Al recibir hoy el Certificado que acredita a la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, en el Estado de Sonora, como Nuevo Bien de Patrimonio Mundial Natural, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que “México asume con orgullo y plena responsabilidad el compromiso internacional de proteger y conservar su patrimonio natural”.

Expresó que “como una nación dispuesta a asumir mayor responsabilidad global, México reafirma su compromiso con el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático”.
Aseguró que el Certificado que hoy entrega la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a México “es una distinción pero al mismo tiempo un compromiso, que nos obliga como sociedad ante el mundo; es un reconocimiento que recibimos con beneplácito y absoluta seriedad”.

“Somos conscientes del gran patrimonio que tiene nuestro país y de nuestra obligación de preservarlo para los habitantes de todo el mundo, y en especial, para las siguientes generaciones de mexicanos”, apuntó.

Subrayó que este reconocimiento nos alienta a seguir trabajando por un México verde, próspero, incluyente y sustentable, “en el que generemos oportunidades de desarrollo para los mexicanos de hoy, sin poner en riesgo el patrimonio natural de los mexicanos del mañana”.
Recordó que México es una de las naciones con mayor biodiversidad en el mundo, y destacó que entre los principales desafíos en la materia están el crecimiento desordenado de las ciudades; la conversión de bosques y selvas en áreas de cultivo; los incendios forestales; el tráfico de especies; y las evidentes consecuencias del cambio climático.

Por ello, dio a conocer que instruyó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) “a fortalecer las acciones para asegurar la preservación del patrimonio natural, especialmente el que nos distingue ante el mundo”.

El Primer Mandatario precisó que México cuenta con 32 sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, de los cuales 27 son de carácter cultural y cinco del orden natural. Asimismo, “nuestro país es la nación de América Latina con más sitios en el listado, y la sexta a nivel mundial”.
Destacó que si se suma el área de los cinco sitios naturales inscritos, México cuenta con 2.3 millones de hectáreas que son patrimonio de la humanidad, superficie superior a la extensión total de cinco entidades del país juntas: Aguascalientes, Colima, Distrito Federal, Morelos y Tlaxcala.
Dijo que los cinco sitios naturales inscritos en el listado de Patrimonio Natural de la UNESCO corresponden también a superficies bajo conservación, que por Decreto Presidencial son áreas naturales protegidas.

El Presidente Peña Nieto dijo que a pesar de la gran importancia de estos sitios naturales y culturales que nos distinguen en el mundo, “no todos los mexicanos conocen su existencia, y menos aún que son patrimonio de la humanidad”.

Por ello, instruyó a la Semarnat y a la Secretaría de Educación Pública a crear, en el Palacio Nacional, “el Salón ‘México: Patrimonio de la Humanidad’, donde estarán expuestos los certificados que la UNESCO ha concedido a nuestro país, acompañados de información, así como de una muestra fotográfica o en video de cada uno de estos activos universales”.

Mencionó que de los cuatro desiertos de Norteamérica, la región de El Pinacate y Gran Desierto de Altar resguarda el mayor número de formas de vida animal y vegetal, y es un verdadero tesoro natural en el que es posible encontrar especies como el berrendo sonorense, la tortuga del desierto o el monstruo de Gila. “Es destacable que en esta región también habita la etnia de los Pápagos, quienes consideran al Pinacate como el origen del universo y donde aún realizan ceremonias sagradas”, añadió.
El Titular del Ejecutivo Federal enfatizó que al igual que en esta región, “el Gobierno de la República trabaja para que, en todas las áreas naturales protegidas Federales, que son 176 a la fecha, se cuente con una política eficaz de conservación”.

Esto significa, continuó, “ser capaces de conciliar las necesidades de sus habitantes con los objetivos de preservación ambiental en las más de 25 millones de hectáreas decretadas como áreas naturales protegidas”.

Indicó que en el caso de las áreas naturales protegidas, además de ser los pulmones y fábricas de agua de nuestro país, “también deben ser verdaderas ventanas de oportunidad para avanzar hacia el México verde e incluyente que anhelamos”. Instruyó a acelerar los trabajos para que todas las áreas protegidas cuenten con su propio programa de manejo, como está mandatado por ley.

Mencionó que, como establece el Plan Nacional de Desarrollo, “fortaleceremos el capital social y las capacidades de gestión de ejidos y comunidades en zonas forestales y de alto valor para la conservación de la biodiversidad”.

INSCRIPCIÓN DE LA RESERVA EL PINACATE A LA LISTA DE PATRIMONIO MUNDIAL SE DIO SIN OBJECIÓN, EN UN CASO INSÓLITO: UNESCO

La Directora de la Sección América Latina y el Caribe del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO, Nuria Sanz Gallego, afirmó que la inscripción de la Reserva de la Biósfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar es un caso insólito, ya que se dio sin objeciones ni trabas por parte de la Convención de Patrimonio Mundial, lo que no sucedía en muchos años.

Por ello, felicitó el Gobierno de la República porque con este reconocimiento reafirma su compromiso con la conservación de sus recursos naturales, y comprueba que nuestro país ha ejercido una responsabilidad global intensa desde hace más de 70 años.

Destacó que la UNESCO tiene inscritos 132 lugares en América Latina y el Caribe, y su reconocimiento pesa a favor de México, que cuenta con 32 de ellos.

“Esto es el fruto del compromiso sostenible de las instituciones, de los técnicos y de todas las comunidades de su país, señor Presidente. Sin el esfuerzo compartido, todo esto no se hubiera logrado”, enfatizó.

CRECIMIENTO ECONÓMICO Y SUSTENTABILIDAD NO SON DOS QUEHACERES QUE SE OPONGAN; TODO LO CONTRARIO, DEBEN IR JUNTOS, SE COMPLEMENTAN: SEMARNAT

Por su parte, el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, informó que México cuenta con 176 áreas naturales protegidas que junto con bosques, selvas, desiertos, manglares y mares “no son sólo hogar de nuestra vasta biodiversidad, sino que además, nos proveen de invaluables servicios ambientales”.

Pero lo más importante, agregó, es que toda esta riqueza natural “está aquí para que los mexicanos la aprovechemos sustentablemente. Nuestros bosques, selvas, desiertos y mares cuentan con una riqueza incalculable, y son un recurso fundamental para combatir la pobreza. El reto es utilizarla sustentablemente y generar empleo y desarrollo”.

Señaló que todos los integrantes del sector del medio ambiente, “olvidando estériles diferencias, estamos empeñados en buscar el cómo sí, por arriba del tradicional por qué no. Esa es, hoy, nuestra prioridad; facilitar y orientar el desarrollo”, porque, indicó, “lo que está demostrado es que crecimiento económico y sustentabilidad no son dos quehaceres que se opongan; todo lo contrario, deben ir juntos, se complementan”.

Destacó que la Reserva de la Biósfera de El Pinacate y Gran Desierto de Altar cuenta con un valor universal excepcional, que trasciende fronteras y que cobra tal importancia “que debe ser disfrutado por las generaciones presentes y preservado para las futuras”.

Informó que fue el 21 de junio, durante la XXXVII Sesión del Comité del Patrimonio Mundial, celebrada en Camboya, que la UNESCO aprobó unánimemente la inscripción a la lista de Patrimonio Mundial Natural a la Reserva de la Biósfera de El Pinacate y Gran Desierto de Altar, que se encuentra en los municipios General Plutarco Elías Calles, Puerto Peñasco y San Luis Río Colorado, en el Estado de Sonora.

Señaló que sus casi 715 mil hectáreas colindan al Norte con el Desierto del Estado de Arizona y juntos, forman un corredor biológico continuo en donde la fauna silvestre se mueve libremente y la vegetación se dispersa en ambos lados de la frontera.

SABREMOS SER FIELES GUARDIANES DEL PATRIMONIO QUE HOY ES CONSIDERADO UN BIEN MUNDIAL: GUILLERMO PADRÉS ELÍAS

El Gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, agradeció en nombre de todos los sonorenses la generosidad de la UNESCO por su reconocimiento al sol, a la tierra, el mar, arena y volcanes, que se funden para crear uno de los espacios más atrayentes en el mundo entero.

“Nos enorgullece y sabremos ser fieles guardianes de este patrimonio que hoy, gracias a la UNESCO, es considerado un bien mundial. De nuestras manos a sus manos, de nuestro espíritu al suyo, al de todos, hacemos el compromiso de cuidarlo”, afirmó.