• Formuló tres importantes anuncios al amparo de la reforma energética:

-En el segundo trimestre del año, CFE convocará a la licitación de la primera línea de transmisión, con participación privada, destacó. 

-Los primeros días de diciembre se realizará la cuarta licitación de la Ronda Uno, correspondiente a los yacimientos de exploración, localizados en aguas profundas del Golfo de México, indicó.

- A partir del 1 de abril de 2016, cualquier empresa podrá importar gasolinas y diésel, lo que se verá reflejado en mejores precios en nuestro país, señaló.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, destacó hoy tres anuncios durante el mensaje inaugural que ofreció en el marco de la 35ª Conferencia Global de Energía IHS CERAWeek, la cual conjunta a los líderes en tecnología, finanzas, políticas e industria de las mayores empresas del sector energético en el mundo:

La licitación de la línea de transmisión de la Comisión Federal de Electricidad; ir hacia adelante en la Ronda 1.4, o en la cuarta licitación; y el adelanto de la importación de combustibles de terceros. Con ello, resaltó, “México deja claro que la Reforma Energética avanza con paso firme y decidido”.

En este evento, durante el cual recibió el premio IHS CERAWeek Global Energy Lifetime Achievement, de manos de Daniel Yergin, Cofundador y Presidente de CERA, el cual se otorgó por primera vez a un Jefe de Estado, el Presidente Peña Nieto detalló que en 2015 se pasó de un esquema de precio único de gasolinas y diésel, a un esquema de precio máximo, “y a partir del 1 de enero de este año, se permite que las estaciones de servicio no tengan que ser de una franquicia de Petróleos Mexicanos (PEMEX), y el suministro no estará condicionado a la franquicia”.

Como parte de este proceso enfatizó que en 2017, empresas distintas a PEMEX podrían importar combustibles. “Aquí quiero anunciar que vamos a adelantar esta apertura. A partir del 1 de abril de 2016, cualquier empresa podrá importar gasolinas y diésel”, lo que se verá reflejado en mejores precios en nuestro país.

Destacó que esta apertura a las importaciones de terceros es una acción contundente que detonará una fuerte inversión privada, y permitirá que exista una intensa competencia en el sector de combustibles para cuando los precios se liberen totalmente, como está previsto en la ley, en 2018.

Ante un auditorio conformado por más de 2 mil 800 delegados de más de 50 países, el Mandatario mexicano dijo: “sabemos que ustedes pueden invertir en cualquier lugar del mundo y para que decidan invertir en México requieren de condiciones competitivas y de plena certeza. Congruente con ello quiero ser muy claro con ustedes, les confirmo que vamos a mantener el ritmo en las licitaciones de contratos para la extracción de hidrocarburos”.

Destacó que en los primeros días de diciembre se llevará a cabo la cuarta licitación de la Ronda Uno, correspondiente a los yacimientos de exploración, localizados en aguas profundas del Golfo de México.

Esta decisión, añadió, “demuestra y confirma el compromiso del Gobierno de México con la implementación de la Reforma Energética para hacerla ágil y decidida”.

Abundó que “independientemente de cuál sea el precio del crudo en el corto plazo, México está determinado a contar con la capacidad tecnológica, financiera y de manejo de riesgos que ya haya desarrollado la industria petrolera a nivel mundial para este tipo de proyectos de gran escala”.

Al subrayar que en el sector eléctrico, la reforma está permitiendo ofrecer tarifas más competitivas para la industria, los comercios y los hogares de las familias mexicanas, el Mandatario mexicano anunció que en el segundo trimestre de este año, la Comisión Federal de Electricidad convocará a la licitación de la primera línea de transmisión, con participación privada al amparo de la Reforma Energética.

Esta importante obra de infraestructura, dijo, “permitirá que la energía limpia, eólica e hidráulica del Istmo de Tehuantepec fluya y alimente la demanda del centro del país a 600 kilómetros o 372 millas de distancia. Será la primera línea que se construya en México con tecnología de corriente directa de alto voltaje, y una inversión estimada de mil 200 millones de dólares”.

“Adicionalmente, contamos con una nueva Ley de Transición Energética que facilita la incorporación de energías limpias en la matriz de generación eléctrica”, agregó. Así podremos lograr que el 35 por ciento de la electricidad generada en México en 2024 provenga de fuentes limpias; 40 por ciento para 2035, y 50 por ciento para el año 2050, detalló.

Al puntualizar que estamos pasando de tener dos monopolios estatales: uno en materia de electricidad y otro para los hidrocarburos, a un nuevo modelo de mercados energéticos caracterizados por la apertura y la competencia; y por su transparencia y certeza jurídica, precisó los principios rectores que seguirán guiando la instrumentación de la Reforma Energética hacia adelante.

Primero: “Independientemente de lo que ocurra en el entorno internacional, México sigue adelante con la implementación de la Reforma Energética”, aseveró, al resaltar que “de la misma manera en que en su momento, me comprometí a concretar la Reforma Energética, ahora estoy comprometido a lograr su plena, eficaz y oportuna instrumentación”.

Añadió que a pesar de los bajos precios internacionales del crudo, “el mundo está confiando e invirtiendo en México. Todas las licitaciones de contratos planeadas para 2015 se realizaron, y cada vez con mayor éxito”.

“Éste no es el momento de detenernos; es el momento de seguir adelante”, subrayó.

Segundo: El Estado Mexicano seguirá implementando la Reforma Energética; con base en los más altos estándares de transparencia y rendición de cuentas.

Tercero: Seguir trabajando para que el sector energético mexicano se caracterice por prácticas regulatorias y contractuales de excelencia, que den total certidumbre a los inversionistas.

Con este propósito, acotó, “mantendremos un marco fiscal competitivo y estable; mientras que las autoridades mexicanas se seguirán conduciendo con total apertura y disposición para continuar mejorando sus procesos”.

En el marco de esta conferencia que es reconocida mundialmente por la visión que brinda del futuro energético global, llamada en éste, su 35º aniversario, “Transición Energética: Estrategias para un mundo nuevo”, subrayó que después de siete décadas de tener un sector energético totalmente cerrado, “es mucho lo que se puede aprender del diálogo con la industria, para alcanzar un sector energético abierto, dinámico y competitivo como el que estamos desarrollando en México”.

El Titular del Ejecutivo Federal resaltó que el proceso de transformación nacional iniciado el 1 de diciembre de 2012 sigue su marcha. “A partir de un renovado andamiaje legal e institucional, de políticas públicas innovadoras y un fuerte impulso a la infraestructura, México se está poniendo al día con una economía abierta, competitiva, innovadora y en crecimiento”, aseveró.

Puntualizó que con base en este proceso de cambio profundo, “continuaremos nuestra integración económica y productiva con Estados Unidos, y trabajando juntos haremos de Norteamérica la región más competitiva del mundo”.

PEMEX ENFRENTA GRANDES RETOS, PERO TAMBIÉN ENORMES OPORTUNIDADES

Al referirse a Petróleos Mexicanos, el Presidente Peña Nieto expuso que enfrenta grandes retos, pero también enormes oportunidades. “Al igual que las demás petroleras del mundo, sus desafíos se derivan de los bajos precios internacionales del petróleo y, al igual que ellas, los tendrán que superar con decisiones financieras inteligentes”, destacó.

En este sentido, “PEMEX tendrá que enfocarse en reducir sus gastos y lograr mayores eficiencias; tendrá que priorizar sus inversiones y, sobre todo, habrá de aprovechar las oportunidades de asociación que hoy le permite, precisamente, la Reforma Energética”.

Resaltó que la mayor oportunidad y el principal diferenciador de PEMEX respecto a otras petroleras es que cuenta con una Reforma Energética de fondo que le dota de nuevos instrumentos y mecanismos para fortalecerse estructuralmente, y hacer frente a la compleja coyuntura.