-LIC. ROBERTO CALLEJA ORTEGA: Muy buenas tardes, amigas reporteras, amigos reporteros.

Bienvenidos a la Residencia Oficial de Los Pinos.

Y gracias por atender a la invitación que les formulamos para esta conferencia de prensa, que imparte el licenciado Rafael Tovar y de Teresa, Secretario de Cultura, y el licenciado Eduardo Sánchez Hernández, Coordinador General de Comunicación Social y Vocero del Gobierno de la República, quien hace uso de la palabra, en primer término.

-LIC. EDUARDO SÁNCHEZ HERNÁNDEZ: Muchas gracias, don Roberto.

Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Mañana se inaugurará uno de los proyectos culturales más importantes de los últimos años. Se trata de la exposición: Pinta la Revolución, el Arte Moderno Mexicano 1910-1950, realizada en conjunto por el Museo del Palacio de Bellas Artes y el Museo de Arte de Filadelfia, de los Estados Unidos.

Ambas instituciones colaboraron a lo largo de cuatro años para poder conjuntar una de las exposiciones más completas del arte moderno mexicano, presentadas hasta ahora, y que mostrará la evolución de la plástica mexicana en la época posrevolucionaria.

Ésta es una de las muchas acciones, impulsadas por el Presidente Enrique Peña Nieto para promover la riqueza cultural de México.

Este sector, el de la cultura, ha recibido particular impulso del Presidente Peña Nieto, con la creación de la Secretaría de Cultura, en diciembre del año pasado.

Exposiciones como: Pinta la Revolución, permiten proyectar a México en el mundo a través de su arte.

En esta exposición se exhibirán obras de Saturnino Herrán, Alfredo Ramos Martínez, María Izquierdo, Frida Kahlo, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, entre otros artistas mexicanos, reconocidos internacionalmente, cuya obra ha permitido la mejor comprensión de México en el mundo.

Pinta la Revolución es más que una exposición. Es un diálogo entre el pasado y el presente; entre México y Estados Unidos; entre el arte y la historia.

Le cedo la palabra al Secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, para que nos brinde detalles de esta magna exposición.

-SECRETARIO RAFAEL TOVAR Y DE TERESA: Muchas gracias, licenciado Eduardo Sánchez.

Les agradezco a todos ustedes su presencia.

Veo muchos rostros conocidos de nuestra fuente cultural, y otros que son de distintas fuentes, por lo cual creo que hace particularmente interesante poder platicar de las exposiciones, porque no necesariamente tienen que estar ustedes familiarizados con ellas.

Como decía el licenciado Sánchez, ha sido propósito de esta Administración, desde su inicio, tener una fuerte presencia de México en el mundo.

De tal manera que se han presentado decenas y decenas de exposiciones, que obedecen todas a temas con los que se relaciona el rostro, digamos, el rostro más noble, el rostro más rico que tiene México en el extranjero, que es su cultura.

Hemos podido estar, prácticamente, en todas las regiones del mundo, desde África, Asia, en Oceanía, con Miguel Covarrubias; en Europa, en América Latina, en Estados Unidos, etcétera, mostrando la riqueza, no sólo del arte milenario, sino hasta llegar a expresiones muy contemporáneas, pasando, desde luego, por una parte, de lo más significativo que tiene nuestro arte, que es el Siglo XX y algunas de las culturas prehispánicas.

Efectivamente, como decía Eduardo Sánchez, la exposición que se inaugura el día de mañana, en el Museo de Filadelfia, es una exposición realmente muy rica. Tiene 270 obras, todas ellas de primerísima calidad; todas son parte de colecciones públicas, de 30 colecciones públicas y 20 colecciones privadas, y de otros espacios mundiales de primera calidad.

Esta exposición se hizo en una curaduría en colaboración con el Museo de Filadelfia, de tal manera que, si bien es una lectura mexicana, del arte mexicano, tiene también puntos muy interesantes que nos remiten a lo que fueron los años 20, 30, principio de los 40, cuando el arte mexicano, no sólo era enormemente valorado en Estados Unidos, sino los artistas mexicanos, Diego Rivera, Siqueiros, etcétera, eran parte de la vanguardia del arte universal, y concretamente en Estados Unidos tenían una enorme presencia.

Por eso es muy importante ver cuál es la curaduría, las obras que se escogieron, precisamente, para poder ilustrar estas décadas de México, que son, la Revolución, cómo crea un nuevo medio, que es el fresco o, bueno, cómo lo recrea, porque es algo que existía ya desde la época de la Colonia, o en la pintura de caballete.

Vemos aquí, que la Revolución tiene mensajes muy claros que transmitir, e históricamente se remite a uno de ellos, que fue la tradición de pintar las capillas posas por toda la República para poder transmitir el dogma de la catequesis; es decir, así se cristianizó nuestro país, en el Siglo XVI.

Entonces, se retoma esta idea, pero para hacer lo mismo con la Revolución Mexicana.

Entonces, cómo llegar a los más recónditos lugares de la República en una época en que no existía, obviamente, el cine masivo, digamos, y lo que es la televisión, pues lo murales eran fundamentales.

Entonces, esto coincide con el final de la Revolución y se empieza en México a desarrollar toda una tradición que viene, también, de la época prehispánica.

Y, bueno, logramos así, realmente, un estilo totalmente original, que es una forma muy distinta de representar el mensaje artístico.

Y lo que tiene como finalidad esta exposición, es mostrar cómo México fue parte de las vanguardias en la primera, en la muy primera etapa, digamos, en 1930. Y luego, cómo era parte ya de un lenguaje muy propio, de un lenguaje muy mexicano, de cómo la Revolución había dado vitalidad al mensaje artístico, y había dado una nueva fuerza y, sobre todo, una nueva temática.

Esto permanece hasta los años 50, en que empieza la generación de la ruptura, bueno, es parte ya de la historia del arte de nuestro país.

Entonces, esta exposición se concentra a partir 1920, 1930, hasta llegar propiamente al año 2000, donde se ve que todavía la presencia de mucho de este arte, de la primera parte de la Revolución, permanecen algunos rasgos de él, entendido como el nacionalismo artístico, hasta décadas muy recientes.

De tal modo, que, bueno, esta exposición, sin duda alguna, para el público mexicano será muy interesante verla en otro país, y para el público americano no sólo descubrir, sino profundizar en algo que ya conocen de un modo, más o menos, de un modo más o menos aislado.

Una de las novedades que tiene esta exposición es que tres murales importantes se han digitalizado y se presentarán en la exposición, que son un mural, precisamente, de Orozco, otro de Siqueiros y otro de Diego Rivera.

Esto realmente le va a dar un atractivo enorme a la exposición, ya que es la primera vez que se hace con murales de nuestro país.

De tal manera, que, bueno, yo creo que con esta exposición México tendrá una enorme forma de orgullo de poder participar con un nivel tal alto de pintura del Siglo XX.

Y, sobre todo, una cosa, que esto encaja perfectamente dentro de la idea de política internacional del Presidente Enrique Peña Nieto, de mostrar lo mejor que tenemos y mostrar lo mejor que tenemos es a través de la cultura.

-LIC. EDUARDO SÁNCHEZ HERNÁNDEZ: Con la Exposición: Pinta la Revolución, el Gobierno de la República ratifica su compromiso para promover la difusión de contenidos culturales de extraordinaria calidad, tanto en México, como en otros países.

En esta Administración se han organizado más de dos millones 600 mil actividades artísticas y culturales en el territorio nacional, que han disfrutado 360 millones de personas, hasta ahora.

En el extranjero se han presentado 42 magnas exposiciones de arte mexicano, que han recibido cerca de cinco millones de visitantes.

Al igual que la exposición de obras de Frida Kahlo, Diego Rivera, José Clemente Orozco, recientemente inaugurada en el Grand Palais de París o la denominada Mayas, el Lenguaje de la Belleza, que se exhibe en Verona, Italia.

Pinta la Revolución no es sólo una colección de arte extraordinario. Es, especialmente, una forma para entender y admirar a México.

La difusión del arte y la cultura mexicanas es parte sustantiva de la política del Gobierno de la República que, a través de la Secretaría de Cultura, ha llevado importantes muestras del trabajo de artistas mexicanos a países como Brasil, Canadá, Francia, Reino Unido, China y Estados Unidos, entre otros muchos. De este modo, México ha tenido presencia en prácticamente todas las regiones del mundo.

Como ya lo señaló el Secretario de Cultura, la inauguración de: Pinta la Revolución, tendrá lugar mañana en el Museo de Arte de Filadelfia, y se presentará, posteriormente, en el Palacio de Bellas Artes, a partir del 2 de febrero de 2017.

Por su atención, muchas gracias.