Muchas gracias.

Nuevamente, muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Como lo referí hace unas horas en el Campo Militar Marte, para México es motivo de gran satisfacción el poder darle la más cordial bienvenida al señor Presidente Xi Jinping, a su distinguida esposa y a los miembros de su Comitiva a nuestro país.

Esta visita, sin duda, viene a ratificar los lazos de amistad, de respeto, de fraternidad que unen a nuestros pueblos.

Hoy, estamos dando paso a una nueva relación, a una nueva etapa de la relación de China con México, de México con China, que deseamos, y ésta es la gran coincidencia que hay de los dos Gobiernos, venga a proyectar y a reflejar para nuestras naciones mayor prosperidad, mayor desarrollo, mayores oportunidades, a partir del intercambio comercial que hagamos, a partir de la cooperación que entre ambos Gobiernos tengamos y, sobre todo, en el impulso al desarrollo que estemos propiciando, a partir de esta relación cercana y de hermandad entre nuestros pueblos.

Hemos suscrito ambos Presidentes una declaración conjunta que, precisamente, contempla los temas que hemos abordado en el encuentro bilateral, los acuerdos tomados y, sobre todo, los compromisos también hechos para que lo que derive a los distintos mecanismos e instrumentos que ahí se prevén, puedan deparar a la relación entre nuestras naciones.

De manera muy general y puntual, quiero compartir con ustedes cuáles son los temas principales que fueron abordados y los acuerdos tomados:

El primero de ellos, sin duda, es imprimirle a nuestra relación el carácter de una asociación estratégica integral que busca, a partir de esta afinidad y coincidencia que tenemos los dos Gobiernos, el fortalecer nuestra relación comercial, el buscar un mayor equilibrio a nuestra balanza comercial, es decir, buscar un mayor equilibrio entre importaciones y exportaciones que hacemos entre ambos países.

Y a través de este mismo Mecanismo de Asociación Estratégica Integral, habremos de fortalecer nuestro diálogo político en asuntos bilaterales, regionales y globales.

En materia económica, permítanme también referir algunos temas de especial relevancia:

Primero. El equilibrar nuestra relación comercial y de inversiones, como ya lo he señalado.

Gracias, y aquí quiero hacer un público reconocimiento al señor Presidente Xi Jinping por el apoyo de su gobierno, precisamente para favorecer y apoyar la presencia de productos mexicanos en su Nación.

Se tomaron acuerdos que se habían pospuesto por seis o diez años, y una muestra importante de esta apertura es el haberse concluido los procesos que permitirán el acceso al mercado chino de carne de cerdo; también la instrucción que ha dado para que las áreas correspondientes de su gobierno permitan, a la brevedad, el acceso de todas las categorías de tequila al mercado consumidor de China.

Y también hemos acordado el poner solución a los asuntos relativos a la industria textil y de vestido, que en el pasado y últimamente se habían encontrado o estaban en un proceso de diferencia y de litigio, que esperamos resolver de manera amistosa.

Le he reiterado al señor Presidente de China el interés que México tiene por fortalecer y estrechar la relación entre ambos países, y que para muestra de ello he instruido la creación, dentro de la Secretaría de Economía, de una Unidad Especializada en Asuntos Económicos entre México y China.

Hemos acordado ambos gobiernos, también, respaldar la conformación de un Grupo de Alto Nivel Empresarial, que permita entre empresarios de México y empresarios de China, realmente explorar y ampliar las oportunidades de inversión y de manera recíproca puedan abrirse tanto en México como en China.

También, hemos acordado integrar un Grupo Bilateral de Trabajo de Alto Nivel, es decir, funcionarios del más alto nivel de ambos Gobiernos, para revisar los temas que a veces frenan u obstaculizan esta mayor integración y mayor relación entre China y México.

Dentro de los trabajos de este Grupo de Alto Nivel, que hemos decidido conformar, debo reconocer la disposición y el interés que el Presidente de China ha manifestado en nuestro encuentro privado y bilateral, precisamente para que podamos ampliar las inversiones productivas de capital chino a nuestro país, que vengan a generar más empleo y, también, a hacer desde México una importante plataforma para exportaciones desde México a los países con quienes tenemos acuerdos de libre comercio y, de manera muy especial, hacia América del Norte.

En alcance a los trabajos de este Grupo de Alto Nivel entre funcionarios que ya he señalado, contempla el revisar proyectos de inversión para infraestructura en nuestro país a partir de la participación de empresas de capital de China.

Hemos, también, acordado realizar esfuerzos conjuntos para aumentar el flujo de turistas, tanto de China a México, como de México a China, a través de una mayor conectividad entre nuestras naciones.

En materia educativa, creo que hay importantes acuerdos que aquí se han tomado:

Uno. La apertura del Centro Cultural de China en México, como la apertura en China de la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing, del Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El Presidente de China también ha ofrecido, en el propósito de promover y de impulsar mayor intercambio escolar, un mayor número de becas a estudiantes mexicanos que estén interesados en estudiar en China y ha ampliado la oferta de becas a 300, en contraste con las 40 que anteriormente se tenían para estudiantes de nuestro país.

Hemos, también, acordado impulsar una agenda de cooperación en sectores como energías limpias, de biotecnología, de nanotecnología, y en temas como el fomento al deporte y experiencias que en esta materia nos puedan ser compartidas.

Finalmente, hemos, también, acordado tener una agenda compartida y un diálogo abierto y franco para nuestra participación en los distintos foros multilaterales.

Quiero concluir, también, antes de ello, agradecerle al señor Presidente Xi Jinping, la amable invitación que me ha formulado y que he aceptado para hacer una Visita de Estado a China en el año 2014.

Y, finalmente, quisiera concluir expresando lo siguiente: Creo que la hermandad que une a nuestros dos pueblos a China y a México, a México con China, data de hace ya varios, no sólo a partir del inicio formal de nuestras relaciones diplomáticas, sino desde hace ya varias centurias.

Y ante ello, quiero decir que estamos en la oportunidad de darle un nuevo impulso a la relación de México con China a partir de las coincidencias que tenemos dos Gobiernos, que prácticamente están iniciando en un mismo tiempo.

Tenemos objetivos claros e instrumentos para lograrlos. Y hago votos porque la voluntad que aquí se ha expresado, y que se ha reiterado por parte de ambos Gobiernos depare a nuestros países un futuro de mayor desarrollo, de mayor prosperidad, como ambos Gobiernos lo deseamos en nuestra relación y para nuestros pueblos.

Y, finalmente, le quiero públicamente pedir al señor Presidente Xi Jinping, lleve al pueblo hermano de China el saludo fraterno y cordial del pueblo de México, al expresarle a usted, a su distinguida esposa y a los miembros de su Comitiva una feliz estancia en nuestro país, que espero sea muy productiva, y que abone y contribuya a esta relación de hermandad fraterna que estamos construyendo entre México y China.

Muchas gracias.

Bienvenido, señor Presidente.