como Estado moderno, se vuelva a repetir.

Señaló que el pasado “explica nuestra pertenencia a esta comunidad, formada desde entonces en y para la libertad, para la paz, para la tranquilidad”. Reiteró el respeto a la Constitución, cuyos cambios y transformaciones recientes “nos obligan a tener muy presente el pasado por el bien del país, respetemos a la Constitución, respetemos el deber de civilidad, de honorabilidad que el régimen constitucional espera de todas y todos”.

“Logremos que esa exigencia, la del país de civilidad y respeto a la dignidad de las personas, nos cubra a todas y todos”, dijo, al enfatizar que en el Poder Judicial de la Federación “estamos empeñados en estar a la altura de esa exigencia, trabajando cada día para ampliar el acceso a la justicia”.

NUNCA MÁS LA VIOLENCIA DEBE SER CAMINO PARA RESOLVER NUESTRAS DIFERENCIAS: SILVANO AUREOLES CONEJO

Silvano Aureoles Conejo, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, afirmó que a 104 años del inicio de la Revolución Mexicana, “nunca más la violencia debe ser el camino para resolver entre nosotros las diferencias, las demandas o las exigencias”, porque, dijo, “siempre habrá la oportunidad para el diálogo”, para construir la ruta que necesita el país.

Mencionó que en la actual Legislatura el trabajo ha sido intenso, “pero las diferencias entre las fuerzas políticas no han sido obstáculo para arribar a los acuerdos, ni para tomar decisiones que, estimamos, le convienen al país”.

Por ello, agregó, “hoy más que nunca debemos de afrontar con unidad, desde el espacio de cada uno, con la mayor responsabilidad las tareas que nos conciernen en el marco de nuestras atribuciones”.

Señaló que en el año 2014, “nuestra apuesta es por un país con desarrollo, por un México que avance en el combate a la pobreza y a la disminución de las desigualdades, con una mejor educación y con mayores oportunidades, sobre todo para nuestras niñas, niños y jóvenes”.

Precisó que México es un país que se encuentra en permanente construcción de su destino, y subrayó que, en ese proceso, es muy importante la coordinación de los Poderes del Estado, en un diálogo abierto y respetuoso de la diversidad ideológica.

Dijo que con esta premisa como base, ha sido posible, a lo largo de las últimas décadas, la alternancia como expresión de que la transición es una vía y que en este proceso de construcción de acuerdos, “es posible caminar y decidir juntos”.

EN LAS INSTITUCIONES CREEMOS EN LA PAZ Y LA UNIDAD NACIONAL: MIGUEL BARBOSA HUERTA

Miguel Barbosa Huerta, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, afirmó que “en las fuerzas políticas, en las instituciones, creemos en la paz”, y destacó que, además, “apostamos a la unidad nacional, apostamos a recuperar la credibilidad que la sociedad debe tener en el ejercicio del poder”.

Confió en que con la colaboración de todas y de todos “vamos a seguir construyendo el destino de nuestro país”, y expresó que hoy, toda la sociedad en su conjunto, requerimos refrendar el pacto social y lo que tendrá que ser la nueva etapa del constitucionalismo mexicano.

Manifestó: “no tenemos dudas de los liderazgos del país. Debemos de apoyar los liderazgos, pero primero tenemos que apoyar a las instituciones. Vamos, con la participación de quienes nos involucramos en los órganos del Estado mexicano, a dar cuenta de ello”.

Expuso que “en México estamos por la construcción de una sociedad cada vez más igualitaria. Queremos garantizar el respeto absoluto a los derechos humanos, mejor acceso a la justicia, construir un nuevo modelo de combate a la corrupción; queremos mexicanas y mexicanos con un destino cierto. Se están dando los pasos adecuados. No tenemos duda de que estamos haciendo esfuerzos, todos, para ello”.

LAS FUERZAS ARMADAS SE SUMAN A LA CONSOLIDACIÓN DE LAS METAS NACIONALES QUE IMPULSA EL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: GENERAL JIMÉNEZ MENDOZA

El General de División, Germán Javier Jiménez Mendoza, Comandante de la Séptima Región Militar, dijo al Presidente Enrique Peña Nieto que “ante complejos escenarios, las grandes naciones se guían por la voluntad, la entereza y el liderazgo de sus gobernantes, cualidades que los hoy condecorados y ascendidos identificamos plenamente en usted”. Agregó que reconocen y agradecen al Primer Mandatario, su “empatía con la gran familia militar”.

“Para todo soldado o marino ser condecorado o lograr el ascenso representa recompensa por una ardua e incesante labor militar; reconocimiento a quienes en su actuar diario ejercen las virtudes de honor, valor, lealtad, patriotismo, honradez y abnegación”; mismos ideales que las Fuerzas Armadas conjuntan con el Ejecutivo Federal para contribuir en la consolidación de las metas nacionales que impulsa el Presidente Enrique Peña Nieto, y “llevar a México a su máximo potencial”.

El General Jiménez Mendoza, informó que en el marco del 104 Aniversario de la Revolución Mexicana, se premió por perseverancia en todo el país a un total de 23 mil 978 efectivos, “que han cumplido con dedicación de forma ininterrumpida 10 años o más en el servicio activo”; se condecoró con el mérito deportivo a 83 atletas militares, y ascendieron al grado inmediato superior un total de 14 mil 633 efectivos.