Excelentísimo señor Presidente de la República de Cuba, don Raúl Castro.

 

            Muy distinguidos integrantes de la Delegación Oficial que le acompaña.

 

            Señores integrantes de la Delegación Oficial del Gobierno de México.

 

            Señores representantes de los medios de comunicación:

 

            En primer lugar. Quiero expresarle al Excelentísimo señor Presidente de la República de Cuba, que está usted en su casa, que México le recibe con los brazos abiertos.

 

Ésta es una tierra que usted lleva, como lo ha manifestado y testimoniado en distintos momentos, en su corazón.

 

Y hoy, nuevamente, México abre su corazón para recibirle en esta tierra, en la que deseamos se sienta en su casa.

 

            Y es en este marco, en el que hemos signado distintos instrumentos para ampliar, mejorar y fortalecer la relación bilateral entre Cuba y México.

 

            Compartí hace un momento con el señor Presidente que, recogiendo los acuerdos que históricamente se han signado entre Cuba y México, desde 1928, encontramos que hasta antes del inicio de este Gobierno se habían firmado 15 instrumentos legales; que ya a partir de la relación y del reencuentro que tuvimos ambos Gobiernos, el de Cuba y el de México, al inicio de esta Administración, se firmaron entonces nueve instrumentos para fortalecer esta relación, y cinco más que el día de hoy estamos firmando.

 

Me decía usted: Nos falta uno para duplicar el número de los que había hasta antes de 2012. Lo vamos a hacer, señor Presidente, más que en la firma, como usted lo dijo en la reunión que tuvimos, en el trabajo que estemos realizando.

 

            Hemos comprometido el trabajo de nuestros funcionarios, del Gobierno de Cuba y del Gobierno de México, para que los instrumentos jurídicos que se han firmado para fortalecer la relación en distintos ámbitos y a los que brevemente habré de hacer referencia, se trata de que no quede solamente en un buen propósito y en un deseo contraído entre ambos Gobiernos; sino que realmente se materialice en logros concretos, que signifiquen bienestar y desarrollo para nuestras sociedades.

 

            México aprecia y ve en Cuba a un país  hermano.

 

México está, no separado, unido por el Mar Caribe con Cuba; es el país con quien tenemos un vecindad geográfica, una hermandad histórica, y este Gobierno se ha propuesto desde el inicio, fortalecer esta relación, hacerla mucho más amplia y que ello depare prosperidad y desarrollo para nuestras sociedades.

 

            Brevemente, excelentísimo señor Presidente.

 

            Distinguido auditorio:

 

            Quisiera referir los acuerdos que se han firmado el día de hoy, y cuáles son los alcances de esta visita honrosa que nos hace el señor Presidente de la República de Cuba.

 

            El primero es el restablecimiento de un diálogo político al más alto nivel.

 

 

            El segundo: Modernización y ampliación del marco jurídico bilateral, a través de los cinco acuerdos que se han firmado.

 

Garantizar un flujo migratorio legal, seguro y ordenado entre ambos países y, con ello, prevenir y combatir la trata y el tráfico de personas y otros delitos asociados a la migración.

 

            Segundo. Fortalecer la preparación de nuestros diplomáticos, a través de intercambios académicos.

 

            Tercero. Ampliar la cooperación en educación básica, particularmente, en alfabetización, promoción de la lectura y deporte, áreas en las que Cuba es un ejemplo a seguir en toda la región latinoamericana.

 

            Cuarto. Intercambiar experiencias exitosas en materia turística para que los visitantes que lleguen a México, también vayan a Cuba, y viceversa.

 

            Y quinto. Procurar mejores prácticas en los rubros de pesca y acuacultura.

 

           

Y un tercer resultado concreto. Hemos comprometido ambos gobiernos seguir generando o generar condiciones para que más empresarios e inversionistas mexicanos inviertan en Cuba.

 

            Se trata de que inversionistas de nuestro país puedan ver en esta actualización del modelo económico cubano, oportunidad de contribuir al fortalecimiento de la relación económica entre ambas naciones, invirtiendo allá, en Cuba, y al tiempo que generan empleos en ambas naciones.

 

            En México valoramos las nuevas oportunidades que están surgiendo en Cuba y queremos ser un aliado en este proceso de cambio y apertura.

 

            Y, lo más importante, de relanzamiento en esta relación bilateral, de este reencuentro entre países hermanos, es que hemos refrendado el cariño, el respeto y la admiración que ambos pueblos se han brindado históricamente.

 

            Excelentísimo señor Presidente:

 

            Nuevamente sea usted bienvenido a ésta, que es su casa.

 

            Muchas gracias.