Muy distinguidos invitados a esta Ceremonia Conmemorativa del Aniversario de nuestra Independencia.

Me da mucho gusto saludarles y darles la más cordial bienvenida a este Palacio Nacional, sede del Ejecutivo.

Quiero saludar a toda la representación social que hoy nos acompaña.

A los señores Embajadores acreditados en nuestro país.

A las Delegaciones de países hermanos que están aquí presentes.

Delegaciones militares.

Y a toda esta distinguida concurrencia.

Quiero compartirles que me da mucho gusto el tener ocasión de que, con motivo de esta celebración, podamos tener esta convivencia.

Pero al tiempo que quiero ofrecerles una disculpa por tener que retirarme, junto con los señores Secretarios del Gobierno de la República, porque creo que es del conocimiento público la contingencia que estamos enfrentando.

Lamentablemente nuestro país se ha visto azotado, prácticamente o empieza a verse ya con efectos de dos frentes, prácticamente climáticos.

Un huracán que el día de mañana estará entrando a las Costas del Golfo, especialmente al Estado norte de Veracruz y Tamaulipas; y otro frente que ha entrado hoy por el Estado de Colima, pero que ha dejado estragos y efectos mayores por toda la Costa del Pacífico.

El Estado de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, el Estado de Colima y algunos estados del Centro de la República, particularmente Hidalgo y Puebla.

Con ese motivo o por razón de esta circunstancia, he instruido a que varios de los titulares de distintas dependencias del Gobierno de la República tengan presencia en estas entidades para que se sumen a los trabajos que ya se vienen desplegando y realizando con la estrecha colaboración, particularmente de efectivos del Ejército Nacional, de la Marina que han activado protocolos en estas entidades, junto con las autoridades de Protección Civil, de Salud y de la Comisión Nacional del Agua.

Estamos trabajando para hacerle frente, realmente, a estos efectos.

Y lamentablemente, como ya es del conocimiento público, se han reportado algunos decesos y desde aquí queremos expresar nuestra mayor solidaridad para con las familias que lamentablemente han perdido algún ser querido.

Por esta razón y por esta circunstancia, me veo en la necesidad y en la obligación de retirarme para poder atender esta contingencia, para instruir las acciones pertinentes que ya se están llevando a cabo y estar supervisando las mismas.

Pero quiero dejarles en oportunidad de poder tener esta celebración a quienes son nuestros distinguidos invitados, que sigan ustedes departiendo en esta celebración, como lo hacen en este momento miles o millones de mexicanos al celebrar un año más del aniversario de nuestra Independencia Nacional, motivo de orgullo, de identidad nacional y de unidad.

Sean todos bienvenidos.

Y agradezco la comprensión de todas y de todos ustedes.

Muy buenas noches.