·  Dijo que México ha demostrado que, en democracia, se puede transformar.

·  En la Sesión Plenaria: A new agenda for Latin America, estableció que las reformas nos dan este mejor blindaje frente al escenario mundial de volatilidad y de aversión al riesgo.

·   En Davos se reunió también con líderes de los medios de comunicación globales y de empresas internacionales que tienen presencia o interés por invertir en México.

Al participar en la Sesión Plenaria: A new agenda for Latin America, en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que en México “estamos empeñados y claros que, más allá de la coyuntura que hoy presenta el escenario de caída en los precios del petróleo, estamos resueltos y decididos a instrumentar, en tiempo y forma, la Reforma Energética”.

Dijo que “el que hoy tengamos precios del petróleo bajos, no frena, ni limita, ni detiene la instrumentación de la Reforma Energética, en la etapa que corresponda ahora instrumentar”.

Señaló que México ha demostrado que se puede transformar en democracia, y recordó que desde hace 80 años en nuestro país ha habido estabilidad política. “Hemos consolidado nuestra democracia. Hemos dado espacio a que las diferentes voces, las diferentes ideologías y las distintas formas de pensar se puedan expresar políticamente”, indicó.

Explicó que “es en ese escenario donde, en democracia, logramos hacer un gran acuerdo político, es algo que quiero destacar, y fue logrado hace tres años, cuando iniciaba mi Administración, en diciembre de 2012”.

Mencionó que “casi de inmediato logramos, junto con la participación de las principales fuerzas políticas de mi país, establecer una agenda de cambios y una agenda de transformaciones, que se habían pospuesto por muchos años”.

En una sesión moderada por Moisés Naím, miembro del Carnegie Endowment for International Peace, el Mandatario mexicano señaló que “en los últimos años, justamente, lo que hemos demostrado y nos hemos demostrado, y le hemos demostrado al mundo, es que sí podemos transformarnos y transformarnos positivamente”.

Así, agregó, “en esa ruta estamos. Estoy optimista, realmente, de cómo México se viene transformando, y de un horizonte muy promisorio que le espera a nuestro país, en los próximos años, precisamente a partir de lo que hemos construido entre todos los mexicanos”.

Expuso además el rumbo que claramente se ha trazado de aquí al término de su Administración:

Primero, “preservar nuestra fortaleza y nuestra condición, nuestros fundamentos macroeconómicos. Es nuestra principal prioridad mantener esta condición”.

Segundo. “Llevar a cabo la debida y eficiente instrumentación de las reformas estructurales, entre ellas la Reforma Energética”.

Asimismo, el Presidente Enrique Peña Nieto destacó que frente al escenario adverso que el mundo presenta, “México se sigue moviendo, sigue creciendo económicamente”.

Señaló que “cuando observamos en otros países desaceleración económica, en México estamos creciendo. No estamos alcanzando los niveles obviamente deseados, pero, sin duda, se contrasta nuestro crecimiento económico con el que tienen otras partes del mundo, y particularmente de la región latinoamericana”.

Subrayó que hay “al menos tres reformas que, sin duda, nos dan este mejor blindaje frente al escenario mundial que estamos viviendo”: la Reforma Energética, la Reforma en Telecomunicaciones y la Reforma Financiera.

La Reforma Energética, expuso, “rompe con el modelo que México tuvo en los últimos 50 años; se abre este sector, el de la explotación de nuestros recursos en el subsuelo, los hidrocarburos, lo mismo que el sector eléctrico, para propiciar competencia, y que vaya esto en beneficio de los usuarios, en beneficio de la sociedad, para que estos insumos puedan adquirirse en mejores condiciones y a precios más baratos; lo mismo para las familias, que para el comercio, que para la industria”.

En tanto, de la Reforma en Telecomunicaciones, abre al sector a una mayor competencia para proveer servicios de telefonía móvil y fija; así como de Internet, y con ello elevar nuestra condición de competitividad.

De la Reforma Financiera, dijo que ésta “apuntala una necesidad que como país teníamos, que si bien contábamos con un sistema financiero, como lo tenemos, robusto, sin duda el nivel de crédito que había en nuestro país estaba muy por debajo del que tenían otras economías. Y hoy el nivel de crédito en México está creciendo”.

Ante los líderes económicos, políticos y financieros que asisten al Foro Económico Mundial de Davos, el Presidente Enrique Peña Nieto puntualizó que las reformas y cambios estructurales que comprometió en el 2012 “hoy son una realidad”, y eso, aseveró, “también nos da una condición de mayor fortaleza frente a este escenario que el mundo nos está presentando, de alta volatilidad, de incertidumbre, de aversión al riesgo”.

Explicó que “frente a ese escenario, México está mejor preparado. Las reformas no están en la teoría. No. Están en los beneficios. Eventualmente, sin duda, los habrá, aún más en la maduración que tenga la implementación de las reformas, pero ya desde ahora se aprecian beneficios muy importantes”.

Al respecto, rememoró: “Los temas que yo recuerdo se discutían en la campaña político-electoral de 2012, en la que participé como candidato y de la que resulté triunfador, son temas que para muchos era impensable que fueran a concretarse. Reformas y cambios estructurales que hoy son una realidad”.

Al término de la sesión plenaria, el Presidente Enrique Peña Nieto asistió a una Reunión con Media Leader’s Community, en la que participaron editorialistas, directores, editores y dueños de medios de comunicación globales, y luego sostuvo un encuentro con los integrantes del Business Interaction Group on Mexico, conformado por líderes de empresas internacionales que ya tienen presencia o interés por invertir en México.

En esta última reunión, participaron también el Secretario de Hacienda y Crédito Público, y de Economía, Luis Videgaray Caso e Ildefonso Guajardo Villarreal, así como el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

Enseguida, y como última actividad en Davos, el Presidente Enrique Peña Nieto se reunió con el Presidente Ejecutivo y Fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en el Centro de Congresos, sede del encuentro de los líderes económicos y financieros de todo el mundo.