Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludarles.

Quiero, en primer término, extenderle la más cordial de las bienvenidas al excelentísimo señor Presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela; a la Delegación Oficial que le acompaña, deseándole que tenga una muy feliz y productiva estancia en nuestro país.

Quisiera hacer una breve referencia a los términos del diálogo que hemos sostenido, de la reunión de trabajo, que también tuvimos hace un momento y, precisamente, además a los instrumentos que el día de hoy se han signado, para fortalecer los lazos de cooperación entre ambas naciones.

Lo primero que me gustaría precisar es que, tanto Panamá como México, estamos decididos a mantenernos unidos y en favor de la integración regional, y haciendo equipo y haciendo tarea conjunta para sortear cualquier reto y cualquier desafío que se presente en el futuro.

Estamos resueltos a trabajar de forma unida, tenemos una visión compartida.

Somos dos democracias muy consolidadas y que estamos resueltos a ampliar los lazos de cooperación, los lazos de intercambio económico; y, sobre todo, muy resueltos a estar muy unidos para hacerle frente a los grandes desafíos globales.

En este encuentro, vale la pena decir que ya es la sexta ocasión que me encuentro con el señor Presidente, incluyendo ésta; tanto él ha estado aquí, en México, como he tenido la oportunidad de encontrarme con él allá, en Panamá.

Es ésta la primera Visita Oficial que hace a nuestro país, en razón, precisamente, de esta muy buena relación que sostenemos.

El Gobierno de México ha decidido entregarle la máxima condecoración que se entrega a un extranjero por la buena relación y, sobre todo, por la afinidad, en términos de causas que defendemos en el mundo, y el Gobierno ha resuelto entregarle la Orden Mexicana del Águila Azteca.

De igual manera, le quiero agradecer la decisión del Gobierno de Panamá de entregar a un servidor la condecoración del Orden Nacional Manuel Amador Guerrero.

La relación entre Panamá y México data de más de 100 años.

Panamá ha sido pieza fundamental del comercio mundial.

Vale la pena sólo tener presente que el canal interoceánico que se ubica en Panamá, por él circula el 5 por ciento del intercambio global. Esa es la relevancia que tiene el Canal de Panamá.

Y a partir de que celebramos un Acuerdo de Libre Comercio con Panamá, también los flujos comerciales han venido creciendo.

México es el tercer socio comercial de Panamá, de América Latina y el Caribe; y somos el sexto a nivel mundial.

Como país, somos el 8º usuario del Canal de Panamá, y eso hace de Panamá, sin duda, un gran centro logístico en toda la región de Las Américas, es el gran hub de Las Américas.

Hay una gran conectividad entre ambas naciones: 100 vuelos semanales directos entre ambos países.

Y vale la pena decir que el flujo turístico entre ambas naciones ha venido creciendo en los últimos años.

El flujo de turistas panameños hacia nuestro país ha crecido casi 30 por ciento, a partir de los últimos tres años. De igual manera, el flujo de turistas mexicanos hacia a Panamá ha crecido casi 20 por ciento.

Actualmente, hay importante presencia de empresas mexicanas en Panamá con inversiones superiores a los dos mil 500 millones de dólares.

El día de hoy, hemos firmado, fundamentalmente dos instrumentos en favor de la cooperación.

En primer lugar, en materia de cooperación agrícola, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, que donará a Panamá equipo para combatir el gusano barrenador; fortaleceremos, además, las capacidades de Panamá y de Centroamérica para conformar una barrera biológica, que proteja al ganado en nuestros países.

Además, atestiguamos, repito, la firma de dos nuevos instrumentos para fortalecer el marco jurídico bilateral.

Acordamos fortalecer la protección de los consumidores, intercambiando experiencias de nuestras políticas públicas en esta materia.

Y, además, ante el incremento de flujos migratorios registrados recientemente, confirmamos nuestro compromiso de atender el fenómeno desde un enfoque de corresponsabilidad y protección de los derechos humanos de los migrantes.

Iniciamos los trabajos en materia de alertas migratorias y asuntos de seguridad, para facilitar la movilidad de personas entre ambos países.

Reconociendo nuestra posición estratégica en este tema, Panamá y México trabajaremos para alcanzar, en las Naciones Unidas, en 2018, el Pacto Global para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

Por último, acordamos revisar nuestros mecanismos de cooperación aduanera, fiscal, de aviación civil y seguridad; iniciaremos negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre cooperación y asistencia mutua en asuntos aduaneros.

En pocas palabras. Debo decir que la relación entre Panamá y México es cercana, estrecha, es de amistad y, sin duda, de una visión compartida frente a los retos globales de cómo realmente podemos fortalecernos internamente, y cómo hacemos de la cooperación un instrumento que nos dé mayor solidez y mayor fortaleza para enfrentar los desafíos que tenemos en el mundo.

Y, quizá, el único punto, yo no puedo decir que fue diferencia, porque no lo fue, pero el acuerdo no alcanzado fue el resultado del partido que tendrá mañana, el encuentro entre la Selección Nacional de Panamá y la Selección Nacional de México.

Hacemos votos porque este encuentro sea fraterno, sea de amistad; que gane el mejor y que, a final de cuentas, sea reafirmación de los lazos de amistad y hermandad que el día de hoy estamos celebrando.

Bienvenido, señor Presidente.

Estás en tu casa, Juan Carlos, igual que toda la delegación que te acompaña.

Muchísimas gracias.